Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
El Dia antes del Progreso!
Prueba del Alma: Kablo
¡Una cita a ciegas!
Buscando empleo en la Posada del Viajero
-QUEST- El Tren Infinito
Nacido de un Sueño
Una salida entre amigos
-Artículo- La flecha del destino
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
JUEGO: ¡Pregunta al personaje!
Últimos temas
» Cuando la empleada te encuentra a ti en la Posada del Viajero
por -Aqualady- Mar Sep 19, 2017 1:36 am

» -QUEST- El Tren Infinito
por Ephirel Dom Sep 17, 2017 1:30 pm

» X marca el lugar
por Midas Goldo Sáb Sep 16, 2017 8:00 pm

» Día de Kablo
por -Miranda- Vie Sep 15, 2017 2:28 am

» La esperanza es esa cosa con plumas
por -Colette- Jue Sep 14, 2017 11:43 pm

» Sacrum - El Reencuentro
por Admin Bombermans Miér Sep 13, 2017 10:12 pm

» Pesadilla en la Cocina 1x01 - Kawasaki's
por Sparrick Jue Sep 07, 2017 12:30 pm

» -ARTÍCULO- ¿Y con quién pasamos la Navidad?
por Shantae Sáb Ago 26, 2017 12:36 am

» Volver al exterior
por -Ahina- Sáb Ago 19, 2017 1:04 am

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 Una excursioncita por el Infierno

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Una excursioncita por el Infierno   Mar Mayo 24, 2016 3:28 pm

Aquel era un día calmo y primaveral, de brisa suave, temperatura tibia, sin nubes ni señales de lluvia que entorpeciesen los cálidos rayos de Sol, y tratándose ademas de Dream Land, una región con poco trafico, donde los residentes mantenían un estilo de vida sosegado, rural y pacifico, el pequeño Hari no cabía mas en su contento gozo, mirando sonriente las calles del pueblo, admirando los balcones tradicionales, las casas de tejados anaranjados y paredes blancas... Tan distintas a la estética urbana de Business City, o a la industria hotelera de Océano Naranja. Tal vez diferentes a lo que él recordaba de su hogar en Babylonia, mas cercana al estilo seguido en Deserto Soleado... Pero aun así, le agradaba en sobremanera. Tratándose no solo de un escenario distinto que visitar y contemplar, si no también de una mezcla de aromas, sonidos y sensaciones, que recordar para cuando volviese a casa. ... Solo que claro, los recuerdos no lo son todo en esta vida, y eso el niño lo sabia muy bien. No por nada, como solía hacer cuando visitaba una comarca nueva, dinero era gastado en comprar souvenirs locales, detallitos, ropa... Cosas que llevar a casa, que regalarle a Ahina y a Bastet, que guardar en su colección, ¡o que disfrutar en vivo y en directo! Por ello, sus planes de aquel día eran los que eran. Y es que Hari era una persona ordenada, habiendo anotado todo su planing en una libretita, con comentarios, variaciones, y posibles alternativas.

Citación :
¡Primero! Visitar floristería.
¡Luego! Tienda de dulces.
¡Tras esto! Almorzar en restaurante.
¡Posteriormente! Pasear la plaza del pueblo.
¡Y al final! Regresar a la habitación, dormir, descansar, y preparar sus cosas para marchar al día siguiente.

''¡Sip, sip! ¡Todo esta como debe estar!'' Exclamó para si mismo, nada mas echar el ultimo vistazo, y escribir las anotaciones finales. Consigo, ademas, traía una pequeña mochila, en donde cargaba lo básico: Una botella de agua, abrigo, paraguas, monedero, una tableta de chocolate a medio comer, una linterna, un par de pociones Azul y Roja, y como no, su bonita daga. ¡Todo listo para ponerse en marcha! Y una vez se levantó del banco, a pocos metros del hospedal en donde se alojaba, Hari se enfundó la mochila, guardó el cuaderno en su bolsillo, y salió rumbo calle abajo en búsqueda de su primer objetivo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Mar Mayo 24, 2016 6:06 pm

MIENTRAS TANTO, EN LOS MISMOS INFIERNOS...






CIUDAD FLOTANTE DE URKTAIA'AHZ

"¡¡NEEEEEEEEEEEEEEEEERRRRRRRRRRRRRRRRROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOON!!"



"¡¡NEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEERRRRRRRRRRRRRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIN!!"


"¡¡IMPS INSOLENTES, ¿¡DÓNDE ESTÁ MI ALMUERZO!?!!"

La tenebrosa y terrible voz del enfurecido (y más importante, muerto de hambre) Ooteuxor, hizo a los imps temblar escalofriados, abrazándose el uno al otro. "...¡E-estamos en ello, su pecaminosa excelencia!" "¡Sí, sí... eh...! ¡Sólo necesitamos un poco más de tiempo!"

"¿Tiem... EJEM. ¡¡¿TIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEMPO?!! ¿¡TENÉIS IDEA DE CUÁNTO TIEMPO LLEVO ESPERANDO CON LOS BRAZOS CRUZADOS A QUE ME SIRVÁIS!?"

"¡Sí, sí... eh...! ¡Sólo necesitamos un poco más de tiempo!" repitió Neron palabra a palabra.

"¡¡NO ME HAGAS REPETIRME, CABEZA HUECA!! ¿¡CUÁNTO!?"

Nerin se separó de Neron, y se giró al gigantesco y tenebroso Ooteuxor: "...Eeem... ¿como un año, más o menos?" preguntó, levantando el dedo índice. Neron le dio un codazo a su hermana: "¡IDIOTA! ¡PARA QUÉ SE LO DICES!" exclamó estrangulándola. "...¡AU AUGH AGH ME AHOGAS ME HACES DAÑO COF COF ...aunque COF esomeestáexcitandotambi-"

"¡¡SILEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEENCIO!!" bramó Ooterux.

"¡IIIIIIIHHH!" exclamaron los dos pequeños imps al unísono, abrazándose del miedo otra vez.

"¡¡VAIS A IR A SEGAR LAS PUÑETERAS ALMAS Y PAGARME LOS MALDITOS ORBES ROJOS QUE ME DEBÉIS, Y TAMBIÉN LOS ESCANDALOSAMENTE ALTOS INTERESES, AHORA MISMO, PANDA DE MENTECATOS.... ¡GRRRR! SI NO FUERA PORQUE ME CAÉIS BIEN, JURO QUE... OS APLASTABA AQUÍ Y AHORA MISMO, OS HACÍA PAPILLA, Y OS DEVORABA AQUÍ Y AHORA." un bramido no del demonio, sino de su estómago, pareció confirmar y asentir a las palabras qué este decia. "¡GAAAAAAAGH! ¡¡NI SE OS OCURRA OLVIDAROS DE LO MÁS IMPORTANTE!! ¡¡TRAEDME TAMBIÉN EL ALMUERZO DE UNA ☢%ϟ&☣☠ VEZ!!"

"¿¡ME HE EXPRESADO CON CLARIDAAAAAAAAD!?"

"¡SÍ, SU EXCELENTE... EXCELENTÍSIMA... EXCELENTE... ...¡PECAMINOSIDAD!"

De un furioso chasquido de dedos el poderoso demonio envió a sus lacayos a los mundos de arriba, figurativamente hablando, claro. Neron y Nerin desaparecieron en un PUF mágico que sólo dejó humo y restos de fuego.

DE VUELTA EN DREAM... quiero decir... DE VUELTA EN DREAMLAND

Hari:

Hari llegó a la entrada (¿o tal vez la salida? ¡no importaba!) del pueblecito de Dreamland, que le pareció tan acogedor como había leido en los panfletos turísticos. O aún más. Los niños cappys corrían de aquí para allá divirtiéndose, mientras los abueletes los miraban felices descansando en los bancos. Había todo tipo de puestos de venta de souvenires, desde postalitas hasta objetos hechos a mano, como cerámicas y tallas en madera. No sólo había Cappys, aunque al pueblo de Dreamland se le llamara a menudo Cappytown. Waddle Dees, penguis, más cappys, brontos, golems... De todo, incluso humanos y alienígenas humanoides. O no humanoides, como aquel... bicho tentacular... que dobló la esquina, o aquella masa nubosa que parecía don Michelín, que además estaba acompañando a un gordo y grande... ¿robot? blanco que también parecía don Michelín, hacia el supermercado. En general, era un lugar hogareño, tranquilo, rebosante de espacio, pero si pensaba que aquello iba a ser muy poco poblado comparado con Business City... ¡gratamente se sorprendio de que así no lo era!

Una niña humana pequeña, de siete años o menos, tenía una cesta con flores y iba vendiendolas una a una por una sola esfera estelar. "¿Quiere una, señor? Las he recogido yo misma esta mañana." le ofreció. No era la floristería que estaba buscando, pero podría comprarle una y aprovechar para preguntarle a la chica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mirror

avatar

Mensajes : 31
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Mar Mayo 24, 2016 6:19 pm

{
}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Mar Mayo 24, 2016 6:19 pm

{XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Miér Mayo 25, 2016 4:50 pm

Cuanto mas descendía por las calles del pueblo, mayor era la dicha que le invadía al verlo, y es que... ¡Aquel lugar estaba repleto de gente! De todas las clases, razas y edades. Necesitando pararse en mas de una ocasión, solo por querer ver con detalle la variada diversidad que allí transitaba. Ummm... Sin duda sorprendido, pues en una sociedad basada en el progreso consumista, pueblos y aldeas terminarían siendo abandonadas, en pro de ciudades, metrópolis, y otros centros urbanos vanguardistas. O al menos eso era lo que él imaginaba, basándose en los lejanos recuerdos de su era. Por aquellos tiempos, los Antiguos lideraban el ideal prospero del crecimiento, llenando no solo aquel planeta, si no otros muchos, de enormes urbes que rozaban los cielos, y a veces, el mismísimo espacio... Para ellos, ciudades como Babylonia, que a ojos de su gente era la ciudad y centro cultural mas grande de ya no solo Drezed, si no de la inmensísima mayoría de Reinos Precursor... quedaban como pequeños localidades anticuadas y obsoletas...

''Hmmm...'' Y sin embargo, ahí quieto, mirando con ojos serios los numerosos puestos que inundaban la calle... El pensamiento de comprenderlo se le hacia palpable. Al fin y al cabo, mas allá de la cultura, de la raza, e incluso del progreso al que acostumbraban... Todas y cada una de las especies inteligentes, compartían naturalezas y ambiciones similares. ... ... No por nada, Precursors y Antiguos, sucumbieron al mismo tiempo ante conflictos semejantes. Fruto de la misma arrogancia, del mismo orgullo, y de la misma ambición de cosechar mas de lo que podían sujetar. ... Una arrogancia que sentía correr en su propia sangre. Empezando tal vez por Iskar, que tomó el mundo entero, lo gobernó y domino, sin asegurar un futuro en el que él no estuviese. Continuando con los descendientes, como su propio abuelo, que construyó esa enorme torre en mitad de lo que posteriormente se conocería como Babylonia, queriendo desafiar a Dioses y Demonios por igual. Y luego su propio padre, que aun pretendiendo enmendar los errores de su progenitor... ¿Por que unificó las tribus Paddra, si no por mera ambición personal? ... Palabras sobraban para referirse a Harald... Y en cuanto a él mismo, su pretensión por vivir, experimentar, y aprender por toda la eternidad... Sin duda le hacían quedar como un pretencioso a la altura de sus antepasados.

Si... Al final, la ambición era un deseo adecuado en justas proporciones. Pues renunciar a él, seria como renunciar a la misma vida. Y este pueblo, que buscaba prosperar y perdurar en un mundo cada vez mas alejado de ellos, era el ejemplo perfecto... ... ... ¿Pero quien sabe? A lo mejor simplemente estaba pensando demasiado las cosas. Aún le faltaba acostumbrarse a la naturalidad del mundo externo... ¡A dejarse llevar! ¡A vivir, en vez de discurrir todo tanto! Así que, cuando su atencion capto a aquella pequeña niña acercársele, ofreciendo coloridas flores a un módico precio, Hari sonrió felizmente.

''¡¿Las ha recogido usted?!'' Preguntó asombrado, como si se tratase de un sorprendente acto digno de elogio {Lo es}, llevándose las manos a la espalda. ''¡Vaya, vaya! ¡Pero que señorita mas trabajadora...! Pues si, si, deme tres. De esas de color violeta. ¡Son muy bonitas!'' Y sacando la cartera de la mochila, el niño retiró tres esferas estelares, ... ademas de un billete de 50, que entregó junto a las monedas sobre la manita de la niña, sonriendole otro poco. ''¡Y esa es la propina! ¡Por vuestro arduo trabajo!'' Y aunque podría haberle preguntado ademas sobre la localización de la floristería... No lo hizo. Tal vez por no ofenderla, yendo a comprar flores en un local especializado, justo después de adquirir las suyas. O puede... que por conservar el aire de aventura. Saber a donde dirigirse no seria tan divertido como buscar y encontrar por su propia cuenta. ¡Incluso si se perdía, incluso si le llevaba mas tiempo...! Aquel pueblo seria entretenido hasta para eso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Miér Mayo 25, 2016 7:05 pm

"¡Oh no! Señor, no tengo cambio de cincuen... ¿Una propina? ¿De cincuenta? ¿Para mí?" la niña abrió la boca en una enorme sonrisa de dientes de leche, a los que le faltaban algunos que se le habían caido, o que tal vez aún no habían crecido del todo. "¡Wiiiiiiiii!" no cabía en su alegría. "¡Me voy a comprar el Whizz Kitt & Dey para la consola! :DDDDD" y después de agradecerle al rubiales la propina efusivamente, se fue corriendo a la tienda de juegos, y dentro se metió.

Hari pues, empezó a caminar en dirección a ningún sitio, sencillamente calle arriba, a ver hasta dónde llegaba. Lejos, donde no podía oirlos, camuflados entre la gente, donde pasaban desapercibidos para el turista, dos pequeños imps con las alas y cola bien ocultas bajo la ropa y los cuernos bien ocultos bajo una gorra uno, dos enormes tirabuzones otra, observaban atentamente al rubio y pequeño rey. "¡Mira, Nerin, mira!" le dijo Neron a Nerin, llamando la atención de la chica, que estaba distraida tomándose un chupachups mientras miraba el escaparate de una tienda de zapatos. "¡Un rubiales haciendo buenas acciones! ¡¿Estás pensando lo mismo que yo?!"

"Mmmmmhh... ¿Que está buenísimo?" contestó la chica mientras disfrutaba del dulce balanceándose y retorciéndose, como si estuviera haciendo algo sexy, pero más bien parecía idiota. "¡Sí! Digo... ¡no! ¡Súcubo idiota!" Neron le quitó el caramelo, y se lo metió él en la boca. Y ahora fue él el que se puso a retorcerse. "¡Que es el objetivo perfecto!" "¿Para desflorar, mi querido hermano íncubo?" ahora fue ella la que le quitó el caramelo de vuelta, mientras le acariciaba los pelos al chico. "¡Para segar! asintió él, sonriendo diabólicamente, mostrando unos colmillos a la altura de los de un vampiro.

[...]

Hari se cruzó en su camino con otra chica, más mayor, pelirroja, y con tirabuzones, que vendía perfumes en una cesta. "¡Oh, apuestoso caballero!" le dijo la chica {lol encima lo dice mal}. "¡Alguien como usted necesita un perfume perfecto! ¿Le interesaría probar, y si gustase comprar, alguno de estos?" la dama levantó uno de los frascos para enseñarselo.



Ya de por sí el envoltorio del perfume era bastante bonito, si olía bien, podría ser un gran regalo para una de sus chicas, o para él mismo, o para Harald. Tenía una etiqueta que mostraba algún nombre en francés. Esta etiqueta parecía estar sobre otra, debajo. ¿Huh? ¿Una etiqueta sobre otra etiqueta? ¿No era eso algo raro?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Miér Mayo 25, 2016 8:21 pm

Satisfecho con su buena acción, y en ver como la niña tenia buen gusto para los videojuegos, Hari marchó sonriente en búsqueda de la floristería..., o de lo primero que se cruzase en su camino. Al fin y al cabo, incluso con una lista para guiarse en sus quehaceres, no podía resistirse a la llamada de la emoción y la aventura. El encontrarse de cara con un evento inesperado. Una situación nueva ¡Alguien improvisto con el que conversar! ... Sobretodo si se trataba de una chica. Como esta a la que vio a varios metros de distancia, antes incluso de que ella le dirigiese la palabra. ''... ¿Mmmm...?'' Mayor, de buen aspecto, con proporciones adecuadas, y por supuesto, pelirroja. ¿Podía pedirse mas? Tal vez si... ¡Pero se conformaba con eso! No por nada, tras haber pasado su mirada disimulada sobre ella, andó con aparente serenidad, como si solo fuese un transeúnte que pasaba por allí, ¡Y que para nada en el mundo pretendía obtener una visión mas extensa de la chica! ¡Claro que no! Eso era de viejos verdes pervertidos. ¡No de un niño rubio, adorable, que se paseaba con su mochilita, y su camisa corta de vientre abierto, y pantalones recortados de piernas descubiertas! ... Nada indecente, seguro. Y en cuanto la vendedora se fijó en su presencia, y se le acercó, Hari levantó su cabeza como habría hecho de sorprenderse de verdad. ... ... Aunque bueno, de hecho, se sorprendió un poco de verdad. -¿Apuestoso? ... ¿Esa palabra existe? ... ... Uh. Debería estudiarme un diccionario mas actual...-

''Oh... Perfumes. ¡Hace tiempo que no compro uno!'' Contestó, caminando con las manos en la espalda, echándole un vistazo a lo que la chica ofrecía. Producto elegante, sin duda. De exterior colorido y suave. Con un rolor rojizo apetecible. Y unas curvas dignas de... ... ¡Ah, el perfume! ¡Por poco se le olvida! ''Ummmm... ¡Me gusta el lacito! Parece una bufanda.'' Estirando el dedo hacia este, Hari tiró suavemente de él, sin dejar de mover los ojos, comprobando el resto de detalles. ''Su recipiente es adecuado, pero veo poco contenido... ... Hmmm... Aunque supongo que es lo usual en los productos de hoy en día...'' En sus tiempos, se vendían garrafas enormes con perfume suficiente para uno, o dos años. ... Y quien dice vender, dice ofrecer. ¡Que para algo era un Rey! ''... ¿Es originario de tierras Francesas? ¿O solo es la marca?'' Acabó preguntando, fijándose en la etiqueta, ... sobre la etiqueta. Quedando unos segundos pensativo, con ojos fijos y entrecerrados... Hasta que miro de nuevo a la chica, y sonrió. ''Bueno... Eso no debería importar demasiado. La utilidad y autentico valor de un perfume vienen por su fragancia. Todo lo demás tiende a ser secundario... ¡Excepto claro, que cause irritaciones, picores, mareos... u otros efectos secundarios!'' ... Mirada y sonrisa que sin embargo parecieron afilarse y brillar. Por un instante. ¡Por un instante que duro demasiado! ... ... Pero que al final se contrajo, cerrando él los ojos. ''¡Aunque dudo que este sea el caso! Una mujer encantadora como usted, no vendería tales productos a un transeúnte menor de edad. ¿Verdad que no? Jejeje...'' Riendo placido, Hari se llevó la mano a la mochila. ''Si esta a precio razonable, no dudare en compararlo. ¡Me interesa...!'' Sacando la cartera, ... ademas de una de las flores. ''... Aunque no tanto como me interesa usted.''

...

''Alguien tan... hermosa, sin duda necesita un complemento adecuado para su candente cabello.'' Comentó, estirando la mano, para así colocarle con cuidado el tallo de la flor entre uno de sus tirabuzones, dejándolo ahí. ''Ummm... ¡Si! ¡SI! Definitivamente... ¡Le queda estupenda! ¡Jajaja!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Miér Mayo 25, 2016 10:50 pm

Hari señaló que el perfume estaba muy bien decorado, con una especie de tela que parecía una bufanda enrrollada alrededor de la boquilla. "¡Oh, te has dado cuenta! ¿Te gusta?" contestó la señorita, entusiasmada. "¡A mi me parece un pañuelo, pero mira!, en realidad son como las alas de un hada, ¿ves? sonriente, le dio un par de golpecitos a la tela de seda haciendo que se movieran, a modo de alas de hada batiéndose.

Neron, que estaba espiandolo todo con unos prismáticos, se los quitó y se llevó la mano a la frente, en un auténtico facepalm.

¿Poco contenido? ¿Pero qué perfumes se compraba este tipo? "¡El tamaño es indicativo de su valia, señor! se apresuró la chica a decir. "¡Lleva una pequeña cantidad de perfume para que el cliente desee comprar más, y me compre millones, millones Y MILES DE ELLOS! exclamó entusiasmándose, tanto, que tuvo que toser y recuperar la compostura.

Le preguntó sobre la marca. ¿¡POR QUÉ PREGUNTABA SOBRE LA MARCA!?  "¡Sí, exacto, señor! ¡Lo que usted ha dicho!" ¿Lo que él había dicho? ¿Pero lo primero, o lo segundo?

''Bueno... Eso no debería importar demasiado. La utilidad y autentico valor de un perfume vienen por su fragancia. Todo lo demás tiende a ser secundario... ¡Excepto claro, que cause irritaciones, picores, mareos... u otros efectos secundarios!''

La chica tragó saliva. "Gulp."

''¡Aunque dudo que este sea el caso! Una mujer encantadora como usted, no vendería tales productos a un transeúnte menor de edad. ¿Verdad que no? Jejeje...''

"¡Por supuesto que no! :D"

''Si esta a precio razonable, no dudare en compararlo. ¡Me interesa...! ... Aunque no tanto como me interesa usted.''

...

''Alguien tan... hermosa, sin duda necesita un complemento adecuado para su candente cabello.'' Comentó, estirando la mano, para así colocarle con cuidado el tallo de la flor entre uno de sus tirabuzones, dejándolo ahí. ''Ummm... ¡Si! ¡SI! Definitivamente... ¡Le queda estupenda! ¡Jajaja!''

..........................

"¡UOOOOOOOOOOOH!" exclamó Neron desde la distancia, comprendiendo el poder seductor de aquella frase que pudo oir perfectamente (aunque Hari no podía oirle a él), derritiéndose ante ella, poniéndose en el lugar de su hermana, y preguntándose ¿¡SERÍA ESE AMOR SUFICIENTE PARA DERROTARLA!? "¡MALDITO SEA! ¡LO HEMOS SUBESTIMADO!" clamó iracundo cual jefe final, destrozando los prismáticos que tenía en la mano (y guardándolos disimuladamente, y robandole otros a un trauseúnte vestido de safari). "¡Resiste, Nerin, ya casi lo tienes!" animó a su hermana, aunque no sabía si podía oirle, o si, siquiera, tendría los oidos activados. Porque después de esas frases... ufff...

.........................................................

Nerin se quedó de piedra, con la boca abierta. Alzó el dedo índice de la mano "E-" intentó formular palabras, pero los fonemas no le salían. "Uh..." miró hacia los lados, buscando a Neron sin encontrarlo, y después se puso la mano sobre la flor, palpándosela, y su expresión facial cambió lentamente a una embarazada. "¡Aaaah!..." exclamó en gran pavor. "¡A-a-a-a...!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Jue Mayo 26, 2016 12:18 am

A diferencia de la chica, que pasó de tener un rostro radiante, a uno nervioso, a otro atónito, bloqueado, y finalmente tembloroso... Hari permaneció igual que en un principio, con aquella sonrisa tan tranquila, aquella postura tan cómoda, dejando los brazos a su espalda, paseando la mirada de arriba a abajo por el cuerpo congelado y erizado de su interlocutora. ''¿Uh, uh? ¿Le ocurre algo, señorita?'' Acabo preguntando, como era de esperar en su carácter de niño educado, bienintencionado y cortes... Disponiéndose así a acercarse uno, dos, y hasta tres pasos mas, fijándose en su rostro, colocándose hasta un poco de puntillas. ''... ¿Ummm...?'' Tal vez era un chico de trece, catorce años, y su estatura no sobresalía mucho de la media, pero aun así, colocado como estaba, bastó para que su rostro quedase a la altura del de ella. A una distancia ni muy separada, ni muy pegada, dejando espacio para que ella respirase sin toparse con el aliento del niño, ... aunque si el suficiente como para notarlo y olerlo... Un aliento que venia del ritmo de una respiración profunda, pero callada... Y que ella extrañamente comenzaba a notar invadir sus oídos... Como... como... ... Como si la estuviese olfateando, o inspirando su aroma natural. A medida que la observaba, con esos ojos... que recién ahora distinguía en todo su esplendor. Rojos carmesí. Rojos brillantes. Rojo... infernal. Marcados por pupilas rasgada, que no muy distintas a la de un felino ante su presa, se tensaron y tensaron, hasta volverse delgadas lineas negras... Profundas... insondables... ... Sumergiendo la atencion de la vendedora en ella, como si ninguna otra cosa a su alrededor importase.

Solo esos ojos.

Solo ese rostro.

Solo ese aliento.

... Solo esos labios...

Que extendiéndose en una carnosa sonrisa...





...

...

...

... ... ... Se alejaron de ella con un suave empujón.

Cayendo hacia atrás.

... Sentada en una silla.


''Uhhh... Sospecho que ha sufrido de un golpe de calor...'' Declaró el niño, observándola de lado, mientras echaba a andar un par de pasos, rodeando aquel asiento... ... ¿Salido de la nada? Sin duda ella no recordaba haberlo visto antes, y tampoco es que fuese normal encontrar sillas en medio de la calle. ... Aunque bien era cierto que a unos pocos metros había un pequeño bar con mesas exteriores. ¿Seria de ahí de donde había salido? ... ... Pero seguía sin responder que hacia ahí, ni quien la movió, ni en que momento. Pues no es como si un extraño fantasma en forma de silueta, solo con cabeza y brazos, hubiese apareció de pronto, agarrado la silla, y arrastrado mientras ella se hallaba en el mundo de yupi, ¿Verdad? ... ¡¿Verdad?!

''Dígame... ¿A bebido algo antes de iniciar su jornada laboral? ¿Durante? ¿En algún descanso?'' Continuó preguntando, posando la mano derecha en el respaldar de la silla, ... tanteandolo ligeramente con los dedos mientras se movía. ''¿Ha descansado? ¿Cuanto tiempo? ¿Hace cuanto? ¿Y en que situación? ¿Bajo, o resguardada del Sol?'' Quedando finalmente tras el asiento y tras la vendedora, apoyando los dedos de ambas manos en el respaldo, subiendo por estas, en un suave movimiento, ... que ella podía sentir rozar las prendas de su camisa. ''Hmmm... Si... Tal vez le ha subido la temperatura demasiado rápido... Puede que hasta este falta de líquidos... ... ¿Quizás ambas cosas? ... Ummm...'' Dedos que subieron y subieron, quedando sobre sus hombros. ... Sobre sus rígidos hombros desnudos, que él apretó con sus suaves manitas desnudas...

''... Sus músculos están tensos, y eso no es para nada bueno, ¿Sabe? Entorpecen a los nervios. Fomentan el cansancio y el estrés...'' Apretando, y soltando. Apretando, soltando, y acariciando. Apretando, y soltando. Apretando, y soltando. Apretando, soltando, y restregando... A un ritmo lento... lento... muy lento... ... y gustoso. Costaba creerlo, pero... Lo hacia bien. ''Permitame que le de un masaje, la ayudara a calmarse... Luego la invitaré a beber y comer algo, para recobrar las energías. ¿De acuerdo?'' Continuando, incesante, mientras hablaba, y hablaba, oyéndolo cerca, mas cerca, mas cerca... ... Hasta tenerlo justo al lado de su oído. ''Oh, y no se preocupe...''

''Mis manos saben muy bien donde tocar.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Jue Mayo 26, 2016 11:57 pm

............... "¡WTF!"

Neron pudo ver en primera plana como unos brazos fantasmales cual polstergeist salían de la nada agarrando una silla de los restaurantes, y la colocaba justo frente a Nerin, a tiempo perfecto para que Hari la empujase contra la pared la silla. "¡WTF!" repitió el chaval, todavía sin poder siquiera comprender QUE DEMONIOS TENIAN DELANTE.  "¡¿Acaso... acaso nos encontramos ante un santo capaz de mover los muebles, y crear armas y objetos de la nada misma?! ¡¿Un héroe bendecido por los dioses?! ¡¡O PEOR AÚN!! ¡¿UN SEMIDIOS?!"

[...]

Nerin se había quedado totalmente a merced de las seductoras garras del chiquillo rubiales, todo un experto, todo un casanova, sabía donde golpear, cómo y cuándo exactamente. Su fortaleza se estaba derritiendo a merced de aquel poderoso masaje, que si bien no era fuerte, era firme y diestro, y sus manos, tan suaves... y su voz y trato, tan gentil, tan virtuoso...

''Oh, y no se preocupe...'' fue entonces cuando el chico le susurró al oído...

''Mis manos saben muy bien donde tocar.''

............................

................................................................... Y aunque Hari, detrás de ella, no podía verla, solo oírla, la demonio se relamió los labios. Mostró por un momento los colmillos, y echó el aire a través de sus dientes.

"¡Oooh! ¡¡OOOOOOOHHH!!" clamó Neron él solo, porque Hari no podía oirle ni verle, pero él sí a ellos y los observaba. "¡Eso no era virtud! ¡ERA LUJURIA!"

Nerin se echó sobre el respaldar en un gustoso suspiro, relajándose ante el masaje. "¡Oh, sí sí, justo ahí... Nnnnghh..." Levantó la pierna el brazo entonces. "Por el brazo también, por favor... Ooooh..."  

Cuando Hari llegó a su mano, ella se la agarró y se dió la vuelta sobre la silla, mirándolo a él, sin soltarle la mano. La chica sonrió "¡Vale, ya está bien! ¡Cielo santo! Eres demasiado bueno, ufff." se abanicó con la mano libre. "¿Siempre le das un masaje a las damas recién conocerlas y después las invitas a tomar algo? ¿O de algún modo soy la primera afortunada, o desafortunada, de experimentar ese orden inverso? Jejeje..." rió agasajada. Llevó la mano de Hari hasta la cesta de los perfumes. "Cómprame un perfume o dos, prúebatelos y me pensaré si aceptarte esa oferta de comer algo contigo..." le guiñó un ojo y ladeó la cabeza "Cómprame tres y me pensaré si acompañarte en tu paseito por esta ciudad y enseñártela... galante pero atrevido chico de los masajes."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 12:17 am

Aunque Hari se hallaba concentrando en mover sus manos y dedos, tocando y apretando los músculos, los margenes de esa piel tan suave, frotando cada punto sensible, acariciándolo, e incluso rociándolo por encima con su aliento... dejando que se mezclase con el sudor natural de la chica... en una suave capa húmeda, que él aprovechaba para seguir, y seguir, y seguir... ... ... Esto no significaba que no estuviese al tanto de lo que sucedía a su alrededor. En medio de la calle, frente a una silla, y tan cerca de un frecuentado bar... Valga decir que miradas indiscretas ya habían comenzado a posarse en ellos dos. Al principio, como curiosidad simple. Transeúntes que echaban un vistazo, seguramente pensando que se trataba de un masajista ambulante, o servicio casual... ... Pero a medida que el chico se acercaba de esa manera, que la chica suspiraba,  al borde del gemido... ... El rostro de los civiles se espantó en proporción a lo que el de Hari se entusiasmó. Pues no podía evitarlo... Tal vez no vio directamente el rostro que puso la vendedora, y sin embargo, si que escucho aquella exhalación, ademas del siseo de su lengua... ... Aah... ¡Demonios! {The Irony} ¡Se estaba dejando llevar por el arrebato!  ... Y le encantaba. No por nada, no se lo pensó dos veces a la hora de continuar cuando ella se lo pidió, tomando su delgado brazo con las manos, bajando y subiendo a un ritmo lento, pero definitivamente, acercándose hacia su mano, aproximándose con la punta de los dedos... cada vez mas cerca, cada vez mas próximo, cada vez mas deprisa... ... ... Hasta que al final la chica le agarró de la mano, y se dio la vuelta. Deteniéndose.

''... ¿Uuh?'' El niño no se sobresaltó ante ese giro de acontecimientos, de hecho, su rostro tardó en adaptarse a este, quedando por unos instantes con los ojos todavia entrecerrados, brillantes, sumergidos junto a su sonrisa en esas ideas tan... 'golosas', sobre la clase de aperitivo que le apetecía comer ahora mismo. Si, si... ... ¡Pero era un caballero! Uno que sabia mantener las formas.  Siendo así, que con la mano puesta en la cesta de perfumes, Hari suspiró hondo, mostró su mejor sonrisa, y centró la atencion en estos frasquitos.

''Jajaja. ¡Sin duda es usted una dama dificil!'' Exclamó relajado, tomando uno a uno los perfumes allí expuestos. ''Hacerme gastar tanto por un poco de su compañía... ... Hmm... Pero lo respeto. Y hasta se me vuelve... interesante.'' Observándolos... Aunque a un ritmo muchísimo mas rápido que el anterior. Hasta se podría decir que abstraído, como si no le importase demasiado el contenido, el tamaño, la forma... ''Ademas... Es como usted misma dicho.''

''Este reducido tamaño, es indicativo de su valía.''


... Sin tón ni són, antes de que la vendedora pudiese señalar, detallar, o si quiera poner un precio por cada perfume... Hari ya había lanzado en el interior de la cesta una fina, pero muy reluciente... Barra de oro. Cuyo valor exacto se encontraba grabado justo encima: //500 Esferas Estelares//


''Compro todo el conjunto.'' ... Clamó, decidido, mirándola con una sonrisa, que poco a poco... fue afilándose... alargandose... ''Los envolveré en regalo, y se los regalare a varios de mis... amigos...'' Mientras que ahora era él quien la tomaba de la mano. Levantándola poco a poco, juntando palma con palma... ''Como ve... puedo permitírmelo. No escaseo en dinero. ¡Aunque esto no es algo de lo que me guste presumir! ¡Jejeje...!'' ... A lo que sus dedos se enredaban con los de ella, en un suave, delicado, apacible apretón... Bastante dificil de separar. ''Ademas, con usted... me gustaría alardear de otra cosa...''


Uh... Uh... Su voz había cambiado, como también lo hicieron sus facciones, y su imagen personal... Al menos desde cerca, desde tan, tan cerca, ya apenas se asemejaba al típico niño turista, transeúnte de pueblo ciudad. Mas bien, parecía un adulto. Un adulto, adulto. ¡Adulto en todos los sentidos! ... Haciéndoselo dificil a la chica para definir exactamente lo que venia de sus gestos y palabras. Por un lado, resultaba obvio que la deseaba. ¡Ni siquiera la actuación mas prodigiosa de inocencia podría enmascararlo ahora! ... Pero al mismo tiempo... no era mera lujuria. Lascivia, obscenidad... No, no, no... Había algo mas ahí. Mas tierno, mas cálido... ... Como el tacto de su mano libre sobre la mejilla de ella, habiendo tirado con cuidado, volviéndola a sentar en la silla, con tal de quedar a su misma altura.

''Dígame señorita... ¿Cree en el amor a primera vista?'' ... Le preguntó. ... En serio. ... ... Muy en serio. Descendiendo los ojos por su figura, solo para acercarse otro poco. ''... No se, no se... Jamas me había sentido de esta manera... tan rápido, tan súbito... mucho menos con una chica a la que acabo de conocer...''

Apretando y soltando su mano, imitando palpitaciones, palpitaciones de su corazón, dando a entender que se estaban acelerando... ''... Uhh... Pero es que es usted tan hermosa, bonita... Cada vez que os escucho hablar, mis oídos vibran en la gracia de vuestra voz... es tan placentera como la mas melódica de las canciones... ... Solo se me ocurre compararla al canto de una sirena...''

Paseando los dedos por su mejilla, a veces al mismo tiempo, otras uno por uno, descendiendo hasta a su cuello, moviéndose hasta las comisuras de sus labios... ''La veo ahí... con ese vestido, tan abierto y... ... Ah... Mis pensamientos se tornan en ideas de lo que podría llevar debajo... ¿Un sosten...? ¿Un corset...? ¿O quizas algo mas no me atrevo a imaginar todavia...?''

... Pero sin excederse. Sin interponer los gestos físicos ante sus palabras. Estas eran el centro de atencion. Todo lo demás... era efecto secundario. Un aderezo con el que demostrar que lo que decía, era cierto... Habiendo recortado ya tanto espacio entre ellos, que hasta sus sombras se habían fusionado... ''... Sin embargo... de todo lo que veo en usted... su encanto, su elegancia, su linda exquisitez... ... ... Es este olor que me transmite su piel lo que me embruja por completo.''


... ... ...


''Si comprando esa cesta, y otra, y otra, y todas cuantas me ofrezca, me permitirá pasar día, tarde y noche con usted... Lo hare gustoso y encantado... ... Pero no me pida que los cate. Puesto que la única fragancia con la que quiero bañar ahora mi piel...''



''Es la suya.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 248
Experiencia : 148
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 12:38 am

{DIOS. JAJAJAJ

Cómo caldea el ambiente este chico, ufff. *se abanica*

Y ahora cerremos el tema (lolwut)}

{EDIT: Solo puedo decir algo que Mirror ya ha dicho:



XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD}

_________________



Okapi
"¿¿Pollito pío?? La madre que os parió xDDD" -Mirror después de ver el rango de Sparrick.
"La firma es demasiada larga." -Foro Temporal como siempre aplicando recortes.
"//3 PV-2=0 PV//" -722Dark-Mind realizando cuentas.
"//425PV + 20PV = 440PM//" -Luminary realizando cuentas.
"Fui yo quien la mordió." -Luminary después de morder una enorme piedra brillante valorada en billones.
“Ahora, bésense.” -Kablo abusando de jovencitas.
“¡¡TÚ NO ERES DIGNO DE UN NUEVO MUNDO!!” -Kablo antes de aplastar cráneos.
"¡¡AAAAARRGHHHH!!" -El antiguo Blood Knight.
"¡¡AAAAARRGHHHH!!" -El nuevo Blood Knight.
"¡... Hohoho...! ¡¡COMO SI TUVIESE UN JODIDO SUBIDÓN!! ¡UNA EUFORIA IRREMEDIABLE!" -Ashelia hablando con un hombre desnudo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 12:40 am

{}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 248
Experiencia : 148
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 11:46 pm

Chen-Tao, el viejo, bajo y calvo monje viajero vestido de amarillo, un amarillo que desviaba la atención sobre su calva... calva, acababa de regresar de su viaje de introspección por las montañas iceberg, en el que pasó un tiempo en Akinomori. {lol}

Acababa de regresar pues a Dreamland, el primer pueblecito donde montó un dojo un tiempo, para después abandonarlo, porque claro, se fue de viaje de introspección. Durante el mismo, conoció muchos aventureros y vivió con ellos muchas aventuras. Aun recordaba el divertido incidente con los licántropos, o aquel otro con aquel extraño goblin hermoso y civilizado. Que ya había nacido así, decía. ¡HAH! Ahi habia magia de por medio, o una desafortunada (¿o afortunada, más bien?) sucesión de errores genéticos, que, una vez más, no ocurren porque sí. Así que sí. MAGIA, Y NO SE HABLABA MÁS. Y no es porque él fuera racista, oh no no no, pero es que cuando tienes elfos oscuros, demonios o monstruos gritantes y babeantes, sabes que tienes delante problemas. SIEMPRE. O la mayoría de veces. Por no hablar de que si ves a un goblin, el 99% de las veces va a ser feo. Sencillamente, porque así es como las cosas funcionan. Los demonios son malos y te corrompen el alma para después quedársela y condenarte por siempre jamás en el infierno, los bandidos te asaltan y roban porque son bandidos, y los goblins son feos.

Y hablando de goblins, no, ¡¡¡HABLANDO DE DEMONIOS!!! ¡SU DETECTOR ACABABA DE SONAR! Rápidamente examinó toda la zona. ¿Qué había en ella que fuera fuera de lo normal?..................

"."



".."




"..."


....Oh.



...Eso.




...............

¿¡QUÉ ESTABA VIENDO!? El monje, que siempre iba con los ojos cerrados para parecer más cool y oriental, (que se habia comprado otro artefacto mágico para poder ver con los ojos cerrados y todo), los abrió de pleno cuando vio semejante escena. O_________O "¡UN POBRE INFELIZ LIGANDO CON UNA DEMONIO!" exclamó desde la distancia, tan lejos y con su voz tan temblorosa que nadie le oyó. Chen-Tao era un aventurero con gran experiencia, Chen-Tao era un veterano, con sus cacharretes mágicos, y sus bendiciones clérigas, y sus ¡DETECTORES DE CRIATURAS DEMONÍACAS Y NO MUERTAS!

Chen-Tao corrió raudo hacia Hari para salvarle de una muerte segura. Seguro que el chico era rico y le recompensaba con millones de objetos mágicos, que seguro escondía en su inventario mágico, sin duda en un saco mágico, la clásica bag of holding o bolsa de contención. PERO SEGURO. Y si no, bueno, habría hecho su buena acción del día.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 11:48 pm

Como ella se dejó masajear, el pervertido chico cogió carrerilla y empezó a dotar a aquel masaje una gran carga sexual, aumentando la velocidad, masajeando toda la espalda de la chica y aumentando el ritmo conforme a los comentarios de satisfacción y gemidos de la demonio... especialmente cuando ésta siseó, mostrando los colmillos de súcubo. "Incréible... Se tienen el uno al otro simultaneamente bajo su merced. Increíble. Sorprendente. Casi que me estoy poniendo celoso, Nerin... .......No, de hecho, me estoy poniendo caliente celoso." Neron se cruzó de brazos y entrecerró los ojos, mirándoles con desprecio y envidia. El plan había sido de él, pero ella se estaba llevando toda la diversión. Como se atreviera, siquiera, a traicionarle y reclamar el alma del rubiales para ella sola... Neron apretó el puño iracundo, pero no hizo nada por detenerlos.

Cuando la chica le detuvo agarrándole la mano, Hari se sorprendió gratamente, y reaccionó, nuevamente, con rapidez de mente para mantener aquel vaivén entre seductor y galante. Le pagó soltándole en la cesta ni más ni menos que 500 Esferas Estelares, en una sola barra de oro. La chica hizo ademán inmediato de ir a cogerla, pero apartó las manos en el último segundo. Se giró de inmediato hacia Hari, mientras entrecerraba los ojos con suspicacia. Chasqueó la lengua y sonrió manteniéndole la mirada. En un instante Hari pudo tanto su lengua chasqueante como sus colmillos "Así que todo el conjunto... ¿eh?" inquirió la chiquilla. "Eso... ¿me incluye a mí?" añadió, cuando Hari le puso la mano libre sobre la mejilla, y ella rápidamente llevó la suya hacia la de Hari, agarrándola, tal vez para mantener el control, pero... no apartándola.


''Dígame señorita... ¿Cree en el amor a primera vista?'' Hari notó y oyó qué la pelirroja tragaba saliva. Nerin notó cómo el chico la miraba de arriba a abajo, y sin dejar de soltarle la mano se acercó otro paso. Ella tampoco soltaba la mano izquierda de Hari sobre su mejilla. ''... No se, no se... Jamas me había sentido de esta manera... tan rápido, tan súbito... mucho menos con una chica a la que acabo de conocer...'' ''... Uhh... Pero es que es usted tan hermosa, bonita... Cada vez que os escucho hablar, mis oídos vibran en la gracia de vuestra voz... es tan placentera como la mas melódica de las canciones... ... Solo se me ocurre compararla al canto de una sirena...''

A estas alturas, Neron ya se había olvidado de la ira (no de los celos) y se estaba mordiendo las garras de pura expectación y emoción. "¡Bah! ¡Las sirenas necesitan CANTAR para seducir!" murmuró sin perder atención en lo que sucedía.


Pese a que estaba siendo sostenida por la mano de la chica, el chiquillo empezó a girar mover los dedos nuevamente, arrastrando la mano de la chica consigo, acariciándole las mejillas, bajando por el cuello, para subir hasta detenerse con el dedo índice sobre las comisuras de los labios de Nerin. Ella abrió leve, levísimamente la boca cuando él hizo esto, y estuvo tentada de morderle justo ese dedo, por no decir de directamente lamerlo, pero se detuvo. ''La veo ahí... con ese vestido, tan abierto y... ... Ah... Mis pensamientos se tornan en ideas de lo que podría llevar debajo... ¿Un sosten...? ¿Un corset...? ¿O quizas algo mas no me atrevo a imaginar todavia...?''

"¡Ah..! Yo..." los ojos de la chica se encontraban completamente fijos en los del chico, extasiados, sumergidos en el naranja brillante de estos, similar a la lava fulgente. ''... Sin embargo... de todo lo que veo en usted... su encanto, su elegancia, su linda exquisitez... ... ... Es este olor que me transmite su piel lo que me embruja por completo.'' la chica volvió a sonreir, mostrando una vez más sus colmillos, y volviendo a exhalar el aire en un corto y bajo pero sonoro suspiro, exhalando su cálido aliento directamente sobre los dedos de Hari, que aún seguían allí, sujetos por su propia mano.

Hari notaba cómo el pulso de la chica se aceleraba cada vez más. Lentamente, Nerin bajó la mano que sostenía la mano izquierda de Hari, la que le había tocado la mejilla y los labios, pero tampoco la soltó.



''Si comprando esa cesta, y otra, y otra, y todas cuantas me ofrezca, me permitirá pasar día, tarde y noche con usted... Lo hare gustoso y encantado... ... Pero no me pida que los cate. Puesto que la única fragancia con la que quiero bañar ahora mi piel...''

''Es la suya.''




...



....................................




Nerin acercó sus labios a los de Hari.



...............................






.................................La distancia que los separaba..................




.................................... era tan poca...



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 248
Experiencia : 148
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Mayo 28, 2016 11:49 pm

....................................

"¡¡HAFUUUUUUUUUUUUUUUU!!" una vara descendió de los cielos golpeándo a la chica en toda la frente, tirándola al suelo. Un monje cayó gracilmente después, captándo la vara en el aire, y extendiendo la palma de la mano libre hacia adelante. "¡¡CHEN-TAO HA SALVADO EL DÍA!!" exclamó el afeitado anciano. Rápidamente se giró a Hari, con los ojos muy abiertos. O___O "¡¡CUIDADO CHICO!! ¡NO TE DEJES ENGAÑAR! ¡ES UNA DEMONIO! ¡MIRA!"

"¡¡KYAAAAAAAAAH!!" Se lanzó sobre la chica, y agarrándole... ¿los tirabuzones? mientras ésta se revolvía inútilmente, EL VIEJO LE METIÓ LA MANO DEBAJO DE LA FALDA, ¿¡QUÉ RAYOS!? La gente de la calle que no había dejado por un momento de observar a Hari y a Nerin, y también la gente que había dejado de hacerlo pero había mirado tras oir ese grito, inmediatamente fueron a acercarse para detener al viejo pedófilo y pervertido, cuando...


Flip Flip





......................








Flip Flip Flip Flip




"¡¡LO SABÍA!! ¡ES UNA DEMONIO! ¡UNA DEMONIO DE LA LUJURIA! ¡¡UNA SÚCUBO!!"


"¡¡OOOOOOOOHH!!" exclamó todo el público. Las novias le taparon los ojos a sus novios, las madres apartaron a sus maridos, las hijas mayores giraron la silla de ruedas de sus abuelos en direcciones contrarias y los hijos mayores y no tan mayores salieron corriendo para poder examinar con amplias sonrisas la escena sin ser descubiertos ni reprendidos. ¡Todo el mundo sabía lo que era un demonio! ¡Y (casi) TODO EL MUNDO SABÍA LO QUE ERA UNA SÚCUBO, Y LO QUE TE HACÍA!

"¡¡Mantente alejado de ella, chico!! ¡Y de sus artimañas seductoras!" clamó el anciano monje-ninja-luchador lo que fuera que fuera. "¡¡Succionará tu alma como una vampira succiona tu sangre, y te condenará a los infiernos por toda la eternidaaaaaaaad!!" Sin soltarle la cola, con la otra mano le separó el pelo de los tirabuzones, revelando, adicionalmente, los cuernos que se ocultaban debajo del pelo. "¡¡Mira!! ¿¡Lo ves!?"

En cuanto a Nerin... estaba muy colorada, muy muy sonrojada, más que lo que Hari la había visto antes. No paraba de mover la cola como si intentara zafarse, ni tampoco paraba de reir y gritar. "¡¡JIJI!! ¡¡JIJIJA JA JA JAJAJA!! ¡SU-SU-SU...SUÉLTAME, IDIOTA... JAJA... JAJAJA... ¡QUE ME HACES COS-CO-CO-CO-CO... COSQUILLAS! .................. ¡NGGGH! ¡AH... AAH....  NGGGHAAAAAAH!"

Sí bueno... cosquillas decía... según le parecía a Hari, esas risitas y esa rojez y esos gritos... bien podrían ser por otras cosas... EJEJEJEM.

_________________



Okapi
"¿¿Pollito pío?? La madre que os parió xDDD" -Mirror después de ver el rango de Sparrick.
"La firma es demasiada larga." -Foro Temporal como siempre aplicando recortes.
"//3 PV-2=0 PV//" -722Dark-Mind realizando cuentas.
"//425PV + 20PV = 440PM//" -Luminary realizando cuentas.
"Fui yo quien la mordió." -Luminary después de morder una enorme piedra brillante valorada en billones.
“Ahora, bésense.” -Kablo abusando de jovencitas.
“¡¡TÚ NO ERES DIGNO DE UN NUEVO MUNDO!!” -Kablo antes de aplastar cráneos.
"¡¡AAAAARRGHHHH!!" -El antiguo Blood Knight.
"¡¡AAAAARRGHHHH!!" -El nuevo Blood Knight.
"¡... Hohoho...! ¡¡COMO SI TUVIESE UN JODIDO SUBIDÓN!! ¡UNA EUFORIA IRREMEDIABLE!" -Ashelia hablando con un hombre desnudo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Dom Mayo 29, 2016 2:02 am

Si, si, si, si....... ¿Como podía negar lo obvio? ¿Como podía atreverse si quiera a cuestionarlo? Desde lo mas hondo de su corazón, de su brillante alma como el oro... Desde las sombras de su inocente aspecto... Su mirada jovial, su fina sonrisa infantil ... Él... ¡Él...! ... ... Era sin duda un pervertido. Y no de la clase que simplemente gusta de leer novelas eróticas, o de ver pornografía, o de si quiera disfrutar de la sexualidad en sus variadas formas y apariencias... ¡Noooooo...! Lo suyo iba mas hondo que todo eso junto. Disfrutaba. ¡Gozaba de cada instante y de cada acto! De cada pensamiento. De cada idea. De cada ínfima posibilidad en la que el placer carnal, mental, y espiritual, pudiesen bullir desde dentro, como agua en una cacerola. ... Y no importaba cuan infame fuese dicho gesto, cuantas normas morales, biológicas, o de sentido común rompiese. Pues al igual que a su Yo adulto le encantaba tanto repetir... 'Él era el Rey de Heroes. Hijo de Tukulti-Ninurta, y de la Diosa Ninsun. ¡Rey de Babylonia! ¡Y dueño absoluto de todo lo que ha existido, existe, y existirá jamas!'

Su existencia en misma, ya era absoluta. Tenia la libertad de hacer cuanto quisiese, por derecho divino, por derecho real, por derecho de merecerlo... Y en su caso, hasta por simple y paciente justicia. ¿Y es que quien iba a negarle el derecho a seducir, conquistar, besar, acostarse, y amar a quien quisiese? ¡¿Cuando estuvo cuatro mil malditos años encerrado sin poder hacer nada mas que imaginar y entretenerse consigo mismo?! ... ... Nadie, por supuesto. Y dado que esto era parte de la gracia, que su mentalidad había superado los limites impuestos en su carne. ... Podía hacer cuanto quisiese. Ser lo que quisiese. ¡Perdurar todo lo que quisiese!


Y era en esta clase de situaciones cuando se sentía así.
Cuando la plenitud de su nombre y titulo relucían en su máxima gloria.




¿Para que conformarse con una sola esposa cuando podía tener dos? ¿Para que conformarse con una sola amante cuando podía tener muchas? ¿Para que limitarse en razas, géneros, edades, roles sociales, cuando a él le valía todo...? ¡... Ahh...! Y era por eso que ahora mismo solo deseaba tomar a esa chica. No le importaba nada mas. Ni su pasado, ni su condición... ¡Ni siquiera su nombre! ¿Que importaban comparados a estos labios que veía brillar ante si? Esa carnosa y cálida lengua... esos húmedos fluidos salivales... ... Tal vez muchos hombres se habían separado al contemplar sus colmillos, tan afilados, que parecían espinas... ... Pero no a él. A él le impulsaron. Una mezcla de tentación por el peligro que suponían, como por saber cuanto podría relamerlos antes de dañarse... Ya que quería conocerlo. Deseaba padecerlo con todos sus sentidos, comprender seria su resultado. ¿Se retractaría la chica en el ultimo segundo...? ¿Proseguiría hasta el final...? ¿Hasta el final en el que la teñiría con sus colores? ¿... O la teñiría ella a él con los suyos? ¿Y donde? ¿Allí? ¿En otro sitio? ... ... Deseaba saberlo. Cerrando los ojos. Deseaba saberlo. Entregándose a su aliento. Deseaba saberlo.. Rozando carne con carne. Deseaba saberlo.

Deseaba saberlo...

DESEABA SABERLO.


... ... ... Y lo supo.


"¡¡HAFUUUUUUUUUUUUUUUU!!"


... Cuando una vara que no era la suya golpeo la cabeza de la chica.


''. . . .''


"¡¡CHEN-TAO HA SALVADO EL DÍA!!" Exclamó el singular, y sorprendentemente ágil para su edad, anciano, que aún sin soltar su improvisada arma, agarró inmovilizando al fruto de sus mas calidad pasiones desde... ... Ayer. ¿O desde esta mañana? ... ... Bueno, una foto de Bastet no contaba, supongo...

"¡¡CUIDADO CHICO!! ¡NO TE DEJES ENGAÑAR! ¡ES UNA DEMONIO! ¡MIRA!"

"¡¡KYAAAAAAAAAH!!"


... Y entonces el calvo anciano sacó... una cola... ... de debajo de la falda de la chica. ... ... ... Que se agitaba y meneaba a un ritmo incesante, casi como si buscara soltarse, pero al mismo tiempo frotarse mas, y... ... ... ... Ugh... No. Incluso si le costaba, debía procesar todo esto a ritmo decente, y no dejarse llevar por sus... fetiches. ... ... Solo que claro, entre los gritos del anciano, los gritos del publico, y los chillidos entusiasmados-asustados de la chica, que al final se transformaron en disparatadas risas...


Se estaba cansando un poquito del asunto.


¿Se sorprendió al ver como el anciano caía de la nada? Si. ¿Le asusto? Un tanto. ¿Tuvo alguna reacción al escuchar la revelación? ... Eh... ... No. Demostrándolo de hecho con su rostro, que mas que patidifuso, pareció tan natural como relajado, igual que si no hubiese escuchado una sola palabra de lo que se dijo, visto una sola imagen de lo que acontecía, o... ... ... Que simplemente no le importaba. Tanto para si mismo, como para su papel de niño inocente.

''... Ejem, ejem... Mis disculpas adelantas, señor...'' Comenzó diciendo Hari, parpadeando mientras tosía y preparaba su garganta, dejando así una imagen acorde, a la par que provechosa para recomponer su tono de voz. Y una vez terminó, los ojos del chico subieron hasta encontrarse con los del nervioso, alocado, y asustado anciano. ... Y a pesar de lo que a continuación saldría de sus labios, no le miró con rabia o despecho, ni siquiera con una ínfima pizca de enfado. Solo con... extrañez. Como el que mira a un idiota hacer una idiotez. ''¿Pero se puede saber que le esta haciendo a mi profesora de teatro?''

...

''Usted es un hombre maduro. Deben haber pasado muchos años desde que dejó la escuela... ¿Así que por que acosar a mi tutora? ¿Que le ha hecho a usted? ¡¿Cual es su problema?!'' ... Levantando con simpleza su pequeña ceja, inflando mas los mofletes. ''¿Es que no ve que le esta haciendo daño? ¿Que esta tirando de su cola postiza? Y su peinado... sus cuernos... ... ¡Huuuh...! ¡¡Huuuum!! ¡¿Como se atreve a arruinar el trabajo que tanto tiempo nos llevo montar?!''

... ...

... Y sacudiendo los brazos, en una postura que le llevó a inclinarse hacia adelante, el enojo del niño explotó, subiendo el tono de manera que todos los presentes pudieron escucharlo, y sentir el trasfondo emocional que cargaba consigo. Tan ingenuo... tan sencillo, inofensivo, pero al mismo tiempo... sincero. ¿Pues como iba un niño como este a mentir? ¡¿Como?! ... Si es que... ¡Si es que hasta gotitas de lagrimas comenzaron a salir de sus ojos! Manteniendo la postura rígida, frente a frente con el 'acosador de su tutora'. A la cual terminó por separar de él, cuando en mitad de aquella pausa, Hari golpeó el brazo del anciano con sus pequeñas manos y escasa fuerza. Una, dos, tres, cuatro, cinco veces... ¡Las que fuesen hasta que la soltase! Y en cuanto lo hizo, resoplando con un sonido de sollozo ahogado, el niño, aún sin apartar la mirada ofendida del anciano, tomó el brazo de la supuesta sucubo, se lo paso tras su cuello, y la ayudo a levantarse...

''¡La gente de aquí es demasiado maleducada! Nosotros solo queríamos representar la obra del 'Princesito y la Demonio'... ¡Pero ahora no podremos! ¡Porque ya se ha desvelado la sorpresa del final!'' Clamó, con toda la ofensa que un pequeño de su tamaño y edad podrían despedir, pasando sus ojos llorosos, pero firmes, por todo el confuso publico, hasta acabar situándola sobre la chica, echando a andar junto a ella...

''No se preocupe, maestra... Podremos interpretar la obra en otro lugar... ¡Seguro que allí la trataran, y nos lo pasaremos mejor, ¿Si?! Usted tan solo sigame el ritmo. ¡Y olvídese de esos ineptos!'' ... ... Acercando su rostro al de ella, mirándola muy, muy de cerca... ... mientras que su mano disimuladamente se colaba hasta la cola de la chica, pasando el dedo indice a lo largo por ella. ''Usted es toda mía, mi hermosa sucubo...'' Le susurró al oído... ''Y nos lo vamos a pasar endiablademente bien...'' ... Dándole un fino mordisqueo a su oreja. Continuando andando, a paso ligero. Queriendo alejarse cuanto antes de aquella plaza.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Lun Mayo 30, 2016 10:04 pm

La gente creería siempre antes a un venerable anciano que a un niño, y más si ese anciano era alguien que conocían todos, y que había vivido en Dreamland un tiempo. Nadie creyó a Hari. Bueno, sí, unos pocos tontuelos, pero prontamente fueron acallados por la masa de adultos enfurecida >:(, una señora estaba a punto de acercarse a Hari y tirarle de las orejas y apartarlo de ahí, con su instinto maternal y protector sobre el pobre chiquillo. No obstante, Chao-Ten... digo, Chen-Tao, la detuvo alzando la mano (y soltando los cuernos de la demonio en el proceso, aunque no la cola). "Hummmm..." miró a Hari a los ojos, penetrándole con la mirada. "HUUUUUMMMMMM..." Gulp. Fue la primera vez que Hari se sintió, pese a sus cuatro mil años, como un niño siendo juzgado por un adulto, y casi que si el viejo le hubiera reprendido, Hari no habría tenido más remedio que aceptarlo instintivamente, como una especie de contrato social entre el anciano y el joven, el adulto y el niño, pese a que Hari no se consideraba un niño realmente.

Sin embargo, Chen-Tao finalmente soltó la cola de la demonio.

Nerin raudamente se puso en pie, mostrando una agilidad insólita, en la que rápidamente, como un cable de metro al soltarse, recogió su cola y la llevó hasta sus labios. Tomó una postura agresivo-defensiva, extendiendo sus manos, que se convirtieron en feroces y vastas garras de bestia, nada bonitas por cierto, a diferencia de las de Sejmet y Bastet. "¡Greaghrrrhhh!" se oyó, como un gruñido de advertencia.

Sin embargo, Chen-Tao ya no la prestaba atención.

Sólo miraba a Hari, muy fijamente. "¿Hum?" la demonio ladeó la cabeza. Nadie le prestaba atención. "¡Mah!" Retransformó sus garras en manos de nuevo, con sus perfectas y largas uñas rojizas, y, mordiéndose la punta de la cola, se cruzó de brazos y esperó. Aquel gruñido salvaje y bestial, en lugar de intimidar a Hari, posiblemente, le hizo fijar más el interés en ella. ¿Podría domarla, o sería ella la que le domara? Fuera cual fuera el resultado, a él no le importaría y lo disfrutaría tanto...

Sin embargo, Chen-Tao parecía estar leyendo exactamente a Hari de cabo a rabo con la mirada.

'¡La gente de aquí es demasiado maleducada! Nosotros solo queríamos representar la obra del 'Princesito y la Demonio'... ¡Pero ahora no podremos! ¡Porque ya se ha desvelado la sorpresa del final!'' Hari se apresuró a alejarse y acercarse a la chica demonio. Pero antes de que llegara...

"Un momento." Le puso la mano en el hombro y apretó con gran fuerza, sosteniéndole. Con una fuerza bastante impresionante para la edad que tenía "Escúchame bien, chico, antes de irte con esa demonio..." le dijo muy muy seriamente. "Si sigues ese camino, con esa mujer, habrá consecuencias muy serias. No seré yo quien te pare si crees poder escaparte de la servidumbre eterna en los Infiernos, y no seré yo el que diga que jamás serás capaz de escapar de lo que te vas a lanzar de cabeza." le dijo, remarcando cada palabra con fuerza autoritaria en su voz. "Si sigues por ese camino con esa mujer, habrá consecuencias. Y no van a gustarte, o puede que sí, quién sabe. Pero dejarán secuelas, eso sí puedo garantizártelo. Aún estás a tiempo de arrepentirte."

Le soltó sin más y le dejó ir.

''No se preocupe, maestra... Podremos interpretar la obra en otro lugar... ¡Seguro que allí la trataran, y nos lo pasaremos mejor, ¿Si?! Usted tan solo sigame el ritmo. ¡Y olvídese de esos ineptos!'' él acercó el rostro al de ella, muy muy cerca... ella le sonrió... mostrando aquellos colmillos. La mano de Hari entonces disimuladamente acarició de abajo arriba la cola de la demonio, pasando su dedo a lo largo de ésta. "¡¡Niuhhhhrrr!!" la chica se agitó con escalofríos, y mientras Hari le susurraba al oído, ésta metió la cola por debajo de la camisa de Hari, y la arrastró y frotó por los pectorales del chico.

''Usted es toda mía, mi hermosa sucubo...Y nos lo vamos a pasar endiablademente bien...''

...

La demonio enrrolló su cola sobre brazo del chico, se le adelantó, se giró hacia él y caminó unos instantes de espaldas, mirándole fijamente, en los que sonrió una vez más, exhaló el aire entre los dientes una vez más, y, girándose hacia adelante y tirando de él, aceleró la marcha hacia un motel...


...

......................


Subido a lo alto de una robusta antena parabólica, Neron los observó caminar.

.......


.....................

Neron sonrió como Nerin, monstrando los colmillos, siseando, expectante. Sus cabellos y su cola ondearon al unísino. La cosecha ya estaba madura. Había llegado la hora de segar...


Aquella era la última oportunidad de Hari para pegar media vuelta, si lo deseaba.




........................


O por el contrario, podía sencillamente entregarse al placer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Miér Jun 01, 2016 1:10 am

No era tanto que Hari se viese a si mismo como un adulto, si no que en todos los sentidos excepto en el físico, lo era hasta decir basta. Un anciano cuya edad contrariaba por completo su aspecto de niño, alcanzando... ¿Cuanto? ¿Los 4050? ¿4100 años? Hasta para él, alguien metódico, que solía conservar y guardar cada sencillo detalle, se le hacia dificil de recordar... Siendo así, que cuando aquel viejo, Chen-Tao, clavó los ojos en él, la mirada que el chico mostró no fue la de alguien siendo juzgado, si no la de alguien sorprendido por verse con una persona de su talla. Pues mas allá del numero exacto de años, era la experiencia lo que contaba, y al igual que la de Hari rozaba lo tortuoso, al niño se le hizo muy fácil ver que aquel anciano no era tan distinto. ... Aun así, trató de marchar, sobretodo al notar como la Demonio se erguía, sacando garras y colmillos, mirando en todas direcciones, como un animal salvaje en alerta ante sus enemigos. ... Si, hasta sus gruñidos y bufidos le recordaron a los de una bestia... ... Lo cual por supuesto le atrajo bastante. Por las posibilidades, ideas, y fantasías que traía a su viciosa imaginación... ... ... Aunque sin perderse demasiado. Al fin y al cabo, habiendo tomado de la mano a la chica, andando para dejar atrás al confuso gentío... Hari fue detenido de lleno por la mano del monje. Agarrado con tanta firmeza, que por un instante pareció parte de un ataque. ... Pero no. Girándose otra vez, mirándolo de nuevo, y escuchando sus palabras... resultaba obvio que aquel anciano no aspiraba a detenerlo. Ya no. Si no que preocupado de corazón, soltó una ultima advertencia, a modo de ultimátum para retractarse. Abandonar aquel camino destructivo... ... alejarse de la demonio come-hombres...

''...'' No dijo nada. Absolutamente nada. Su boca... cerrada con esos pequeños labios, no se abrió ni siquiera para exhalar aire. Sin cambiar su gesto, o postura. Agarrando con firmeza a la chica, quieto en su sitio. Mirando a Chen-Tao fijamente, mas incluso que la vez anterior, casi como si tratase de imponerse a él, en una especie de duelo de miradas, motivado por simple y mundano orgullo... ... ... Sin embargo, Hari no le estaba ni infravalorando ni desoyendo. El anciano era sabio, y sin lugar a dudas, tenia motivos de sobra para preocuparse...

Los demonios atacaban constantemente a los mortales, personas la mayoría de veces inocentes, a las cuales corrompían con promesas vacías, engaños desvergonzados, e ilusiones y sueños tan alentadores como amañados... Aprovechándose de la inexperiencia, de la inocencia en sus corazones... Todo con tal de atraparlos, de esclavizarlos, de manipularlos, o de simplemente... devorarlos, hasta no dejar mas que un cascaron vació detrás. ... Y él, Chen-Tao, había visto mucho, muchísimo, mas de lo que le desearía a ninguna otra persona. Cada caso, cada cliente, y cada demonio culpable al que golpear con su bastón. Siendo pues normal... Normal que su interpretación fuese la que fuese. Que aquel chiquillo, estaba siendo inmaduro, creyendo que podría hacer cualquier cosa con una Demonio, y no sufrir ninguna consecuencia al acabar. Creyéndose diferente a los otros casos, solo por tener un poco mas de intelecto o sentido bribón. ... ... Un sentido, por el que sin embargo, él vislumbraba muy bien la comprensión de Hari. Se hizo entender, se hizo escuchar, y el niño lo había entendido. No le estaba mirando con rabia y enfado, ni siquiera molesto por haber sido detenido, o fastidiado por estar siendo tratado como un renacuajo. ... ... Pero claro, hasta ese momento, Chen-Tao solo se había fijado en las apariencias, en lo que su... oyente, aparentaba ser. Cuanto mas lo contemplaba, mas denotaba algo extraño venir de él, algo misterioso, recóndito, reservado... ... y al mismo tiempo conocido. Familiar... demasiado familiar... Distinguiendo el brillo de los años en las iris rojas del chico, reluciendo incandescentes, como las mismísimas llamas del... ... ...

''... ... Huh.''

... ... ... ... Siendo esto ultimo lo que le abrió sus propios ojos.

Los ojos de aquel niño... De pupilas ennegrecidas y alargadas, que resaltaban idénticas a una grieta... abriendo el fuego en un agujero infinito... partiendolo por la mitad... ... ... No era un simple efecto estético. Si no fruto de una condición. Una que Chen-Tao identificó rápidamente... ... Pues resultaba indiscutible, sobretodo unido a los demás caracteres del chico. Su aspecto, su personalidad, sus decisiones, ... esos destellos... en la finísima sonrisa que comenzó a mostrar. Inocente, persuasiva, irónica. Perfectamente ejecutada, y al mismo tiempo, tan dispar a lo natural... ... Que la única explicación que encontraba, era también la única que se pasaba ahora mismo por su cabeza.

Aquel niño... No era un humano como él.

Spoiler:
 


[...]

[...]

[...]


Sin mas palabras, miradas, o pensamientos que transmitir, y a sabiendas de lo que el anciano había averiguado en el ultimo segundo... Hari simplemente echó a andar. No cambiando su rostro en lo mas mínimo, excepto en la placentera mueca que coloco ante el gesto 'cariñoso' de la Demonio. Sonriendo mas y mas, mostrando brevemente los dientes, los afilados colmillos... Notando como su libido era lentamente liberado, a medida que se alejaban de las miradas y opiniones indiscretas de esa gente... Caminando por las solitarias calles, con la vista siempre puesta en adelante, ... dándose así cuenta de hacia adonde se dirigían, hacia donde lo estaba llevando la chica... pues dejando que ella tomase la iniciativa, el niño simplemente siguió sus pasos y su ritmo sin rechistar. Andando, andando, andando, cada vez mas deprisa, cada vez mas raudo, cada vez mas veloz... ... Hasta que al alcanzar el cruce de caminos, pudiendo verse en la calle de arriba la fachada del motel, y en dirección hacia abajo otra porción turística del pueblo... ... ... Hari se detuvo en seco. Justo en medio. ... Justo antes de la decisión final.

''... ... ... ¿No le parece triste?'' ... Preguntó entonces el niño, con voz tranquila y formal. ''Ser tratada de esa forma... Juzgada y maltratada... ¿Solo por ser de una especie diferente?'' Levantando los ojos, muy lentamente, paseandolos primero por el ancho de la calle, luego hacia el motel, y finalmente sobre la chica... ''Desde que desperté en esta época, no he parado de escuchar como las distinciones raciales han sido superadas en la mayoría de regiones y naciones. Que uno puede desear, ser, y hacer lo que le apetezca, independientemente de las condiciones de su nacimiento, de su herencia... de su naturaleza...'' ... Mostrando entonces una pequeña, corta, y al mismo tiempo... agradable sonrisa. Verdaderamente agradable. Tan sincera... que así, repentina, tuvo que resultar sorprendente para la confundida súcubo. ''... Y sin embargo, ¿Como la tratan a usted? ¿O a los demás miembros de su especie? Simplemente por pertenecer a ella... No dejando oportunidad para explicaciones, ni motivos racionales...''

Su cabeza hizo un gesto negativo, al mismo tiempo que suspiraba, y se llevaba las manitas a los bolsillos de su camisa, andando un par de pasos, aproximándose a ella. ''Si he de serte sincero, yo no creo que los Demonios sean una especie nacida para hacer el mal. ... Del mismo modo, que tampoco creo que los Ángeles nazcan para hacer el bien. Puede que en el pasado, en el origen de Paradiso e Inferno, esto era así... pues los mortales eran simples, y necesitaban enfocar sus rencores y deseos en ídolos a los que adorar y temer...'' ... Era extraño... Mas allá de que pareciese mas adulto que lo usual, mas maduro o inteligente... ... La forma en la que la miraba, iba mas allá de simple deseo carnal. ''... Pero a medida que las civilizaciones se complicaban, que sus deseos se volvían grises y turbios... Mismamente sucedió con dichas entidades. Dioses que oprimían a su pueblo, exigiendo veneración, castigando cualquier imprudencia con sacrificios y pestes... tratando de contener a los mortales, limitando sus percepciones, por miedo a verse superados, mermados, y olvidados en la devoción que tanto necesitaban... ... Mientras que los Demonios, cuya naturaleza siempre fue mas cercana a los mortales, gracias a su independencia casi total... Simplemente se adaptaron a estos. Muchos entraron en servicio de aquellos que pudiesen satisfacerlos. Otros buscaron reunir poder y dominio en sus propios terrenos. Algunos, incluso trataron de pasar como humanos... disfrutar como humanos... ... Vivir como humanos...'' Y cuanto mas se le acercaba, mas intenso notaba este sentimiento. La lujuria, la lascivia, la obscenidad que exhibieron frente a aquella multitud... pronto comenzaron a tomar un significado diferente. ''Vosotros recolectáis almas mortales con los que haceros mas fuerte... Los dioses esclavizaban almas mortales para hacerse eternos... ... ¿Cual es la diferencia al final? Ambos solo tratan de hacer lo que por naturaleza consideran apropiado. Igual que un león devora a un búfalo... e igual que búfalo aplasta las crías del león... ... No hay buenos y malos en ninguna situación. Todo depende del punto del vista. Del espectro por el que se mire. ... De la situación... De las posibilidades... ... Y de cada gesto y sentimiento con el que podamos alterar esto...''

Plantado frente a ella, con tan solo un espacio de medio metro que les separaba, la súcubo vio con todo detalle como las dos manos del niño se acercaban a ella... estirándose, subiendo... pasando los dedos en una sutil caricia por sus mejillas, que siguieron el camino hacia arriba, acabando por palpar los rojos cabellos de la chica, tan candentes, tan coloridos... ... tan desordenados. Culpa del anciano, que la había despeinado al sujetarla, deshaciendo en gran parte sus tirabuzones, dejando a plena vista los cuernos de Demonio. Aunque esto no importaba demasiado, pues precisamente, siendo una demonio, era capaz de repeinar sus cabellos haciendo uso de su magia. Tan solo los dejo así porque ya daba igual. Estaban a solas, nadie mas iba a verles, y... ... y... ... ...


[...]


... ... ... Y entonces el niño comenzó a toquetearlos. Con cuidado, con sumo cuidado. Dándoles forma usando solo sus delicadas manos, pasando los dedos por los rizos, estirándolos, para deshacer el nudo, y devolverlos a su ondulada forma anterior. Moviéndose así alrededor de ella, en un... coqueteo sensual, acariciando esa piel tan sensible con las suaves yemas de sus dedos, acercándose... alejándose... rozando cuerpo con cuerpo, a veces pegándose tanto, que su aliento caía sobre su oreja, o sobre su nuca descubierta, o... ... ... Uh... Pero... también era... ... ...  romántico. Pues lo hacia con tanta delicadeza, y atencion a los detalles... palmeandole la cabeza en mas de una ocasión, e incluso bajando hacia sus hombros, hacia sus brazos... pudiendo ver y notar como le sacudía el vestido, limpiando por encima los restos de suciedad que quedaron, ademas de las arrugas, llegando a tirar de las cintas, situándolas de vuelta en sus hombros... esos a los que antes masajeó... ... ... De una manera no muy distinta a su actual actitud. Porque estaba comprensivo. Extraño, insólito... Pero comprensivo. Porque de todos los tanteos que hizo sobre ella, fueron los dos últimos, los que resultaron decisivos... Pues aunque los tirabuzones quedaron de nuevo moldeados, ... Hari dejo sus cuernos a la vista. Y aunque recoloco su vestido como al principio, ... ... Hari tomo su cola, y cuidadosamente, la saco fuera de su falda.


Dejándola así. Como una hermosa señorita.
...Como una hermosa demonio.



''Usted ha enamorado a muchos otros antes de mi... Ha salido con ellos, paseado, y realizado actividades mundanas y típicas... ... Pero siempre tras una fachada, ¿Verdad? Tras un rostro, ropa, aspecto... Que o no es el suyo, o por lo menos, trata de ocultar lo que realmente sois.'' Le oyó decir tras su espalda, ni muy lejos, ni muy cerca de su oído. ''Algunos le habrán dicho que la quieren, que la idolatran... algunos, incluso que la aman... ... ¿Pero cuantos sabiendo vuestra autentica condición? ¿Vuestra autentica naturaleza? ... ... Dejando atrás el resultado final. El calor entre las sabanas... ¿Cuantos quisieron darle aunque fuese una misera muestra de cariño...? ¿Cuantos... os han adorado...? ¿Sabiendo de verdad que sois lo que sois?'' Y sus dedos, moviéndose entre sus cabellos, como si jugaran con ellos, siguieron y siguieron formando rizos, tirabuzones y mas tirabuzones... ... hasta que se toparon con algo. Algo que le hizo sonreír. Y que la chica noto caer entre sus manos. ... Tan intacta y hermosa como al principio...


''Quiero que nos amemos... Como los protagonistas de esa obra que mencione. No solo como dos amantes desfogados, que tratan de desquitarse de su simple lujuria, sobre una cama indiscreta, en una habitación ruidosa... ... Y me apetece, no lo voy a negar. Me apetece tanto como un postre tras una larga y apetitosa cena... ... Por ello quiero disfrutarlo. Disfrutar de usted. De todas sus formas, colores y sabores... para que así... cuando me toque degustar de su cereza sobre el pastel... ... Ummm... El placer nos inunde sea mutuo.'' ... Una frase que costosa llego a oídos de la chica, y no porque la dijese en voz baja, o lejos de ella, si no porque mientras la pronunciaba... la boca del chico subió a lo alto de su cabeza... ... dando un largo y cálido lametón... ... ... En el cuerno de la súcubo.


[...]


''Deseo recorrer estas calles con usted... Pasar tiempo con usted... ... Con usted de verdad. Sin importa lo que diga o piense el gentío. Sin importar sus miradas, opiniones, o prejuicios...'' Dando la vuelta, tornándose frente a ella, tan veloz como decidido. ''... No dejaré que nadie le haga ningún daño. Ni que se atrevan a injuriarla o insultarla, sin pagar justamente por ello...'' ... Dejando que sus dedos se entrecruzaran con los de ella, conectándolos... tan tenaz... ''Usted es mía... y solo placer bañara ahora su piel... Sus sentidos y pensamientos... alejados de otra idea excepto la de ser querida...'' Mientras que su otra mano subía, subía, subía... tanteando por la espalda, hasta llegar a su cabeza, sujetándola firme. ''Una Súcubo persigue la lujuria... ¿Pero que es la lujuria si no amor llevado a su limite...? ... Jejeje... Y yo hoy voy a hacerle sentir cada pizca de ese pecado... de ese sentimiento... ... Tan hondo, que nunca jamas podra olvidarlo.'' Acercándose... a ella... con una sonrisa... abierta... caprichosa, deseosa... ... dominante...


''Voy a amaros como ningún otro ha hecho.''
''Como ningún otro.....''

''.......... Lo hará jamas.''

...

...

...


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Neron y Nerin-

avatar

Mensajes : 13
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 24/05/2016

MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   Sáb Jun 04, 2016 1:40 am

En silencio, los dos amantes comenzaron la larga caminata hacia ese lugar especial. Ese lugar donde dos almas se entregan la una a la otra, donde el cosquilleo del pecho se desplaza por el torso hacia la cintura y te hace temblar hasta las piernas. Nerin a duras penas ocultaba su ansiedad... Pero debía mantener la compostura. Después de todo, para hacerlo bien había que elegir el lugar correcto... para hacer las cosas incorrectas.

''... ... ... ¿No le parece triste?''

Nerin se giró para oírle...

''Ser tratada de esa forma... Juzgada y maltratada... ¿Solo por ser de una especie diferente?''

Para los súcubos, y para todos los demonios... eso era lo normal. No era algo que a ella le causase demasiados quebraderos de cabeza. Sabía bien lo que era, había nacido así y no había otro destino para ella. Lo tenía bien asimilado. Era una vástago del mal. Pero no esperaba que un niño entendiera lo que ella sentía.

''Desde que desperté en esta época, no he parado de escuchar como las distinciones raciales han sido superadas en la mayoría de regiones y naciones. Que uno puede desear, ser, y hacer lo que le apetezca, independientemente de las condiciones de su nacimiento, de su herencia... de su naturaleza...''

Se le iluminaron los ojos. Echó una mirada de sorpresa ante el atrevido niño... Que podría no ser un niño después de todo. Para ser tan joven, sabía muy bien lo que hacía. Entonces... ¿Podría ser algo más? ¿Y qué es lo que sería? Mmm... intrigante y misterioso.. Mientras se mordía los labios, y comenzaba a cerrar las manos de impaciencia, se hacía la pregunta más importante... ¿Cómo hacía para que su sonrisa fuera tan endiabladamente encantadora?

''... Y sin embargo, ¿Como la tratan a usted? ¿O a los demás miembros de su especie? Simplemente por pertenecer a ella... No dejando oportunidad para explicaciones, ni motivos racionales...''

Francamente, lo que más quería en ese momento era clavarle las uñas en el cuello y llevárselo hasta sus labios... Pero no tuvo problema en seguir escuchándole. Podía esperar... "No es ningún problema." le contestó, encogiéndose de hombros. "Tenemos la reputación que tenemos por algo, después de todo..." susurró, llevándose el dedo índice al labio inferior, dándole unos toquecitos.

Su pulso comenzó a agitarse de nuevo rápidamente cuando lo vio acercarse un poco hacia ella.

''Si he de serte sincero, yo no creo que los Demonios sean una especie nacida para hacer el mal. ... Del mismo modo, que tampoco creo que los Ángeles nazcan para hacer el bien. Puede que en el pasado, en el origen de Paradiso e Inferno, esto era así... pues los mortales eran simples, y necesitaban enfocar sus rencores y deseos en ídolos a los que adorar y temer...''

Presumía de mucha sabiduría. Más de lo que tendría un humano mortal de su edad. ¿Sería algún ser milenario? ¿Un vampiro? ¿Un ídolo reencarnado? No muchas personas que dicen conocer a los íncubos y a las súcubos los aceptan... Quizá habría tenido alguna conexión antaño con los demonios... ¿Cuál? ¿Y por qué?

''... Pero a medida que las civilizaciones se complicaban, que sus deseos se volvían grises y turbios... Mismamente sucedió con dichas entidades. Dioses que oprimían a su pueblo, exigiendo veneración, castigando cualquier imprudencia con sacrificios y pestes... tratando de contener a los mortales, limitando sus percepciones, por miedo a verse superados, mermados, y olvidados en la devoción que tanto necesitaban... ... Mientras que los Demonios, cuya naturaleza siempre fue mas cercana a los mortales, gracias a su independencia casi total... Simplemente se adaptaron a estos. Muchos entraron en servicio de aquellos que pudiesen satisfacerlos. Otros buscaron reunir poder y dominio en sus propios terrenos. Algunos, incluso trataron de pasar como humanos... disfrutar como humanos... ... Vivir como humanos...''

Hablaba como si él hubiera sido alguna vez un demonio. Esos supuestos eran bastante acertados. Alguien tan culto, tan abierto y predispuesto le parecía bastante... Masculino. Determinado, valeroso, aventurero. Para alguien con la apariencia de un niño, ese humano daba toda la impresión de un hombre.

''Vosotros recolectáis almas mortales con los que haceros mas fuerte... Los dioses esclavizaban almas mortales para hacerse eternos... ... ¿Cual es la diferencia al final? Ambos solo tratan de hacer lo que por naturaleza consideran apropiado. Igual que un león devora a un búfalo... e igual que búfalo aplasta las crías del león... ... No hay buenos y malos en ninguna situación. Todo depende del punto del vista. Del espectro por el que se mire. ... De la situación... De las posibilidades... ... Y de cada gesto y sentimiento con el que podamos alterar esto...''

El chico se había detenido frente a ella a muy poco espacio. Se podía sentir la tensión que se generaba entre ambos, incluso antes de llegar al motel. La súcubo lo miraba como una fiera mira la mano de un cazador... Hasta finalmente cerrar los ojos y dejarse tocar. Sintió el cosquilleo de las yemas de sus dedos en las mejillas y entre sus cabellos. El chico los acariciaba, se enredaba en ellos, los desataba... Como quería ella que le hiciese a todo su cuerpo. No tardó en acercarse tanto a ella que podía sentirlo. ¿Por qué la atormentaba así? No quería apresurarse para no perderlo, pero podía sentirlo. Podía sentir su pecho rozando su cuerpo, podía sentir sus piernas rozando las de ella mientras la rodeaba, sus manos acariciando su cabello, su aliento... Su... paquete masculinidad, que rozaba su cintura cuando él se acercaba. Y la hacía sentir como si fuese pequeña, como una chica normal desarmada frente a su caballero...

Él tocaba su cola y sus cuernos, y ella sintiéndose al fin aceptada... Quizás querida, realmente querida, se dejaba llevar. Cuando hubiera echado a cualquier otro, pero no a él.

"Deja de provocarme..." Llegó a decir antes de parar súbitamente para recoger aire. Hasta entonces no se había dado cuenta, pero estaba jadeando. El muchacho estaba haciendo jadear a una súcubo. Y eso... Era endemoniadamente sexy.


''Usted ha enamorado a muchos otros antes de mi... Ha salido con ellos, paseado, y realizado actividades mundanas y típicas... ... Pero siempre tras una fachada, ¿Verdad? Tras un rostro, ropa, aspecto... Que o no es el suyo, o por lo menos, trata de ocultar lo que realmente sois.''

Podía sentir su voz detrás de ella. Sus manos escaparon a su control, y buscaron llegar hacia él por detrás. Sin verlo, sólo quería... Sentirlo. Entre sus dedos, en la palma de su mano. Quería ya tenerlo para ella...

''Algunos le habrán dicho que la quieren, que la idolatran... algunos, incluso que la aman... ... ¿Pero cuantos sabiendo vuestra autentica condición? ¿Vuestra autentica naturaleza? ... ... Dejando atrás el resultado final. El calor entre las sabanas... ¿Cuantos quisieron darle aunque fuese una misera muestra de cariño...? ¿Cuantos... os han adorado...? ¿Sabiendo de verdad que sois lo que sois?''

Pero lo que llegó a sus manos era algo totalmente inesperado.

''Quiero que nos amemos... Como los protagonistas de esa obra que mencione. No solo como dos amantes desfogados, que tratan de desquitarse de su simple lujuria, sobre una cama indiscreta, en una habitación ruidosa... ... Y me apetece, no lo voy a negar. Me apetece tanto como un postre tras una larga y apetitosa cena... ... Por ello quiero disfrutarlo. Disfrutar de usted. De todas sus formas, colores y sabores... para que así... cuando me toque degustar de su cereza sobre el pastel... ... Ummm... El placer nos inunde sea mutuo.''

Observó el regalo tímidamente. A pesar de estar claro, su mente se nublaba, y no podía entender en ese momento a qué venía. Se sentía perdida, quería echarse al suelo, sobre él, como fuera.

"¡Ah!..." Hasta dar un pequeño salto y ponerse completamente roja al sentir su húmeda lengua pasar por sus amargos y duros cuernos infernales.

''Deseo recorrer estas calles con usted... Pasar tiempo con usted... ... Con usted de verdad. Sin importa lo que diga o piense el gentío. Sin importar sus miradas, opiniones, o prejuicios...''

Había dado la vuelta y se había puesto frente a ella. Ya casi no podía esperar, quería tomarlo de la mano e ir corriendo hacia el motel ya.

''... No dejaré que nadie le haga ningún daño. Ni que se atrevan a injuriarla o insultarla, sin pagar justamente por ello...''

Era ese momento. Ella lo sabía, ya se veían sus intenciones en la mirada.

''Usted es mía... y solo placer bañara ahora su piel... Sus sentidos y pensamientos... alejados de otra idea excepto la de ser querida...''

"Sí... Tuya..."

''Una Súcubo persigue la lujuria... ¿Pero que es la lujuria si no amor llevado a su limite...? ... Jejeje... Y yo hoy voy a hacerle sentir cada pizca de ese pecado... de ese sentimiento... ... Tan hondo, que nunca jamas podra olvidarlo.''

"Por favor... Ahora..."

''Voy a amaros como ningún otro ha hecho.''
''Como ningún otro.....''

''.......... Lo hará jamas.''

//66.6 Daños//


Apenas Hari rozó los labios de Nerin, ella se lanzó completa hacia él. Pasó su pierna tras su cintura, lo atrajo hacia ella. Lo tomó del cuello y lo presionó contra sus labios. Lo besó, lo besó y volvió a besarlo. Clavó sus uñas en el su nuca, sin dejarlo escapar. Solo paraba sus besos para lamer sus labios, rozarlos con sus colmillos, y volverlo a besar. Dejando que sus lenguas se cruzasen la una y la otra. A Nerin le encantaba... Pero Hari sentía sus energías disminuyendo a mitad del beso, como si estuviesen succionándola directamente.

Lo soltó unos segundos, atrayéndolo aún más con su pierna. Haciendo que, por lógica, rozaran las partes más importantes. "¡Al infierno con el motel! ¡Te necesito ahora, AHORA!" Gritó, antes de empujarlo hacia unos arbustos del lado del camino. Nadie pasaba por ese lugar, al menos no en ese momento, y ella iba a aprovecharlo para hacer de ese hombre su hombre.

Se arrodilló sobre él, en el áspero césped, dejando entre sus piernas la cintura del rubiales. Se sentó sobre él, lo acarició, moviéndose lentamente de atrás hacia adelante. Cerró los ojos para sentir la energía... Era como un aura invisible. La lujuria, la tensión, el deseo, todos los sentimientos de Hari que ella podría tomar apenas se consumase el acto. Sonrió, saboreando el momento que tenía en el presente y el platillo que gozaría a futuro...

Apoyó los codos a los lados del chico, quedando a pocos centímetros de su rostro. "Espero que te guste rudo..." Susurró, entre jadeos desordenados. Levantó su mano izquierda... Y bajó su vestido. Por la pose en que estaba no podía verse del todo... Pero Hari sufriría la incógnita de saber si ella llevaba sostén o no. Para el disfrute de la traviesa súcubo.

"Because I'll suck the hell outta you."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una excursioncita por el Infierno   

Volver arriba Ir abajo
 
Una excursioncita por el Infierno
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: General :: Los Archivos-
Cambiar a: