Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
El Dia antes del Progreso!
Prueba del Alma: Kablo
¡Una cita a ciegas!
Buscando empleo en la Posada del Viajero
-QUEST- El Tren Infinito
Nacido de un Sueño
Una salida entre amigos
-Artículo- La flecha del destino
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
JUEGO: ¡Pregunta al personaje!
Últimos temas
» Cuando la empleada te encuentra a ti en la Posada del Viajero
por -Aqualady- Mar Sep 19, 2017 1:36 am

» -QUEST- El Tren Infinito
por Ephirel Dom Sep 17, 2017 1:30 pm

» X marca el lugar
por Midas Goldo Sáb Sep 16, 2017 8:00 pm

» Día de Kablo
por -Miranda- Vie Sep 15, 2017 2:28 am

» La esperanza es esa cosa con plumas
por -Colette- Jue Sep 14, 2017 11:43 pm

» Sacrum - El Reencuentro
por Admin Bombermans Miér Sep 13, 2017 10:12 pm

» Pesadilla en la Cocina 1x01 - Kawasaki's
por Sparrick Jue Sep 07, 2017 12:30 pm

» -ARTÍCULO- ¿Y con quién pasamos la Navidad?
por Shantae Sáb Ago 26, 2017 12:36 am

» Volver al exterior
por -Ahina- Sáb Ago 19, 2017 1:04 am

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 Sueños dorados de un futuro sumergido

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Sueños dorados de un futuro sumergido    Mar Mayo 24, 2016 1:27 pm

{Este tema es después de la presentación de Bastet ante Ahina, pero antes de Sacrum. Una semana, o dos antes.}

Tumbado en el sofá de su apartamento, Harald miraba al techo sumergido en profundos pensamientos, tensos y complicados, que se reflejaban en las expresiones de su molesto rostro, con ojos cerrados, y dientes apretados. ''¡Hmph...!'' Aunque esto no era tan extraño... Incluso ya a varios meses de haber conocido a Ahina Atlant, de haberse reconciliado con Bastet, e iniciado una relación bilateral con ambas... El Rey de Héroes seguía siendo el hombre de siempre. Egocéntrico, orgulloso, soberbio... y rabioso. Rabioso con ese mundo que le rodeaba, y al cual no entendía en lo mas mínimo. ''... ¡Agh!'' Por mas que tratase de verlo con buenos ojos, 'de acostumbrarse', como le pedía Ahina, o 'de aceptarlo', como le insistía Bastet... Harald lo intentaba e intentaba, sin lograr mayor resultado que su propia frustración. Siendo este uno de esos numerosos momentos, pues con una mano apoyada en la frente, la otra seguía posada encima de aquella revista sobre la mesa. Un semanario de actualidad, noticias interesantes, eventos recientes, y algún que otro material de cotilleo sin importancia... La típica revista, vamos, y en la que Harald solo se fijaba porque Ahina las leía, '¡Y COMO LO SUYO ES MIO, Y LO MIO SUYO!', poco faltó para que la curiosidad le pudiese. ... Solo que claro, jamas imaginó que leer semejante tanda de tonterías, idioteces, simplicidades expuestas como si fuesen el ultimo hito de la civilización... le fuese a tocar tanto la moral.

Porque aquella idea se le hacia mas presente con cada día que pasaba...

... Y es que su paciencia con esta época. Sus gentes. Culturas...

Con este mundo.

Se le estaba agotando.



¿Pero que podía hacer? ¿Que mas se le permitía, si no morderse la lengua, y contener sus ganas de abrir la Puerta, y disparar a diestro y siniestro a cada mestizo de la zona? Tal vez su orgullo era inmensurable, y su juicio estaba por encima de moral o sentido común. Sin embargo... algo incluso mayor que esto, era su amor por sus dos amadas, y si algo ellas le habían dejado en claro, es que no les gustaba esta clase de intenciones. Por ellas, había hecho gala de una paciencia, que no recordaba haber tenido desde que cuando Enkidu le acompañaba. ... Y eso ya era decir bastante. Su único, y eterno amigo... ¡Su igual! Aquel que mejor le comprendió, pero que también mejor le corrigió, parando su ira cuando era incontenible, sustituyéndola con dialogo, y planes a futuro. ''... Hmmm...'' Si... Si él no hubiese muerto, ¿Cuanto bien habrían traído? Siempre desearon poner orden, y no solo en Babylonia, ni en Drezed, si no en todo el mundo. Mortal, y Divino. Crímenes como los que cometió el Emperador de Palamecia no habrían quedado impunes, como tampoco los cometidos por Bastet en aquellos tiempos, ni los otros muchos Dioses, cegados por su arrogancia.

Pues compartiendo ideales sobre un mundo correcto

Ambos avanzaron dispuestos a cumplir dicho sueño.

...

... Y tal vez era eso lo que necesitaba.

Concebir un nuevo sueño.

... ... De la mano de su prometida.









Para cuando el atardecer cayó sobre las calmadas aguas de Océano Naranja, Harald ya lo había preparado todo con esmero. Por un lado, puesta la ventilación, y encendida la hoguera, el salón tomó una atmósfera cómoda y apacible. Sacó tentempiés, una garrafa dorada con vino, junto un recipiente con manzanas, uvas, y otras frutas selectas. No hizo sonar ninguna música, pues no tenia idea sobre como hacer funcionar aquel reproductor... equipo... ¡Como se llamase!  Así que en su lugar, dejó que el sereno vaivén del mar sirviese de melodía. A si mismo, se dio una larga ducha, tanto para asearse y perfumarse, como para entrar en sosegada calma. Se atavió con sus elegantes prendas de estar por casa. Y una vez bebió media copa de aquel tinto vino, se sentó sobre el sofá, extendió brazo y piernas... Y espero acomodado a que Ahina regresase. Lo cual sucedería pronto. No por nada, previo a su baño, tuvo la fantástica idea de utilizar aquel aparato de comunicación, para mandarle un breve, conciso, y claramente no malinterpretable mensaje de texto.

"Aina Atlnt, t esper en casa, enemos q hablr."


''Hmm... Aún si salió con ese patoso Echidna, no debería demorarse demasiado.'' Murmuró para sus adentros, moviendo la copa y su contenido elegantemente. ''Me preguntó si se dignara a traérselo. En cualquier otra situación seria un estorbo para nuestro amor... Pero esto le incluye a él. Si es que quiere dárselas de autentico Caballero, claro. ¡Jajaja!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Ahina-
Princesa del Mar. PRINCESA DE TODA POP'STAR. ¡MUAHA... oh, mira Aqua, figuritas de Harald! *¬*
avatar

Mensajes : 44
Experiencia : 46
Fecha de inscripción : 22/02/2016

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Miér Jun 01, 2016 7:14 pm

Acababan de salir del cine Aqualord y ella. Era una comedia romántica de estas Navideñas, hecha en modelos 3D. Ahina había invitado a Harald y a Aqualord (pero no a Bastet, claro). El primero se negó a ver 'paganos y mestizos relatos de muñecos animados mediante brujería extraña'. El segundo aceptó entusiasmado. ¡Y se lo pasaron de muerte! ¡HUMPH! ¡Harald se lo perdía!

Al salir del cine, revisando su móvil, se encontró un mensajito de Harald un tanto mal escrito (mírale, qué mono <3), diciéndole que 'tenían que hablar'. ¿Hablar qué? ¿Encima ahora se había enfadado? "¡Humph!" Ahina le enseñó el mensaje a Aqualord antes de guardarse el móvil de vuelta al bolsillo. "¿Se puede saber qué le pasa a este ahora? ¡Pero si era él el que no quería venir!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Miér Jun 01, 2016 11:59 pm

La película fue un completo fiasco. Parecía una copia china o brasilera de alguna película famosa, con malos modelos 3D y horrible actuación de voz. ¡Pero eso no era para nada malo! Durante toda la película Ahina y Aqua se la pasaron riendo, comentando los errores de animación o la sincronización de los labios, hablando acerca de cómo podrían hacer una película mejor usando a los duendes como actores, e imitando a los personajes tan mal animados para reírse de algo mejor que la tonta película. ¡Lo habían pasado fenomenal!

El equidna levantó los hombros ante el mensaje de texto, dejándolo pasar como si no fuera nada importante. "Debe estar enfadado porque no hacemos algo que a él le guste, como salir a matar impuros o... ¿Qué es lo que le gusta? ¿Escupir sobre mestizos?" el caballero tomó un sorbo de su refresco, que aún le quedaba del cine. "No le haga caso, milady. ¡Está en una salida para divertirse! Una diosa merece descansar y relajarse cada tanto... ¿Qué tal si uno de estos días vamos a un spa?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Ahina-
Princesa del Mar. PRINCESA DE TODA POP'STAR. ¡MUAHA... oh, mira Aqua, figuritas de Harald! *¬*
avatar

Mensajes : 44
Experiencia : 46
Fecha de inscripción : 22/02/2016

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 12:04 am

Empezó a encaminarse de vuelta al piso. Podría ir volando pero... le apetecía un paseo. "¡Un spa! Oh, sería maravilloso. ¡Agua por todas partes, caliente, templada, fría, de piscina, natural, con pétalos de rosas, con masajes, tumbonas...! Además, últimamente Harald está siempre gruñendo sin más. Le vendrá bien para relajarse... ¡Incluso podríamos invitar a la gata de marras! Heh. Hehe... si es que no le da miedo el agua a la zorra... :P"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 12:29 am

La idea de ir a un spa fue brillante. ¡Brillante! Ir a relajarse, charlar, en una nube de vapor y agua caliente... Ese era el lugar para dos pseudo-elementales de agua. Además, la idea de ver a Ahina en bañador era demasiado tentadora para...

"Además, últimamente Harald está siempre gruñendo sin más. Le vendrá bien para relajarse... ¡Incluso podríamos invitar a la gata de marras! Heh. Hehe... si es que no le da miedo el agua a la zorra... :P"

"... Sí, a todos nos vendría bien algo de relax." Bufó un poco con la idea de que Harald y Bastet vinieran también. ¿Quizás podrían ir dos y dos? Nah, Harald no dejaría sola a Ahina en un lugar así... Sería un lugar perfecto para uno de esos arranques de lujuria improvisados en sitios inadecuados, por los cuales luego Bastet y Aqua deben andar cubriendo y siendo cómplices de sus travesuras. ¡Eran tan... Ugh! ¡Aqua estaba endiabladamente celoso! Al menos no se daban besos de lujuria en medio de los combates...

"Por cierto... ¿No se llevaba usted bien con Bastet, milady?" Preguntó legítimamente curioso "O al menos así lo parecía. Fuera de... La circunstancia en que se conocieron, y la pelea por ser la favorita de Harald... Pareciera que se llevaban bien. Como personas, no como novias, digo."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 12:31 am

''Grr... ¡Grrrr...!... ¡Aaaargh...!'' Gruñía mientras tanto el Rey de Héroes, sentado en su sofá, encorvado hacia adelante, sujetando y apretando con una mano la copa de vino, mientras tanteaba y sacudía el teléfono con la otra. ''Vamos... Vamos...'' Mirando fijamente la brillante pantalla, con los ojos ensombrecidos, fijos en la conversación textual que él y Ahina tenían, lleno de palabras mal escritas por su parte, y un montón de dibujos de caras que ella llamaba 'emoticonos' por parte de Ahina. ''¡Suena... suena...! ¡¡SUENA Y CONTESTA DE UNA VEZ!!'' ... Poco menos que histérico, sintiendo como sus pelos se erizaban, y sus pupilas se tensaban de pura rabia. Sumamente enojado, histérico... ¡Culpa del silencio al que Ahina le sometía! Porque no le había contestado. No le estaba escribiendo nada. Ni diciendo nada. Ni mandando nada. ¡Ni... ni...! ''¡AAAARGH!!'' ¿Y cuanto tiempo llevaba así? ¿Cinco, seis minutos? ¡Mucho tiempo! ¡DEMASIADO! ¡Exigía que su Princesa le prestase atencion! ¡Porque necesitaba de su presencia! ¡Y NI SIQUIERA SABIA SI ESTABA DE CAMINO!

''.................''

... Un pensamiento que abrió otra larga tira de posibilidades. Sombrías... y turbias posibilidades... ¿Pues que MOTIVO tendría Ahina para ignorarle de aquella manera? ¿Es que algún insensato mestizo robó su dispositivo de comunicación? Si ese era el caso lo decapitaría el mismo... ¿Pero y si le había ocurrido algo a ELLA? Era una Semidiosa. Era capaz de lanzar tsunamis con las manos. Y sin embargo... ¡¿Y si se había topado con un agente de la Sombra?! Aqualord era un inútil, ya acabaron con él una vez, podrían hacerlo de nuevo. ¡Así que, Ahina estaba indefensa! ¡INDEFENSA Y HERIDA! ... ... ... A menos que el culpable fuese ese maldito Echidna. Con sus intenciones. ¡Siempre tratando de retrasar a su prometida! O tal vez no era nada... Absolutamente nada. Y solo se retrasaba porque aquel mundo era un completo desorden, y el trafico dificultaba cualquier transito... ... ¡PERO PODÍA VOLAR! ¡¡ASÍ QUE YA DEBERIA ESTAR AQUI!! ¡¡Y....!!

''........... ¡Umph...!'' Ok... Lo mejor seria beberse otra copa de vino, y tranquilizarse. ''... ... ... ¡Tsk!'' ... Mas bien, tomar otra copa entera. La que llevaba sosteniendo todo este tiempo, hacia rato que había estallado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Ahina-
Princesa del Mar. PRINCESA DE TODA POP'STAR. ¡MUAHA... oh, mira Aqua, figuritas de Harald! *¬*
avatar

Mensajes : 44
Experiencia : 46
Fecha de inscripción : 22/02/2016

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 12:40 am

{XDDDDDDDDDDDD HARALD}

"¿Esa fulana que me robó al novio? ¡JA! ¡Y un cuerno!" apretó el puño con fuerza. Se puso las manos sobre la cabeza apuntando hacia arriba, como si fueran orejas de gata y, imitando el tono de voz de Bastet ridiculizándolo, dijo " '¡No querría molestar, no pasa nada, yo me voy y ya, no quiero arruinar vuestra relación!' ¡Y una mierda!" clamó enfurecida, casi rechinando los dientes.

"Si no la he matado todavía es porque no he encontrado ni el momento ni la forma de hacerlo! Humph, es una diosa completa, así que estoy completamente en desventaja. Si no discutimos todos los días a todas horas es porque no queremos que Harald nos vea haciéndolo. ¡Maldita sea, yo debería ser la única!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 12:52 am

-¿Cómo pudiera ser posible que alguien no la eligiese a ella y sólo a ella como pareja? Lo peor es cómo debería estar afectando la situación a la imagen propia que tenía Ahina de sí misma. Aqua debía actuar... "Pues... Yo no entiendo cómo alguien necesitaría más que tú." Dijo, poniendo ambos brazos tras su propia cabeza. "Eres bonita, poderosa, sensual, muy decidida, divertida, inteligente... ¡Eres la mujer que cualquier hombre desearía tener a su lado, para siempre!" De repente todo se había vuelto más informal. Ya no la trataba de usted, si no como a una igual. "Bueno, si te hace sentir mejor... Para mí sí eres la única."

Se detuvo en seco para poder confesarse. "Al contrario de él, yo no pasaría el resto de mis días odiando el mundo y buscando nuevas consortes. Te tendría solo a ti, y te adoraría. Te cuidaría, amaría, hacerte feliz sería mi primera prioridad siempre... ¡Conquistaría este mundo solo para ti! Y luego lo cuidaría, para que hagas de él lo que desees. Un jardín de flores azules, un mar con olas enormes, ciudades con tu nombre que canten canciones sobre ti. ¿Por qué no? Sé que puedo hacerlo, solo... Deberías darme una chance."

Acercándose a ella, la tomó de la cintura y la acercó a él. De repente era más alto que ella, y su rostro era más varonil, y a sus guantes les habían salido dedos. "Deberías olvidarte por completo de ese rubiales engreído y amarme como yo te amo a ti... Sé que no me quieres, pero lucharé por conseguir tu afecto hasta el fin... Y eventualmente, serás mía, y solo mía..." Un coro de sirenas acompañaba el momento mientras la luz de las calles iluminaban sus rostros. Y acercándose a ella, sin su consentimiento, buscó robar su primer beso de Ahina...-

... Para luego sacudir la cabeza y dejar de imaginar tonterías. Nada de eso pasaría jamás. Al menos no ahora. Ahina era feliz con Harald, así que por mal que se llevasen, Aqua debía servir al Rey de Héroes y proteger la relación de ambos ante todo. Aunque se les interponga, pero no oponga, una diosa egipcia minina del amor.

"Supongo que será cuestión de tiempo. Ya veremos qué hará tu novio cuando se aburra de ella, y vea que siempre has estado a su lado. Yo por mi parte, estaré ahí, para observarlo todo y posiblemente escribir un libro al respecto." Bromeó como si el conflicto fuese a durar años, igual que las fantasías épicas en que las disputas de dioses culminaban en desastres naturales y dejaban restos mitológicos en la tierra.

-... Y para cuidar que seas feliz, ante todo.- Echó una última sonrisa, sin querer pensar en el hecho de que ya estaban a unas pocas cuadras del apartamento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Ahina-
Princesa del Mar. PRINCESA DE TODA POP'STAR. ¡MUAHA... oh, mira Aqua, figuritas de Harald! *¬*
avatar

Mensajes : 44
Experiencia : 46
Fecha de inscripción : 22/02/2016

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 1:30 am

"¿¡Verdad que no!?" se paró en seco y se cruzó de brazos. "¡Yo tampoco lo entiendo! ¿¡Qué pasa, que no soy lo suficientemente buena para él!? ¡GRRR! En fin, ya tuvimos una larga discusión sobre eso cuando lo de tu mansión, y acepté esa relación doble... Pero eso no lo hace más fácil de soportar... Uhhgh..." hizo una mueca de disgusto con la cara. "Eres bonita, poderosa, sensual, muy decidida, divertida, inteligente... ¡Eres la mujer que cualquier hombre desearía tener a su lado, para siempre!" aún seguía cruzada de brazos, pero movió los ojos hacia Aqualord y escuchó. "Bueno, si te hace sentir mejor... Para mí sí eres la única."

...D:

Bajó la cabeza un segundo, y después la giró para mirar a su caballero a los ojos mientras hablaba, porque notó que Aqualord hablaba en serio, y era importante. "Al contrario de él, yo no pasaría el resto de mis días odiando el mundo y buscando nuevas consortes. Te tendría solo a ti, y te adoraría. Te cuidaría, amaría, hacerte feliz sería mi primera prioridad siempre... ¡Conquistaría este mundo solo para ti! Y luego lo cuidaría, para que hagas de él lo que desees. Un jardín de flores azules, un mar con olas enormes, ciudades con tu nombre que canten canciones sobre ti. ¿Por qué no? Deberías darme una chance."

"Agh..." Negando con la cabeza, suspiró y se reincorporó. "¡Ahina Atlant!" exclamó teatral, levantando los brazos. "¡La Semidiosa de dos consortes!" volvió a negar con la cabeza, y se llevó la mano a la frente. "Cuando era joven estaba muy loca. Quiero decir... loca de amor por dos hombres. Me prometí a uno pero me dejé seducir otro... ...O tal vez le seduje yo a él, o los dos, ¡yo qué sé! Sigh. Nunca supe por cual decidirme, pero nunca se me pasó por la cabeza casarme con dos. ¡Ni mucho menos les solté semejante ocurrencia!" se quejó, poniendo los brazos en jarra.

"Supongo que será cuestión de tiempo. Ya veremos qué hará tu novio cuando se aburra de ella, y vea que siempre has estado a su lado. Yo por mi parte, estaré ahí, para observarlo todo y posiblemente escribir un libro al respecto." Bromeó como si el conflicto fuese a durar años, igual que las fantasías épicas en que las disputas de dioses culminaban en desastres naturales y dejaban restos mitológicos en la tierra.

"Pff... ¡bah! ¡Si es que se aburre de ella!" espetó. "¡A este paso, tu libro será infinito! Es una diosa del amor. ¡Una maldita chica gata diosa del amor! A saber lo que le hará cuando están a solas... ¡No quiero ni imaginarmelo!" sacudió la cabeza y las manos. "¡Lo que sea!" ya habían llegado al portal del edificio de apartamentos. "Sube tú primero." le pidió, entregándole la llave, olvidando que Aqualord ya tenía una. "Voy a ver si puedo comprarle algo bonito antes de subir... uh... umm... ...¿Alguna idea?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 1:36 am

Aqualord no estaba seguro si había imaginado la mayoría de las cosas que imaginó o las dijo realmente... Pero basándose en lo que Ahina había respondido, había dicho lo justo y necesario. Aunque, para él, había sido bastante... Lanzado de su parte. Por lo cual se sonrojó mucho, sin poder creer que realmente había tenido el valor para decir todo eso...

Pero ella ni se inmutó ante sus sentimientos. Quizás... Quizás ya era consciente de ellos, pero prefería ignorarlos. Tenía razón, dos hombres para una mujer... Ya tener dos mujeres para un hombre era un tema complicado. ¿Convertir esto en un cuadrado de amor? Sería gracioso si comenzara a interesarse en Bastet también. ¡Sería el colmo incluso! Pero era obvio que Ahina no le daría chances oportunidades... Aún.

"¿Un conjunto transparente?" Considerando que al hombre del gran pecho y el cabello rubio se le estaba agasajando con dos mujeres, mal no vendría que le diesen más morbo. "Y si no... ¿Vino? Siempre está tomando vino, todo el tiempo, mientras más viejo mejor..."

-Viejo como él, seguro.- Gruñó para sus adentros, mientras subía las escaleras y se dirigía a la puerta.

Finalmente entrando y esperando a ver qué recepción le daría su tan aclamado jefe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 2:00 am

A medida que Aqualord subía por las escaleras, el ruido de la calle fue sustituido por un completo silencio, y la luz de las farolas y de los coches, por una absoluta oscuridad, que solo dejó entrever las largas escaleras del edificio cuando prendió la luz a su derecha. Luego, solo fue cuestión de seguir andando, ascendiendo piso tras piso, lento pero seguro, pues usar el ascensor habría sido... Demasiado apresurado. Tenia que ir solo, presentarse ante Harald sin Ahina de por medio... *Glup* ... Al menos deseaba disponer de unos cuantos segundos a solas, con tal de replantearse lo sucedido hasta ahora, y la actitud con la que encarar a ese Demon- ... Rey Doritos. ... ... Ademas, un poco de solitaria calma nunca estaba de mas, ¿Verdad? Centrarse en sus propios pensamientos, sueños e ideas, sin que la presión de proteger a Ahina le ocupase. Tal vez solo eran unos cuantos segundos, pero al menos...

... Al menos...

...

...



''¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!!''


... ... Al menos Aqualord comenzó a oír el resultado de su escapada.

''¡¡¿POR QUE ESTOS MESTIZOS TIENEN QUE ARRUINARME MIS PLANES?!!'' Escuchaba gritar, cada vez mas claro y conciso, ya a pocos metros de la puerta del apartamento. ''¡Siempre molestando...! ¡Siempre fastidiando...! ¡¿POR QUE NO PUEDO MATARLOS A TODOS DE UNA VEEEZ?!'' Siendo tan así, que cuando Aqualord (mas por obligación que por otra cosa), se dispuso a agarrar el pomo de la puerta... ''¡¡¡MAAAALDITOS SEAAAAN TODOOOOOOOS!!!''


*CRASH* *CRASH* *CRASH*


... ... Tres enormes espadas atravesaron la puerta.

Quedando ahí encajadas.

... Con el filo a tres centímetros de clavarse en su cara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 6:02 pm

Uno podría llamarlo suerte o destino, pero de alguna forma... Aqua seguía vivo. No por las espadas que se atravesaron por la puerta, si no por la constante y cotidiana amenaza de armas de Harald. Siempre había espadas, lanzas, hachas, incluso escudos afilados con hermosos diseños, volando de aquí para allá. Ese hombre tenía problemas de ira, y de alguna forma, Aqua siempre terminaba con las armas a centímetros de su cara o, en el peor de los casos, dejándolo colgado de la pared como si fuese un personaje de caricatura.

Al principio le generó bastante miedo y duda. El no saber en qué momento a ese tipo se le podía ocurrir que Ahina no necesitaba ningún guardaespaldas más que él, y en un chasquido aparecer un portal con una horca que decapite al equidna. Pero los equidnas son animales de costumbre, por lo tanto en unas semanas el miedo se había perdido casi por completo, pasando a ser una molestia, y finalmente algo que simplemente se ignora o se deja pasar como si nada.

Aún así, Hanon aún no estaba acostumbrada a eso.

"Milord." Aqua abrió la puerta en medio de la rabieta de Harald. Hizo una reverencia apoyándose en su rodilla, y al levantarse se ocupó de quitar las espadas de la puerta que debería arreglar después. "¿Qué sucede mi señor? ¿Qué mal le acongoja?"

Había algo raro en la habitación... Se respiraba un aire tenso, extraño, como si algo malo estuviera por pasar. O algo malo estuviera ya pasando... ¿Quizás eso tenía que ver con la inusual ausencia de la diosa morena?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Jun 02, 2016 9:35 pm

No eran las espadas mas grandes, ni tampoco las mas exageradas o impresionantes que le había lanzado, pero bien podía deberse a que no advirtió su llegada, pues al entrar por la puerta y pasar al salón, lo primero en lo que se fijo Aqualord es que Harald se hallaba con la vista centrada en la mesa, sin mirarle a él o al pasillo, ... aunque con tres brillantes portales flotando sobre su cabeza. ¿Es que fue un gesto instintivo? ¿Una manera de liberar rabia contenida? ... A saber. Lo importante, era conocer los motivos de semejante berrinche, echándole pues un vistazo contemplativo, en el que el Caballero fue consciente de tres detalles: Primero, que había estado bebiendo, dada la botella medio vacía a su derecha, y la copa llena... juntos a los cristales de otras dos o tres copas rotas; Segundo, que su enfado no venia por él, pues aún tras hablarle y plantarse frente a él, Harald ni se inmuto, mirándolo tan solo de reojo por un instante, como si no le importase su presencia; Y Tercero, que estaba frente al portatil de Ahina. Escribiendo algo. ... En lo que parecía ser el buscador de Deegle.

''¡Estúpidos mestizos con sus calumnias y engaños!'' Exclamaba, volviendo a teclear, letra por letra. ''¡¿Tecnología punta?! ¡¿INFORMACIÓN EN UN INSTANTE?! ¡¡TONTERÍAS!! ¡Si eso fuese cierto! ¡¡¿Por que esta... esta...?! ¡¡COSA!! ¡¿No encuentra a Ahina?!'' ....... ''¡Le he preguntado siete veces! ¡¡CUANDO NO DEBERÍA NI REPETIRME!! Si es un buscador. ¡Que busque y encuentre! ¡Y MAS SIENDO YO HARALD PADDRA BALLAD! ¡¿O ES QUE LOS ORDENADORES NO ENTIENDEN CON QUIEN ESTAN TRATANDO?! ¡¡¡AAAAAAAAAAAARGH!!!''

Y cerrando el puño, el anticuado Rey de Héroes golpeó con fuerza la mesa, soltando un profundo y ofuscado bufido, teniendo por lo menos la decencia de no pagarlo con el pobre ordenador de Ahina, el cual acabó apagando, bajando la pantalla, mientras bebía por ultima vez de la copa de cristal. Gesto que poco a poco pareció tranquilizarlo, haciendo que sus relucientes y puntiagudos cabellos cayesen bien peinados, y que la enrojecida mirada se le calmase lentamente, girándose hacia Aqualord, tan serio como siempre.

''¡Pero da igual...! Si ya has llegado, significa que Ahina también. ... ¿O es que has abandonado tu labor y huido corriendo hasta aquí?'' Cuestionó, levantando un tanto la ceja. ... ... Solo para sonreír en una irónica mueca. ''... ¡Por supuesto que no! Seras un cobarde, un inútil, y un absoluto debilucho. Pero no un comunista Pero jamas dejarías atrás a mi Princesa. ¡AJ AJ AJ!'' Y riendo tan feliz, en contraste a su actitud inicial, Harald tomó una postura cómoda en el sofá, estirando el brazo, entrecruzando las piernas. ''Bien. Tenemos asuntos que discutir. Los tres. Así que toma asiento. Quiero tenerte a tiro por si Ahina no aparece en los próximos...'' Desviando la mirada hacia el reloj. ''... Umm... ¡Cinco minutos!'' Sonriendo otro poco, con la copa frente a los labios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aqualord
Sigh... ¿quiere esas figuritas, Princesa? *Abre la cartera*
avatar

Mensajes : 47
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 22/02/2016
Edad : 23
Localización : Siempre junto a su Reina

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Jue Ene 12, 2017 11:02 pm

El equidna respiró hondo. Allí iba otra vez, a lidiar con el antiguo rey de ego gigante, el rubio musculoso con su invisible protector espiritual. El mismísimo...

-... Harald Paddra Ballad...- Se llevó las manos a la cabeza con resignación. Sabía que tendría que lidiar con el, entretenerlo para que Ahina tuviese tiempo de preparar su regalo. Se mentalizó, se acercó y comenzó a intentar calmarlo. "Milord, el buscador es una herramienta. No hace el trabajo por usted, le ayuda a hacerlo más eficientemente... ¿O acaso usted le dice a su espada a quién atacar y la misma lo hace?"

...

"... Deme ese ordenador." Tomó el ordenador de la mesa y lo apartó de la furia de su señor. Se sentó en uno de los sillones de la sala, a la derecha de su rey, y abrió el portátil. Puso la contraseña en la cuenta de Ahina, y abrió los documentos de excel que estaban en la carpeta 'Planes malvados'

Harald no tardó en comenzar a 'acusarlo' de abandonar a Ahina. No lo acusaba realmente, solo insinuaba que Aqua hubiera hecho algo que mereciera un castigo por su incompetencia.. "No milord, Ahina volverá en un rato. Ella me ha ordenado subir y adelantarme."

... Tenía que hacer tiempo como sea, y aunque le doliera en el alma, tenía que hacer conversación con Harald... Y tenía que... Hablar.

"... Milord." Comenzó, abriendo distintos documentos con números, colores, distintos grupos, y páginas. "¿Cree que pueda ayudarme con la organización de las tropas?" -No lo necesito, no lo necesito...- "Creo que usted merece saber el estado del ejército..." -No lo necesito, no lo necesito...- "... Y que me haría muy bien tener el consejo de un monarca de antaño como usted..." Forzó una sonrisa con todos los dientes y el ceño fruncido.

-Ahina... Date prisa...-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Harald Ballad
Príncipe Doritos Gold PC Master Race (PreCursor)
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 61
Fecha de inscripción : 19/01/2016
Edad : 29

MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    Dom Abr 09, 2017 12:58 am

En lo que Aqualord trataba de explicarse y de razonar con el Rey de Héroes, este se dedicó a darle extensos sorbos a la copa de vino, manteniendo sus fieros ojos rojos fijos en el Echidna de pelaje azul. ''... ¿Mm? ¿Que estas insinuando, Aqualord? En mi colección poseo armas capaces de cumplir ordenes. ¡Aptas incluso de combatir a mis enemigos por si mismas! ... ¿Debería otorgarte alguna para que entiendas a lo que me refiero? ¿Puede que incluso para que APRENDAS algo de ellas?'' Preguntó, no pareciendo captar la lógica que Aqualord quería dar a entender, inclinando cada vez mas la copa hacia su boca, hasta terminar por bebérsela toda de un único trago. ''No, no... Mejor no. Un mestizo como tu podría maleducarmelas... y me vería obligado a cortarte las manos como castigo. ¡Hehe...!'' Risas que desbordaban tanto orgullo como burla, encorvándose pues para dejar la ya vacía copa sobre la mesa.

''Si mi Princesa lo ha ordenado, haces bien en cumplir. Aunque no se si personalmente me agrada su decisión. Tu, a fin de cuentas, eres su protector. ¡Es la única utilidad que tienes! Y no me gusta cuando una herramienta esta por ahí perdiendo el tiempo sin hacer nada...'' Añadió, no perdiendo ojo a como el Echidna procedía a tomar el ordenador y comenzar a teclear, haciendo uso de una rapidez y destreza que le desconcertó en sobremanera, dada su personal costumbre a pulsar una tecla cada vez. ''... Huh...'' Aún así, no dijo nada, permitiendole a Aqualord continuar con lo suyo, en lo que él rellenaba una vez mas la copa... ... Aunque deteniéndose nada mas oyo su peticion. ''¿Organizar las tropas? ¡¿Aconsejarte?! ... ¡¿Por quien me tomas, Aqualord?! ¡Soy un Rey! ¡Y UN REY NO SE OCUPA DE ESA CLASE DE ASUNTOS! {Lo juro}'' Rugió, con tanta brusquedad que cualquiera se habría esperado una reacción violenta a continuación, pero el Echidna, ya acostumbrado a ver a su 'Jefe' enfadado, y a padecer de las explosiones que venían de mano con ello, supo reconocer la falta de... chispa en su mirada, ese brillo tan peculiar que a Harald se le formaba cuando realmente deseaba matar a alguien (Normalmente, a él). ''... Para esas labores están los lacayos, ¡como tu! ... ... ... Pero de acuerdo. Tienes razón en que soy un Rey sabio, generoso, y benevolente...'' ... Pero si Aqualord no había dicho nada de... ''¡Y si en tu inutilidad sientes la necesidad de pedirle ayuda a tu señor...! Aceptaré.''

Apartando el vaso que hasta ahora había usado, Harald procedió a mover la mano con brevedad y elegancia, formando la aparición de uno de esos pequeños portales dorados, de los que cayeron flotando dos brillantes copas hechas de oro macizo, adornadas con joyas, gemas, y otros detalles pomposos. ''Sirveme.'' Soltó junto con las copas. ''Y bebe.'' Dejándolas junto a la botella, y frente a Aqualord. ''... Es una orden.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sueños dorados de un futuro sumergido    

Volver arriba Ir abajo
 
Sueños dorados de un futuro sumergido
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: Dreamland :: Océano Naranja-
Cambiar a: