Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 25/9/2017 ✪
Ahora el fondo no se repite ni mueve al hacer scroll.

Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
Prueba del Alma: Kablo
El Dia antes del Progreso!
¡Una cita a ciegas!
-QUEST- El Tren Infinito
Buscando empleo en la Posada del Viajero
Una salida entre amigos
Nacido de un Sueño
Día de Kablo
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
-Artículo- La flecha del destino
Últimos temas
» La esperanza es esa cosa con plumas
por Sparrick Vie Oct 20, 2017 4:11 pm

» La Gran Universidad de Dreamland
por Mergan Jue Oct 19, 2017 7:59 pm

» -QUEST- El Tren Infinito
por Sparrick Jue Oct 19, 2017 1:43 pm

» Una gasolinera al pie de la montaña
por Bombergirl Miér Oct 18, 2017 2:12 pm

» -ARTÍCULO- ¡Tita Basteeeet!
por -Bastet- Sáb Oct 14, 2017 12:49 am

» Una salida entre amigos
por -Aqualady- Miér Oct 11, 2017 1:51 am

» Día de Kablo
por Kablo Noreyino Lun Oct 02, 2017 3:07 pm

» Prueba del Alma: Kablo
por Kablo Noreyino Sáb Sep 30, 2017 12:55 am

» X marca el lugar
por -Squeak Squad- Jue Sep 28, 2017 11:47 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 Rosales negros, espinas rojas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Lun Abr 25, 2016 6:52 pm

PÁNICO y TERROR fue también lo que asomó por el rostro de Coral en cuanto Luminary le dejó caer, como el que no quiere la cosa, una pregunta tan, pero tan sumamente... delicada. En un escenario tan romántico, con aquellas bellas luces en las burbujas, en la playa, solos, en una isla paradisíaca... Ay ay... si es que tendría que habérselo visto venir. Pero la chiquilla sólo quiso dejarse llevar y disfrutar, y no pararse darse cuenta de que aquella 'inocente quedada' distaba mucho de serlo. ¡Si hasta subconscientemente se le había escapado! 'Quedarse a dormir en la primera cita'.

Menos mal que Luminary estaba mirando hacia las estrellas y las luces, dándole la espalda, porque ella había entrado en completo y absoluto pánico. Pulsó reiteradas veces el botón de solicitar rescate oculto en el dispositivo que tenía integrado en los pendientes, cuya señal láser esquivaba cualquier anomalía magnética de aquel pequeño triángulo de las vermudas. Menos mal que los Shadow Riders (y Wolf Solutions) tenían tecnología para estas cosas, y que había sido inventada hacia tiempo, y, y, ¡y que podían rescatarla, vaya!

"¡Ah... jajaja... ja ja jaja ja...!" rió con un tono que Luminary no había oido nunca en la chica. Terror. "¡Qué tarde se ha hecho ¿verdad? ¡Mi-mi-mira! ¡Ya vienen a recogerme! ¡Ha-ha sido fantástico, tenemos que repetirlo otro día, uh...! ¿necesitas que te llevemos de vuelta también? ¡Hay sitio de sobra en el Zeppelin, ja ja ja!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Lun Abr 25, 2016 11:47 pm



Pese a todo, Luminary se había quedado embelesado viendo aquella escena... Con el mar resplandeciendo, las burbujas flotando, y la luna llena impecable en el cielo, reluciendo el resto del mar como si este fuese un espejo. Tan silencioso, tan concentrado, ... tan feliz... Aunque en realidad, no era solo por el paisaje. ¡No, no! Era bonito, pero ya lo tenia muy visto. Al fin y al cabo, todos los días, sobre a esa hora, sucedía este evento... ... Pero nunca lo había visto acompañado de nadie mas. Mucho menos, de alguien especial y querido. Alguien a la que... tratar de impresionar, aunque también... satisfacer. Contentar con algo que a él le gustaba. Compartir con ella algo intimo, que ningún otro supiese. ... ... ¿Pues no era esto lo que llevaba haciendo durante toda su... cita? Al principio no tanto... y sin embargo, desde que la trajo a esta isla, su refugio, su mas recóndito hogar. ... ¿Que mas hizo si no abrirse a ella? Y encima tan rápido, tan directo... que... que... ... ... Debería sentirse mal. Hasta hacia unas horas, ambos eran completos desconocidos para el otro. A él le caía bien ella, si. ... Pero nada mas. Lo cual le hacia preguntarse muchas cosas, como por ejemplo, si se apresuró demasiado. O si había hecho mal. O si de verdad esto tendría un resultado bonito... Y es que también sentía miedo. Pánico por fallar... por las implicaciones que traería el hacerlo. Dejando de lado a los Shadow Riders, a Wells, y a su propio orgullo... era el perder una oportunidad que él creía haber labrado tanto, que él creía tan sincera y honesta... ... lo que le motivaba a dudar y dudar. Bajando poco a poco la mirada, tragando saliva cinco veces seguidas. Apretando las manos. Pensando, pensando, pensando. Reuniendo fuerzas. Valentía para... no solo dar el paso, si no sincerarse consigo mismo. Porque si era capaz de decir lo próximo, sin reconsiderarlo después, sin arrepentirse después, como tantas veces le había pasado,  con Diana, con Arlene... Entonces... entonces... Entonces habría madurado como persona. Y tendría en sus manos algo mejor.

Por eso su mueca se transformo en una tranquila sonrisa.

Por eso sus ojos se cerraron. Y su postura se relajo.

Por eso... creyendo en la mejor de las posibilidades...

Luminary respiro hondo, y se giro hacia aquella a la que él amaba.



''... En realidad, lo que quiero decirte con todo esto es... es... ... ... ... ... Que te qui-''


''Ah... jajaja... ja ja jaja ja...!"

... ... Solo que claro, al ver esa pálida cara de fantasma, que reía y reía con una risa digna de película de terror, Luminary se quedo bloqueado. Muy bloqueado.

"¡Qué tarde se ha hecho ¿verdad? ¡Mi-mi-mira! ¡Ya vienen a recogerme!''

... Mas aun cuando oyó aquello.

''¡Ha-ha sido fantástico, tenemos que repetirlo otro día, uh...!

Empezando a cambiar de color él también.

¿necesitas que te llevemos de vuelta también?

... Abriendo los ojos como platos.

¡Hay sitio de sobra en el Zeppelin, ja ja ja!"

... ... ...


Y sintiendo como todos los terrores posibles explotaban en su cabeza.


''... ... ... Pero... si yo... ... osea... ¿Cuando...?'' Tartamudeaba él, visiblemente nervioso, muy nervioso. Articulando también con las manos, como si no supiese que estaba pasando. ''¿... que...? ... Querer... ... marcharte... ...'' Igual que si se le hubiese desconectado de la realidad. O peor. Que acababa de despertarse de un sueño muy agradable, y AHORA estaba enfrentando de cara a la realidad. ... Una realidad repentina. Demasiado inesperada. Y que poco a poco, comenzó a comprender.  ''... Zeppelin... Zeppelin acercandose... ... ... Acercandose, acercandose, ¡Acercandose! ... ¡¿PERO QUE DEMONIOS, CORAL?! ¡SI AHORA NO PUEDE ACERCARSE! ¡¡NO AÚN!! ¡¡QUE AHORA ES CUANDO VIENE EL B-!!''


*BOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOM*



...


...


...


...


...


...


... No fue una explosión ensordecedora. Ni Coral, ni Luminary, sintieron como sus oídos pitaban ni chirriaban. No sintieron dolor, ni molestia. Del mismo modo, que tampoco notaron ráfagas de aire azotándoles la cara, ni levantando arena, ni siquiera revolviendo el mar. Aunque bien era pronto para atestiguar si sucedería algo de esas características, era bien obvio que gracias al arrecife de coral {Irony}, y al peculiar tipo de evento del que se trataba, a lo mucho, la marea subiría unos cuantos metros, pero no salpicaría como en un tan terrible maremoto. De por si, lo que sucedió, la parte violenta del acontecimiento... acabo en aquella explosión. Contemplándose ahora su consecuencia mas hermosa, y aquella a la que Luminary llevaba tanto tiempo esperando a enseñarle. Prevaleciendo, sin pausa.




Era... era... ¡Era descomunal! Pero descomunal, descomunal, ¡DE VERDAD! Del tipo que a uno solo se le ocurriría ver en las películas... ¡O ni eso! ¿Pues quien tendría tanta imaginación como para si quiera proyectar semejantes proporciones? ... Pero ahí estaba, delante de sus ojos. Una especie de... fuente de agua. Manantial desmesurado. Que escupía y escupía el agua del océano, a lo mas alto del cielo, superando la altura de ya no torres, ni edificios, ¡Ni rascacielos! Si no de autenticas montañas. Alcanzando, a ojo, los dos, tres kilómetros de altitud. Siendo necesario elevar la vista para verlo en su totalidad. Rozando las nubes. Perdiéndose en el cielo estrellado... Pues nadie podía negar u obviar su hermosura. Incluso con dicha magnitud, el resplandor multicolor, las burbujas relucientes, y el efecto cristalino que causaba a la vista... impactaba. Dejaba mudo. Sobretodo siendo la primera vez para Coral. ... Aunque no muy distinto a como dejo a Luminary. Quedando boquiabierto, atónito, y totalmente patidifuso. No encontrando palabras con las que complementar aquello. Ni en lo bueno, ... ... ni en lo malo.




Pues el Zeppelin de los Wells se había acercado justo durante la erupción.

... Siendo sin remedio golpeado por esta.



''..................''


... Para ese entonces, Luminary ya se había levantado de un salto. Mirando en varias direcciones, tan, pero tan desorientado, que le llevo medio minuto ocurrirsele el girarse a Coral, y observarla con esa cara mezcla de desconcierto, pánico, y... un poco de enfado. Su ceño fruncido le delataba, aunque este no era dirigido a la chica, ya que en seguida se volvió a la enorme cortina de agua, y a los Islotes de delante: Las Rocas del Raviente. ... Allí en donde supuestamente debería poder descender... o estrellarse, el Zeppelin. Quedando callado por otro pequeño rato, indeciso en que decir, en que pensar, en que proponer, ... hasta que al final, poniendo un hilo de voz bajo, pero muy, muy serio... ''... ¿Ahí iba montado Wells?'' ... Preguntó. Volviendo a girarse a Coral. Con unos ojos casi tan asustados, como los que a ella se les tuvo que poner.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Lun Mayo 23, 2016 8:39 pm

Coral se disponía a irse cuando oyó el devastador tronido que provocó la explosión de agua. Era un espectáculo digno de reyes... Tuvo que darse la vuelta para observarlo, y levantar la cabeza para medir la distancia que tenía. Y aún así, se perdía entre las nubes y era difícil de calcular. La luz de la luna se reflejaba en medio de los trepidantes canales de agua que se elevaban, creando un pequeño espectáculo de luces frías dentro del cuerpo del mismo. Violáceas, verduscas, azuladas, parecía la aurora boreal condensada en un grandioso géiser.

Tomó una bocanada de aire en su asombro al ver tal espectáculo. Fue algo muy repentino, tanto que la hizo saltar del susto y, convenientemente, tomarse del brazo de Luminary mientras la maravilla duraba. "Es... Hermoso..." Llegó a comentar, completamente hipnotizada por la majestuosidad del pilar acuático...

... Hasta ver, entre las aguas, el zeppelin de su padre siendo destrozado por el mismo.

Durante unos segundos el corazón de la chica se detuvo. Su vista de asombro se convirtió en un verdadero terror. No eran nervios como antes había sentido en su charla, era un verdadero pánico. Como si todo su mundo se hubiera destrozado con ese zeppelin. No respondió a la pregunta de Luminary. No porque no quisiera decir algo, si no porque no podía hacerlo. El miedo le había quitado el habla, y por un segundo, había desgarrado su alma y la había hecho trocitos.

Hasta reaccionar, medir la dirección de los Islotes donde caería el zeppelin, y soltar a su caballero para empezar a correr en esa dirección. "¡¿Qué estás esperando?! ¡Podrían estar vivos! ¡Tenemos que ayudarlos!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Mar Mayo 24, 2016 10:46 pm

Tuvo a Coral ahí, abrazada, pegada a su brazo, mas cerca de lo que la había tenido durante toda aquella cita. Y no por burla o mofa, ni a modo de broma, ni a modo de desliz, si no como una autentica reacción de satisfacción, que quedo reflejada en sus ojos, junto al maravilloso brillo de aquel pilar de agua. Aquel gigantesco pilar de agua... ... ... Que resquebrajó de un plumazo la vida entera de la chica. ''... ... ... ...'' ¿Como habría continuado si la situación hubiese sido otra...? ¿Que habría dicho... hecho... si aquello no hubiese sucedido? ¿Tal vez se habría motivado a completar su confesión? ¿A soltar de una vez lo que sentía? ¿Puede que se hubiese lanzado a la piscina? ¿Arrimandola a él? ¿Concluyéndolo todo con un beso? ... ... No tenia ni idea. Porque al igual que ella, su mente se quedo en blanco en aquel instante. Ni sabia, ni quería, ni podía pensar nada. Todo cuando imaginaba, era esa escena, repetida una y otra vez, en diferentes velocidades, como una película que necesitas ver, y ver, y ver... Solo para atisbar a comprenderla. Y si, claro... Su cuerpo reaccionó instintivamente, colocando un rostro decidido, una postura marcada, dignándose incluso a soltar una pregunta, una cuestión directa, con tal de dar inicio a una respuesta. ... ... Pero eso era su mente como 'Luminary'. El papel. El rol a cumplir. El hombre que lo resistía todo. Que no se detenía ante nada. Inexpugnable, inquebrantable, imparable. Capaz de ser y convertirse en virtualmente todo. El héroe, el villano. El serio, el chistoso. El agresivo, el pacifico... Preparado para cargar con un ideal demasiado pesado para cualquier otro hombre.




. . .


Luminary sin duda seria capaz de soportar esto y mas. Incluso si Coral se echaba a llorar. Incluso si Wells moría de verdad. ... Le disgustaría, claro. Le molestaría, porque eso no entraba en sus propósitos. Él... necesitaba a Virgil Wells con vida, al igual que el afecto de su hija. Porque sin ellos, sus planes no cogerían forma, y tendría que reemplazarlos por algo nuevo. Pero en si, a él no le importaba. No debía importarle. Porque lo único importante era su ideal. Todo lo demás, o servia para alcanzar dicho ideal, o para darle forma a dicho ideal, o para adornar dicho ideal. Solo interesaba dicho ideal. Filosofías, naciones, personas. Familiares, amistades, amores.


Nada. Absolutamente nada.

Nada.

Nada.

Podía equipararse al brillo de dicho ideal.

De dicha luminaria...



. . .

. . .

. . . . . .


Rasler en cambio no era así. Rasler no era mas que una persona que creció feliz, que conoció a un hombre de absoluta importancia, y que posteriormente lo perdió todo. Su familia, amigos, hogar... Sin duda, sufrió un trauma severo, pero aprendiendo a vivir con ello, aunque fuese a la fuerza. Creció, maduro, y siguió viviendo. Avanzó, recorrió, y siguió viviendo. Buscó, encontró, y siguió viviendo. Y siguio viviendo. Año tras año, alejándose de su punto de partida. ... Y sin embargo, seguía siendo un misero humano. No nació especial, si no corriente y ordinario. Sus debilidades, sus limites, no correspondían a ser mayores que los de cualquier otro individuo. Y con sueños y ambiciones tan simples... Tan concretos... como hallar amor y afecto... comprensión y amistad... Tranquilidad... Tranquilidad... Sencilla e inocente tranquilidad...


¿Que otra reacción podía tener si no esa?

Viendo como la persona a la que él había comenzado a amar con locura...

Se derrumbaba tan ciertamente frente a sus ojos...

... Por no haber avistado de que aquello sucedería.



. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .


Aquello era un bloqueo cierto y sincero. Lo intuía. Porque aún habiendo interpretado tan bien pese a las circunstancias, su cuerpo no pudo evitar quedar rígido después de acabar. Quedando con esos ojos de pupilas temblorosas mirando a Coral. Con esos ojos carentes de emoción. Con esos ojos que no sabían hacia que mirar, ni hacia a donde, ni porque... Haciendo crecer la tensión a la que se veía sometida su identidad, pues viendo como esto le afectaba de verdad, sin ser capaz de responder adecuadamente... La contradiccion creceria. Su mente sucumbiría a la paradoja de papeles. Y entonces si que no querría imaginar lo que sucedería a continuación. No querría... No quería... No... No... No........

. . . . . .


. . . . . .


. . . . . .


. . . . . .


. . . . . .


. . . . . .


. . . . . .


. ... . ... .. . .


. . . ...... . .... . ....


.... . .. ...... . ........ .


. ..... ... .... . ..... ............ . . . ....


"¡¿Qué estás esperando?! ¡Podrían estar vivos! ¡Tenemos que ayudarlos!"


..................................................................


............................................


.........



... ... ...



¿Como habría continuado si la situación hubiese sido otra?

... Efectivamente, no tenia ni idea.

Pues no tenia sentido preguntárselo...

La situación era la que era.

... Debía continuarla como merecía.







Sacudiendo con tanta fuerza la cabeza que hasta se hizo daño, crujiendo los huesos de su cuello, Luminary parpadeó mientras extendía las manos y agarraba a Coral. E independientemente de lo que ella intentase o dijese, él la cargó entre sus brazos, tomando de camino las prendas ya secas de la chica. Girando luego su cuerpo, haciendo emerger las Alas, y sin tomar ni un poco de altura, salir disparado a una velocidad mas extrema que las anteriores. ... Sin embargo, gracias a esto, Coral supo darse cuenta de que el hombre no se dirigía al lugar de impacto, si no que al contrario... Girando en medio del aire, regresó y aterrizo en la cueva del acantilado. Bajándola, dejándola de pie... Justo como cuando comenzaron.

... Aunque no igual que antes.


''Esos islotes están a seis kilómetros de distancia. Puedo llevarnos volando, y llegar en uno o dos minutos.'' Comenzó a decir Luminary. Serio. Muy serio. Mas de lo que Coral lo había oído nunca desde que le conocía. Y todo, mientras se daba la vuelta, se dirigía aquel maletín que trajo consigo, lo abría, y comenzaba a sacar las piezas de su armadura, junto a la prenda que llevaba debajo, enfundandosela deprisa. ''Son un grupo de ocho islotes, rodeados de un arrecife de roca que sobresale como pequeños peñones. Seis de ellas son meras ínsulas. Llanas, hechas de arena y ceniza... Con geiseres que expulsan agua hirviendo constantemente.'' Tanta, pero tanta prisa, que mientras se vestía, las piezas de armadura vinieron flotando hacia él, enganchándose y colocándose solas, obra del magnetismo. ''Las otras dos, son mayores que un campo de fútbol. Islas algo mas pequeñas que esta. Con reducidas formaciones montañosas. Dunas, mas geiseres, y posiblemente cráteres de lava fundida.'' Agarrándose los cabellos en forma de coleta, con tal de que cayesen hacia su espalda, soltándolos a la vez que se giraba hacia Coral. ''Toda esa zona es un volcán activo. Que puede entrar en erupción por cualquier sacudida. Interna... o externa.'' ... Aunque sus ojos no tardaron en dirigirse hacia allí, hacia la columna de agua que aún bullía, ademas de la de humo que recientemente se veía. ¿Obra de los restos del Zeppelin? ¿O por el magma acumulándose? Difícil saberlo. Ni siquiera Luminary parecía muy seguro. No por nada decidió dejar de preguntárselo, y echar a andar hacia un rincón de la pequeña caverna, cubierto por raíces, hiedras, y otras plantas crecientes, a las cuales él apartó con cuidado, agarrando y dejando ver... lo que parecía ser un baul escondido. Grande, ancho y pesado, tanto, que hasta a él le costo moverlo, distinguiéndose las grietas en su madera, las marcas de golpes, cortes, disparos... A las cuales Luminary se quedo observando. Callado y parado. ... Como si estuviese recordandolo...


Citación :
''Ahora vivirás aquí, pero entrenaremos en otros lugares... Y me ayudaras a reunir los medallones. Al igual que mi otro aprendiz...'' Luminary se acercó a un especie de baúl y lo abrió ''Seguramente no lo conocerás, pero te caerá bien, es como tu, perdió la memoria.'' Decía mientras buscaba en el baúl. ''¡Ah! Aquí esta...'' Sacando finalmente una katana corta y ligera, de hoja negruzca, la cual acerco a ella, ofreciendosela. ''Aquí tienes aprendiz, la que de ahora en adelante sera tu arma.'' Esperando a que la tomase, sus ojos se clavaron sobre ella, mirándola fijamente... ''Esta espada le perteneció a un viejo amigo mío. La mejoré con Eco Oscuro, del mismo tipo que en el de donde despertaste... Usualmente daña todo lo que toca, pero al parecer a ti no te hara nada. O eso veo en tu interior.''


''... Hmph... ... ... Jamas he estado allí, Coral.'' ... Acabó por decir, resoplando profundo y cansado, o tal vez angustiado, o tal vez triste... ... O tal vez hasta preocupado. ''Esta va a ser la primera vez que visite ese infierno. ... La primera vez que voy a acercarme, de hecho...'' Pero tragando saliva, Luminary le dio un seco golpe a la cerradura del baúl, causando que la cubierta crujiese, y se abriese hacia arriba, desvelando así su interior... desvelando así la colección de armas que guardaba. ''El calor, los vapores, el agua hirviendo... ... El campo magnético... ... ... Ugh... No se como va a reaccionar esa bomba que me habéis implantado. No se si cuando pose mis pies en el centro de la isla, me reventara la cabeza, o si sufriré una descarga, o si me desmayaré. Tal vez no me suceda nada. Tal vez me moleste, pero consiga soportarlo... No lo se.'' Y aunque la colección era casi toda de sables, katanas, cuchillos... Armas blancas provenientes del ejercito de Arcadis, también había alguna que otra pistola, revolver, e incluso dos rifles de asalto y una escopeta. Ademas de munición, mucha munición. Estando todo su contenido desparramado y desordenado, pero fácilmente a la vista, dejando así sitio para que Coral se aproximase y echase un vistazo... Mientras que él, con ojos cerrados, tomaba aire. ''Pero... incluso si muero allí... ... ... Incluso si noto que mi cuerpo no lo soporta mas. Que esa bomba reacciona horriblemente y me funde el cerebro... ... ...'' Llevándose la mano a la cabeza, tomándose unos segundos en los que tragar saliva, tragar aire, tragar coraje, decisión, determinación, autentica y verdadera resolución...


Y abrir los ojos.




''Salvaré a tu padre, Coral.''
''Cueste lo que me cueste... Te prometo por mi vida que os sacaré a los dos de aquí.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Miér Mayo 25, 2016 12:32 am

Se agarró fuerte, y no profirió queja ni comentario alguno cuando Luminary la agarró sin más y echó a volar sosteniéndola. Tampoco pareció reaccionar con sorpresa cuando éste viró en dirección opuesta a las islas se se dirigió de vuelta al acantilado. Una vez Luminary la soltó a ella y sus botas, se apoyó en la pared y se las calzó. Pudo oirla inspirar e espirar con fuerza y lentitud. No estaba furiosa, sino al contrario: trataba de serenarse, y enfriar la cabeza, poniéndose seria, escuchándole atentamente mientras sumarizaba la situación. Cuando el caballero empezó a ponerse su armadura, ella se colgó el bolso, lo abrió, sacó el ramo de flores y lo puso con cuidado sobre la fuente de agua, procurando que las flores permanecieran de pie y firmes, pero que los tallos tocaran el agua. Eso sí, se guardó una de ellas, que devolvió al bolso.

Cuando Luminary concluyó la explicación, se puso serio y le prometió que salvaría a su padre, la contestación de Coral fue directa y sin contemplaciones:

"Y un cuerno." le respondió secamente, con tanta seriedad como la que él mostraba. Él sí la había visto de esa manera, ese mismo día, sin ir más lejos, o la primera vez que la conoció. "Y un cuerno." repitió, plantándose frente a él, mirándole a los ojos, cara a cara, teniendo claro que levantar la cabeza un poco hacia arriba por la diferencia de altura de entre los dos. "No vas a salvar a nadie. No vas a ser el héroe. Y no vas a ser ningún mártir. Este desastre es tan culpa tuya como mía, y vamos a resolverlo los dos. Juntos. En un equipo. No pienso dejar que el único amigo que he tenido nunca la palme intentando salvar a mi padre. No pienso dejar ni que papá muera, ni que tú mueras, ni que yo muera."

Se cruzó de brazos "Esta rosa tiene espinas y sabe usarlas. No es ninguna flor indefensa. Ni se te ocurra dejarme fuera de esto."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Miér Mayo 25, 2016 2:00 am

Encarado de aquella manera, Luminary conservó la postura rígida frente a la obsidiana Coral, que de frente a él, levantando su mirada, le respondió con unas palabras que en cualquier otra circunstancia le habrían hecho temblar un poquito. Quedando él con la mirada igual de abierta, fija en la de ella, escuchando todo lo que le dijo, cada palabra entonada, cada declaración de intenciones... Y al acabar, solo por el brillo de sus violáceos ojos, él ya supo que no se retractaría. Que daba igual cuanto tiempo gastase en rebatirle su decisión, en emplear lógica, sentido común, o incluso emotividad para convencerla. Que este era el punto y final. Que ella quería afrontar esto... con sus espinas rojas.

''... Hm...'' Tal vez fue esta idea, esta imagen que se le pasó por la cabeza, lo que le llevó a bajar la mirada por unos instantes, dejando caer los hombros, suspirando suave. Aunque ya no por disgusto o por enfado. O por confusión o rabia. O tristeza o melancolía. ... Si no que al contrario. Dibujando una corta sonrisa sobre sus labios, tan insignificante, que si no hubiese sido por la cercanía entre ambos, ni se habría notado. Y que sin embargo, resaltaba por el sentimiento que transmitía... Una grata sensación de alivio... consuelo... animo... Que le llevo a levantar la mano, y pasar los dedos por la mejilla de Coral.

''No deseo que te deshagas de esas espinas... Me veo incapaz de desearlo.'' Murmuró, extendiendo la mano enguantada, en una breve, pero acentuada caricia. ''De todo lo que eres, de lo que te conozco... De todo... cuanto me gustas... ... Debo tener ya varias de esas espinas clavadas. ... Y no quiero quitarlas... Mucho menos alejarme de ellas...'' Habiendo elevado ya los ojos, volviendo a mirarla, para así bajar la mano y echarse a un lado, abriéndole el paso... hacia el baúl. ''Incluso si tengo miedo de que te suceda algo por mi culpa... Incluso si no quiero... perderte... ... ... No puedo negar que quiero que me acompañes. ... Que lo necesito. Porque tienes razón. Yo no soy ningún héroe, ni debería tratar de serlo frente a la mujer con la que me he sincerado... ... Así que adelante. Coge el arma que quieras.''

''Salvemos juntos a tu padre.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Jue Mayo 26, 2016 11:38 pm

No había tiempo para juegos o para reflexiones. Coral quería salir pitando al momento, su padre estaba en peligro. Mientras ellos tonteaban y charlaban allí, parados como dos tontos, el zeppelin caía lentamente hacia un volcán lleno de electromagnetismo que a saber cómo haría reaccionar a Luminary. Y era mejor descubrirlo rápido y poder resolver cualquier problema que se presente.

La chica se enfadó ante la sonrisa del hombre más alto que ella, y la lentitud de su hablar. ¡Estaban en una emergencia! No entendía por qué no podían simplemente ponerse en marcha.

Luminary levantó su mano.

Y la acercó.

Y quiso tocar la mejilla de Coral.

El primer impulso de Coral fue golpear la mano de Luminary. Verse venir el contacto físico, y rechazarlo de un zarpazo. Era demasiado personal, demasiado íntimo, era simplemente demasiado. Pero no pudo hacerlo.

No entendía por qué. Pero no pudo repelerlo, como hubiera sido su instinto. Si él la hubiese golpeado como hubiera hecho un agente enemigo, aprovechando su momento más débil, cuando estaba más distraída, le hubiera dado de lleno. Pero no fue así esta vez. Coral solo pudo quedarse a observar mientras la mano del hombre se le acercaba.

Llegó a echarse para atrás, por instinto. No por entrenamiento, si no porque realmente tenía miedo del contacto. No era como un abrazo o como que él la tomase contra su voluntad... Era como si fuera a acariciar su alma misma. Y no podía, no se sentía preparada. Una fuerte sensación en el pecho no le permitía acercarse. Y aún así, él pudo concretar su caricia. Haciéndola sentir por un segundo débil, pequeña e indefensa. Más aún cuando empezó a decir todas esas cosas... ¿De dónde había salido todo eso? Eran como dagas para ella, que se clavaban en su corazón y le quitaban el aliento. Tanto afecto, tanta devoción... Al principio del día ni se imaginaba que lo terminaría con un hombre que la amara de verdad. Y no. Definitivamente no. De ninguna manera se sentía lista para esto, era algo demasiado repentino.

Pero sobretodo tenía que salvar a su padre.

"... Gracias." Respondió secamente. No quería terminar la conversación así. Pero no tenía idea de cómo hacerlo, ni tampoco si realmente quería hacerlo. Nada de eso importaba en ese momento, podría jugar con sus sentimientos más tarde. Ahora tenía que dirigirse al baúl y prepararse para cualquier eventualidad problemática.

Sacó un rectángulo metálico, su espejo, cuya tapa presionó y giró 360º, accionando un mecanismo secreto que lo convirtió en un la especie de disparador láser, que enganchó al reloj en su muñeca izquierda. Así mismo, sacó también un guante, que se puso en la mano derecha, y también se puso el visor scooter, que ya lo había usado para sacar fotos antes.

La chica no acabó ahi. Parecía toda una agente secreta. Presionó unos interruptores secretos del cinturón, que revelaron unos pequeños compartimentos, seis en total, uno de ellos vacío. Los otros, con unas cajitas, donde había cinco objetos con el emblema visible de los Shadow Riders. Por último, y finalmente, de un fondo falso de su bolso extrajo un pequeño estuche, que vació sobre uno de los barriles-mesa, soltando todos los pintalabios, que guardó en el último compartimento de su cinturón. Le pasó el Guante SR al estuche, haciendo que cambiara de forma y se transformara en una pieza del disparador de garfio, al que le acopló otra pieza de su bolso, completando el útil y dejándolo funcional.

Toda una agente secreta. No en vano, además de la hija de Virgil Wells, era una de las lugartenientes de los Shadow Riders. Y al igual que el famoso Virgil Wells, Coral Wells debía estar preparada para cualquier situación que la requiriera, estuviera de servicio o no. ¿Le quedarían algunos secretos bajo la manga? ¿Las botas, por ejemplo? ¿Se transformarían en jetbotas, o en jetbotas con pistolas acopladas, como las que llevaba siempre con su uniforme? "Debí haberme traído las otras botas. Pero quería estrenar estas" le dijo. Oh, parecía que eso confirmaba que eran botas corrientes. "Tampoco me he traído las rosas, pero esto" señaló el disparador láser "Y esto, que son pequeñas bombas..." sacó uno de los pintalabios. "... Bastarán."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Vie Mayo 27, 2016 10:04 pm

En realidad no supo muy bien porque le dio esa caricia tan repentina... En parte, podía deberse a simple cariño, a intentar consolarla en tal terrible situación, como antes cuando se derrumbo a llorar en el restaurante. También, podía ser por acto reflejo, por un gesto que ni pensó, ni razono muy bien, y que solamente hizo porque su cuerpo se lo pidió. ... O a lo mejor... lo hizo por si mismo. Y no solo por demostrar amor, amistad, coraje o decisión... ... Si no por necesidad. Necesidad de un ultimo roce. De un ultimo tacto cálido, suave, de una persona... de una persona a la que quería muchísimo... y por la que, visto lo visto... ... Estaba dispuesto a arrojarse hacia una posible sentencia de muerte. ''... Hm...'' No por nada, con la mirada puesta en el baúl, la sonrisa de Luminary se borró tan rápido como se dibujó, inundado por los pensamiento de duda que intentaban abrirse camino en su resolución, de incitarle a parar, a detener esta locura, a la que obviamente no estaba preparado para enfrentar. ... Pues tal vez él era un temerario... Pero contra algo tan silencioso y misterioso como lo de aquella isla... ... Recordarlo le ponía los pelos de punta.




Fue durante la madrugada, sobre la hora en la que se encontraban, solo que en aquella ocasión se hallaba solo, en medio del mar, navegando un barco... Dispuesto a explorar por primera vez los alrededores de su nueva propiedad. Y es que, fue gracias a Dil, ese niño al que le pidió ayuda para encontrar casa, que Luminary pudiese hacerse con aquella isla. Una isla que no figuraba en ningún mapa, como tampoco lo hacian esa porción de mar, sus peñones, y por supuesto, las Islas del Raviente. Tuvo que preguntar muchísimo, ante marineros, pescadores ilegales, incluso piratas, para conseguir una pizca de información acerca de estos mares y su contenido, y aunque poca fue la información que obtuvo, ... no fue que menos sorprendente.

Aquel mar escondía algo. Así de sencillo. No se trataba de un simple efecto geológico, o de volcanes submarinos expulsando agua a mucha altura. ... No, no, no... Allí dentro, a metros y metros de profundidad... conectado posiblemente a los Islotes, era de donde surgía el campo magnético. ... Y ya no solo eso. Todos con lo que hablo, no pararon de repetirle que monstruos de todas las clases se reunían en aquella zona. Que ignoraban la isla en la que él tomo residencia, si. Pero que los Islotes... eran como luces para una polilla. Se veían atraídos, prácticamente hipnotizados, igual que si fuesen llamados por algo mucho mas grande que todos ellos juntos. ... Siendo esta parte la que mas le preocupaba...


''Hijo... 'Raviente' no es una palabra inventada para esos islotes del mar al que te dispones a viajar.'' Comenzó a explicarle aquel anciano y retirado pirata de la Ciudad de Onrac, uno de los muchos estados del Imperio de Arcadia. ''Hace 100, 150 años... Cuando el gremio de cazadores de Arquades aún era mas que un glorificado club de pesca... Había fama y respeto reservada para aquellos 'Cazadores del Raviente'. Los mas valerosos, ... o estúpidos lobos de mar, que durante décadas y décadas, partían en la búsqueda de esta leyenda marina... El Rey de los Mares del Sur.''



''El Magna Raviente.''


''Del tamaño de una isla pequeña, los ancestros de nuestros ancestros se refirieron a él como... 'El principal causante de que ya no existan tortugas gigantes.' Literalmente, se las comió a todas. ... Y nadie sabe muy bien de donde salio, ni a donde marchó. Igual que un día comenzó a versele atacar islotes, que luego resultaban ser estas tortugas... Igual desapareció sin dejar rastro. ... ... Excepto en esos islotes. Allí fue visto en numerosas ocasiones, cuando las rocas no habían terminado de enfriarse, y magma fluido hizo cubrir el territorio con negro humo toxico... Jojojo... Muchos trataron de acercarse como tu harás, hijo. Y murieron antes de poder avistar nada.''

''Ese lugar es sin duda el infierno.''
''Si el Raviente de verdad fue a buscar allí reposo...''
''Que sea allí donde descanse en paz hasta el fin de sus días.''


... Por supuesto, Luminary ignoró todo esto. Y tras media noche rodeando la isla principal, se dispuso a partir hacia los malditos islotes. Y en un principio, todo avanzó correctamente. El mar era claro, sereno... Sin apenas olas que meneasen el barco. En si, tan calmo como un buen plato de sopa calentita. De sopa caldeada. ... De sopa herviente. Y es que eso fue lo que lo primero que comenzó a notar, a menos de un kilómetro. ... ... Pero luego el problema se multiplico, cuando su visión se emborrono, y sus oídos pitaron a un ritmo incesante. Creyó que se trataba del gas toxico, de que el agua estaba contaminada, y que expulsaba veneno... ... Pero no era eso. Era su sien. La bomba. Pitando incesante ante una presión magnética del exterior. ¿Es que Adder predijo que intentaría quitársela? ¿E instaló un seguro magnético? ... No tenia ni idea. Y sin embargo, fuese lo que fuese, entre una cosa y otra, el hombre decidió en el ultimo segundo dar marcha atrás, y retornar a la costa. ... La nariz ya había empezado a sangrarle cuando toco arena, y durante los siguientes tres días tuvo malestar y jaqueca. No murió. Y sin embargo... supo con certeza, que de haberse acercado mas tiempo, sumado a todo lo anterior... ... ... Ir solo, habría sido un suicidio.


"Tampoco me he traído las rosas, pero esto, y esto, que son pequeñas bombas... ... Bastarán."


Hoy no estaba solo... Cora- ... ... Black Rose le acompañaba, y eso en cualquier otra circunstancia le habría motivado. ... Sin embargo, aún con todo, era su padre a la persona que tenían que rescatar. Y la chica no es que fuese emocionalmente estable, que digamos. Era mas bien como un muro de cristal. Por fuera parecía rígido, transparente, inaccesible... ... Pero un simple martillazo bien dado la rompería entera.

''... Yo he traído la Ragnarok y Cerberus. No creo que necesite nada mas de aquí.'' Acabó respondiendo él, tan serio como antes, cerrando el baúl, mientras se ajustaba en la vaina su espadón, y en la funda su pistolón. ''El impacto tuvo que ser fuerte... Incluso si Wells y los demás están vivos, tal vez se encuentren heridos. ... Hmm...'' Acercándose entonces a uno de los barriles, abriéndolo bruscamente, para así sacar de su interior dos cajas de madera con provisiones, y otra de metal de primeros auxilios. Luego acercó una bolsa de tela, comenzando a vaciar el contenido de las tres en su interior. ... Contenido que tal vez sorprendió a Coral pues era porno, pues las dos primeras cajas... estaban llenas de Sodas Sprunk ¡Electrizantes! ¡Vigorizantes! ¡Y CON SABOR ULT- ... Ejem. Aunque no seria muy raro, considerando que la zona a la que se dirigirían era calurosa, muy mucho. Ademas, la de metal guardaba un contenido mas aceptable, tratándose de un frasco de Jugo Azul, un Mini Kit, y dos rollos de vendaje. Objetos que él agrupó rápido, pero ordenados, cargándoselos a la espalda, sin demasiado esfuerzo. ... No obstante, antes de darse la vuelta, su mano pareció sacar un ultimo objeto de esa caja, que con brevedad, lanzó a las manos de Coral, señalando luego al compartimento vacío en su cinturón. ''Jamas pensé que tendría que llevarlo conmigo... ... Y de hecho, no lo haré. No me hace falta. Quedatelo tu. Con suerte, no tendrás que utilizarlo... Pero si algo le pasa a tu padre, o a ti... ... Al menos tendréis una segunda oportunidad.''


Citación :
1UP: ¡Una vida extra! Te revivirá automáticamente si tus Puntos de Vida llegan a 0, ¡pero sólo te dejará con la mitad de tu vida!



La mirada que le puso al decirle eso, no es que fuese severa, si no que directamente quedo conclusa. No iba a aceptar ninguna respuesta en ese tema, fuese negativa o positiva. Ya que a fin de cuentas, carecían de mas tiempo. Así que... Echando un vistazo a su alrededor, y palpando su armadura para asegurarse de que todo estaba en su sitio... Luminary enfocó la vista en la cada vez mas pequeña columna de agua. Estaba descendiendo, perdiendo fuerza en su erupción... Siendo aquel, el mejor momento para marchar.

''¿Todo listo, entonces?'' Preguntó, por ultima vez, y tras obtener la respuesta afirmativa de Coral, Luminary asintió, y desplegó las Alas Tormentosas. Avanzando hacia la boca del acantilado, asomándose por ella... ... Y saltando. ... ... Sin Coral.



........

........

........

........

........

........ ¿La habia dejado tirada...?

.......

.......

.......

.......


¡¡SERIA CERD-!!



''『ORA』''


... ¿Que demonios...?




... ... ...


Y Coral fue agarrada por unos brazos extraños. De piel azul. Con guantes en las manos. Y un rostro que al final acabó viendo, remarcado por su salvaje melena negra, y su rostro... tan parecido al de Luminary. Criatura humanoide, que sin perder ni un segundo, salió disparado tras la estela del Caballero, no tardando demasiado en equipararse a su ritmo, quedando ambos el uno junto al otro, separados por unos dos, tres metros de distancia. Sobrevolando el mar... A bastante velocidad...


Rumbo a las desconocidas islas volcánicas.


//110PM - 25PM =  85PM//
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Miér Ago 03, 2016 3:12 am

Así que una vida extra... 1UP. Vida... ¿saldrían con vida de allí, siquiera? Ella no era una mindundi. Había estudiado geografía. Sabía a dónde se dirigían. Y sabía lo que era un Raviente. Y todo el que sabía lo que era un Raviente había oído hablar del ejemplar más mortífero y peligroso de éstos. No era una leyenda, sino una realidad bastante bien documentada. Y por todo ello, sabía lo peligroso que podía llegar a ser.

"..." no dijo palabra alguna más, limitándose a asentir y escuchar. Cuando Luminary se tiró del precipicio sin ella, se esperaba fuese a volver planeando, aprovechando las corrientes, para dar una vuelta y llevársela al vuelo. Sin embargo, se sorprendió siendo sostenida por algo muy diferente y bizarro.

Así fue cómo el caballero y la lugarteniente se echaron al vuelo. Llevada no sabía cómo por una especie de invocación humanoide que no salía en el dossier que los Shadow Riders tenían sobre Luminary. Debía de hacer poco que tenía estos poderes. La chica se aseguró de manipular su visor Scooter para que analizara y guardara todos los datos posibles sobre esa invocación, mientras que al mismo tiempo pensaba que no le gustaba nada que tuvieran que llevarla como un peso muerto. Deseó una vez más que se hubiera traido las botas jetpack, o una nightshade, y cayó en la cuenta de que una nightshade 'portátil' que pudiera llevar en el bolso, cinturón o donde fuera sería un invento con muchísima utilidad para ella. Algo que se aseguraría de pedirle a Adder cuando volviera.

...Si es que volvían.


La verdad, es que sentía bastante miedo. Por muchas cosas, por todo a la vez. Miedo a que Luminary se estaba acercando demasiado, y a pasos agigantados, a un ritmo demasiado frenético para ella. Miedo a ese ritmo frenético, que parecía amenazar con destruir la serenidad y el orden en su vida y en su día a día. En condiciones normales no se hubiera visto en esta situación. Pero Luminary era peligroso, todo a su alrededor acababa siempre en la más caótica de las posibilidades. Tan pronto estabas en una romántica cena como en una isla en medio de la nada, alejada de cualquier aliado y enfrentada a una situación de vida o muerte. El descontrol es riesgo y el riesgo implica la posibilidad de una pérdida. ...Por culpa de un simple y sencillo error, el de llamar al Zeppelin con el verdaderamente inoportuno infortunio de que llegase justo en el instante de la explosión géiser del agua... Ahora... la persona gracias a la que ella había llegado a ser quien era hoy y ahora corría peligro. ...Y con ella, los cimientos sobre los que había construido toda su vida.

Miedo a aquella aventura para la que no estaba preparada, que le venía grande, y que también le venía grande a Luminary. Miedo a lo que pudiera pasarles. ¿Sería él capaz de soportar las alteraciones magnéticas? ¿Sería LA BOMBA capaz de soportarlas? ¿Y si le pasaba algo? ¿Y si le pasaba algo y tenía que usar la maldita vida extra? ¿Y si ella la necesitaba? ¿Y si Virgil Wells la necesitaba?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 253
Experiencia : 151
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Miér Ago 03, 2016 3:40 am

Si Luminary creía que la travesía por los reinados de aquella bestia marina iba a ser tranquila y sosegada hasta llegar a las islas, donde imaginaba comenzarían los problemas de verdad, estaba muy, pero que muy equivocado. Los problemas no habían sino comenzado desde el mismo momento en que se adentraron en mar abierto. Si estuvieran en una dungeon, en alguna mazmorra o zona convencional, lo normal sería empezar poquito a poco y terminar con el climax del jefe final. ...Pero aquello no era una mazmorra. Aquello no era el Castillo de Shadowgate, donde las cosas seguían un orden, unas reglas, una hoja de ruta determinada. Era un puñado de islas volcánicas sobre las que no había nada más que rocas y magma. Rodeadas por todas partes por la inmensidad del mar enbravecido, enbravecido de una forma que Luminary no había visto la última vez que intentó acercarse hacia allí. Aquello era el mundo real, el mundo salvaje, sencillo, mortífero, aburrido la mayor parte del tiempo, exageradamente lleno de acción en determinados momentos. El lado más simplón e igualmente mortífero de la naturaleza. Aquel lugar no era una dungeon. Eran los dominios del Devorador de Islas, ni más, ni menos.









...Los dominios... del gigantesco monstruo que tenían delante




//Magna Raviente//
//PUNTOS DE VIDA: 8001//
//PUNTOS DE MANÁ: 1050//
//ATAQUE: 100-200//
//ARMADURA: 100//

Citación :
"Jojojo... Muchos trataron de acercarse como tu harás, hijo. Y murieron antes de poder avistar nada."

Así que así funcionaba... No es que no avistasen al monstruo, es que el monstruo les avistaba primero a ellos. Luminary había intentado ir a las islas de día, no de noche, y aquella noche en especial, con el estruendo del géiser y de la caída del Zeppelin... todo el ruído había actuado como un auténtico reclamo para los monstruos... Era la hora de salir a cazar. Y el mayor cazador de la zona, semejante bestia sáurica, no iba a ser menos...


{lol he escrito antes sin querer "la caída del samurai"},

//Como te dije en el grupo del CPS de WA, puedes hacer las modificaciones que quieras a la ficha y podrás usarlas en este tema. Puedes hacerlas INMEDIATAMENTE ahora o INMEDIATAMENTE al llegar a tierra, elige al responder en este post. Una vez edites, tendrás que usar las nuevas hab y las que quites ya no estarán disponibles. O tienes las viejas, o tienes las nuevas. You must choose.//
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Dom Ago 28, 2016 4:22 pm

Ya comenzaba a sentirlo... La bomba vibrando bajo su piel, generando pequeñas ondas sonoras, que como pitidos, escuchaba zumbar de manera suave, casi insignificante, pero sin lugar a dudas presentes, no muy distinto a tener una mosca volando a su lado... ... o metida en su oreja. Impulsado en mas de una ocasión a sacudir la cabeza, frotándose con los dedos la sien, parpadeando rápido los ojos, tratando de concentrarse, de ignorar aquello, y seguir volando hacia adelante, no queriendo perder el rumbo en medio de esa oscura noche. Y de hecho... no tendría porque resultarle tan difícil. Alguien como él, habiendo luchado, sufrido, y soportado tanto, debería ser capaz de continuar volando, incluso si de repente sus oídos comenzasen a sangrar. Era un guerrero curtido... experimentado... e inconsciente de limites. Un... un...


"Perro rabioso sediento de sangre."




''... ... Ugh...'' ... ... ¿Pero...? ¿Por que? ¿Por que se sentía así? Cuanto mas lo pensaba, menos entendía el que le costase tanto... con tanto en juego... con tanto en riesgo... ¿Por que no era capaz de tragarse estos pensamientos? Ni siquiera era como en esas otras tantas veces... en las que hundiéndose en tristeza o melancolía, aprovechaba el rebote para ascender otra vez, y superar lo que de primeras parecía insuperable. En Fabrica, en Shadowgate, en su enfrentamiento con el Dark Warrior... ... ¡Tsk...! Al contrario.  Esta... no era una situación excepcional. Solo era eso. Avanzar, avanzar... Cruzar un mar, llegar a una isla, y rescatar a un hombre. Cargar con una chica. Y volver a casa. Como siempre. Como siempre había hecho. Porque esto, al final, solo era otro día en su vida. Otro escalón que superar. Otro. Mas. No importaba en lo mas mínimo. No supondría ninguna diferencia en el resultado. En su meta. En el resultado absoluto de todo su esfuerzo. ¡De toda esta existencia...! ¡De todos...! ¡Todos los sacrificios...!


"Dime una cosa, estrella del cielo. ¿Alguna vez te has parado a pensar que tal vez... al arrastrar a tanta gente, al alzarla hasta el firmamento... les estás condenando a morir por falta de aire, ahogados en el espacio?"


''Hmph......'' ¿Que... mas... daría? Si... Wells o Coral morían hoy... ... ... Necesitaba a Wells... necesitaba su apoyo... su dinero e influencia... ... ... Pero su propia vida importaba mas, ¿Verdad? Arriesgarse a morir, por otra persona... y no ganar nada a cambio... ... iba en contra... ... de lo que Luminary simbolizaba... ... Podría encontrar a alguien mas, a otro al que usar. No debía ser tan difícil. Tal vez... incluso seria mas sencillo. Puede... que hasta fuese lo correcto... ... lo mejor... ... Abandonarlos... librarse de sus cadenas... y... ... .........


"Tan pronto afirmas que te gustan nuestros ideales, como al día siguiente nos abandonas y te pasas a cualquier otro bando que te guste más. Eres un canalla irresponsable, un egoísta egocéntrico que solo mira para sí y para sus coleguitas. ¿Y encima, te crees capaz de juzgar y sentenciar si los ideales de uno o de otro son mejores o peores, y que por eso merecen o no tu atención?"


''.... Yo..... .... ... ... no.......''


"A eso me refería con el cuchillo en la espalda."
"No eres nadie de fiar."
"No eres capaz de mantener una promesa, o de cuidar a quienes confían en ti.

"No eres escoria..."



"No eres nada."


. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .


. . . .

. . .

. .


.





... Pero ninguno de estos pensamientos y recuerdos desembocaron en una respuesta. Ni en una decisión. Ni en nada que no fuese total y completo silencio. Al observar como el mar embravecido se turbaba de pronto, sacudiéndose, agitado... haciendo emerger de entre sus olas... A la enorme bestia marina. Una criatura similar a una serpiente, alta, alargada... Aunque también a un dragón, con fauces anchas y afiladas, rematadas por dos enormes cuernos-colmillos en su frontal. Cubierto de escamas, que solo por su rígido aspecto, ya se intuía lo duras y resistentes que eran, no distintas a una férrea armadura... ... Sin embargo, lo que la diferenciaba de otros muchos monstruos de mar... era su tamaño. Tan exagerado, que se hacia absurdo... haciendo sombra a sus dos contrincantes, solo con uno de esos cuernos. Y pese a dividirles una distancia mas o menos considerable, Luminary podía hasta sentir el cálido aliento de la alimaña. El peso de su mirada. De sus intenciones homicidas...

Usualmente se habría sentido honrado de presenciar a semejante rival. Un monstruo de Leyenda. Reverenciado y temido durante generaciones. Y que ahora, como un eco del mas lejano pasado, se presentaba ante él. Quieto. Expectante. A la espera de su movimiento... ... Incluso si lo razonable seria pensar que solo era un animal salvaje, sin sentido del orgullo u honor, y que les devoraría por simple hambre o instinto de territorio... Luminary sin duda esperaría un combate digno. Algo... algo que él debería respetar. Y darlo todo por una lucha que recordaría toda su vida.


''... ... ..... .........''


... Pero hoy no pensaba de esa manera. Hoy... no sabia ni que pensar. Cuando el Raviente emergió, Luminary tenia el ojo derecho cerrado, y la mano apretando su frente, tan dolorido y molesto, por la bomba, por la situación, por lo que estaba imaginando, por la obsesión que le causaba... Que esto incluso se reflejó en su Stand, pudiendo Coral ver como el humanoide, de rostro muy similar al de su dueño, se afligía apretando sus facciones, con los ojos ensombrecidos por su densa melena negra... Ambos mirando al enemigo. Ambos atentos. Alerta. Y aún así... sin apenas preocupación por la propia criatura. Ni siquiera sentía miedo, ni siquiera... toleró su presencia como algo significativo. Solo era otro grave peligro, otra de las razones por las que sentirse confuso, y por las que tener que avanzar sin detenerse. No muy distinto al mar ardiente, el campo electromagnético, o la presión de que Wells estuviese en peligro...


Otro obstáculo mas.

Otra pared mas.

En la que él...


No estaba dispuesto a detenerse.



''... ... ...... ¡¡YAAAARGH!!''


Citación :
--> Relámpago //4PA - 20PM o 40PM// Lanza un rayo eléctrico de alto voltaje contra el enemigo. La electricidad puede dispararse desde las manos o desde los Brazos Volátiles. Se expande con facilidad en entornos conductores, tales como el agua o el metal, siendo muy eficaz contra enemigos de este tipo. Ademas, es posible duplicar la potencia de los rayos disparados, gastando, lógicamente, el doble de mana. Hay una alta probabilidad de paralizar al rival si este es alcanzado por los Relámpagos, sobretodo si se encuentra expuesto o desprotegido.


//-40PM//
//85PM - 40PM = 45PM//


Agitando su brazo izquierdo, rodeado de un centellante destello azul, Luminary lanzó uno de sus potentes rayos eléctricos, intenso, atronador... cargando consigo la clara intención del hombre, la única que ahora mismo le motivaba... Llegar a los islotes. Pues en vez de arrojarlo contra el mismo Raviente, su mano apuntó al agua que lo rodeaba. Queriendo así no solo dañarlo con la conductividad, y confundirlo, si no evaporar la superficie, en una densa nube de vapor, que cegase a la bestia. No por nada, mientras convocaba su hechizo, 『Fool Fiction』 aceleró hacia adelante, aprovechándose de la elevada Agilidad que tenia, adelantándose a su dueño. Seguido poco después de Luminary, que impulsándose con las alas, a una velocidad alta pero moderada, planeó y planeó, con los ojos puestos en donde la bestia se encontraba. No queriendo perderlo de vista... Como tampoco descuidar el agarre de Coral desde su Stand.


//PV: 440 PM: 45 ATQ: 83//
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Dom Ago 28, 2016 10:59 pm

//Has elegido hacer las modificaciones INMEDIATAMENTE al llegar a tierra//









//Magna Raviente//
//PUNTOS DE VIDA: 8001//
//PUNTOS DE MANÁ: 1050//
//ATAQUE: 100-200//
//ARMADURA: 100//

//CRÍTICO - 40 x 4 x 2 = 320 DAÑOS//

Coral hizo una mueca y miró con el ceño fruncido y los dientes casi rechinando cuando vio a Luminary cargar energía, y estuvo a punto de protestar, pero paró cuando vio que el caballero seguía avanzando sin ceder a la tentación de detenerse a luchar. El rayo cayó sobre el agua y prontamente se extendió por todo el alrededor de la bestia. La bestia se quedó parada, paralizada, y Luminary pasó de largo delante del gigantesco monstruo.

//DISTANCIA RECORRIDA: 4 de 20//

Esto le permitió ganar terreno mientras que la bestia estaba paralizada por la electricidad. Sin embargo, la parálisis no duró mucho, y el Raviente se giró 180º, para después proceder a perseguir a sus presas. La distancia que los separaba fácil y raudamente fue cada vez más dismininuyendo, ya que el Raviente era mucho, muchísimo más grande que ellos, y Luminary no era demasiado ágil. Pronto los alcanzaría, pero por el momento estaban a salvo.


//DISTANCIA RECORRIDA: 5 de 20//
//DISTANCIA QUE OS SEPARA DEL RAVIENTE: 1//

¿Lo estaban?

//-50 PM//

...

El monstruo dio un fuerte bramido. Coral empujó a la extraña invocación de Luminary, tratando de girar. No de soltarse, (aunque con lo fuerte que la agarraba, no creía que pudiera) sino de darse la vuelta. Como la constitución del Stand era baja, no resistió al empuje y Coral y él giraron. De tal modo que Coral quedó arriba y el Stand abajo, sostieniéndola desde abajo mientras volaban en la misma dirección de Luminary. Esto le permitió a ella girar la cabeza lo suficiente como para poder mirar al Raviente, aunque era una postura incómoda y dolorosa en el cuello. Cuando lo hizo, pudo ver que... ¡el monstruo había escupido con su bramido un montón de bolas enormes de agua mágica! ¡¡Y una de ellas iba directamente a impactar sobre ellos!! "¡¡VIRA A LA DERECHA !! ¡¡YA!!" gritó Coral a Luminary. ¡Pero claro, si se movian, se pondrían en el trayecto de las otras bolas de agua que venían detrás. ¡¡Y SALVO LA PRIMERA, TODAS HABÍAN SIDO LANZADAS A LA VEZ!

"¡¡ABAJO!!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Vie Nov 11, 2016 12:35 pm

Citación :
--> Deep Black Dragon: Alas Tormentosas //5PP// Par de alas grandes con capacidad para volar. Tienen una apariencia distorsionada, recordando a nubes negras cargadas de electricidad. Al extenderse y girar generan energía electromagnética, lo cual debilita la resistencia al aire, permitiendo así ya no solo levitar o volar, si no coger propulsiones similares a las de un avión a reacción. Estas alas pueden aparecer y desaparecer a voluntad del usuario, independientemente de su forma, funcionando siempre de la misma manera. Suelen dejar una estela oscura al volar, similar a las nubes tormentosas que imitan.

Volando, con la vista puesta en el Raviente, atento a los movimientos de Coral y su Stand, Luminary no vio la oportunidad de emplear el impulso de sus alas a máxima capacidad, o al menos, no todavía... primero necesitaba averiguar como detener a aquella bestia, como provocarla para que huyese y se alejase... aturdirla lo suficiente para poder llegar a los islotes, sin el peligro creciente mordiendo sus espaldas. ''¡Hmmm...!'' Había disparado su Relámpago con esa sola intención, dejando sus vibrantes y marcados ojos azules en la serpiente, notando así que la electricidad era eficaz contra él, pero no tanto como lo seria contra una bestia marina convencional. Su tamaño, su vitalidad, y sobretodo... esa dura armadura de escamas, suprimían toda debilidad que el Guerrero hubiese podido pensar en utilizar. Solo que claro... ¿En que posición le dejaba eso? ¿Con que posibilidades entre sus manos? Ademas... en el fondo sabia que el Raviente solo era uno de los problemas, y ni siquiera el mas grave. Su propia confusión, su sola rabia y ansiedad... le estaban haciendo dudar de cada posibilidad antes de si quiera llegar a intentarla. No era capaz de actuar sin sentir dudas. No era capaz de... reaccionar... Sin la sensación de que tal vez se estaba equivocando.


Convirtiendo esos tiernos sentimientos de antes...
... En una pesada y mortífera ancla.








Durante toda su vida, desde que abandono su hogar entre las llamas de la destrucción y la ruina... Siempre había tratado de forjar su propio camino. Su ÚNICO camino. Podía aceptar consejos, ayudas, alianzas... Incluso compañías que eventualmente le hacían trazar nuevas rutas e intereses. Y sin embargo, el camino principal, la meta que llevaba buscando durante tantos y tantos años... No había cambiado en lo mas mínimo. Siempre fue Luminary. Siempre seria Luminary. Ningún amigo, amorío, aprendiz... Le harían cambiar eso. E incluso si lo intentaron, incluso si algunos lo intentaron con todas sus fuerzas, con respuestas, actos, y sacrificios dignos de marcar toda una vida... Él... no se movió ni un ápice. Él... Sencillamente pasó de largo. Abandonando e ignorando. Borrando y olvidando. Reduciendo a meras cenizas futuros enteros. Huyendo de una tranquilidad armoniosa... que entendía perfectamente que no le correspondía. Que no era... su papel en esta vida. Del mismo modo que entendía, que por mas que esta verdad fuese la única y autentica realidad, nadie mas la entendería. No importaba si eran Mortales, Antiguos, o Dioses. No importaba cuan Estúpidos o Sabios eran. No importaba cuanto Poder portasen entre sus manos. Al final, la Ignorancia era general... Y cegados por una esperanza banal, hacia una Balanza equivocada y corrupta... Nadie entendería la eventual realidad tras su nombre.







Hasta que ya fuese demasiado tarde.




...

...


... ¿Pero entonces? ¿Por que esta niña si lo consiguió? Porque esta chiquilla... Esta joven cultivada en la misma necedad que el resto... Subida a un pedestal de mentiras, fantasías, y pragmatismo ridículo... Una... inútil incoherente... incapaz de mantenerse en pie... sin una figura paterna a la que sujetarse... tan débil... tan frágil... tan manipulable... ... ... ¿Por que? ¿Por que alguien así le hacia dudar tanto? No le había derrumbado. Su papel como Luminary seguía siendo mucho mas importante. Y si se daba el caso... estaba claro que la manipularía, o dejaría de lado con tal de seguir adelante. Eso era la verdad. Eso era así. Nada podía cambiar eso. Nadie cambiaría eso. Nada. Nada. Nada. Nadie. Nadie. Nadie.

...

... Y aún así dudaba.

Dudaba de lo mas básico.

Dudaba de aquello que le dio fuerzas para abandonar su vieja vida.

Dudaba de lo que le llevo a pecar en tantas ocasiones.

Dudaba de la pila de cadáveres sobre la que estaba sentado.

Dudaba... Dudaba... Dudaba...

...

...





Dudaba de si alguna vez deseo algo de esto.


...

...

...

...



"¡¡VIRA A LA DERECHA!! ¡¡YA!!"

"¡¡ABAJO!!"



''.... ¡Hmph!'' Tal vez este fue el motivo, de que pese a todo, Luminary no dudase demasiado en la acción que llevó a cabo. Simplemente, antes de si quiera llegar a percatarse de las enormes burbujas que el Raviente arrojó contra ellos, sus oídos captaron las ordenes de Coral al unisono que el resto de su cuerpo, obedeciendo, casi por instinto, causando que sus Alas acelerasen hacia la derecha, y que su Stand, en una ágil y curva finta, se colocase a su lado, para luego continuar el ritmo hacia abajo, tratando de esquivar por poco el ancho de las burbujas, sin reducir la velocidad, ni descender tanto como para tocar el agua. Al fin y al cabo, ya a cinco metros de su superficie, uno era capaz de sentir el vapor caliente rozar su piel, dejando a la imaginación cuan elevada seria la temperatura de semejante olla herviente.

No obstante, la persecución, el peligro, y el drama de no saber como contestar eficazmente, pronto volvieron a inundar los pensamientos del Guerrero, comprendiendo que aunque esquivasen los descomunales ataques de la bestia marina, su velocidad constante terminaría por alcanzarles de igual manera. Si o si debían contraatacar. Si o si debían dejarle claro al Raviente que no eran meras gaviotas de gran tamaño. ... ... Y creía saber exactamente como lograrlo.

''... ¡CORAL!'' La llamó, haciendo que el Stand volviese a colocarla como al principio, solo que ahora con ella delante, permitiéndole mirar al Raviente de frente, y a Luminary a su lado. ''¡Las escamas de esa serpiente son demasiado duras! ¡Es como la armadura de un robot! ¡Da igual que sea débil a la electricidad, su defensa aminorara cualquier ataque directo!'' Explicó, pasando a observar entonces a la criatura. ''... Pero es solo eso, una armadura. ¡Debajo sigue teniendo órganos y carne! ¡Si conseguimos encajar ataques directos en su interior, eso debería bastar para lesionarla gravemente! ¡ASI QUE ARROJA TUS BOMBAS HACIA SU BOCA!'' Y sin dejar de prestar atención al Raviente, explicando su plan de acción, el hombre estiró el brazo izquierdo hacia adelante, agarrándolo con firmeza de la muñeca con la otra mano. ''¡Deja que se las trague! ¡Que exploten al llegar a su interior! ¡Estate atenta al rugido...! ... ... ¡¡ALLÁ VA!!'' ... Disparando un doble rayo láser, justo a los dos enormes ojos de la monstruosidad.


Citación :
--> Brazo Mecánico //4PA//: El brazo mecánico de Luminary Knight ha sido reparado y mejorado por los Shadow Riders. Ahora, es capaz de lanzar un rayo láser similar al de las NightShade. Provocará 50 daños y gastará 10 PM. Es posible dirigir el láser a más de un objetivo.


//45PM - 10PM = 35PM//
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 253
Experiencia : 151
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Dom Nov 27, 2016 5:45 pm


[!]: No es necesario escuchar el tracklist repetidamente. Siéntete libre de dejar de hacerlo si te acaba cansando.


//Magna Raviente//
//PUNTOS DE VIDA: 8001 -320 = 7681//
//PUNTOS DE MANÁ: 1050//
//ATAQUE: 100-200//
//ARMADURA: 100//

//DISTANCIA RECORRIDA: 6 de 20//
//DISTANCIA QUE OS SEPARA DEL RAVIENTE: 0//

En realidad, Luminary se equivocaba otra vez: la armadura no tenía nada que ver con la resistencia mágica. Pero sí que había tenido una muy buena idea con eso de hacerle tragarse las bombas. Demasiado buena como para tener raciocinio pésimo. Sin embargo, ya podía empezar a sentir los pitidos, pitidos ocasionados por los diversos campos magnéticos a los que se estaba acercando. ¿Sería capaz de soportarlos?


//Luminary constitución y resistencia normal. Bonificador/Penalizador por caracteristicas = 0//
//Bonificador por nivel 40 => 4.//
//Tiraremos 1d20+4.//
//De 1 a 10, los pitidos anularán la acción de Luminary//
//De 11 a 20, la acción de Luminary tendrá exito.//
Admin Bombermans ha efectuado 1 lanzada(s) de uno 1d6 (Imagen no informada.) :
4
Al resultado hay que sumarle 4.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Dom Nov 27, 2016 6:07 pm

¿Eh? ¿Que los rayos no le hacían efecto? ¡PERO SI LE HABIA PARALIZADO Y DISMINUIDO SU VIDA BASTANTE! ¿¡QUÉ MÁS QUERÍA, DERROTARLO, OTRA VEZ!? Coral podía verlo por el scooter, que gracias a los dioses no había reventado por el nivel de poder del Raviente. La agente SR no tardó en informar a Luminary de esto, de que la armadura no es resistencia mágica, que el hechizo sí había sido eficaz, que además le había paralizado con lo que habían podido ganar tiempo. Sin embargo, Luminary no oyó nada de esto. Y no porque Coral no lo gritase suficientemente alto, sino porque Luminary no pudo oirla. Sufrió un mareo fortuito, y unos enormes pitidos, una primera advertencia de que se acercaba a un lugar peligroso, debido a sus propios poderes magneticos y también a la bomba que tenía en la cabeza. No duró mucho, pero sí lo suficiente para que el Raviente actuara antes que él. No pudo oir tampoco a Coral gritándole que a qué esperaba, ni advirtiéndole de que estaba a punto de golpearles...

...De frente.

//150 daños a Coral y a Luminary//

//Coral 190 PV//

La titánica serpiente marina ya estuvo lo suficientemente cerca de ellos como para golpearlos, y así lo hizo, dándoles un coletazo brutal a los dos. Éste hizo que salieran volando hacia adelante, alejándose de ella, pero aquello no le importaba lo más mínimo al Raviente, pues sabía que, como el que golpea a una mosca, en algún momento ésta dejaría de volar.

//DISTANCIA RECORRIDA: 9 de 20//
//DISTANCIA QUE OS SEPARA DEL RAVIENTE: 3//

"...¿¡ES-ESTÁS BIEN!?" oyó que Coral le gritaba, intentando girarse hacia él para verlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Jue Ene 12, 2017 4:37 pm



Cada ataque que cometía, cada acción que realizaba, cada estrategia que ejecutaba, eran dadas bajo una tensión y presión prácticamente insoportables, agobiado no solo por el nocivo ambiente que le rodeaba, de aire húmedo y caliente, con aguas hervientes que le avisaban de no perder su equilibrio, y de un campo magnético creciente, que con cada metro que avanzaba, mas y mas perforaba en su brazo mecánico, la bomba en su cabeza, y en consecuencia... en los turbios pensamientos de fallida paciencia. Pues al final, nuevamente, era su propio ser lo que mas problema le estaba generando. Su conflicto interno. Sus dudas de si esto que estaba haciendo tenia algún sentido. Arriesgar su pellejo, su salud... Su vida al completo... ... por la de otra persona. Una mujer que no le ofrecía nada útil o de interés. Ningún recurso que valiese la pena jugarse. Ningún elemento por el que importase luchar. En esencia... no debía importar en lo mas mínimo que viviese o muriese. Que... dejase de cargar con ella. Que la dejase caer. Y se marchase... para no mirar atrás. Y no solo seria lo mas optimo e inteligente... lo mas lógico y razonable... si no también... ... ... lo mas sencillo...

-... Podría marcharme... olvidarme de todo el plan... de los Shadow Riders... de los Nocturnus... del Gobierno... ... y empezar desde 0- Pensaba su subconsciente, de manera automática, a segundos de apuntar al Raviente con el láser -Ni siquiera tendría que cambiar de nuevo mi identidad. La gente de Posada. Los Mercenarios y Aventureros. Todos esos... amigos... compañeros... ... aprendiz... ... Todos ellos me protegerían. Harían de escudo, frente a todo aquello que intentase Wells- Apretando los ojos, mirando a la criatura marina bajo el reluciente fondo azul que transmitían, ... aunque reflejando al mismo tiempo en sus pensamientos... la imagen mental de aquellas rocas volcánicas. -... No tendrá tiempo... no tendrá oportunidad de hacerme nada. Para cuando se de cuenta... y escape de aquí... ... yo ya me habré despojado de la bomba y el transmisor. Y eso solo le dejara con una opción... con una sola, triste, y patética posibilidad...-




-Hacerme frente como el Presidente de Wolf Solutions-


¿Le pondría un precio alto a su cabeza? ¿Mandaría múltiples lobos a por él? ... ¿O vendría personalmente con su revolver? ¿Dispuesto a vengarse cara a cara? Dudaba que utilizase a los Shadow Riders... pues estos no se pondrían en disposición de algo tan personal... ni tanto siendo ella una Lugarteniente. ¿Pues de verdad el Grupo pondría recursos en perseguir a un hombre que hasta ellos clasificaban como... Problemático ? ... No. Todo quedaría bajo los hombros de Wells. Y partiendo de ahí, de esa base... Solo necesitaría aprovecharse de la política. De que la Posada seguía siendo parte de Industrial Stars. De que sus mercenarios entraban en una jurisdicción distinta a los de Wolf Solutions. ... Y si, tal vez... entre chispa y chispa... esto acabase generando una explosión en Business City. Un cambio de poderes... que en ultima estancia... ... le beneficiaria. Puede... puede que incluso... partiese con su plan desde ahi. Añadiendo leña al fuego. Buscando el desgarro... El estallido.


... ¿Y que tendría que hacer para lograr todo esto?

¿Que pieza empujar, para que el futuro se abriese?

Si no aquella que sostenía en sus propias manos...

Aquella tonta ilusión...

Aquella estúpida mujer...

Aquella... niña inconsciente...

Aquella... chiquilla... crédula...

Aquella...

... Aquella...

A... q... u... e... l... l... a...

...

..

.




.......

....

........

...

.

...........

.

...

......

..

..

...

.

.

.





''.........................''



... Habría sido sencillo. Muy sencillo. No habría ni hecho falta arrojarla, empujarla... o ejercido ningún tipo de violencia física. Tan solo... soltarla. Dejarla caer. Apartar los brazos de Fool Fiction. Y permitir que la gravedad hiciese el resto del trabajo. De haber querido... podría incluso haberse engañado a si mismo. Auto justificado. Pensando que el magnetismo fastidió su agarre. Que no pudo concentrarse en dos cosas a la vez... Que al disparar el laser, su Stand se disipó brevemente... perdiendo sus fuerzas sin quererlo... no siendo mas que un accidente poco fortuito en una acción poco calculada...


//45PM - 10PM = 35PM//

Citación :
--> Brazo Mecánico //4PA//: El brazo mecánico de Luminary Knight ha sido reparado y mejorado por los Shadow Riders. Ahora, es capaz de lanzar un rayo láser similar al de las NightShade. Provocará 50 daños y gastará 10 PM. Es posible dirigir el láser a más de un objetivo.


... Sin embargo... Nada sucedió. Absolutamente nada. Luminary... con el brazo erguido. Los ojos abiertos. Y la clara ofensiva presente en su cabeza... ... Se había quedado bloqueado. Paralizado. Congelado en mitad del aire. Sin que el láser fuese disparado. Sin que el Stand soltase su carga. Colocando un rostro de confusión tan, pero tan evidente, que Coral no solo lo vio reflejado en el hombre, si no también en Fool Fiction. No oyendo ni el informe. Ni su consejo. Ni ninguno de sus gritos. Sordo completamente... ... excepto para aquellos insistentes pitidos que le inundaban los oídos. Silbidos agudos, dolorosos de escuchar. A un ritmo constante, que pronto afectaron al resto de su cuerpo. Temblandole el parpado. Conservando la expresión rígida. Haciéndole vibrar la prótesis. Manteniéndose en tensión. Y en definitiva... dejándolo... al margen del resto del mundo. Como si este, a sus ojos, se hubiese detenido.


... Lastima que esto solo fuese una falsa impresión.

Y que del mismo modo que todo siguió su curso.

La confusión de Luminary fue golpeada por la realidad...




Bajo el intenso bramido de la serpiente marina.


//150 Daños//


...


//440PV - 150PV = 290PV//


...


"...¿¡ES-ESTÁS BIEN!?"


''... Hnng... Ugh...'' Solo entonces, golpeado y arrojado con violencia hacia adelante, el hombre recuperó la consciencia, parpadeando varias veces seguidas, en lo que sus alas trataban de retomar el equilibrio, y su mente averiguar donde estaba él, donde estaba su Stand, y mas importante aún... donde estaba Coral. ''... Hmph... hmph...'' Fool Fiction no la había soltado. Ni siquiera ante la fuerza de semejante coletazo, su mente se había doblegado a dejarla caer, pudiendo verla herida, si, pero aún bien sujeta a los brazos del Stand. Unos brazos que él en seguida volvió a acomodarle, colocándola como hacia unos instantes... solo que ya sin tanta firmeza. Al fin y al cabo, nuevamente, el Stand reflejaba bastante bien el estado físico de Luminary. Las heridas que se abrieron en el hombre, las señales de moratones y cortes... habían aparecido también en la piel negruzca de Fool Fiction, y aunque no eran la gran cosa (Al menos si se comparaban al primer encontronazo que tuvieron, tras la explosión de Omega), se notaba que... no estaba en su mejor momento. Su respiración era inestable, el temblor de su brazo izquierdo persistía, y su expresión... sobretodo su expresión... confusa, turbada, tensa... ... aterrada... ... ...

Para Coral no fue muy difícil advertir que aquello no era por el Raviente. Ni siquiera por el magnetismo. Ni tampoco por las cada vez mas próximas islas volcánicas. No... No... Tal y como hizo antes, Luminary se negó a girar la vista a la Serpiente, optando en su lugar no por intentar otro ataque, si no por aprovechar el espacio ganado, y seguir la marcha. Ni siquiera le contestó a su pregunta... incluso si era obvio que la había escuchado. Apretando de cuando en cuando los dientes... como si hubiese algo, algo que solo él era capaz de ver... que sobrepasaba todo cuanto estaban viviendo ahora mismo.

... Aunque esto no significaba que lo estuviese infravalorando.


''... ¡¡SUJETATE!!''

Un grito que sonó como un relámpago en medio de aquel infierno oceánico, dejándole a la chica unos valiosos segundos para reaccionar y aferrarse al Stand, el cual, por supuesto, también la apretó hacia él, en una especie de abrazo similar al que Luminary le dió cuando la sacó volando de Business City... siendo pues una advertencia para sus intenciones, pues el resultado fue el mismo: Despegando a toda velocidad. No hacia adelante. No hacia atras. No hacia ningún lado... Si no hacia arriba. A lo alto de los cielos.


Citación :
--> Deep Black Dragon: Alas Tormentosas //5PP// Par de alas grandes con capacidad para volar. Tienen una apariencia distorsionada, recordando a nubes negras cargadas de electricidad. Al extenderse y girar generan energía electromagnética, lo cual debilita la resistencia al aire, permitiendo así ya no solo levitar o volar, si no coger propulsiones similares a las de un avión a reacción. Estas alas pueden aparecer y desaparecer a voluntad del usuario, independientemente de su forma, funcionando siempre de la misma manera. Suelen dejar una estela oscura al volar, similar a las nubes tormentosas que imitan.


No contuvo velocidad en esta ocasión, confiado de que la Agilidad de Fool Fiction seria suficiente para mantenerle el ritmo, ascendiendo en horizontal, bastante deprisa, conservando la aceleración durante unos cuantos segundos, hasta que tras girar la vista brevemente, observando la distancia que le había tomado a la criatura, Luminary y Stand detuvieron el ascenso... aunque no el vuelo. ''... Volar a su misma altura es un suicido.'' Acabó por decir, con voz ronca. ''Estas aguas son su territorio... por debajo y por encima... ... Pero él no tiene cabida alguna en los cielos. Aquí no debería poder hacernos nada.'' Al fin y al cabo, por mas grande que fuese la criatura, y por mas que fuese capaz de extenderse fuera del agua, el vuelo de Luminary le permitía ascender a distancias imposibles para el Raviente. Y siendo él una persona de carne y hueso, que usaba magia, y no tecnología para volar... el efecto magnético de la zona no tendría ningún efecto en él. Al menos... no mas del que ya tenia. ''... H-Hmph...'' Dirigiendo su mirada brevemente hacia Coral, sus ojos se mostraron sin duda cansados, con el izquierdo prácticamente cerrado, y el derecho haciendo esfuerzo con el parpado, con tal de no temblar demasiado.

''... Si queremos llegar a las islas... tendrá que ser aprovechando la gravedad.'' Declaró, bajando los ojos hacia los islotes. ''Descenderé, y usaré el impulso de la caída para acelerar mi vuelo. Eso debería ser suficiente para adelantar incluso al nado del Raviente...'' Haciendo que sus alas se tensasen en diagonal, hacia arriba. ''Una vez en la costa... buscaras a tu padre... ... ¡¡Y PASE LO QUE PASE!! ... Ni se te ocurra utilizar el 1Up conmigo.''


''Pues ni adelantándola va a dejar de perseguirnos.''
''Y todavía tendré que enfrentarla para que podáis marchar en paz de este infierno.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Coral-

avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 26
Fecha de inscripción : 16/01/2016

MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   Vie Ene 20, 2017 7:52 pm

{Qué hace la madre de Haraldo en mi tema.

Lo siguiente será que la madre de Harald es la madre de Lumus}

"¡Aaaah!" reprimió un grito cerrando la boca con fuerza y agarrándose también fuerte al stand, mientras que Luminary pegaba un acelerón semejante que el Stand se quedó atrás. Aquello había sido una locura, pues había dejado a Coral a merced del Raviente. Sin embargo, tuvieron la suerte, o el cálculo, de que la distancia que ganaron por el golpe del Raviente fue suficiente como para que el Stand pudiera seguir a Luminary. ¿O tal vez volaba más rápido? Coral no sabía los entresijos de la invocación extraña de Luminary, así que le preguntó directamente: "...¡¿Por- por qué no has usado esa velocidad desde el principio?!"

Luminary explicó su plan: debían lanzarse en caida libre en diagonal desde ahi, y así llegarían a las islas evitando al Raviente. "¡NO, NO! ¡ESPERATE UN MOMENTO, ¿QUIERES?!" gritó. "¡Desde aquí no puede vernos! ¡Desde aquí no puede alcanzarnos! ...Deberíamos haber subido aquí desde el principio, tsk. ¡Pero ahora estamos a salvo!" se volvió a revolver en el abrazo del Stand. "Primero que todo: ¿Estás bien?" repitió, con actitud severa. "Lo de las ondas magnéticas... ¿cómo lo llevas? ¿Son muy intensas?" inquirió.

"Segundo... ¿quién es más rápido? ¿Tú, o...?" no sabía cómo llamar a esa cosa: "...¿o él?"

"Tercero: vamos a seguir volando hacia adelante desde aquí. Hace frío, hay menos oxígeno, pero no es ni de lejos tan peligroso como abajo con el bicho. Tengo un GPS aquí." pulsó unos botones del scooter que tenía, y en la pantallita se le mostró un mapa. "Quiero llegar cuanto antes, sí, pero lanzarse a lo loco no nos ayudará. Una vista aérea nos permitirá ver dónde ha caído el zeppelin exactamente. Si de verdad el bicho va a seguir buscándonos, es mejor que no nos vea llegar a la isla siquiera." se señaló la sien. "Y no hará falta utilizar ninguna vida extra sobre tí." sonrió, pero manteniendo la severidad y seriedad en su rostro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Rosales negros, espinas rojas.   

Volver arriba Ir abajo
 
Rosales negros, espinas rojas.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: General :: Los Archivos-
Cambiar a: