Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 14/9/2016 ✪
Reducidos los mensajes por página de 25 a 20, y reducido el ancho del foro de 100% a 90%.

No es que vaya a haber muchos más cambios en el foro temporal realmente, pero me apetecía probar un poco a reducir el ancho, y Mergan pidió reducir los mensajes un poco y aproveché.

También he revocado los permisos de admin temporales que le di para el foro temporal por si así sirve para sentiros más seguros, ya que ya no hace falta acceso a éste (aunque en el foro v3, si llega a hacerse, sí que tendrá acceso al código del foro y al host).
Canal DeDeDe
NIÑO Y SÚCUBO SE LÍAN EN PÚBLICO

"Es mi profe de teatro" declara el chaval, cuando el conocido y querido monje aventurero Chen-Tao intenta salvarlo de condenar su alma permetuamente en los infiernos. Uno esperaría que el chico, tras ver balancearse aquella obscena cola de los habernos, frotándose lascivamente con la mano del monje, y que tras ver esos terribles cuernos de bestia, el chico tuviera dos dedos de frente y se echara atrás, pero en lugar de eso... insistió en que se trataba 'de una obra de teatro'.

"¡Intenté detenerle, pero no me hizo caso!" decenas de testigos de brazos cruzados detrás del monje asienten al unísino. "Ese chaval cree que puede liarse con una súcubo y que no va a pasarle nada! ¡Está completamente loco!" las personas detrás del monje asienten una vez más.

No hemos podido entrevistar al chaval, ya que abandonó la escena a toda prisa.

Podría decirse que huyó de la escena...


...como alma que lleva el diablo.
Pop’Star Times
Se afianzan las relaciones con el creciente Shiver Star

Una creciente civilización organizada se ha alzado en Shiver Star. Como si hubieran salido de la absoluta nada, un grupo imperialista se ha formado bajo el gobierno de un senado conformado por representantes de todas las especies nativas y razonables.

Las especies con las que se han podido comunicar nuestros exploradores y conciliadores son Yarikos, Chillies, Emps, Poppy Bros y Bronto Burts. Las otras razas del planeta parecen ser salvajes y en su mayoría, están siendo adoctrinadas, esclavizadas o atrapadas para consumo de las razas dominantes. Lo cual ha despertado el interés y preocupación de los gobiernos de Pop'Star.

Lo más curioso de esta nueva civilización es su uso de maquinaria pesada y otras razas esclavas con perfecta organización. Aunque no parecen tener la inteligencia para crear inteligencia artificial u obras digitales, sí han hecho increíbles adelantos en robótica y uso de recursos naturales en conjunto de la máquina. Para una cultura que parece haber salido de debajo de la tierra, de la nada misma, se han adaptado perfectamente al entorno de la superficie y están empezando a producir en las abandonadas fábricas. Se ha decidido enviar más investigadores, guías y diplomáticos a asentarse y crear una alianza con el creciente imperio en una relación que podría resultar fructífera para ambos planetas.
Ampliaremos...
Temas más activos
El Dia antes del Progreso!
Prueba del Alma: Kablo
¡Una cita a ciegas!
Buscando empleo en la Posada del Viajero
-QUEST- El Tren Infinito
Nacido de un Sueño
Una salida entre amigos
-Artículo- La flecha del destino
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
JUEGO: ¡Pregunta al personaje!
Últimos temas
» Cuando la empleada te encuentra a ti en la Posada del Viajero
por -Aqualady- Ayer a las 1:36 am

» -QUEST- El Tren Infinito
por Ephirel Dom Sep 17, 2017 1:30 pm

» X marca el lugar
por Midas Goldo Sáb Sep 16, 2017 8:00 pm

» Día de Kablo
por -Miranda- Vie Sep 15, 2017 2:28 am

» La esperanza es esa cosa con plumas
por -Colette- Jue Sep 14, 2017 11:43 pm

» Sacrum - El Reencuentro
por Admin Bombermans Miér Sep 13, 2017 10:12 pm

» Pesadilla en la Cocina 1x01 - Kawasaki's
por Sparrick Jue Sep 07, 2017 12:30 pm

» -ARTÍCULO- ¿Y con quién pasamos la Navidad?
por Shantae Sáb Ago 26, 2017 12:36 am

» Volver al exterior
por -Ahina- Sáb Ago 19, 2017 1:04 am

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 ¡Una cita a ciegas!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
-Miranda-

avatar

Mensajes : 29
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 04/03/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Sáb Abr 09, 2016 4:04 pm

"¡Miranda!" le recriminó, dándole una patada que ésta vez el Kablorenth Noreyino esquivó grácilmente. "No le he dicho nada." le contestó. "A no ser que sea más lista que Dan Hathaway, no sabe que tú has venido, al igual que tú no deberías saberlo, tampoco." Miranda se señaló el casco. "Para eso es este local, para auténticas citas a ciegas."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Kiru Wind-

avatar

Mensajes : 19
Experiencia : 19
Fecha de inscripción : 04/04/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Sáb Abr 09, 2016 4:09 pm

"..."

La mirada de Kiru se ensombreció, aunque lo disimuló bien al girar la cabeza hacia la barra. ¿Del mismo color que él, mismo nombre? Podía ser una coincidencia... o podía no serlo. Kiru había tenido un affair, hacía ya tiempo, con una biochispa en Pupuku, que murió junto a tantas otras por culpa de Nightmare. Al poco tiempo expulsaron a Kiru del Clan, y se quedaron con el bebé. "........" Wind apretó con fuerza el vaso recién servido por el barman.

Kiru Wind recordaría esas palabras de Kablo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 210
Experiencia : 209
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Lun Abr 18, 2016 10:57 pm

Digirió las palabras de Miranda y comprendió la necesidad del casco. "Oooohhh, vas a presentarme a Leaf, y dirás que es otra persona, para que yo hable de Leaf con 'otra persona' mientras Leaf escucha frente a frente lo que digo, ¿Verdad? ¡Ingeniosa Miranda! No por nada llegaste a general, te idolatro." Con palmaditas en la cabeza, Kablo comenzó a apartarse de ambos y caminar hacia una mesa.

"Voy a reservar el lugar. El caballero debe esperar a la dama, ¡Gracias por todo, chicos!" Y al haber dejado al par de enemigos locos y raramente cooperativos que tenía, se dirigió a una mesa cercana a la pared. Con asientos grandes y acolchonados, cómodos aunque algo fríos. Y aguardó a que el mesero le pidiera su orden, o se presentase Leaf, o... Algo, lo que fuera.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Miér Mayo 04, 2016 10:53 pm

Había un especial motivo por el que a Arlene nunca le gusto demasiado salir a locales como aquellos, y es que... y es que... ¡Le ponía nerviosa fastidiarlo todo! Y, si claro, Miranda diría que la gracia era soltarse y divertirse, ¡No pensar en las consecuencias! Emborracharse, subirse a la barra, y empezar a cantar canciones Japonesas sin mucho sentido. ... Pero aun así, le costaba, le costaba desatarse, mostrarse con naturalidad frente a gente que no conocía de nada, y a la que tampoco tenia interés por conocer. Le abrumaba cuando la miraban, fuese a malas o buenas. Se quedaban tensa cuando la paraban, para iniciar conversaciones a las que no sabia ni como responder. No... no era capaz de seguir una atmósfera como aquella, y al final, los nervios podían con ella, el pánico la asaltaba, ¡Comenzaba a sudar! ... Y terminaba encerrándose en el baño. Así, hasta que se calmase, y pudiese marcharse con alguna excusa de dolor de cabeza, malestar estomacal... ¡O lo que fuese! Pero irse. Irse era lo que al final mas le interesaba.

... Y aquella situación no era muy distinta a lo usual.

''¡Uf... Uf... Uf... Uuuf......!'' ¿Cuanto tiempo llevaba metida en el baño? Por lo menos, desde que llego. Antes incluso de Miranda, queriendo prepararse bien, y mentalizarse sobre lo que iba a hacer. ... Aunque hasta ahora, mas allá de lavarse la cara, pintarse, lavarse la cara, y pintarse otra vez... poco mas había hecho. Terminando agotada, con una mano en la frente, queriendo imaginar que aquel dolor de cabeza era solo producto de su angustiada imaginación. Terrible imaginación... que no dejaba de montar escenas desastrosas sobre lo que podría suceder en cuanto saliese por esa puerta.

-¿Y si...? ¿Y si...? ¡¿Y si el casco falla?! ¡Puede fallar! Es tecnología punta, pero... ¡No es nuevo! ¿Cuantos se lo habrán puesto antes que yo? ¡Seguro que alguien le metió un golpe, y ahora yo vere todo mal! ¡No distinguiré a quien tengo delante...! ¡Me tropezaré...! ¡Tiraré vasos, platos...! ... ... Huh... Me mancharía el vestido. Dudo que puedan lavarlo en la tintorería... ... Y, y... ¡Las risas! ¡Seria la hazme reír! ¡SEGURO QUE HASTA MIRANDA SE PARTIRÍA! ... ... ... Espera. ¿El casco ya lo uso alguien? ... ... ... A lo mejor ese alguien tenia piojos... ¡Y ME LOS PEGARA! ¡Ugh! Toda la cita rascándome. ¡Delante de ese idiota! ¡De ese...! ... ... ...- Pero todos eran problemas triviales si se comparaban al foco de atencion, el autentico motivo de aquel chistoso espectáculo... ''... ¡Hmph...!'' Siendo esto lo único que lograba endurecer sus emociones, apretando el puño junto a la mirada mientras se miraba al espejo. Cargándose de decisión. -Todos han pensado siempre que soy una espía... ¡Y no es verdad, ok! ... Pero por una vez puedo intentar ser una de verdad. Actuar, fingir un papel, y sacar información de una fuente demasiado fácil de manipular. ... Jejeje... Debería ser fácil. ¡Muy sencillo! Sentarme, dejar que él hable, preguntar disimuladamente... ¡Bla, bla, bla! Levantarme, ¡Y marcharme! Si me centro solo en eso, da hasta igual que se de cuenta al final. ¿Pues que va a hacer? ¡¿Atacarme?! ¡Ja!- Aun sin haber traído ningún arma encima, la sonrisa de Arlene se estiró, pasando los dedos a lo largo de su brazo izquierdo. -... Ademas, Miranda esta aquí. Podría levantarme en cualquier momento, decir que voy al baño, y pedirle consejo. No estoy sola... ¡Soy la mano derecha del agua! ¡Y puedo contar con mi General para esto! ¡CLARO QUE SI!-

Renovando su coraje, asintiendole al reflejo del espejo, Arlene no tardo mucho mas en lavarse las manos y salir de allí. Colocándose el casco. Encendiéndolo. Y a paso ligero, centrada solo en su objetivo, ¡y solo en su objetivo!, yendo directa hacia donde se hallaba la figurita amarilla frente a la barra, ... que esperaba que fuese Miranda. Por que solo ella la saludaría de esa manera, ¿verdad?

''¡Lo siento si he llegado tarde! Tuve que, erh... ... ¡Terminar de maquillarme! ¡LOS OJOS!'' Lo cual era gracioso, porque el casco le tapaba los ojos igualmente. ''¡Pero ya estoy aquí! Lista para la acción y lo que surja. ¡Fiu...! ¿Me he perdido algo?''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Miranda-

avatar

Mensajes : 29
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 04/03/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Jue Mayo 05, 2016 1:53 pm

El casco funcionaba perfectamente, y por fortuna, y más importante, no tenía piojos, porque la cabeza no le picaba. Pudo distinguir a Kiru y Miranda por estar ésta última acompañada de la silueta de un Kirby, y por estar, además, tal y como Miranda le dijo que estaría, coloreada de amarilla. Los dos amigos estaban charlando y riendo animadamente. Como Miranda estaba girada hacia Kiru, y en el ángulo hacia Arlene, fue la primera que la vio, saludándola efusivamente, a lo que el kirby se giró y saludo con un gesto de la mano más corto.

"No mucho." se encogió de hombros Miranda, respondiendo a Arlene, que le había preguntado si se había perdido algo. "Kablo ya ha llegado, y te está esperando... Leaf."

Pudo escuchar una risita de Kiru al fondo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Kiru Wind-

avatar

Mensajes : 19
Experiencia : 19
Fecha de inscripción : 04/04/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Jue Mayo 05, 2016 2:02 pm

"Pffft... ¡Jajaja... vale, vale! Esto empieza a ser divertido, Arlene, Miranda." les dijo a las dos. "No puedo esperar a ver y oir cómo destrozas el corazón de ese idiota egocéntrico. Si es que tiene alguno." le dijo a Arlene.

Le enseñó una tablet que tenían sobre la mesa. "Con esto podremos verte y oirte. Vosotros no podréis ver la barra desde la parte en la que os sentaréis. Digamos que tenemos cierta amistad con el dueño del local... pffft..." se le escapó una risita mordaz. Probablemente, más bien extorsión. "...y nos ha dejado acceso a las cámaras que apuntan a la mesa en la que Kablo se encuentra. Un plano frontal hacia la mesa y otro aereo en diagonal, casi como si fueras la protagonista en primera persona de una película. Si esto sale bien te pasaré una copia del video. ¡Ja ja ja!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Vie Mayo 06, 2016 5:04 am

Se le escapó un pequeño suspiro cuando Miranda la llamo de aquella manera. Aunque no por molestia u ofensa, ni siquiera por dejadez. ''Ains... Leaf...'' Si no porque ahora, a tan solo unos instantes de ir a realizar aquel acto... aquel engaño... el pensamiento acerca de la autentica Leaf se le hacia cargante. Miranda le contó con anterioridad que ella también vendría, con la excusa de olvidar al tonto de Kablo y pasárselo bien un rato. E imaginaba, tras oír lo que le dijo Kiru, que la General del agua no se lo pensaría dos veces antes de mostrarle esa cinta a la propia Leaf, con tal de que viese los errores de su ex, las tonterías que pudiese soltar, como se dejaría a si mismo en evidencia... Y si ademas ella ponía de su parte, tal vez lograría sacarle material sensible. Suficiente para hundirlo del todo, y que la elfa entendiese la verdadera clase de hombre que era él. ... ... Intenciones que a ella no le molestaban en nada. ... O al menos no respecto a Kablo. Pero en cuanto a como pudiese sentirse Leaf... a como quedaría después de confirmar por fin la verdad... ... ... Eso ya era otra historia muy distinta.

''Uhh...'' Apretándose un poco el hombro, Arlene quedo pensativa mirando la tablet. Y en efecto, desde ella se veía el rincón, la mesa, y como no, al propio Noreyino, a la espera de su chica. Escena que le trajo un bulo de sentimientos bastante importante... pues por un lado, de verdad que quería vengarse. ¡De verdad que quería humillarlo, y arruinarle la existencia! Moriría igualmente. Pero quería que en sus últimos momentos tuviese bien presente los errores que cometió en vida. ... Y al mismo tiempo, también estaba la aún inocente Leaf, en contra de su ejecución, seguro que hasta dispuesta a perdonarle si se daba el tiempo y la circunstancia. ... ... Incluso si esto terminaba dañandola mas... ... ... Incluso si era obvio que se estaba equivocando en su opinión.

''... ... ...''

... Miranda la hizo su Mano Derecha aquel día. En si, no se sentía muy distinta a lo usual. Y tampoco es que el rango representase una subida verdaderamente importante. ... Sin embargo, marcaba el inicio de un compromiso, de una nueva responsabilidad que cumplir dentro de los Sin Nombre. Ya no solo tenia que oír, si no también actuar. Como una autentica mano, que si bien seguía estando bajo la autoridad de su General, le daba... no solo la cabida, si no el deber, de corregir errores que estos pudiesen cometer. Después, o incluso antes de que ocurriesen.

... ... Y puede que se estuviese adelantando muchos rangos... pero cuando llegase el día, el día en que le tocase ser la Mano Derecha de la General de la Tierra. ... Tonterías como estas entraban en su responsabilidad.

Su responsabilidad de dirigir a los Generales a lo único que verdaderamente importaba.




... Todo lo demás era dispensable.


... ... ...

... ...

...

''....... ¿Algún consejo antes de ir?'' Preguntó Arlene, tras parpadear un poco, y renovar su decidido rostro. ''Pensé en ponerme orejas alargadas postizas... Pero con lo ancho que es el casco, dudo que se de cuenta. ... ... Tan solo espero que no le de por acercarse e intentar... *Glup* besarme... ¡Entonces ahí si que os digo que lo mato yo misma!'' Exclamó ofendida, sacudiendo con brusquedad los hombros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Miranda-

avatar

Mensajes : 29
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 04/03/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Vie Mayo 06, 2016 2:06 pm

{Epic post is epic. And epic image is epic, too *¬*}

"Pues chica, prepárate porque no sería la primera vez. No me sorprendería verle intentarlo en absoluto." se encogió de hombros. "¿O es que no te acuerdas que para empezar no se le ocurrió otra manera de que dejase de ahogarle con el Medallón del agua por la nariz que besarme?" le recordó Miranda, haciendo una mueca molesta. "No, si lo peor es que el cabronazo sabe besar. Destrózale entero." la animó. No tenía ningún consejo que darle.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Kiru Wind-

avatar

Mensajes : 19
Experiencia : 19
Fecha de inscripción : 04/04/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Lun Mayo 16, 2016 7:33 pm

Citación :
" ''Ains... Leaf...''

A diferencia de Miranda, Kiru sí que captó (o sí que prestó atención a-) ese suspiro de Arlene cuando Miranda le recordó que se hacía pasar por Leaf. Ea Leaf que también vendría a aquel bar y a la que Miranda le mostraría esa tablet. Captó y prestó atención a esa preocupación de Arlene por el destrozado corazoncito de la chica elfa, a la cual no sentaría nada bien esa broma de Miranda hacia Kablo, no la aprobaría, y peor aún, posiblemente aún sentía algo por ese idiota descerebrado.

Kiru compartía esa preocupación de Arlene por su compañera Leaf. Mas, ¿qué iba a hacer? Como General del Viento, había demostrado estar por encima de Miranda en poder, y por tanto se había ganado el puesto de General Numero 2. Podría ejercer su autoridad como general superior para detener esto, pero... no quería tampoco hacerle ningún mal a Miranda, arrebatarle su diversión, ni su pequeña venganza contra Noreyino. Después de todo, si el atrapado ahora por las garras de los Sin Nombre no fuese Kablo sino Master Kirby... ........Otro gallo cantaría, y el que le pidiera ayuda a Miranda para vengarse habría sido él mismo.

"Sabes, Arlene..." dijo entonces, con un suspiro. "Los rangos de los Generales de los Sin Nombre... o mejor dicho, la jerarquía de los Generales de los Sin Nombre, se delimitó mediante una competición y demostración de fuerza." empezó a relatarle. "...A diferencia de esta cobardica de aquí..." golpeó a Miranda con el codo. "...Y a diferencia del Emperador, Nergal, Koyasu, el Elegido del Todo, Olsh y Shura, el resto de los generales combatimos entre nosotros por ver quién se disputaba los rangos más altos. Así, además, nos podíamos familiarizar con el estilo de combate de cada uno, y compartir consejos sobre cómo mejorarlos. A diferencia de Miranda, que no hizo ni el huevo, yo participé en estas competiciones en serio. Gané fácilmente a Miranda, la cual no se esforzó en absoluto. Gané a la pequeña Leaf, que estaba tan verde que parecía una niña combatiendo por primera vez. Empaté con Ignus, y entonces... Entonces ella me pidió la revancha. Vi el brillo de la lucha en sus ojos. Me hizo una llave de artes marciales extraña, y ni siquiera necesitó usar sus poderes de Tierra anti Viento para vencerme. Más sorprendente aún: seguidamente derrotó a Ignus en desventaja, el elemental de Fuego, su elemento contrario, perdió contra ella. Y naturalmente, no pudo hacerle ninguna llave de arte marcial a un ente hecho puramente de Fuego. Derrotó al propio Fuego con Tierra. Fue algo grandioso. Perdió contra Cool Spot, es cierto, quien también me pidió la revancha y me derrotó. Creo que su remontada nos inspiró a todos, y definitivamente creo que Cool Spot nunca lo hubiera intentado de nuevo si no fuera por ella. El tercer General más poderoso no habría llegado hasta donde está."

"Fueron buenos tiempos. Deberíamos retomar esos entrenamientos." murmuró en voz alta, sonriente. Miranda asintió.

"Lo que quería decirte con esto, Arlene, es que la chica es más fuerte de espíritu de lo que parece. Siempre que cae, se levanta con más fuerza. Tienes este ejemplo, tienes también el ejemplo de cuando tú misma fuiste a consolarla y ella se forzó a madurar en su crecimiento."

"Yo creo que Lassë es fuerte. Aguantará bien esta broma sin derrumbarse. Y de todas formas, si por algún motivo el espíritu de la elfa se rompe tras esto... si cae... Estoy seguro de que volverá a levantarse, una vez más, y más fuerte que antes. Confía en ella. Yo creo en ella."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Vie Mayo 20, 2016 10:34 am

''¡Que se atreva entonces!'' Exclamó ante la respuesta de Miranda, apretando los ojos y el puño de su mano izquierda. ''Si acerca esos repulsivos labios a menos de un metro de mi cara... ¡Se los cautizaré con fuego! ¡A ver si así aprende a mantener la lengua en su sitio!'' Y tanto decidida como enfadada, todo su brazo se encendió en una suave luz anaranjada, fruto de esas ardientes llamas que latían en su interior. ... Aunque solo por un instante, lo mismo que le duro aquel breve cabreo. Al fin y al cabo, ante la intervención de Kiru, Arlene giró la vista hacia él, y no solo por mirarlo fijamente... si no también por atender con interés a la historia que comenzó a narrarle. ''... Uh...'' Nunca antes la había oído, y eso que lo primero que hizo al ingresar en los Sin Nombre, fue animarse a leer toda la historia del grupo, incluyendo informes, reportes, y datos de interés sobre cada uno de sus miembros. {Eso debería ser una pasiva, es guay} ... Pero como ya sospechaba desde un inicio, siempre quedaban cosas guardadas, o que simplemente, jamas tuvieron necesidad de ser escritas. Lo cual si bien la decepcionaba un poco, por no haber podido ser participe, ni conocedora de tales eventos... Podía entenderlo, y aceptarlo. No por nada asintió varias veces, cruzándose de brazos, en una postura reflexiva. ''Si... Ella es fuerte. Incluso antes de lo que sucedió en Crucero lo era. Solo que allí por fin comenzó a admitirlo y verlo por si misma... ... Ummm...'' ¿Tal vez era esto necesario entonces? ¿No solo por centrarla en su tarea como General, si no también...? ¿Para su propia madurez? Que Kablo la engañase basto para hacerla replantearse las cosas... Sin embargo, quedaron muchos resquicios, pequeños restos de emoción, que aún hoy la acompañaban. Si podía lograr que estos desapareciesen, incluso dejando tras de si un vacío en su corazón... Sin duda... ¡Sin duda Lassë seria capaz de superarlo! Y madurar todavia mas. Como Sin Nombre, como mujer, y como adulta que ya era.

Por eso al final su sonrisa volvió a crecer, aunque no por orgullo o malicia escondida, si no por el bienestar de haber hallado la motivación que necesitaba. ''¡Muy bien! Entonces... ¡Me pondré a ello! Por ti Miranda, por mi, por los Sin Nombre... ¡Y por Leaf!'' Y asintiendo una ultima vez, totalmente decidida, Arlene avanzó hacia adelante, agarró la copa de Miranda, ¡le dio un amplio trago!, y se dio la vuelta, despidiéndose con la mano mientras salia a paso ligero hacia la mesa de Noreyino.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 210
Experiencia : 209
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Vie Ago 12, 2016 12:10 am

Podía verla acercarse en la lejanía. Por un momento creyó que su casco estaba fallando, porque le pareció ver que su brazo izquierdo se prendía en pequeños pixeles o algo de ese estilo. Pero luego de sacudir la cabeza, el efecto se fue, volviendo a la normalidad. Se había alejado de Kiru y Miranda, y venía hacia él. ¿Acaso se había vuelto más alta?

Su corazón le latía muy fuerte. Quería decirle todo, quería lanzarse hacia ella entre lágrimas y abrazarla. Decirle que lo sentía, prometerle jamás lastimarla así otra vez, quería tenerla entre sus brazos y acariciar sus cabellos como antes solía hacer...

Pero debía calmarse. Su situación era crítica, y la relación acababa de salir del agua para caminar en una cuerda floja. Y tenía que llegar hasta el final sin ningún paso en falso, o volvería a hundirse en las profundidades.

"... Buenas noches, Leaf. Te invito a sentarte." Le dijo, extendiendo su brazo en el asiento y abriendo las piernas cómodamente. Intentaba mostrarse tranquilo y relajado, a pesar de dar la impresión de ser un despreocupado prepotente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Lun Ago 29, 2016 3:56 pm

A ella también le latió el corazón cada vez mas rápido y fuerte... Aunque por todo el asco que aquella situacion le causaba. Sobretodo en el momento en que alzó la mirada, pudiendo ver a Noreyino con claridad. Observándola, preparándose, e incluso... saludandola. ''.....'' Unas palabras tan sencillas, y que sin embargo la chocaron tanto... A pesar de que conocía lo que el casco hacia, a sabiendas de que no había manera de que el muy inútil se diese cuenta... ... Aquello la golpeo tan fuerte como un ladrillo. Quedando paralizada por un segundo. ''Ugh...'' Tuvo hasta que tomar aire, y echarse el pelo hacia atrás, disimulando el como se limpiaba las gotas de sudor que bajaron por su frente. ... ... Fortuna que solo fuese eso... Un misero segundo. De inquietud y temor... que finalmente tragó, impulsándola a dar los últimos dos pasos, sentándose en su sofá. ''B-Buenas... noches... ... ... Kablo.''

Debía abandonar todos sus ascos y manías, al menos por esta vez. Ni sonar muy deprimida, ni tampoco muy brusca... Como tampoco sobreactuar, y hacerse la alegre y cercana. No, no... Conocía a Leaf, su forma de hablar, de interactuar con los demás... Y ademas, la había visto varias veces tratar con Noreyino. Y si de algo le sirvió hacer de espectadora en la pasada reunión... Es que debía mantener la compostura. Total tranquilidad, total paz... No dejar puertas cerradas, pero tampoco permitirle pasar con libertad por ellas.

''... Umm...'' Así que... no dijo nada mas. No solo porque no se le ocurriese nada con el que romper el hielo, si no porque así la obligación recaería en Noreyino. ¡Era él quien debía luchar esta batalla! ¡No ella! Arlene... o sea, Leaf, solo estaba para observar como él se las ingeniaba. ... Ademas de cortar de raíz cualquier intento extraño, claro. ¡Con elegancia y cautela! Como bien haría la General de la Tierra... ... lanzándole flechas a los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Lun Ago 29, 2016 6:00 pm

Teniendo un local entero solo para él, con clientela que conocía, con la que fraternizaba e intimaba, buena comida, buen ambiente, buen servicio... ¡Buen todo! ... Se hacia un tanto extraño que Luminary Umbrae, de todas las personas, decidiese pasar la noche de aquel agotador día en un Pub Nocturno, situado en una ciudad apartada de sus intereses, y del que apenas sabia nada. Así que al final... ¡Hasta a él le sorprendía encontrarse allí! Pues no se trataba de algo que estuviese previsto. Siendo tan brusco como repentino, comenzando a sentirse un tanto confuso, cuanto mas vueltas le daba al asunto... ... Aunque también debía ser razonable... Pues si que existía un motivo. Uno... que al menos para Luminary, resultaba llamativo. Y es que Arlene le llamó... O mas bien dicho, le mandó un mensaje. Corto, mal escrito, y sobretodo, muy concreto. '¡Pidiéndole que por favor viniese! ¡Que necesitaba hablar con alguien! ¡Y QUE LO HICIESE RÁPIDO! ... Pero tampoco mucho. Que primero debía hacer unas cosas, en el propio local donde se encontrarían...'

''... ¿Uh? Ok.'' Tampoco es que le sorprendiese. Ni era la primera, ni la mas imprevista de las veces en la que Arlene pedía de su presencia para charlar, contarle sus problemas, sus dramas... sus alegrías, anécdotas... Y en general, su día a día en compañía de los Sin Nombre. Una actitud que tal vez a muchos les resultaría infantil, o un poco molesta, pero que a él no le desagradaba en lo mas mínimo. De hecho, hasta le gustaba. Una buena forma de pasar la tarde con una buena amiga, beber algo, comer algo... ... ... y reunir mas información. No por nada, como en esas otras tantas veces, lo primero que Luminary preparó fue la desgastada libretita. Con suma y total normalidad, mas que acostumbrado... a un acto que a cualquiera le resultaría desalmado. {Lumus, staph being evil, you are scaring the children}

... Sin embargo... ¿Por que en aquel pub? Tal vez no sabia mucho de él, pero lo que si conocía, ... o sea, lo que descubrió buscando por internet... es que era un sitio popular para conocer pareja. Famoso por sus encuentros a ciegas, en citas que muchas veces acababan en lo que acababan... ... Hmmm. Para empezar, Luminary descartó la idea de una cita con ella. Eran amigos, charlaban, se veían, y se apreciaban... pero nada mas. Y tanto él como ella entendían esto. No cabía en su cabeza que Arlene decidiese cambiar los estándares de su relación, no al menos por si misma. Así que... ¿Tal vez ella entró en una cita con alguien mas? ¿Intentando entrar en una nueva relación...? ¿Con otra persona...? ... ... ... ''... ... ... Pfff... ¡AJAJAJAJAJAJAA!'' ... ¡Si, claro! ¡Y luego Ephirel le llamaría diciendo que tenia novia! ¡AJ, AJ, AJ! ¡Ayy...! ... Pero en fin, hablando en serio. ¡Algún motivo tendría que tener! Y si encima puso tanta urgencia en su mensaje... Al menos fundamento habría.

¡Así que Luminary no perdió el tiempo! Y a sabiendas de que se dirigiría a un sitio moderno, mas estilizado que cualquiera de los establecimientos que frecuentaba... Decidió probarse las ropas nuevas. Y sin duda el resultado fue digno...


Spoiler:
 


¿Que podía decir? ¡¿QUE PODÍA DECIR?! ¡Era perfecto, maldita sea! Ni muy extravagante, pero tampoco muy simplón. De hecho, solo eran sus ropas tradicionales, sin la armadura, y un par de retoques. Unas gafas de sol que le prestaron, una cinta negra para hacerse la coleta en su melena, y ... ¡Oh, y un sombrero! Ganando las pintas de un gallardo galán, ¡A la altura del mismísimo James! ¡JUAJAJAJA! Total, ya que iba a darse una vuelta, y tomarse algo en lo que esperaba por Arlene... presumiría de nuevo look, ante personas que seguramente no le conocerían de nada. Y en cuanto se cansase de dar vueltas... pues pediría una mesa, una copa de licor... Y disfrutaría del ambiente. ¡Hasta Luminary se merecía su noche de descanso fiestero!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 210
Experiencia : 209
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Jue Nov 24, 2016 8:47 pm

''... Umm...'' Así que... no dijo nada mas. No solo porque no se le ocurriese nada con el que romper el hielo, si no porque así la obligación recaería en Noreyino. ¡Era él quien debía luchar esta batalla! ¡No ella! Arlene... o sea, Leaf, solo estaba para observar como él se las ingeniaba. ... Ademas de cortar de raíz cualquier intento extraño, claro. ¡Con elegancia y cautela! Como bien haría la General de la Tierra... ... lanzándole flechas a los ojos.

Una batalla se estaba librando en medio de la cabeza de Kablo. Sus sentimientos le decían que cuente todo lo que sentía, su consciencia le decía que comience despacio y sea civilizado, y su entrepierna solo gritaba '¡LÁNZATE, LÁNZATE, LÁNZATE!' constantemente.

Decidió ser racional por una vez en su vida, y comenzar la conversación como correspondía.

"Así que... Estamos aquí." Excelente iniciación, Einstein. "Primero... Quería disculparme por haber causado tanto alboroto. Desde que entré parece que todo ha sido caos, por mi egoísta sentimiento de apego hacia ti... Parece que he revolucionado a todos..." Sentía que estaba hablando demasiado, pero había mucho que decir y no sabía como resumirlo al momento.

"Yo... Lamento también que te hayan obligado a venir aquí. Es obvio que no has venido por tu cuenta. Y no quiero malgastar tu tiempo, quiero hacer las cosas bien esta vez." Dibujaba un circulito en la mesa con su dedo índice, buscando las palabras para explicarse "Quiero que, al menos, podamos ser amigos... ¿Crees que puedes intentar eso... Por mí?" La miró de reojo con ojitos brillosos, como un perrito mojado que busca contención, apelando a su lado amable que tanto amaba de ella.

Independientemente de su respuesta, Kablo quería adelantarse y sacarse una duda de encima. Sus compañeros la habían puesto aquí, sus propios compañeros. ¿Qué pensaría ella de eso? En serio: "¿Tú que piensas de toda esta situación... ¿Cómo terminamos aquí, no? Ja, ja..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Sáb Nov 26, 2016 9:02 pm

''... ... ...'' Mantenía el silencio, un silencio frio, pero tampoco helador, que revelase con claridad que se sentía molesta, aunque tampoco tanto como para destacar su rabia interna. Trataba de conservar la calma, de no causar sonidos y movimientos innecesarios, e incluso sus expresiones, imposibles de ver por ese casco, las mantenía a raya, conservando la vista fija en Noreyino, aguardando a su respuesta, a su gesto... a sabiendas de toda la paciencia que iba a necesitar para el resto de la noche. ''... ... Hum.'' Al fin y al cabo, ya las primeras palabras del idiota fueron suficientes para sacarle una ligera mueca, arqueando la ceja, tanto por la obviedad del comentario, como por el sentimiento nervioso que traía detrás. ¿Pues que le sucedía? ¿Que era tan estúpido que le resultaba imposible procesar lo que ocurría, la situación en la que se encontraba? ... ¿O quizás...? ... ... ¿O quizas estaba asustado? ''... ... ¿Uh?'' Temeroso, nervioso... ¿De ella, quizás? ¿De lo que pudiese opinar? ¿De lo que le soltase? ... ¿De su rechazo...? ¿De su despectivo punto y final...? ... ... ... Jojojo... ¡Jojojojo! ¡Vaya, vaya! Al final Leaf si que iba a ser su punto dedil y todo. Se esperaba sacarle una confesió..., pero si sin haberle dicho nada ya estaba así... ¿Como de bajo podría hacerle caer? ... ... ''Huhuhu...'' Sintiéndose tan chistosa al respecto, que cubriéndose la boca con la mano rió muy suave por lo bajo, disimulándolo como suspiro largo. Generando esa pausa necesaria... para plantearse su respuesta.

''¿Disculparte? ¿Disculparte, dices?'' Repitió, haciendo especial énfasis solo en eso, tal y como si todo lo demás no tuviese ninguna importancia. ''Por lo que yo se, todavía tienes ese collar puesto. Todavía eres una bomba humana... ¿Que clase de disculpas esperas en esta condición?'' Y por supuesto, se aseguró de emplear un tono ofendido, que se notase que iba en serio, ... cosa que ahora le costó, pues de verdad que tenia ganas de echarse a reír, imaginándose la cara de susto que debía estar poniendo. ''Hum... ¿Te das cuenta de la situación en la que estas... Kablo? ¿La entiendes? ¿O sigues empeñado en que solo has venido para tratar de... reconquistarme?'' Poniendo la mano sobre la mesa, comenzando a darle toques al tablón con el dedo. ''Has amenazado la seguridad de mis amigos... de mis compañeros... hombres y mujeres que me acogieron en su seno, cuando no tenia a nadie mas... ¡Mi familia! Irrumpiste en mi hogar, sin avisar, con amenazas, insultos, y desprecios sin ton ni son. ... ... Tu propia... presencia... ¡Es una amenaza para el bosque! Para todos los arboles, animales, y personas que viven a kilómetros a la redonda. ¿Lo entiendes? ¿Entiendes como me hace sentir saber eso?'' Mano que se cerró, soltando un exasperado, seco, y aún así, corto suspiro, inclinándose un poco hacia adelante, solo un poco, lo justo para dejar ambos brazos sobre la mesa. ''Esto dejo de ser sobre ti y sobre mi, en el momento en que accediste a ser una bomba humana, Kablo. Así que repito... ¿Como quieres que te disculpe? ¿Como?''

Le miró fijamente por unos cuantos segundos, sin decir o hacer nada mas, solo observándolo, tal vez para generar impacto, tal vez para probar los sentimientos de dolor que debían estar escapandosele al pobre inútil... De hecho, hasta sonreía, dibujando una mueca fina y alargada, que acabo con un bufido cansado ante su ultimo comentario. ''Tu me dirás, Niben'' Acabó por soltar, empleando ese estudio rapido que le dio al Elfico hacia ya un tiempo... Obvio, el acento no era su fuerte, pero esperaba que con el efecto del casco, simplemente resultase valido. ... O que se disimulase, por la situacion tan extraña. ''Nadie si no tu me has obligado a estar hoy aquí. Pues si no te hubiese dado ese capricho... ¿Quien me aseguraría que no vendrías con amenazas y exigencias? Ya lo hiciste con Shura, con Miranda... ¿Por que no ibas a hacer lo mismo conmigo, eh? ¿Por que no ibas a obligarme a ser tuya? ... ... Tal vez, en el pasado, no lo habría creído posible... pero ahora...''


''Ahora ya te veo capaz de cualquier locura.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 210
Experiencia : 209
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Sáb Nov 26, 2016 10:57 pm

Apenas comenzó a hablar, apenas abrió la boca, Kablo ya se sentía totalmente destrozado. Las primeras palabras ya lo habían sentenciado a muerte... 'Todavía tienes ese collar puesto, todavía eres una bomba humana.' Ella tenía razón, esto era mucho más grande que ellos dos.

Ella toqueteaba la mesa con el dedo, buscando las palabras para expresarse bien. Y tenía razón, amenazó absolutamente todo con su capricho. El bosque, los Sin Nombre, a Leaf misma. "¡No fue sólo mi culpa!" Se excusó, rápidamente. "Yo no planeé esto, yo no quería que fuera así... Pero accedí a ello, porque era la única forma de acercarme..." Realmente, tener una bomba atómica en el cuello y el único Medallón del Agua sobre la faz de Pop'Star no era como Kablo había planeado su reconquista. Pero a la hora de elegir entre eso o nada... ¿Qué podría elegir? "¿Acaso alguna vez te he insultado a tí, te he despreciado? Sabes cómo soy yo, como me desenvuelvo con la gente. Normal que eche un par de bromas a Miranda o insultos a Arlene... Si la primera es una bromista, y la segunda me odia." No hacía más que remarcar los hechos. Pero sentía que debían ser remarcados.

"Tienes razón, soy consciente de eso." Evitaba mirarla a los ojos. Aunque el casco lo cubría... No quería que lo viese con el dolor en los mismos. Que mirase el dolor de su alma. "Lo que estoy haciendo es una locura suicida..."

Niben lo había llamado. Parecía flaquear al decirlo, como si su voz se hubiera quebrado al pronunciar esa palabra. ¿Acaso lo decía con tristeza real? ¿No estaba ofendida? ¿No estaba enfadada? ¿Simplemente... Triste?

Kablo sentía que su alma se hacía pedazos. Tenía que ser fuerte. Tenía que mantener la poca dignidad que le quedaba.

"No te he obligado a venir aquí hoy, al menos, no yo." Comenzó, calmado. "Lo único que quería era hablar contigo. Lentamente recuperar tu confianza, ser sincero, mostrarte lo que puedo ser... Pues ya has visto de lo que soy capaz." No se sentía muy orgulloso al decir eso, pero era una realidad. "Ahora no sólo soy un loco suicida, también soy un soldado de reconocimiento, un doble agente cumpliendo una misión. No soy el único culpable, ni tampoco soy el único que quiere sacar algo de esto." Su voz se había puesto firme. Estaba cerrando los puños con fuerza.

"Sabes que soy perfectamente capaz de pedirte que seas mía. Es más, podría pedir lo que yo quiera, y tendrían que dármelo. Puedo pedir que te entregues a mí, puedo pedir que Shura, Miranda, Arlene, cualquiera sea mía. Puedo pedir que los hombres se arrodillen ante mí, puedo pedir que me limpien los pies y que me cepillen el cabello. ¿Por qué? Porque el día que me saquen el Medallón, podrán desquitarse conmigo cuánto quieran. Pero mientras yo lo tenga, y ustedes lo necesiten... Ustedes son tan prisioneros míos, como yo suyo."

Su gesto había cambiado totalmente. Ahora se mostraba creído, prepotente, desafiante. "¿Y sabes qué es lo mejor? Que de todo lo que puedo hacer... No hago absolutamente nada. No los obligo a cambiar su rutina, no los obligo a siquiera mirarme a la cara. Sólo pido conocerlos, observarlos, entenderlos. Y lo único que pido de tí es que me dejes existir cerca tuyo. ¿No crees que estoy siendo gentil?"

"Este collar." Se lo tocó, lo tomó con fuerza. "Esto era mi única entrada a la base. Era mi única garantía de no morir." Sabía que podía simplemente moverse un poco más, y hacer volar todo el maldito lugar. "Y todo lo hice por tí, Leaf... Porque te valoro lo suficiente para poner en riesgo absolutamente todo. Y creo que esto lo hace más que claro..." Mostró sus dientes en una sonrisa maniática, mientras sus cejas se curvaban hacia abajo. Él era ahora el jodido jefe de sus vidas ahora. Incluso con su Espada de Dámocles al cuello, saboreaba cada momento con una sanguinaria psicopatía.

"¿Que soy capaz de hacer cualquier cosa? Lo soy. Un enamorado y un loco pueden hacer cualquier cosa, y peor un loco enamorado." Comenzó a jugar con el medallón, dándole pequeños tingazos, golpecitos con el dedo corazón. "Podría decirse que ahora estoy bailando en la delgada línea entre la vida y la muerte..."

"¿No quieres bailar conmigo?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Leaf-

avatar

Mensajes : 40
Experiencia : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2016
Edad : 21
Localización : Base de los Sin Nombre.

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Dom Nov 27, 2016 4:58 pm

Hacía pocos minutos que Leaf (la auténtica) había llegado al bar, acompañada de Ignus. Había pasado de largo a Luminary e igual él tampoco la había visto. En cuanto llegó y fue a saludar medio felizmente a Kiru y Miranda, los generales la llamaron con señas de urgencia para que se sentara entre ellos. Ignus, por su parte, sí que reconoció a Luminary, a John Blue. Y eso que él no había estado en el Crucero realmente, pero sí que había oido cosas, leido el guión cosas, visto algunos videos...

Así que mientras que Ignus se acercaba a Luminary, Leaf se acercó a Kiru y Miranda. Y ellos le enseñaron la tablet. 'Mira mira', 'es una broma pesada a Kablo, está hablando con Arlene y cree que es contigo'.

Citación :
"No te he obligado a venir aquí hoy, al menos, no yo." Comenzó, calmado. "Lo único que quería era hablar contigo. Lentamente recuperar tu confianza, ser sincero, mostrarte lo que puedo ser... Pues ya has visto de lo que soy capaz." No se sentía muy orgulloso al decir eso, pero era una realidad. "Ahora no sólo soy un loco suicida, también soy un soldado de reconocimiento, un doble agente cumpliendo una misión. No soy el único culpable, ni tampoco soy el único que quiere sacar algo de esto." Su voz se había puesto firme. Estaba cerrando los puños con fuerza.

"Sabes que soy perfectamente capaz de pedirte que seas mía. Es más, podría pedir lo que yo quiera, y tendrían que dármelo. Puedo pedir que te entregues a mí, puedo pedir que Shura, Miranda, Arlene, cualquiera sea mía. Puedo pedir que los hombres se arrodillen ante mí, puedo pedir que me limpien los pies y que me cepillen el cabello. ¿Por qué? Porque el día que me saquen el Medallón, podrán desquitarse conmigo cuánto quieran. Pero mientras yo lo tenga, y ustedes lo necesiten... Ustedes son tan prisioneros míos, como yo suyo."

Su gesto había cambiado totalmente. Ahora se mostraba creído, prepotente, desafiante. "¿Y sabes qué es lo mejor? Que de todo lo que puedo hacer... No hago absolutamente nada. No los obligo a cambiar su rutina, no los obligo a siquiera mirarme a la cara. Sólo pido conocerlos, observarlos, entenderlos. Y lo único que pido de tí es que me dejes existir cerca tuyo. ¿No crees que estoy siendo gentil?"

"Este collar." Se lo tocó, lo tomó con fuerza. "Esto era mi única entrada a la base. Era mi única garantía de no morir." Sabía que podía simplemente moverse un poco más, y hacer volar todo el maldito lugar. "Y todo lo hice por tí, Leaf... Porque te valoro lo suficiente para poner en riesgo absolutamente todo. Y creo que esto lo hace más que claro..." Mostró sus dientes en una sonrisa maniática, mientras sus cejas se curvaban hacia abajo. Él era ahora el jodido jefe de sus vidas ahora. Incluso con su Espada de Dámocles al cuello, saboreaba cada momento con una sanguinaria psicopatía.

"¿Que soy capaz de hacer cualquier cosa? Lo soy. Un enamorado y un loco pueden hacer cualquier cosa, y peor un loco enamorado." Comenzó a jugar con el medallón, dándole pequeños tingazos, golpecitos con el dedo corazón. "Podría decirse que ahora estoy bailando en la delgada línea entre la vida y la muerte..."

"¿No quieres bailar conmigo?"


No podía creer, primero lo que estaba oyendo por boca de Kablo, y segundo, la broma pesada que le estaban gastando, a Kablo, a costa de ella. "Yo... ¿qué es esto? ¡Yo no he aprobado esto!" exclamó horrorizada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Ignus-

avatar

Mensajes : 15
Experiencia : 15
Fecha de inscripción : 05/03/2016

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Dom Nov 27, 2016 5:10 pm

"...El señor Blue ¿supongo?" Se sentó al lado de Luminary, ya con un vaso de algún licor azulado con hielo y limón. Él le reconoció a él, pero, naturalmente Luminary no reconoció a Ignus. La única vez que le había visto había sido hacía muchisimos años, cuando era una antorcha humana andante. Nunca le había visto en su forma humanoide, y eso era una ventaja para él.

"Arlene tardará un rato en venir. Así que supongo que te toca a ti hacerme compañía. O más bien, al revés." Bueno estaba claro que Luminary allí en el bar no era una oh milagrosa coincidencia del destino. Sólo había una persona que podría haberle dicho ese pub vip concreto en esa ciudad concreta alejadísima de cualquier parte, y a esa hora y ese día concreto. Arlene. Así que había invitado a su coranzoncito para aprovechar el día ¿eh?

"...¿Qué relación tienes con ella? ¿Eres su novio?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Arlene Skelter
Mano Derecha del Agua. BFF de Larxene. TIENE UN PSEUDO MEDALLÓN DEL TODO OMG.
avatar

Mensajes : 27
Experiencia : 31
Fecha de inscripción : 17/12/2015

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Dom Nov 27, 2016 7:02 pm

De nuevo, su silencio quedo presente, aunque en esta ocasión a modo de reflexión, conservando su postura cercana pero a la vez lejana, dejando que sus palabras anteriores calasen en el cada vez mas confundido y frustrado Kablo Noreyino, manteniendo los ojos fijos sobre él, en una mirada... ya ni siquiera molesta, o agresiva, o rencoroso... si no curiosa. Al fin y al cabo, en la respuesta que este dio a continuación, entre todos sus disparates y excusas, hubo algo que era bien cierto, hasta para ella misma... Y eso era, que le odiaba. ¿Pero por que era esto? ¿Por que, desde el primer momento en que le vio en Crucero, fastidiando su relación con Leaf de tan absurda manera, Arlene no sintió otra cosa si no puro odio? Ella creía ser una persona racional, que no se dejaba llevar por sentimientos y emociones... al menos, no para siempre. Y sin embargo, en estos casi dos años... ¿Alguna vez se planteó sus motivos para odiarle? ¿Alguna vez se paró a pensar en la situación mas allá del error de Noreyino y del dolor de Leaf? ¿Alguna vez...? ¿Se paro a pensar...? ¿En como ambos se sentian? ''... Umm...''

... No, obviamente... Obviamente no iba a excusar a Kablo en nada. Cometió un error grave, y eso era sencillamente imperdonable. Ademas, con la oreja puesta en sus contestaciones, Arlene atendió a los cambios de voz y tono que al joven se le escaparon, tal y como si se hubiese dado cuenta que jugar al pobre cachorro no le servia de nada, y ahora tuviese que ser el sabueso amenazante, siendo, aún así... un simple perro que ladraba desesperado. Desafiante, si. Maligno, también. Perturbado... y hasta odioso incluso. Dejando relucir un lado horripilante, que en cualquier otra circunstancia habría hecho tanto rabiar a Arlene, como satisfacido su instinto vengativo, pues sabia que Miranda, Ignus, y en especial Leaf, verían la autentica cara de Noreyino. Su verdadero ser. Oculto tras una fachada de mentiras y buen parecer. En la que al final, solo quedaba...

... Un triste hombrecillo. Vacío, hueco, y carente de sentido.


...


...


...



''........ Huh...'' Era... raro. Mas que enfado... mas que malestar... escuchar todo eso junto, sumado a los gestos que hizo con la bomba, a su propuesta, casi orden... Lo que Arlene sintió... ... fue lastima. Una lastima venida de una paciencia que le sorprendo muchísimo, no esperándose para nada semejante reacción en si misma... Y que sin embargo, serenando su rostro, cerrando los ojos, y tomando aire en una calmada respiración... ... Llevo a su pie derecho a moverse, pisando el de Kablo por debajo de la mesa. ''No.'' Le negó, tanto con la cabeza, como con sus palabras, en un tono de sencillo disgusto, que no sobresalía mas que el rechazar todo cuanto había dicho. Acomodándose seguidamente, apoyando las manos sobre la mesa, y su espalda sobre el sofá, dejando claro que no solo no iba a moverse, si no que en cierta manera, seguía dispuesta a hablar.

''Escúchate a ti mismo. Piensa lo que estas diciendo. Razónalo. Y dime... ¿Era esto lo que querías decirme?'' Cuestionó, seria, rígida... inclinándose un poco mas. ''¿De verdad era esto? ¿De verdad? ¿DE. VERDAD?'' Recalcó, dejando unos segundos de silencio entre él y ella, mirándolo todavía fijamente. ''... ... Porque ahí esta el problema, Kablo. Si esto es lo que quieres... Si tu único motivo para hacer todo esto es... ese. ... ... Siento decirte que no lo comparto. Ni hoy, ni mañana, ni pasado. Y no solo eso. Si no que lo que pasó alguna vez entre nosotros. Lo que tu decías sentir por mi...''


''Me habrá quedado claro que fue una absurda y egoísta falacia.''


Como un martillazo, Arlene... Leaf, se alejó de Kablo todo lo que aquel asiento y mesa le permitieron, todavía sentada, todavía con las manos sobre el tablón, estirada y firme, totalmente contraria al estado nervioso e inestable del hombre que tenia frente a ella, permitiendo otro silencio, mas brusco y denso, aunque a la vez mas corto y seco, igual que si ahora no quisiese darle tiempo de buscar otra excusa. ''Exiges, pero no sientes. Pides, pero no das. Te piensas que por hacer algo, eso ya nos obliga a todos, que ya me obliga a mi, a hacer lo que tu quieres... Y en consecuencia... Tu simplemente no me quieres. Solo me deseas. No como un hombre a una mujer. No como un novio a una novia. ... Si no como un dueño... a una... ... cosa.''

''No eres capaz de ver mas allá de tu propia fantasía. No quieres entender, mucho menos aceptar, que otras personas tienen motivaciones e ideas distintas a las tuyas. Sus propias emociones. Sus propios sentimientos. Y es eso, Kablo. Es eso. ¡Ese es el motivo! No lo que sucedió durante el Crucero. No lo que paso con aquella mujerzuela en la piscina. Porque yo... de verdad... ¡De verdad esperaba a que madurases! Pensé que si lo dejaba estar, que si te dejaba a un lado... madurarías como pareja, como hombre, como persona. Igual que hice yo. Que tu mismo vieses los errores en tu corazón, y los arreglases...''

''... Pero en lugar de eso, ¿Que es todo esto? ¿Que es? Hablas de que me valoras, y aún así eres incapaz de aceptar mi decisión. Insistes en querer darlo todo por mi, y sin embargo estas dispuesto a arrebatarme mi vida si no hago lo que me pides. Y me restriegas tus logros en la cara, como si algo de eso importase en lo mas mínimo en como o no debo sentirme a tu lado... ... No solo no has madurado, si no que al contrario... Te has vuelto un monstruo. Un monstruo malcriado, que cree que un desganado perdón lo arregla todo. Que debe ser amado, querido, e idolatrado... Y que todo debe girar a su alrededor... por algún motivo... que aún hoy sigo sin entender.''

Hablando, criticando, explicando, atacando... Y aún así, logrando mantener el mismo tono suave durante todo su discurso, que para Kablo, seguramente sonaba triste, deprimido, decepcionado... Cansado. Como si aquella situación ya hubiese tocado un limite insalvable, un punto final que ni a ella le agradaba... Pero que de todas maneras, por mas que le molestase... debía hacerse. No por nada, apretando ambas manos sobre la mesa, entrecruzando los dedos... Leaf... negó por ultima vez con la cabeza.

''Asi que no. La respuesta... es que no. No te aborrezco, no te odio. Y si de verdad fueses a cambiar, si de verdad hubiese una sola posibilidad de que volvieses a ser ese chico humilde, agradable, y comprensivo que una vez fingiste ser... Hasta seria capaz de perdonarte. ... Pero ahora mismo... en este preciso instante... ... No te quiero. Pues no soy capaz de entregarle mi corazón a una persona que me amenaza, que maltrata a mis compañeros, y que... sencillamente... no me entiende.''

Una parte dentro de si misma seguía sin entender muy bien porque decía todo esto. Casi... casi creía estar diciéndolo en serio. Mas allá de una interpretación, de imaginar como pensaría y hablaría Leaf... Le sonaba tan real y cercano... ... que debía serlo. Ayudando en parte a que su tono, sus palabras, y gesto escogido... funcionasen mejor que una mera actuación. Llegando, por un instante, a creer que se le saltarían las lagrimas... Necesitando no solo otra pausa, para tragar saliva y aire... ... Si no para directamente darle la vuelta, y retomar su defensa.

''... Por eso... mismo... Insisto en preguntarte... ... ¿Que harás al respecto?'' Cuestionó, al principio por lo bajo, subiendo lentamente su voz. ''¿Amenazarme con la bomba? ¿Tirar de ella? ¿Explotar?'' Estirando entonces su mano hacia la derecha, señalando con la palma abierta al local. ''Mira donde estamos. Esto no es la Base. Esto es un Bar cualquiera de una ciudad cualquiera. Con gente que para ti, y tus amigos del Comando, son civiles inocentes, a los que cuidar y proteger. ... Si detonas la bomba, tu, yo, y todos ellos morirán. Causaras un estrago de vidas humanas, en una nación extranjera... ¿Y todo para que? ¿Para quedarte satisfecho en tu capricho? Matar a cientos... Solo por ser incapaz de aceptar el rechazo de la mujer que dices querer...''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Leaf-

avatar

Mensajes : 40
Experiencia : 40
Fecha de inscripción : 24/11/2016
Edad : 21
Localización : Base de los Sin Nombre.

MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   Dom Nov 27, 2016 7:29 pm

Ni siquiera hizo falta que los Sin Nombre le contestaran. Conforme Arlene empezó a hablar y Leaf a escuchar, la elfa no pudo sino empezar a temblar, con lo que necesitó sentarse. Las palabras de Arlene en contestación de las horribles palabras que había oído por boca de Kablo... era como una pesadilla, como esas pesadillas, pero haciéndose realidad. Sus esperanzas rompiéndose en pedacitos, la crudeza de la realidad golpeándola de frente como un jarro de agua fría. Temblor. Terror. Frío. Dolor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¡Una cita a ciegas!   

Volver arriba Ir abajo
 
¡Una cita a ciegas!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: Grupos de Rol :: Base del grupo "Los Sin Nombre"-
Cambiar a: