Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 25/9/2017 ✪
Ahora el fondo no se repite ni mueve al hacer scroll.

Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
Prueba del Alma: Kablo
El Dia antes del Progreso!
¡Una cita a ciegas!
-QUEST- El Tren Infinito
Buscando empleo en la Posada del Viajero
Una salida entre amigos
Nacido de un Sueño
Día de Kablo
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
-Artículo- La flecha del destino
Últimos temas
» La esperanza es esa cosa con plumas
por Sparrick Vie Oct 20, 2017 4:11 pm

» La Gran Universidad de Dreamland
por Mergan Jue Oct 19, 2017 7:59 pm

» -QUEST- El Tren Infinito
por Sparrick Jue Oct 19, 2017 1:43 pm

» Una gasolinera al pie de la montaña
por Bombergirl Miér Oct 18, 2017 2:12 pm

» -ARTÍCULO- ¡Tita Basteeeet!
por -Bastet- Sáb Oct 14, 2017 12:49 am

» Una salida entre amigos
por -Aqualady- Miér Oct 11, 2017 1:51 am

» Día de Kablo
por Kablo Noreyino Lun Oct 02, 2017 3:07 pm

» Prueba del Alma: Kablo
por Kablo Noreyino Sáb Sep 30, 2017 12:55 am

» X marca el lugar
por -Squeak Squad- Jue Sep 28, 2017 11:47 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 El aburrimiento de un Jefe

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: El aburrimiento de un Jefe   Miér Feb 15, 2017 8:51 pm

Desde que le ganó la posada a Lucius en aquel súbito duelo, desde que se cubrió de responsabilidades y quehaceres, puede que incluso desde que abandonó la Cueva... o tal vez... desde que ingresó en los Shadow Riders... ... Luminary no había vuelto a sentir la emoción de una buena aventura. ¡Y no! ¡No se refería al riesgo o al peligro de una misión en particular! Ni tampoco de lo entretenidas que le resultasen algunas de sus actuales labores. ¡Mucho menos de las recompensas que sacaba por ellas! ... No, no. Se refería a... a... ¡Al acto en si! ¡Al acto de partir un lugar! ¡Sin tener ni idea sobre él! Ni de lo que podría suceder. No llevado por motivos, ni necesidad, ni mayores intenciones que la de sencillamente... Hallar un reto. Un reto que superar. ¡Un reto que conquistar! Y todo, por el simple acto de hacerlo... Pues él era Luminary, y su nombre era motivo suficiente para hacer cualquier cosa. ''... Agh... ¡¡AAAAAARGH!! ¡¿Por que los días tienen que pasar tan malditamente lentos?!'' ... Ademas de que estaba tremendamente aburrido. Lo cual siempre era aliciente para salir a ver mundo.

Así que, tras un rugido que sonó a bostezo, el Jefe de la posada dio por finalizada su sesión de mirar a las musarañas desde su escritorio, levantándose de un salto, haciendo crujir cada una de sus extremidades con una serie de estiramientos, y procediendo de inmediato a vestirse con sus mejores y mas expresivas, elocuentes, ¡Y reveladoras galas!: Su traje abierto con la armadura de siempre. ''¡Bien! ¡Ahora...! ... ... Demonios. ¡¿Ahora a donde debería ir?!'' Y es que ahí residía el gran problema, pues aunque Luminary tenia a su disposición muchos mapas dejados por el anterior dueño, libros saqueados de multitud de lugares, e info sacada de las propias misiones expuestas en los tablones de anuncios... ¡Era demasiado! ¡EXCESIVAMENTE DEMASIADO! Volviendo imposible decidir algo que hacer, o hacia que sitio ir, para una única persona... ''... ... ...'' ... ... Siendo pues la solución. Que él no era la unica persona aburrida en ese sitio.

''¡¡SEÑOREEEEEEEEES!!''
''¡¡ES HORA DE IRSE DE AVENTURAAAA!!''


Y de un patadón tan tremendo que seguramente descolocó la puerta (Por quinta vez en un mes), Luminary se abrió paso al salón principal de la posada, trayendo tras su espalda un baúl repleto de archivos clasificados de la CIA y viejos carteles de misiones no tomadas, el cual, sin mucho cuidado, plantó encima de una de las mesas vacías, seguramente rompiéndole las patas también (Por décima vez en un mes). ''... El problema es que no se como ni a donde. ¡Asi que dejad de beber! ... O seguid bebiendo... ¡PERO MIENTRAS ME AYUDÁIS A ELEGIR!'' Clamó, abriendo el baúl de un puñetazo, permitiendole a cualquiera pasarse a echar un vistazo. ''Y en cuanto nos pongamos de acuerdo, nos largamos a ello. ¡Me da igual cuantos queráis ir! ¡Ni lo que toque! ¡SOLO! ¡QUIERO! ¡HACER! ¡ALGO! ... Empezando por beber.'' Terminando por lanzarle el habitual saquito de monedas a Samo, chasqueando los dedos. ''¡BEBIDAS PARA TODOS! ¡¡Y RÁPIDO!! ¡ANTES DE QUE SE ME PASE LA SED!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Samo-

avatar

Mensajes : 5
Experiencia : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2016

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Vie Feb 17, 2017 7:29 am

Antes de que Samo pudiera decir nada, un saquito de monedas ya se le había sido lanzado. Con ambas manos ocupadas, entre una bandeja con copas y un pañuelo en la otra mano, no tenía forma de tomar su paga...

... Así que saltó y la atrapó con la boca.

"¡Sheogh ugagui!" Luego de perder la dignidad, escupió el saquito en una mesa y se acercó a Luminary, su jefe, para continuar su advertencia. "Señor Luminary, hoy la clientela está... Bastante baja..."

Lo cual era, lamentablemente, cierto. Cuando Samo le mostró alrededor, no había la gran cantidad de aventureros y mercenarios que solía haber... Lo cual era bueno para el bolsillo de Luminary. "¿Tal vez quisiera llamar a algunos amigos de usted?" Samo recordaba vagamente haber oído sobre guerreros con los que Ephirel y Luminary solían codearse. ¿Un tal güey? ¿Una celestinaja? No podía recordarlo bien... Pero algo allí habría...

"Mientras tanto... ¡Namia!" Pegó un grito hacia la cocina. De la misma, una equidna azulada salió corriendo. "¡Sirve algo a los aventureros, paga la casa!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Aqualady-

avatar

Mensajes : 140
Experiencia : 139
Fecha de inscripción : 29/02/2016
Edad : 23

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Mar Mar 07, 2017 12:33 am

Los clientes de la posada levantaron copas y dejaron emitir un fuerte "¡EEEH!" mientras la equidna azul encargada de servirles se llevaba la mano a la cara en frustración. Su trabajo pasó de normal a frenéticamente rápido en sólo un segundo...

Dos gigantescos seres jugaban un juego de cartas, tenían todo su 'campo' armado, sus mazos preparados, era gracioso verlos jugar con cartas tan pequeñas para sus enormes manos. Uno era un ser de arcilla muy inusual, y el otro un hombre encerrado en un gigantesco armatoste de latón.

En otra mesa, un hada y una demonio se compartían materiales de limpieza. Limpiaban sus armas entre los dos, se prestaban pañuelos, distintos lubricantes, sprays limpiadores, hasta hacían pequeños chistes entre ellos.

En la última mesa se hallaban tres seres de colores claros teniendo una amena conversación. Un cazador de monstruos kirbesco amado por todos tomando jugo de naranja, una pony en armadura dorada bebiendo jugo de manzana con un popote y un iluminado ángel hermoso tomando agua mineral sin sodio. Los tres compartían anécdotas y reían ocasionalmente.

Pero todos cesaron y miraron a Luminary cuando comenzó a hablar. Algunos tuvieron que darse vuelta completa en la silla para verlo bien. Y la respuesta que dieron... Tal vez no fuera la que quería oír.

"... Si es por diversión... Prefiero quedarme jugando..." Ramarcilla rompió el silencio. Era cierto que hace poco había tenido una misión junto con Nell, Whizz, Lucecitas y Ephirel, y se le notaba algo cansado del tema. Tychus se había recostado sobre el respaldo de su silla. "Si no hay dinero, dime, ¿Qué motivo tengo para arriesgar mi hermoso pellejo?" Aqualady pronto se acercó y tomó sus órdenes, mientras Lucecitas continuó con las negativas.

"Yo no tengo muchas ganas... No sé si alguno recuerda como terminó la última vez, pero hubo apenas paga y casi morimos... Al menos hoy no estoy de humor, no sin una buena recompensa..."

Azote miró a su compañero de mesa y luego a Luminary. Quería escuchar la respuesta de todos, no obstante ella no dijo nada. Sólo hizo una pequeña trompa con sus labios y levantó la oreja a ver qué opinaría el resto. La pony, Warcake, mientras se levantó sigilosa a revisar el cofre de Luminary por su cuenta. Mientras los demás charlaban, ella vería qué había allí dentro. Aunque claro, no se podía ser muy sigilosa con una armadura de oro y cuatro sonoras pezuñas para caminar.

"Pues no sé..." Luz Rasposa se miró las uñas, haciendo un gesto de incomodidad. "Me hace falta salir y dar un par de golpes, sí... Pero es que justo hoy me hice el barnizado de calcio... Y ya saben, es algo caro el tratamiento para que se arruine por una misión sin paga..."

Knuck se levantó en su silla y habló a toda la posada. "¡Vamos muchachos!" Agitó los brazos con energía "El señor Luminary tiene razón. ¡Basta de estar lamentándonos y bebiendo mientras hay cosas por hacer afuera! ¡Hay tesoros por descubrir, criminales por arrestar, todo un planeta con emociones que nos esperan! ¡Así que a levantar esos ánimos, que después de todo, la casa paga!" Levantó su vaso buscando alabanzas o algún signo de aprobación, pero antes de que un silencio incómodo rompiera su moral el sonido de dos pezuñas llamó la atención.

"¡Hay cosas interesantes aquí!" Warcake revisaba el cofre moviendo papeles de aquí para allá, entre pergaminos y viejos recados, y cosas varias. Luego, leía en voz alta los que claramente eran misiones. "... Rescatar a un niño perdido en las cavernas de la Pradera Yogur, un pequeño cappy perdido hace ya meses... ¡También hay varias recompensas por buscados!" Comenzó a hojear las hojas con su pezuña. "Recompensa por el jefe criminal Daroach... Por el bandido y asesino Wind Knight, por el asesino Sparrick, por... Uh..."

La pony alzó la cabeza y miró hacia uno de los mercenarios en particular. Todos se giraron hacia él, y él solo levantó las cejas. "... No tenía idea que valías tanto, Tychus."

Exhaló humo de su cigarro y sonrió. "Diablos, ya era hora de que supieran. ¿Ahora irás a por mí, Knuck? Después de todo soy un criminal por arrestar"

La tensión comenzó a elevarse en el aire. El aventurero y el mercenario se miraron entre risas y sonrisas... Pero no dejaron de mirarse. Pronto esa sonrisa se borró, y solo se miraban distantes. Dos seres totalmente distintos, con morales, historias, caminos y futuros totalmente opuestos. En la misma sala, y ahora, con un motivo para enfren-

"¡AAAAAYy!" *CRASH* *CHLING*

La cual fue interrumpida abruptamente cuando la mesera tropezó con la silla de Ramarcilla y cayó de forma muy tonta. Primero hacia adelante, y en un intento de hacer pie dándose vuelta para caer sentada al suelo y con la bandeja chocando contra la mesa y haciendo que los vasos se caigan sobre Tychus y sobre ella. Rompiéndose en el suelo y mojándolos a ambos por completo.

"..."

La equidna, antes de siquiera dignarse a mirar a Samo y Luminary, se levantó a mirar al gigantesco robotizado. "¡L-lo siento! ¡No era mi intención! Y-ya mismo voy a buscarle una toalla, s-señor Tychus..." Pero cuando salió corriendo a buscar algo con qué secarlo, su gigantesca mano la tomó de la cabeza y la acercó hacia él. Para el terror de la pequeña peluda.

"..."

La dio vuelta hacia él, y la miró directo a los ojos...

... "¡HAAAAAHAHAHAHAHA! ¡JAAAJAJAJAJAJAJAJA!" Para echar una fuerte risotada. Luego la empujó y miró al gladiador. "¡Te quiero ver intentarlo, flacucho!"

"¡No me tientes!" Se paró sobre la mesa y apuntó al ex-soldado... Riendo también. "¡Algún día te llegará tu momento, Tychus! Pero mientras tanto, nos eres útil a todos. Después de todo, estoy seguro que si hay una jugosa recompensa de por medio me ayudarías a, no sé, ¡Atrapar al Trío Terror de Business City! ¡O a encerrar a los corruptos vándalos del Comando Pop'Star!"

"¡Tú lo has dicho!" Y levantando su gigantesca jarra personal, tomó un buen trago de cerveza y dejó que la misma se escapase un poco a los lados de su boca. Knuck, siguiendo su ejemplo, tomó también de su vaso. Aqualady ya no se encontraba en el lugar, seguramente había ido corriendo a buscar un par de toallas y una escoba para recoger los cristales rotos.

"¡Momento!" Gritó Warcake, interrumpiendo la calma luego de las nubes de tormenta. "Señor Luminary... ¡Usted tiene una misión de la Bruja Oscura!" Al mencionar ese nombre todos los presentes se giraron a mirar a la pony. Que leía en voz alta lo que había en ese cajón. "'Estimado señor Umbrae. Mis medios me han informado que usted es un audaz emprendedor y un osado aventurero. Y yo creo con toda honestidad, que sería conveniente una relación comercial que beneficie tanto a usted como a mí.'"

Esnifó el aroma del panfleto, cerrando los ojos para concentrarse... "Es de ella, es definitivamente de ella..." Se relamió los labios y continuó. "'Le propongo una pequeña encomienda para demostrar su valía como un posible acreedor comercial... Usted se infiltrará en la tumba de Anubis y me traerá de allí una antigua reliquia... Un collar dorado de rubíes, bajo la tumba de Tristan Cleman... De más está decirle que deberá evitar al guardián, tal vez luchar con sus sirvientes no-muertos... O el guardián mismo... Pero es un riesgo que considero justificable en consideración de la recompensa que le ofrezco... Usted tendrá a cambio la suma de 1000 Esferas Estelares, y... El derecho a pedirme un favor. Aguardaré el Collar en el Banco PS de Business City, caja fuerte n°108. Y por favor, sea discreto...'"

"... Dark Witch."

Un silencio abordó la habitación mientras se oían risas por lo bajo. "Bueno, allá va la discreción."

"Pues yo tengo esperanzas de encontrar al niño aún. A no ser que ya haya aparecido, ¿Qué dices Luz Rasposa?" El fuego en los ojos de Knuck se impregnaron un poco en la fuerza de voluntad del ángel. "Mh, supongo que podríamos hacer una rápida inspección de las cavernas..."

"La verdad es que no tengo ganas de nada... Pero si prometes compartir esas 1000 esferas, puede que me lo piense mejor sobre eso de pegarle a Anubis y matar zombis..." "¡MATAR ZOMBIS! ¡Y tener la oportunidad de incendiar la sagrada tumba de Anubis! Ohoho, esos huesos deberían ser cremados, ¡Yo voto por la Dark Witch! ¡Y los otros tesoros que puedan haber allí!" Finalizó Azote, de repente enérgica y levantándose de su silla lista para la acción.

"Bueno, yo creo que podría sumarme a cualquiera de las dos... Hace tiempo que no estiro estas alas en combate..."

"Yo paso." El hada se puso a beber jugo de su vaso, mientras con un trapo limpiaba el oro de sus guanteletes. "Aún no supero lo de los amorosos de anteayer, uggh, de pensarlo me da repelús." Se retorció en escalofríos.

Ramarcilla no dijo nada, y se quedó mirando sus cartas. Expectante sobre si terminarían su partida de Yu-gi-oh, o se pondría a jugar al Solitario.

"Bueno señor Luminary, es usted el que tiene los encargos. ¿Qué dice?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Jue Mar 09, 2017 7:29 pm

''¿Clientela baja? ¡¿En mi Posada?! ¡¿PERO DE QUE ESTAS HABLANDO?!'' Respondió de inmediato Luminary, nada mas Samo se quitó el saquito de la boca para señalarle la situación actual, la cual, efectivamente, él procedió a confirmar, con un segundo vistazo mas atento y reflexivo. ''... ... ... Ummmm... ¡Yo aquí veo a los mismos de siempre! Ahí esta Tychus, ahi Azote, ahí Ramarcilla, Lucesitas, Luz Rasposa... ... ¿Uh? ¿Un poni? ¡¿EN MI POSA- ... Bueno, ¿Que mas dará? ¡La cosa es que te estas equivocando, Samo! Pues aunque si bien es cierto que faltan algunas caras conocidas (La mayoría no tanto)... ¡Con lo que hay aquí tengo suficiente para montar una buena aventura!'' Asintiendo para si mismo, volviendo la brusquedad inicial en un ataque de jubilo presente en su rostro, estirando la sonrisa, riendo incluso. ''¡Jajaja! Demonios, si nos organizásemos bien podríamos... ¡Que se yo! ¡Invadir el Castillo DeDeDe! ¡Montar una revolución popular! ¡DAR UN GOLPE DE ESTADO! ¡AJ AJ!'' Tan, pero tan animado, que el Jefe de la Posada no tardó en buscar esta misma reacción en sus amigos y clientes, encontrándose así... ''¡¿Es que nadie quiere coronarse como el nuevo Rey de Dream Land?! ¡¿Eh?! ¡¿EH?!''

"... Si es por diversión... Prefiero quedarme jugando..."

"Si no hay dinero, dime, ¿Qué motivo tengo para arriesgar mi hermoso pellejo?"

"Yo no tengo muchas ganas... No sé si alguno recuerda como terminó la última vez, pero hubo apenas paga y casi morimos... Al menos hoy no estoy de humor, no sin una buena recompensa..."

"Pues no sé... Me hace falta salir y dar un par de golpes, sí... Pero es que justo hoy me hice el barnizado de calcio... Y ya saben, es algo caro el tratamiento para que se arruine por una misión sin paga..."



... Con un muro de cansados, aburridos, y desganados aventureros.


''... ... ... ...'' Cierto fue que no todo el mundo estaba tan decidido a no hacer nada, y que uno de sus clientes mas veteranos y reconocidos, Knuck Joe, intervino de inmediato para oponerse, soltando un discurso emotivo, apostando por los valores que les definían como aventureros. ... Sin embargo, pese a que Luminary trató de conservar la paciencia, cruzándose de brazos, aguardando a ver si esto bastaba para convencer a la mayoría... ... resultaba evidente que la negativa seguía vigente... Conformando un silencio incomodo, en el que él apretó los puños, sintiendo como su ceja se levantaba y su parpado temblaba. Tratando de mantener la boca cerrada, los pensamientos turbios retenidos, y las ganas de agarrar el baúl y lanzarselo en la cabeza a Ramarcilla detenidas. Respirando, exhalando... Tragando saliva... e incluso intentando centrarse en otra cosa. Algo mas positivo, mas constructivo, como cuestionarse quien era esa Poni con armadura que se había puesto a revisar los papeles que él trajo. O hacer memoria ante las viejas misiones que ella le menciono. O presenciar como Aqualady volvía a tropezarse y romper otra tanda de jarras. O... o... o... ''... Hummm... ¡¡Hmmmmmph...!'' ... Sin embargo, pese a que definitivamente escuchó la lectura de aquella enigmática misión, junto al ligero revés de opiniones de algunos Aventureros... ... el rostro de Luminary hacia rato que se había tornado rojo de tanto contenerse, notándose las electrizantes chispas que se escapaban por todo su brazo izquierdo, resaltando de tal forma, que cuando este se estiró a toda prisa hacia el baúl, tomándolo con firmeza... seguramente todos imaginaron lo que sucedería a continuación.


Cuando el hombre lo arrojó con una fuerza brutal
Directo a la cabeza de Ramarcilla.



''¡¡MALDITO SEA!!'' Rugió, a un volumen equiparable a la de cualquier bestia gigante que hubiesen enfrentando en el pasado, ... solo que con algo de acento. ''¡¡MALDITO SEA, MALDITO SEA, MALDITO SEA!! ¡¡MAAAAAAALDITO SEAAA EL DIAAAA!! ¡¡QUE YOOO ME QUEDE CALLAAAADO!! ¡¡ANTE SEMEJANTE...!! ¡¡SEMEJANTE...!! ¡¡¡BLASFEMIA!!!'' Sacudiendo ese mismo brazo que había utilizado, haciendo que la electricidad chasquease, dándole mas énfasis todavía a su actual ataque de rabia. ''¿Que si es solo por diversión no vale la pena? ¿Que si no hay dinero es un esfuerzo innecesario? ¡¿Que solo una buena recompensa os motivara a hacer algo?! ¡Somos Aventureros! ¡A-V-E-N-T-U-R-E-R-O-S! ¡La maldita AVENTURA esta escrita en nuestro maldito NOMBRE!'' Terminando así por cerrar el puño, ponerlo bien rígido, y darse un duro golpetazo en su propio pecho. Furioso, enfadado, ¡Colérico! ... pero extrañamente, no cegado por la rabia. Siendo este el motivo de que una chispa evidente de determinación se reflejase en sus brillantes ojos azulados, clavados directamente en todos y cada uno de los allí presentes.

''Hombres, mujeres... Humanos, Dees, Golems, Kirbys, Cappys... ¡¡PONIES!! ¡Que sin importar su genero, su edad, o su cultura...! ¡Se dedican a la Aventura! ¡SACANDO DINERO DE ELLO, SI! Subsistiendo gracias a ello... ... ¿Pero es de verdad eso lo único que nos motiva? ¡¿Es ese beneficio lo ÚNICO que nos interesa?! ... ... ¡No! ¡Las ganancias no son la cadena que nos ata a vivir esta vida! ... O por lo menos, no debería serlo. ¡POR LO MENOS, NO ES LO QUE YO QUIERO QUE SEA! Pues por algo existe una diferencia entre AVENTURERO y MERCENARIO.'' Recalcando en sus palabras, rebajando a veces el tono, solo para volverlo a subir de inmediato, moviendo las manos mientras lo hacia, tal y como acostumbraba habitualmente a hacer, y junto a esto sus pies empezaron a caminar, andando, paso por paso, hacia una dirección que no importaba en medio del candente discurso. ''Esto no es Wolf Solutions, ni ninguna empresa misántropa interesada en sacar solo beneficios... Y eso es algo que me quedo claro desde que le gane a Lucius esta Posada. ¡Una realidad que me quedo marcada! ¡Y que aún a día de hoy pretendo defender! Pues nosotros VIVIMOS la aventura. Vamos a un sitio... Cumplimos la tarea en mano... ¡Y LA CONQUISTAMOS! Los trabajos que aceptamos no son si no retos que superar. ¡Metas, objetivos...! ¡Capítulos de una historia que conforma nuestra vida!'' Aunque fijándose uno bien, Luminary se estaba dirigiendo hacia la pared del fondo, allí de donde colgaba cierta tela rojiza, a la cual él planto no solo su marcha, no solo su mirada... si no casi su total y completa atención. ''... Un trayecto. Con un principio y un final... pero cuya importancia recae en el mismo viaje. Enriqueciendo nuestras vidas. No con dinero, ni con oro, ni con joyas, ¡Ni con ninguna riqueza...!''


''Si no con la satisfacción de haber vivido...''
''Vivido una vida bien vivida.''




El símbolo indiscutible de su persona, de su grupo mas cercano de amigos y aliados, y como a él le gustaba llamarlo... 'Su Brigada'. Un Sello de Dragón que había empleado hasta la saciedad, llevándolo grabado como una especie de bandera en su propia capa, hecho multitud de chapas, broches y pegatinas, y por supuesto, plantado ahí, colgado como un estandarte en el fondo de la Posada, visible para todos, pero muy en ocasiones obviado para muchos. La representación viva de todo su orgullo, de todas sus ilusiones, de todos sus ideales... siendo propio de él el quedarse mirándolo sin decir nada durante largos ratos, a veces sentándose con una bebida delante, mientras todos bebían y festejaban, mientras que él, con sus ojos fijos en los del Dragón, se quedaba inmerso en pensamientos indescifrables hasta para su propio aprendiz, alcanzando finalmente alguna revelación o decisión particular, tan brusca y repentina como su humor. ... ... Y esta ocasión, no era muy distinta a las demás.

''... No tengo problema con que alguno de vosotros no tenga las ganas o la energía de salir a vivir Aventuras día tras día.'' Habló por fin, rompiendo el lapso silencioso, dejando que su mirada volviese a dirigirse poco a poco hacia su expectante publico. ''Aquellos que quieran descansar, tomarse un día libre, unas vacaciones... ¡O incluso dejar esto para siempre! Tienen todo el derecho a hacerlo. Pues esta vida no es ninguna obligación, y yo no soy Jefe de nadie para imponer normas estúpidas.'' Girando su cuerpo, con los hombros firmes y la espalda erguida. ''... No obstante, si os hacéis llamar Aventureros, y decís vivir esta vida por el gusto y la libertad... ... Yo no pienso tolerar que el motivo para no hacer nada sea el dinero.'' Empleando posiblemente toda la dureza de su persona, sumado al peso que traía su rango dentro de aquellos dominios, conservando la vista inamovible sobre ellos, con unos ojos electrizantes que poco a poco se fueron cerrando... ... Hasta que al final, sumergido otra vez en el silencio... ... ... Una alargada mueca se le dibujo, y un rostro de ánimos renovados reapareció.

''¿Tanto queréis riquezas, panda de vagos? Muy bien, muy bien... ... ... ¡TU!'' Llamó, señalando implacable a la Poni que todavía sostenía el cartel. ''... Me gusta tu elección. Suena arriesgada, interesante, atrevida... ¡Mi tipo de Aventura! ¡Jejeje...! ¡ASÍ QUE DECIDIDO! Tomaré la misión de la Bruja. ¡Asaltaré esa tumba...! ¡Y el que quiera acompañarme, sera bienvenido! Ademas, ofrecen una cuantiosa oferta, ¿No? Mil esferas, mas todo lo que podamos saquear en una tumba egipcia... ¡Es un jugoso, jugoso premio...! ... ... Que dejare que os repartáis entre los que vengáis. ¡Podéis tener mi parte! ¡¡NO ME IMPORTA EN LO MAS MÍNIMO!!'' Sonando... increíblemente decidido, realzando sus palabras, cargadas de buen humor, y que llevaron a su brazo a estirarse hacia a lo alto, señalando al techo, o tal vez... a todo lo que había por encima de este. ''¡Pues como Jefe de esta Posada tengo que daros un buen ejemplo! ¡Ejemplo de que el dinero no lo es todo! ¡Que es algo que se gasta, que se olvida, y que para nada puede equipararse al autentico significado de esta vida...! ¡¡EL DISFRUTAR!! ¡¡EL SABOREAR!! ¡¡Y EL GOZAR HASTA EL ULTIMOOO MALDITOO MOMENTOOO!! ¡¡JUAJAJAJAJAJAJAAJJAAJAJAJAAA!!'' Riendo eufórico, cargado de un entusiasmo que pocas veces habían visto en él, y que le motivó a mantener la mano alzada, como queriendo representar lo alto que pretendía llegar en esta Aventura, ¡La de limites que rompería! ¡La de barreras que perforaría! ¡Y LA DE...! ''... Y Hanon.'' ... Solo para volver a bajarla, señalando con ella a la camarera Echidna. ''Tu te vienes con nosotros.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mod Karbol

avatar

Mensajes : 191
Experiencia : 125
Fecha de inscripción : 04/03/2016
Edad : 21

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Jue Mar 09, 2017 10:49 pm

"¿¡Y-yo!?" Aqualady se señaló confusa, boquiabierta y de repente nerviosa. ¡Hacía ya... Años! ¡Años que no se iba de aventura! Le traía malos recuerdos, desde que su antiguo grupo se dividió y uno de sus miembros casi le hacía algo horrible, se había alejado de ese mundo... Pero era normal que al fin y al cabo pasase alguna vez. "... Esto... Señor Luminary, no creo que sea- ¡A-AHHHH!"

//75 de Daños a Luminary//

Mientras Luminary hablaba, se sentía un aire tenso en la posada. Los aventureros se sentían atacados por sus palabras, en cierta parte se sentían culpables, en otra ofendidos, y otros... Otros ya sabían que eran simples mercenarios. Lo tenían asumido, pero la forma que Luminary se había referido a este estilo de vida los hacía sentirse denigrados...

Pero hubo un pequeño detalle que encendió la mecha de la dinamita. Y es que Tychus estuvo durante todo el discurso de Luminary sosteniendo a Ramarcilla que, al haber sido golpeado por el cofre, se había levantado en un despliegue de furia desatada que también estaba poniendo muy nerviosos a todos los demás. Y aprovechando la sorpresa de Luminary señalando a la camarera, Tychus bajó la guardia, y Ramarcilla se soltó para lanzarse hacia él y propinarle un golpe que lo lanzó hacia el otro lado de la Posada, estrellándose contra la pared.

"¡A MIII NOO ME PEEGA NAAAADIE!" Gritó el hombre de arcilla, mientras arremetía una vez más contra el jefe de la Posada. "¡NO NO NO RAMA ESPERA! ¡LO NECESITAMOS PARA- UNGH!" La poni se había lanzado a interponerse entre Luminary y su atacante, y para su desgracia, en su arremetida el aventurero golpeó de lleno a la poni, resguardándola de los daños por su armadura y haciendo que pierda fuerza, pero también golpeando a Luminary con ella. //15 daños//

"¡EH, EH, CÁLMATE!" Gritó Tychus, mientras corría a intentar detener a Ramarcilla. "¡CON LA PONI NO!" Gritó Lucecitas, volando a toda velocidad para asistir al hombre de arcilla.

"¡SOLTADME QUE LO MATO, LO MATO!" Y echando manotazos al aire para liberarse de Tychus, golpeó al hada y lo echó volando hacia la mesa de Luz Rasposa y Knuck, tirando sus bebidas sobre ellos. "¡AGH! ¡MIRAD LO QUE HABÉIS HECHO, BÁRBAROS! ¡ESTA ROPA ESTABA LIMPIA!" Luz Rasposa se levantó enfadado listo para la batalla, y Knuck aprovechó estar parado sobre la mesa para asistir al hada y llamar a la paz. "¡BASTA TODOS, POR FAVOR! ¡NO HAY NECESIDAD DE TANTO CAOS!"

"¡¿CÓMO NO?!" Gritó Azote, mientras tomaba una silla y se la rompía en la espalda al Knuckle Joe y lo dejaba inconsciente. "¡AAUGH!" "¡DEMONIO INFERNAL, SIEMPRE BUSCANDO PROBLEMAS!" El ángel tomó a la demonio de los cabellos y la tiró al suelo, dispuesto a pisarla si hacía falta. El hada se reincorporó y se lanzó sobre la cabeza del ángel. "¡A LAS MUJERES NO SE LES GOLPEA, IDIOTA!"

Samo se hallaba escondido bajo una mesa, lamentando los giros de la vida que le habían llevado a esta situación. Y Aqualady, por su parte, se escondió detrás del mostrador comenzó a preparar su maniobra de 'paz' entre los aventureros. Tardaba un poco en hacerla, pero... Valía la pena. Poco a poco, comenzaba a hacerse presente una neblina húmeda y fría que inundaba toda la Posada.

Y allí yacía Luminary Umbrae, ahora contra la pared, con una poni de armadura dorada como escudo mientras un hombre de arcilla sostenido por un ex-militar retirado buscaba romperle la cabeza.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Vie Mar 10, 2017 12:35 am

Podría haberse esperado una reacción molesta por parte de los aventureros, puede que hasta algo rudo u ofensivo, ya que era consciente de la clase de gente con la que estaba lidiando, y con lo poco que les gustaría recibir un discurso tan sobrepasado como el que acababa de dar. ... Sin embargo, confiado en que aún si esto sucedía lograría mantenerlo sobre control, o que sencillamente, nadie tendría el coraje de iniciar la chispa de una pelea así como así, Luminary dejo su guardia baja, prestando atención a Aqualady, y no a los movimientos erráticos del Golem de Arcilla, que sin mayor aviso... ... se le lanzó en una brusca embestida. ''...... ¡¡AARGH!!''


//440PV - 75PV = 365PV//


"¡A MIII NOO ME PEEGA NAAAADIE!" Le oyó perfectamente gritar, pese al topetazo que se dio contra la pared, y al inmediato escándalo que se montó por toda la Posada. Gritos, insultos... Golpes, destrozos... Lo típico de las peleas grupales entre Aventureros borrachos, solo que con todos perfectamente sobrios, y bajo una reducción clara de combatienes. Tal vez siendo este el motivo, sumado quizás a la insistencia de Ramarcilla de querer rematarlo... lo que llevó a Luminary a ponerse tan enfadado. ''Hmph...'' Gruñendo por lo bajo, manteniendo un ojo cerrado, mientras que con la mano se limpiaba la linea de sangre que le salia de la boca, ... recibiendo entonces otra embestida adicional, reducida por suerte gracias a la intervención de la Poni, que sirvió de le escudo, y de Tychus, que agarro con toda su fuerza y peso al golem, .... pero siendo aún asi atacado, y dañado, tanto en físico... como en orgullo.


//365PV - 15PV = 350PV//


Y es que... cuanta mas vueltas le daba a lo que acababa de suceder, a la clase de individuo que se había atrevido a ponerle la mano encima... ... ¿Como de otra forma podía sentirse...? Si no ofendido, molesto, y hasta... asqueado? ''Umph...'' En cierta manera le recordó a su ultimo enfrentamiento con Omega, concretamente, a las ultimas partes de su duelo, a las palabras que le dedicó, a la ejecución poco agradable que le dio... Describiéndolo como un mero trozo de metal con una excusa de consciencia, que ningún derecho tenia de intentar ponerse a su altura, o de hablarle por encima del hombro. ... ... Y en el fondo, ¿No era eso mismo Ramarcilla? ¿Otro objeto animado que trataba de humillarlo? ¿Y encima delante de la gente a la que debía dar ejemplo?

Él no tenia ningún problema con combatir amistosa o alocadamente con algún otro Aventurero, ni siquiera en ser derrotado por este. Siempre y cuando se respetasen mutuamente, todo le valía a Luminary. ... ... No obstante, ninguno era el caso con Ramarcilla. Él estaba cumpliendo su labor como Jefe de la Posada, como un Jefe... de Zona. Y este... trozo de roca... le había interrumpido y atacado.

Una clara falta de respeto.
Una clara afrenta a su persona.
A su rango.
A su nivel.
A su titulo.

Y en su cabeza...

Una declaración directa a un enfrentamiento directo.



//Tema: Luminary Umbrae #2//
//Verdades Dominantes//


''Salvaje descerebrado...'' Murmuró en un bufido, comenzando a mover las piernas y los brazos, buscando erguirse y recuperar la compostura, aunque cargando con el peso muerto que era aquella Poni, lo primero que hizo Luminary fue apartarla, de un manotazo, ni muy fuerte, ni muy suave... Y con aquel rostro que traía, remarcado por unos ojos que prácticamente se inundaron en azul radiante, unas chispas que sacudían sus cabellos, y una marca reluciente que cruzaba su torso, parpadeando, no distinta a latidos de un corazón vibrante en rabia... ... el hombre se irguió sobre sus dos pies, plantando cara al aún preso Ramarcilla, casi... casi... como si esperase por él.

...

... ...

... ... ... Pero solo era eso. Un casi.

Pues Luminary no tenia ninguna intención de que se moviese de su sitio.



//-25PM//


Puede que el Golem lo intentase, invadido por una rabia homicida, repleto de fuerzas solo comparables a las de una avalancha de rocas... ... Y sin embargo, Tychus no lo soltaba. Él podría tratar y tratar de desfasarse, de empujar de lado a lado, de atrás hacia adelante... Pero Tychus no le soltaría. Sus gruesos brazos, sus enormes y pesados guanteletes de metal no le ofrecían ninguna oportunidad. Sucediendo, al contrario, que estos se apretaban y apretaban mas y mas contra su arcilla. Oprimiendo. Estrujando. Dañando. Fruto del magnetismo de Luminary, añadiéndose a la ya increíble fuerza que el Ex-Militar poseia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mod Karbol

avatar

Mensajes : 191
Experiencia : 125
Fecha de inscripción : 04/03/2016
Edad : 21

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Mar Mar 14, 2017 12:11 am

//Warcake Bubble PV 280 - 15 = 265 PV //

La poni aprovechó el momento de liberarse de los puñetazos del atacante para volver a interponerse, empujando a Ramarcilla desde adelante y ayudando a Tychus, quién estaba sosteniéndole desde las uniones de los brazos, lo que sería los hombros. El hombre de arcilla buscaba cualquier forma de liberarse y arremeter contra el bruto salvaje que le había lanzado un cofre por la cabeza. Lo apretaba con fuerza, pero no con demasiada. "¡Cálmate ya, tío! ¡Cálmate!" Le ordenaba, mientras el otro seguía protestando "¡SUÉLTAMEEE!" a pesar de ir lentamente calmándose...

Y sin embargo Tychus no le soltaba.


//25 x 4 = 100 daños//

Y es más, comenzaba a lastimarle. "¡E-eh! ¡¿Pero qué mier...?!"

//RAMARCILLA 400 PV - 100 = 300 PV//

"... Por favor suéltame, Tychus. Me haces daño."

La tranquila ira de Ramarcilla destacó por su calma, al contrario del gran lío de alrededor. Luz Rasposa había tomado a Lucecitas de los pies y había comenzado a atacar a Azote Caótico con él. Mientras el hada luchaba con la fuerza motriz para intentar cortarle el cabello al ángel, Azote se dedicaba a esquivar mientras encendía fuego a una silla, la levantaba y comenzaba a usarla como escudo. Samo había bajado a Knuck bajo la mesa con él y lo mantuvo alejado de tanto caos... Pero al notar la neblina del bar, sabía exactamente lo que estaba por suceder. Así que volcó la mesa y aguardó detrás de la misma, resguardado.

"No puedo... ¡Maldita sea, estás lastimando mis dedos! ¡Luminary, basta ya!" Tychus no podía detenerse. Y se notaba la furia en sus ojos. Esa armadura era su cuerpo, era su casa, era su prisión y al mismo tiempo su salvación. Y Luminary estaba usándole para un propósito tan ruin como atacar a su amigo, quien ahora silencioso guardaba todavía más ira...

Era una falta de respeto gravísima usarlo como si fuese una simple lata descartable. Ese era su cuerpo y Luminary estaba jugando con él como si fuera un maldito violín. "¡BASTA DE UNA VEZ! ¡SI PUDIERA SALIR DE AQUÍ TE-!"

"¡NOVA DE ESCARCHA!"

//110 PM - 5 - 15 = 90 PM//

Hanon saltó sobre el mostrador y dio un giro completo. Junto a ella, giró toda la neblina, la humedad en el aire de alrededor en espiral. Y finalmente extendió sus manos. La neblina que rondaba la Posada se solidificó, convirtiéndose en una onda helada y expansiva que empujó a todos hacia al suelo y llenó las superficies de escarcha. Dejando a todos fríos, ligeramente empapados, y totalmente inmóviles.

Samo levantó la mesa y miró alrededor... Y sonrió. "¡Pues al final ha resultado!" Y levantando su dedo pulgar, procedió a re-ordenar lo perdido, como poner en su lugar la ahora apagada silla de Azote o acercar a Knuck a la barra. Donde Aqualady se arrodilló junto a él, y con sus manos iluminadas comenzó a acariciar su cabeza y espalda con sus luminosas y húmedas manos, curándole las heridas y moretones.

Tychus y Ramarcilla fueron empujados abruptamente, pero no se movieron de su posición. No tocaron el suelo, y no pudieron tampoco separarse. El metal de las manos de Tychus estaba encastrado casi por completo en el cuerpo del hombre de arcilla. El mismo se encontraba impasible, como si nada hubiera sucedido. Luminary fue empujado aún más contra la pared, pero no cambió su posición en absoluto.

"Esto ha sido suficiente por hoy..." Samo infló el pecho y se dirigió a toda su clientela. "Destrozos así me los espero del fin de semana o del Martes de Umbría, ¡Pero no un día así! Estamos con la cuenta ajustada y tenemos que mantener la calma..." ... Observó a todos los peligrosos, sanguinarios y prepotentes mercenarios que le miraban congelados pero aún firmes, y pronto se encorvó con miedo para luego mirar a su jefe en la pared. "... ¿N-no es así, señor Luminary?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Sáb Mar 25, 2017 11:16 pm

''Un trozo de roca... diciéndome a mi lo que hacer y no hacer...'' Murmuraba y refunfuñaba el hombre, con voz baja pero vehemente, apuntando esos azulados ojos suyos directamente sobre el apresado dúo, comenzando a andar paso por paso hacia ellos. ''Yo te enseñaré... yo te enseñaré donde esta tu lugar... Guijarro estúpido...'' Y es que Luminary no paraba de añadir mas fuerza al agarre, estirando su mano, apuntando a Tychus con la palma abierta, volviendo muy obvia la acción que estaba tomando, pudiendo percibirse todas esas chispas emerger del metal de su brazo, potenciando el apretamiento magnético hasta el punto de que el suelo de madera ya empezó a agrietarse. Empujando a Ramarcilla con él. Aplastandolo contra este. ''Esta es mi posada... mi posada... ¡Mi territorio! ¡Y si eso no te gusta! ¡ENTONCES TE VOLVERÉ PARTE DE LOS CIMIEN-!'' Pero pese a que su rugido creció como el de un Dragón furioso, tan amenazante y perturbado, a punto de bajar de un golpe la mano, en un ultimo, decisivo, y posiblemente mortal hundimiento... ''... ¡¡AaaaaaaaaaAARGHH!!'' ... Luminary fue despojado de la oportunidad, empujado en su lugar contra la pared del fondo.

No se golpeó contra esta, pues el impulso no fue lo suficientemente fuerte en primer lugar, ademas de que con sus pies el hombre hizo peso para mantenerse en pie. No obstante, alejado con tanta brusquedad de su objetivo, sumado al repentino cambio de temperatura que sufrió su cuerpo, Luminary fue incapaz de no solo continuar la ofensiva, si no de hasta moverse para volver a ella. ''¡Hmph! ¡¡HMMMPH!!'' Le habían dejado congelado, y sus extremidades, humedecidas por esta agua helada, solo eran capaces de agitarse ralentizadas. Obligandolo a quedar tal cual estaba, limitado a tan solo unos sencillos gestos con el cuello, la cadera, y los ojos, que de inmediato empezó a mover, tratando de buscar a la cada vez mas obvia responsable. ''¡Umph, umph...! ¡Aqua... la...dy...!'' Si... Resultaba irónico que el mismo error de antes se hubiese repetido. Tan concentrado se puso en aplastar y aplastar a Ramarcilla, ignorando las peticiones de Tychus, sus quejas, sus gritos... que también desoyó la habilidad de la Echidna, recibiéndola de lleno.

¿Y ahora que? Un solo vistazo le bastaba para saber que él no era el ubico congelado, si no que a prácticamente todos los Aventureros se les bajó los humos, devolviendo a la Posada una calma silenciosa, que aunque tensa y forzada, seguía siendo una calma como cualquier otra, y que Samo aprovechó de inmediato para dar un punto y final a la situación. ... ... No obstante, Samo era solamente el barman. Una pieza importante dentro del negocio, si, pero no alguien con una autoridad real en una situación como aquella, mucho menos, si el que la había iniciado era su propio Jefe... Al cual él miro, confiado en encontrar la resolución que él y Aqualady esperaban con creces. ''Mmmmmf...'' ... Sin embargo, no era tan sencillo, ya que Luminary sea rumiando su enfado, apretándolo con los dientes, y negándose a tragarlo. El congelamiento le ayudó a relajarse, si, a no sucumbir a una furia homicida sin sentido... pero de todas formas, la sombra que le dio inicio, y las ganas de por lo menos romperle su rocosa cara al Golem, seguían presentes. ''... ...'' Golem al cual él acabó por mirar, manteniendo los ojos tensos y entrecerrados, temblando su parpado, como también su mano metálica, aún emitiendo unas pocas chispas azules que derretían el hielo que lo cubría, causando un constante goteo de agua, cayendo una a una al suelo, como un segundero...

Si tan deseoso estaba de seguir peleando, solo necesitaba esperar un poco mas. O directamente lanzar un rayo entre sus dedos, y librarse del hielo con el calor. Luego, moler a golpes al Ramarcilla seria tarea fácil, pues siendo pura roca, le iba a costar descongelarse. No le haría falta ni usar el magnetismo, no tendría ni que importunar mas a Tychus... Solo acercarse, levantar el puño, y... ... ... ''Hmf... Ummmf... ... ... Agh.'' ... ... ¿Pero de que serviría esto? ¿Que ganaria? YA HABÍA importunado a Tychus. YA HABÍA mostrado de lo que era capaz. YA HABÍA silenciado la Posada. YA TODO estaba así. ... ¿Para que continuar? ¿Para que seguir ensuciándose en un problema tan banal como aquel...? -Ni que fuese la primera vez que nos pegamos de tortas, maldita sea...-

''Ains...'' Y pese a que necesitó un minuto de silencio para entenderlo, al final Luminary relajó el brazo, cerró los ojos, y soltó su aliento en un profundo bufido, que seguramente Samo notó cansado y agotado, aunque no desanimado, pues tan rápido como esa mueca molesta desapareció, una sonrisa creciente tomó su lugar, sumada a una ligera risa, muda y contenida, extrañamente resultante, ... de cuando sus ojos se posaron sobre Aqualady. ''Hehe... Jajaja... ¡Hohoho...!'' Moviendo la mano un tanto, solo para taparse brevemente la boca, igual que si quisiese contenerse algo, algo que se moría de ganas de decir, pero que sabia que no debía, pero que aún así quería, pero que estaba mal, pero que tenia que decir, pero que era fatal, fatal... pero que al final... Soltó. ''... Hanon es la única mujer... que en una cita trae el hielo... ... en vez de romperlo... ¡Jor... jor... jor...!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mod Karbol

avatar

Mensajes : 191
Experiencia : 125
Fecha de inscripción : 04/03/2016
Edad : 21

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Dom Mar 26, 2017 8:20 am

...

. . .

Todo el bar se quedó totalmente inmóvil. Sin habla ante un chiste tan... Tan...

"... Vaya, ese chiste ha sido tan malo... Que más que reír me ha dado escalofríos."

"Pfft..."

"... Ese ha sido todavía peor, me ha dejado helada."

"Kjkjkj..."

"Seh. Ramarcilla, ríete un poco, que últimamente estás muy... Frío."

"¡BASTA! ¡SON DEMASIADO MALOS, TODOS!" Gritó finalmente Lucecitas, golpeando fuertemente su hielo y liberándose con una ardiente sonrisa y ceño fruncido.

"¡ESA es una forma de romper el hielo!"

"¡JAJAJAJAJA! ¡BASTA YA!" "¡JAJAJAJAJAAAAA!"

Una risa general inundó el ambiente mientras la gente se iba liberando de sus heladas prisiones con un poco de calor del humor y la amistad. Poco a poco recuperaron el movimiento y finalmente la tensión que había se había disipado. No más peleas, solo beber y beber. Samo y Aqualady pronto se miraron aliviados, y procedieron a ordenar las sillas y continuar atendiendo a la gente.

Un extraño encapuchado entró por la puerta, pero mientras la gente se reorganizaba nadie le dio atención ni importancia. El mismo sólo se sentó y aguardó ser atendido por la equidna, la cual al terminar de levantar las sillas se acercó a atenderle.

Ramarcilla no dijo más nada, no había participado en las risas pero tampoco seguiría peleando. Solo volvió a su lugar, liberándose del apretón de Tychus gracias a la mojada intervención de la camarera y los esfuerzos del ex-soldado de revertir la situación.

Tychus se acercó a Luminary y le hizo una seña de apartarse hacia un rincón, lejos del resto de la clientela. "¿Podemos hablar en privado, j e f e?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Lun Mar 27, 2017 12:34 am

''¡Hehehe...! ¡Hahahahaha! ¡AJAJAJAJAJAJA!'' Todavía medio congelado en esa postura incomoda y tonta, Luminary no pudo evitar echarse a reír ante la tontería de su propio chiste, tan, pero tan, pero tan malo, que hasta a él le dolió escucharlo salir de su propia boca. No obstante, era esto lo que lo volvía todo tan gracioso, haciéndolo todavía mejor cuando el resto reaccionó de la misma manera, rompiendo el tenso silencio con una orquesta de chistes aún mas malos, carcajadas, y tosidos ahogados. ¡Vamos! ¡Lo normal en la Posada! ... Solo que con mas humedades. ''Ay... ay... Me di una ducha antes y ya vuelvo a tener el pelo empapado... ¿Alguien tiene una toalla? ¿Un pañuelo? ¡¿Algo para secarme?! ... ... Oh, esto servirá.'' Echando un vistazo general que desembocó en caminar hacia una de las mesas, limpiando y frotándose la melena con uno de los manteles que recién había puesto Samo. Acto en parte decisivo, pues demasiado concentrado en estrujar mechones de pelo, y retirar el agua de ellos, le impidió fijarse en como se abría la puerta y ese recién llegado tomaba asiento. ''... Aah. ¡Mucho mejor!''

Su rostro volvía a estar sonriente, feliz y satisfecho, procurando estirar sus extremidades, notando como la gelidez se disipaba y sus sentidos se despejaban, y aunque sin duda tenia ganas de echarse en una silla y descansar de los golpetazos que Ramarcilla le dio, Luminary aguanto de pie el tiempo suficiente como para fijarse en el gesto que le hizo Tychus, aproximándose de inmediato, escuchando sus palabras con los brazos cruzados, y asintiendo a su pregunta casi de forma inmediata. ''Heh, claro, por supuesto. Podemos ir a mi oficina, o...'' ... Solo que claro, pensando por unos segundos, su sonrisa se acabo por doblar irónica hacia a un lado. ''... O quizás te refieres a ''hablar''. Jeje... Ya sabes, ya sabes... Hablar no con la boca, ¡Si no con los puños! ''Mirando al hombretón de reojo durante unos instantes, sin añadir ni decir nada mas, ... hasta que de golpe le dio un ligero puñetazo en el hombro, muy, pero que muy suave. ... Aunque también podía deberse a la gruesa armadura que él llevaba. ''¡Estoy bromeando! Pero si quieres meterme una paliza por lo de hace un momento, no te culparé... Se me fue la pinza. ¡Ni siquiera pensé lo que estaba haciendo! ¡Aaagh...!'' Admitió, dejando caer el brazo, con un resignado suspiro. ''Supongo que esto de ser el J E F E me esta estrenando un poco... ... O puede que sea lo demás... ... ... Uhm... ¡Bueno, da igual! ¿En mi oficina o fuera? ¡Elige!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mod Karbol

avatar

Mensajes : 191
Experiencia : 125
Fecha de inscripción : 04/03/2016
Edad : 21

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Dom Abr 09, 2017 7:54 am

"Aquí mismo y ahora." Respondió Tychus, impasible y con un semblante más frío que el conjuro gélido que había puesto fin a la gresca. El hombre se acercó a Luminary y no hizo ningún gesto. No le amenazó, no levantó un dedo, sólo lo miró con el ceño fruncido, habló con un tono directo y sin titubear. "¿Esto que has hecho de usar tus poderes sobre mí? No me gustó."

El extraño del otro lado de la mesa había hecho una pregunta a la camarera que había ido a tomar su pedido. La misma señaló hacia donde estaban Tychus y Luminary, y con un gesto de agradecimiento, el encapuchado se levantó y se dirigió hacia ellos, en línea recta y sin prestar atención a los comentarios del resto de los mercenarios.

"No vuelvas a hacerlo nunca más." Dijo finalmente Tychus, y se dispuso a retirarse sin oír una respuesta. Pero al darse vuelta, se halló con el nuevo. Aquél encapuchado era más bajo que ambos hombres, sin embargo no se inmutó cuando el mastodonte de metal casi le choca. Hubo una instantánea pausa en el camino de ambos. Finalmente, Tychus se apartó del camino y dejó lugar a la conversación entre Luminary y... Una persona con la cabeza gacha, más baja que él, cubierta por una capucha que impedía totalmente verle. {A menos claro que fuese Lumus tan cabezota de levantársela igual}

"Disculpe... ¿Es usted Luminary Umbrae, portador de la espada Ragnarok?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luminary Umbrae
OverPower. Lumus. Lumario. Lumi. Luminière. Illuminary.
avatar

Mensajes : 165
Experiencia : 130
Fecha de inscripción : 16/12/2015

MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   Dom Abr 09, 2017 4:10 pm

Al notar el tono severo de Tychus, junto a la mirada fría y seca que le echó, Luminary supo de inmediato que aquello no iba a ser la resolución amistosa que a él le habría gustado, poniéndose de inmediato a la altura, cruzando los brazos y entrecerrando los ojos, atendiendo a las palabras del armado Ex-Militar. ''... ...'' Y aunque disponía de una respuesta en la punta de la lengua, junto a la clara intención de zanjar ese tema de una vez por todas, Tychus... sencillamente se marchó. ''... Oye, ¡Espera un momento!'' Pero nada. Tychus no le escuchaba, y aunque por un instante se detuvo para dejar pasar a otra figura, el gigantón le dio la espalda, y se alejó sin decir ni una sola palabra mas. Gesto que por supuesto, Luminary no se tomó para nada bien.

-Maldita lata andante... ¡¿Como se atreve a hablarme así?!- Pensó, tensando y tensando tanto su mirada, que de nuevo volvió a encenderse en ese reluciente brillo azul, surcando por su mente la idea de estirar la mano y agarrar a Tychus con el magnetismo otra vez, lanzarlo contra la pared, y darle unas cuantas tortas para que se le bajasen los humos. ... Incluso si esto definitivamente solo empeoraría las cosas... Luminary ya estaba bastante harto con todo. ''¡Hmmmmph...! .. ... ¿Um? ¿Ah?''

... Menos mal que antes de que pudiese elevar la mano y dar inicio a otra violenta escenita, su mirada rabiosa captó finalmente al misterioso individuo que se le había aproximado, del cual, tanto por su bajo tamaño, como por sus ropajes cubiertos, no se percató hasta ese mismo instante, sorprendiéndose pues por partida doble, al oír su tan concreta pregunta. ''¿Quien...? ... ... Erh... ¡Si, si...! Soy yo. Luminary.'' Frotándose un tanto los ojos, recuperando la calma. ''Y esta de aquí es mi espada, Ragnarok, si.'' Añadió, señalando con el dedo gordo hacia la enorme funda que colgaba de su espalda. ''¿Algún problema? No recuerdo haberte visto nunca por aquí... ¿Eres nuevo, o algo?''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El aburrimiento de un Jefe   

Volver arriba Ir abajo
 
El aburrimiento de un Jefe
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: General :: Los Archivos-
Cambiar a: