Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 25/9/2017 ✪
Ahora el fondo no se repite ni mueve al hacer scroll.

Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
Prueba del Alma: Kablo
El Dia antes del Progreso!
¡Una cita a ciegas!
-QUEST- El Tren Infinito
Buscando empleo en la Posada del Viajero
Una salida entre amigos
Nacido de un Sueño
Día de Kablo
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
-Artículo- La flecha del destino
Últimos temas
» [Artículo] Se busca compañero de piso
por Mirmica Jue Nov 02, 2017 11:12 pm

» Una gasolinera al pie de la montaña
por Kablo Noreyino Mar Oct 31, 2017 10:51 pm

» -ARTÍCULO- ¡Tita Basteeeet!
por -Bastet- Sáb Oct 28, 2017 8:27 pm

» X marca el lugar
por Admin Bombermans Sáb Oct 28, 2017 7:12 pm

» Una salida entre amigos
por Shantae Sáb Oct 28, 2017 6:58 pm

» La Gran Universidad de Dreamland
por Waddle Dey Mar Oct 24, 2017 10:35 pm

» La esperanza es esa cosa con plumas
por Sparrick Vie Oct 20, 2017 4:11 pm

» -QUEST- El Tren Infinito
por Sparrick Jue Oct 19, 2017 1:43 pm

» Día de Kablo
por Kablo Noreyino Lun Oct 02, 2017 3:07 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 ... Donde todo terminó.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Jue Oct 06, 2016 9:58 pm

"¿¡QUÉ!? ¡DEJA QUE VEA ESO!" exclamó el Teniente, empujándo a la oficial y mirándolo por sí mismo. Luego dio un par de pasos atrás, con auténtica sorpresa en su rostro, genuinamente aquello le había pillado completamente desprevenido. Normalmente, saltaría de alegría ante lo inesperado, al Teniente le encantaban las sorpresas, pero, en aquella situación, su reacción fue totalmente la opuesta de la esperada. "...¿Qué?..."

Se giró hacia el Mayor Ansem, como buscando respuestas. "¿Pero... qué?"

"¿Qué tiene que ver Arcadia con Business City? ¿Desde cuándo son aliados? ¿Será cosa de Freyr? No había ningún Freyr en las líneas que yo miré, habían Larsas, y Vaynes y... y... A ver, a ver a ver..." se llevó las manos a la cara y suspiró por unos instantes. "Bueno, bueno ¡Esto es bueno! ¿No? ¡Digo yo! Osea... uh... Un poco... no sé, demasiado bruto para mi gusto, osea... no, al revés, uh... Bueno, creo que me he quedado sin palabras."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Vie Oct 07, 2016 4:43 am

Como era costumbre, en cuanto Ansem entró en la sala de mando, todos los presentes le saludaron de inmediato, algunos levantándose de sus asientos, otros simplemente quedando rígidos con la mano en la frente. Un gesto honorable, respetuoso, cargado de disciplina y decoro, que demostraba la clase de hombres y mujeres que ahora trabajaban para él. ''Jaja... ¡Cough, cough...! ¡Descansen, soldados! Hay trabajo que hacer.'' Exclamó, haciendo un sencillo gesto, tanto a modo de cumplido, como de mandato inmediato, procediendo pues a seguir andando junto a su Teniente, subiendo por unos pequeños escalones, situándose en el centro de la cámara. Una plataforma superior desde la que podía contemplarse en visión panorámica el ancho y largo de la propia Sala de mando, con todos los presentes, muebles, y maquinaria, haciendo un circulo a su alrededor. El lugar ideal desde donde dar ordenes. El lugar perfecto para comandar su orquesta...


... ... ...


... O al menos, así lo habría sido, pues antes de poder si quiera alzar la voz y comunicar la noticia del inminente ataque... ... Este pareció comenzar delante de sus propias narices. ''... ¡¿COMO?! ¿Una nave no iden...? ¡¿Del tamaño de una montaña?! ... ... No, no, no... ¡Eso no es obra mía! ¡Deben ser nuestros enemigos!'' Aseguró de inmediato, apoyando ambas manos en el bastón, moviéndolo un poco de lado a lado. ''... Pero es extraño. Apenas han pasado unos minutos desde que James... ... Huh, espera. ¿Has dicho 'del tamaño de una montaña', verdad?'' Repitió, girándose a Hockey, mirándolo con la ceja levantada. No enfadado, no ofendido... si no preocupado, y extrañado. ''... Business posee naves orbitales... pero utilizarlas aquí... tan pronto...'' Dudaba... dudaba demasiado. Tal vez por la desconfianza de la palabra del Intruso, o porque los años le habían enseñado a esperar lo inesperable. Pero sin duda había algo que no encajaba. Llevándolo finalmente a girarse, en cuanto la voz de la Oficial se alzó a su derecha. ... Sin embargo, no fue a mirar por el periscopio. En su lugar, permaneció rígido en la plataforma, revirando los ojos de vuelta a las pantallas, que en visión de radar mostraban una imagen superficial y bidimensional de la enorme aeronave. ''... Umm... esa cosa...'' Pensando, pensando, pensando... dándole vueltas a los recuerdos de estos últimos tres años. ''... ¿De que me... suena...?'' Los informes que se leyó, las milicias que estudió, todos esos datos que Aiza le proporcionó... ''... ..... ............'' ... ... Hasta que entonces. En el mismo instante que la bombilla de su cabeza se iluminó...


"..........Se-se trata de una nave insignia... de-del Imperio de Arcadia..."

"..........Y viene directa hacia nosotros."


... Todo se confirmó frente a sus ojos.


''....... ¡Grrr...!'' A diferencia de su Teniente, que nervioso y confuso comenzó a hacerse preguntas, mirando de un lado a otro, sin saber muy bien como tomárselo, el Major Ansem tuvo en seguida la clara idea... ¡El preciso sentimiento...! ... De terrible enfado. Apretando los dientes junto a su bastón, golpeando el suelo en lentas, pero duras sucesiones. Con el ojo aún fijo en la pantalla, gruñendo por lo bajo... ''... Esto no es obra de ningún Freyr... ¡Ni de ningún político barato! ... No. ¡NO! ¡ESTO NI SIQUIERA ES COSA DE BUSINESS!'' Clamó, tan seguro como furioso, mirando a Altros de la misma manera. ''Lo que significa... que te has equivocado en tu predicción... ... ... Y que ese desgraciado nos la ha jugado...'' Pero aún así, se notaba que su rabia no estaba dirigida al chico gatuno. Ambos... en el fondo, podían asumir este 'pequeño' error de calculo como una importante victoria en su campaña caótica. Ni siquiera el guion de los acontecimientos lograba mantenerse estable en su presencia, y eso nunca estaba mal... ... No obstante, eso no eliminaba a James de la ecuación, como tampoco la creciente furia que se estaba acumulando en su mirada, encendiéndosela, en un vibrante brillo rojo. ''... ... ¡COUGH, COUGH, COUGH...!'' ... Hasta que comenzó a toser otra vez, obligándolo a encorvarse, y cerrar la mirada.

Por fortuna, el Major era un hombre de rápida respuesta, y aún con el pie cada vez mas hondo en la tumba, notándose como sus tosidos iban volviéndose mas y mas secos... Tuvo la voluntad suficiente como para llamar la atención de todos, golpeando el suelo unas cuantas veces, muy rápido, y aún mas fuerte que antes. ''... ¡Muy bien! Sea Business, sea Arcadia... ¡SEA QUIEN SEA! ¡El hecho es que estamos siendo atacados! ... Ahora lo que me interesa es saber porque. ¡Abrid un canal de comunicación con la nave! ¡QUIERO EXPLICACIONES! Tambien necesitamos un escaneado. Si esa nave es la que creemos que es... ¡Entonces es obvio que vendran mas! ¿Cuantas? ¿Cuando? ¡NO LO SE! Mandad la noticia al Capitan Hans. ¡Y AVISAD A LA MAJOR CUERVO! Ella y su unidad tardaran en regresar... ¡Pero mas les vale estar preparados!'' Mandó, enfatizando cada punto con otro bastonazo, el cual también uso de puntero señalando a cada miembro de la operación, terminando al final con... Altros. ''... Y usted, Teniente... ... ... Tráigame a ese malnacido de James... ¡Ahora mismo! Si una dosis de oscuridad por los ojos no le hizo hablar... ... Veremos si le agrada la idea de ser lanzado contra esa nave... ¡METIDO EN UN MALDITO MISIL! ¡¡CARGADO HASTA LOS TOPES!!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Vie Oct 07, 2016 7:18 pm

"¡Sí señor!" contestaron las tropas y se pusieron a trabajar. Debido a la lejanía de la nave, tanto la apertura de un canal de comunicaciones como el escaneado tardarían un poco, pero no demasiado, por lo que Ansem mandó a Altros a que fuera a por James. La ira del Mayor Ansem en aquel momento fascinó a todos los presentes, cuyos rostros se iluminaron de excitación y expectación por igual. Altros no fue una excepción, que actuaba asustado, como si estuviera siendo el regañado, pero sin borrar esa sonrisa diabólica de su rostro. Como todas las tropas: ¡por fin pasaba algo! ¡Algo gordo, UN MALDITO ATAQUE DEL IMPERIO DE ARCADIA, Y ESO NO ERA MOCO DE PAVO!

El Teniente se calmó, dio una reverencia sonriente y desapareció. No pasó ni medio minuto tras el cual volvió, trayendo consigo a James Ford, todavía inconsciente. De un gesto, dos soldados pronto se acercaron para sujetarlo y ponerlo en pie, mientras que el teniente extendia la mano hacia un portal mágico, y rebuscaba por ahi. "Uy, perdón señorita." murmuró. "Uy, perdón, caballero." continuó. "¡AJÁ!" exclamó, y sacó un cubo de agua... pues con agua.

Y se lo puso a James por sombrero.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Vie Oct 07, 2016 7:30 pm

"¡COUGH COUGH COUGHFG!" se despertó con un buen baño de agua fria en toda la jeta mientras dormía, y menos mla que no tragó demasiado. Tenía por sombrero (o casco) un cubo y sus brazos esposados estaban siendo sujetados por dos soldados. "...¿Alguien puede quitarme esto de la cabeza?" murmuró. Por el único lado por el que podía mirar era lo que tenía debajo y enfrente. -¡Oh, mira, los pies del Mayor Ansem!- "¡Oh, mira, los pies del Mayor Ansem!" exclamó al mismo tiempo que lo pensó. Para cuando le quitaron el cubo, ya tenía la frase preparada.

Su famosa e infalible frase para ligar.

"¡Mayor Ansem! Que la vista no me engañe... ¿Qué son esos ojos azules como el cielo? Señorito, me ha dejado deslumbra...do"

...Uuuups, absoluta ira en los ojos del viejo loco. Definitivamente, bad timing for that.

"Ejem... ¿sí?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 08, 2016 4:48 am

Y no solo estaban coléricos, si no que enrojecidos en un intenso carmesí, por poco parecieron prender en llamas el reflejo de James. ''¡Hmmmmph...!'' Viéndolo él perfectamente, por lo cerca que Ansem se le puso, mostrando los dientes apretados, a lo que su bastón se sacudía y sacudía, golpeando el suelo metálico. ''Voy a preguntarte esto una vez... Una. Sola. Vez.'' Dijo de pronto, recalcando con dureza, con claridad, y sobretodo... con sinceridad. Ni siquiera hacia falta añadir que le haría en caso de ponerle de mal humor, pues el Infiltrado sabia, que en manos de aquel hombre, y de aquella milicia de locos homicidas... podía ser cualquier cosa. Y ninguna seria bonita. ''... ¡Cough, cough...! ... ... ¡Ummmph...! Y ni se te ocurra... ¡NI SE TE OCURRA, MALDITA RATA! ¡TRATAR DE JUGARMELA! Quiero la verdad. ¡LA QUIERO YA!'' Tras unos tosidos, su brazo izquierdo se irguió de pronto, dándole un golpe en el pecho a James con la empuñadura de su bastón. Tan duro, y tan seco, que seguramente le trastoco la respiración, haciéndole toser también. ''... Y créeme, la voy a tener... Sea a las buenas, o a las malas... ¡Y de ti depende...! ¡De ti! ¡Ratita fisgona!'' Apretando el puño del bastón justo contra su esternón, obligándolo a mantenerse erguido, culpa del agarre al que le tenían sometido sus Soldados. ''... Muy bien. Piensa y habla rápido, tengo poca paciencia con animales de cloaca... ¡Ejem...!''


''¿Que demonios hace la flota de Arcadia atacando MI base?''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 10, 2016 10:59 pm

Abrió los ojos en genuina sorpresa cuando Ansem le preguntó que qué diantres hacía ARCADIA atacando su base, y no Business City como le había asegurado él. ¡Pues eso mismo se preguntaba él! Le había dicho que le respondiese y pensase con rapidez. ¡¿Pero qué iba a decirle?! ¡Realmente a él le había pillado tan desprevenido como a ellos! Piensa, James, ¡piensa! Más le valía pensarse una respuesta mejor que decir simple e inutilmente un: 'no tengo ni idea.'

"N-no tiene que ver con nosotros..." contestó, y Ansem empujó aún más su bastón, apretujándolo sobre él con una notable fuerza. "¡Gagggh! ¡En... serio! ¡¿Cómo ibamos a meter a Arcadia en esto si lo que queríamos era rescatar a Hans Deng?! Si-si está usted seguro de que no ha sido un chivatazo por parte de sus hombres ni de su gato cósmico... ni tampoco es cosa nuestra... Lo único que se me ocurre... ¿Arcadis se ha ido de la lengua sin querer? De verdad, no tengo ni idea, Mayor Ansem."

"¡Ah ah ah! ¡Pero antes de que me eche a los cuervos, ¡cre-creo que podría ayudarle! Naturalmente estamos en el mismo barco, quiero decir, los Arcadianos no van a ser clementes conmigo, y si se ha metido Arcadia Business City no va a meterse... Así que propongo una alianza temporal, uh... puedo ayudar. Con el Intel. Un espía se pasa bastante tiempo estudiando, aunque no lo parezca ¿sabe? Jejeje... Só-sólo deje de apretarme el pecho con ese bastón, dígale a sus hombres que me suelten... quíteme las esposas, tráigame un poco de té... Es broma. Bueno, sólo lo del té."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Miér Oct 12, 2016 6:47 pm

No dijo nada en todo lo que duró la respuesta de James, llena de tartamudeos, suspiros ahogados, y sonrisas nerviosas con las que seguramente trataba de restarle peso al asunto, ... al asunto de que iba a morir, claro, pues solo con la mirada de su ojo enrojecido, Ansem seguía dejando en claro que iba muy serio, que nada de aquello era ningún chiste o amenaza vacía. Este espía no era la primera persona que trataba de reírse en su cara, mucho menos la primera a la que le ponía la soga al cuello... ''... Hmmm...'' ... No obstante, no solo era su furia lo que era sincera, si no también su deseo de conocer lo que estaba sucediendo, los motivos de semejante giro de eventos, que ni siquiera Altros era capaz de comprender. Por ello, aunque siguió con la empuñadura pegada al pecho del Intruso, lentamente empezó a reducir las fuerzas de su apretón, poco a poco comenzando a apartarlo, hasta que finalmente, de un seco suspiro, entre tosidos disimulados... Ansem sonrió, y bajo el bastón de un golpetazo contra el suelo.

''... El enemigo de tu enemigo es tu amigo, ¿Eh? ... Jejeje... Muy bien, muy bien... eso es una lógica que puedo respetar, mi amigo... James.'' Respondió, con cierto grado de ironía, y hasta picara burla, mostrando los dientes entre las sombras del alto cuello de su traje, para en seguida hacer un gesto con la mano, ordenando a sus hombres que lo soltasen. ''Te dejaremos vivir por la peculiaridad del momento. Cuanto dure esa pausa en tu sentencia, dependerá exclusivamente de ti. ¡De cuan útil seas para nosotros!'' Continuó, mirándolo fijamente, desviando los ojos poco a poco hacia su lado, como queriendo que mirase también a su alrededor. ''Imagino que tu idea de Pandemonium era la de un montón de locos encerrados en un subsotano, torturando y matando gente inocente, ¿Verdad? ¡Al menos es la opinión que cabria esperarse! ... De una panda de hipocritas como Business... ¡Jajaja...! No obstante, ¿Que ves a tu alrededor, James? ¿Asesinos? ¿Locos criminales...? ¿O simples trabajadores que dedican todo su tiempo y esfuerzo a que esta organización funcione? A ellos les apasiona su trabajo... creen en la aportación que hacen... Y eso, les hace trabajar con mas eficacia que la que cualquiera de tus aliados tendrá jamas.'' De nuevo, sus palabras sonaban claras y sinceras, saliendo con eventualidad de su interior, como un discurso improvisado dedicado tanto a él, como al resto de sus presentes tropas. ''Por lo tanto... Si quieres trabajar con nosotros... ¡Para nosotros...! ... ... Mas te vale pillar el ritmo, James. No me interesan pesos muertos, ni lloricas temblorosos que no dejen de pensar en la pistola tras su espalda. ¡Quiero resultados! ¡Inmediatos! Pues puedo perdonar fallos o errores... ... pero no la ineptitud a la causa.''

Cuando sus ojos volvieron a posarse en James, este pudo ver como el bastón de Ansem de golpe se elevaba en el aire, tensándose, rígido, en una postura claramente destinada al golpe, y que apuntando hacia él... ¡Descendió de una estocada! ... ... ... Rompiendo sin mas la cadena de sus esposas. ''No me falles. James. No tanto por lo que yo te haré, o Hans te hará, ¡O cualquiera de los que ahora te miran! ... ... Si no por tu propia patria. Al fin y al cabo, tu mismo lo has dicho. Business no se acercará con Arcadia aquí. ¿Y en que lugar te deja eso a ti, ratilla? ¿En que lugar te deja a ojos de los oportunistas políticos de Business? ... Porque siéndote sincero...'' Agachándose entonces, quedando muy cerca de James, muy cerca de su oído... ''Dudo mucho que les importe sacrificarte para salvarse el pellejo...'' ... Palabras que murmuró, y en las que sin embargo puso una gran carga, igual que un mazazo hacia un clavo, que enterrado, quería clavado en la mente de James por todo lo que durase aquella aventura. No por nada, sonriente, Ansem se irguió, echando a andar de vuelta hacia la plataforma, con toda la confianza renovada, ... aunque no sin antes hacer otro gesto con el brazo.

''¡Dadle un lugar desde el que trabajar! Si pide algo, dádselo. Si resulta sospechoso, dádselo y comunicádmelo. Ponedle a alguien que le ayude y vigile. Y... ... ... traedle un té. ¡Y otro para mi, a poder ser! Necesito espabilarme.'' Ordenó, con un par de golpes en el suelo, rotundos y claros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Miér Oct 12, 2016 8:31 pm

Whooops. Con lo de que a los suyos no les importaría dejarle ahí tirado con eso de no meterse en medio de aquel berenjenal, tenía toda, pero toda la razón. Se quedó con ganas de preguntarle ¿no haría acaso usted lo mismo con los suyos, Mayor Ansem? y también se quedó con las ganas de responderle que sí que veía unos cuantos bastantes criminales y renegados por ahí... no todos, tenía que admitir, pero unos cuantos bastantes... eso sí, con el cerebro no sabía cómo, bien lavadito. Era la cosa de las Sectas, que daban a la gente lo que querían. ¡Hasta un té! Se cruzó de brazos y asintió. -Hum hum... con estas condiciones de trabajo tan amigables para el trabajador y tan motivadoras, no me extraña que Hans esté en el barco...-

Le rompieron las esposas y señalaron una terminal. En primer lugar se dirigió hacia el oficial de comunicaciones, que llevaba todo el rato tratando de abrir un canal con Arcadia sin éxito. "No pueden recibirte porque tu señal no es mágica ni tiene nada de magia." se giró hacia Altros. "Decidle a vuestro gato cósmico que para contactar con las naves militares de Arcadia hace falta un amplificador mágico de la señal. ¡Una gema, por ejemplo!"

Luego acercó una silla a la de Hockey y Mami y se puso en la misma terminal que ellos dos. Estrechó las manos, y cuando Altros les trajo la gema, la encasquetó en la ranura y comenzó a guiar al oficial de comunicaciones. "Tambien son erróneas las frecuencias de comunicación. Arcadia no usa el mismo satélite que los Walkie-Talkies, de hecho desde Arcadis los satélites militares de Arcadia usa ondas mágicas y no de radio. Así, se aseguran de que las señales militares no puedan ser interceptadas por sus adorados amigos tecnófilos.... y..."

Bueno, parecía que sabía lo que hacía. Bien, bien, porque la alternativa ya había sido advertida, después de todo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Miér Oct 12, 2016 9:02 pm


Después de salir un momento por los agujeros espaciotemporales y traerle a James la gema y el té que había pedido, se puso en pie al lado de Ansem, frente a la consola principal, y le entregó una taza con platito y sirvió el té sobre ella. James se giró hacia ellos desde su silla. "Mayor Ansem, sólo tenemos una única gema como canalizador mágico." le informó James, mirando a Altros cara incrédula. "Muy oportunamente no podremos abrir un canal hasta dentro de unos cinco minutos." Cuatro minutos habían pasado mientras que el Mayor Ansem interrogaba a James. Seis minutos le quedaban a la nave insignia para posicionarse sobre sus cabezas. Un minutito menos para abrir un canal, y probablemente, un minuto para que Arcadia respondiera. Así que Altros tuvo... "Una genialísima idea." dijo entonces. "Tengo una genialíssssima idea. Bueno, en realidad la había tenido ya antes, cuando le entregé esa gema al señor Ford. ¡Seis minutos! ¡Seis minutitos para que Pandemonium haga las paces consigo misma!"

"Por los viejos tiempos, Mayor." sacó un radiocasette de un pequeño cajón justo en la terminal de Ansem, y lo encendió. Una obra de ópera familiar, aquella que había formado Pandemonium, comenzó a sonar entonces. Por toda la base, por supuesto. Y también en los cazas, pudiendo oirlos todos. ¡Todos toditos! Una pieza musical que todos en Pandemonium conocían... Der Freischütz...


"Este es. El Final. El Final de todo y el comienzo de algo distinto. Encuentro de lo más apropiado despedirles a usted y a Pandemonium de la misma manera en que comenzó todo. La pieza de música inicial es la misma en la orquesta. El Leitmotif. Cómo serán las cosas después de esto, qué pasará y cómo reaccionaremos... Serán cosas de las que preocuparse después. Por el momento, por hoy, por ahora... Aunque sea en estos seis minutos... No, durante todas estas magníficas escenas que se nos avecinan a lo largo del día... Disfrutemos."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 17, 2016 4:18 pm

Asintiendo tranquilo con la cabeza, Ansem observó a James posicionarse en su nuevo puesto, sonriendo orgulloso ante su pronta tolerancia a la tarea que debía llevar a cabo. Tan pero tan satisfecho, que no tardó mucho mas en andar a su propio asiento, una especie de trono-sofá, alto y ancho, no muy ostentoso en apariencia, pero que igualmente marcaba su importancia, su justo lugar en medio de la habitación, pudiendo girar 360º con él, contemplando su alrededor de la manera mas cómoda posible. Detalle que ahora mismo... necesitaba en sobremanera. ''Hmmm... ¡Cof, cof... COF... COF...!'' Si, tal vez al espía, asesino, intruso, y ahora ayudante en practicas James, le dolieron aquellos golpes en el pecho... ... aunque nada tenían que compararse al dolor que el anciano Major sentía en el suyo propio. Esos tosidos tan secos, que cortaban su respiración, y le obligaban a retomar bruscamente el oxigeno perdido... se sentían como martillazos en su ya moribundo corazón. Cada movimiento brusco que hacia afectaba a sus latidos, a esa palpitación tan lenta y débil... ''... Urgh... Jeje... ¡Cough! Je... ¡Cough, cough...! ... Jeje...'' Molestia tenaz que trataba de tomarse con humor, conservando la mueca constante, riendo de vez en cuando, tal vez por disimular, tal vez por sentirse mejor consigo mismo... Pues aunque todas sus preocupaciones habían quedado extinguidas, todos su miedos y temores, consumidos en el destructivo deseo de la guerra... ... Esta melancolía, esta... nostalgia... ... ... Se estaba tornando poco a poco en ansiedad. Agarrotando su brazo derecho, haciendo temblar de manera muy suave sus dedos, y llenándolo de un nerviosismo tan confuso, que el hecho de no saber de donde provenía, solo conseguía empeorarlo mas. Como si hubiese algo... algo en el fondo de todos esos recuerdos tan lejanos... de esos momentos de su vida que creía haber superado y abrasado... Algo... que quería arrastrarlo. No por añoranza. No por pena.


Si no por algo que no estaba bien.
Algo... algo... ... En su interior.
... ...
No estaba yendo como debería.


...


...





... Pero cuando la música sonó, el ojo de Ansem se abrió de pronto, mirando fijamente el feliz rostro de su ilusionado Teniente. ''... ...'' Él le hablaba de que el final estaba próximo, de que nada de lo que hiciesen cambiaría este hecho. ¿Que sucedería exactamente? ¿Como sucedería? ¿Que consecuencias traería? Nadie lo sabia... ¿Pero que todo acabaría hoy? Eso era algo de lo que todos eran conscientes. ... ... Y la canción... la melodía... imponente, ¡Conmovedora! Que representó el comienzo, el inicio de su aventura... Cuando tampoco tenia idea de lo que ocurriría, de lo que Cuervo y sus Rebeldes contestarían, de lo que Hans y su Bestialidad intentarían, de lo que Altros y su Caos pretenderían... ... ... Y podía presenciarlo, alto y claro en los rojos ojos del chico gatuno. Su curiosidad, su deseo por presenciar el final... aunque no como un simple espectador, si no como parte indispensable de la magnánima obra que iba a llevarse a cabo. ... Y esa música... era el broche de oro. Sin duda, la mejor forma de darle un Prologo a este Epilogo. Haciéndole, indudablemente, sonreír una vez mas.

''Jajaja...'' Y sin decir o expresar ni una sola palabra mas, sin hacer otra cosa que tomar su taza de Te, inclinarse sobre en su asiento, y beber en silencio... ... Ansem disfruto. Rascando con la mano izquierda la cabeza de su Teniente. Observando de fondo a la orquesta prepararse para su ultimo concierto. Permitiéndole a la melodía resonar hasta lo mas profundo de la estancia, invadiendo a sus hombres, invadiendo a su personal, ... invadiéndole a si mismo...


Como una ultima y merecida calma...
Antes de la ansiada tormenta de hierro, fuego, y sangre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Cuervo-
Vengadora de Naselia
avatar

Mensajes : 2
Experiencia : 2
Fecha de inscripción : 30/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 17, 2016 11:21 pm

Recibió los avisos de que Arcadia se estaba acercando. Recibió también aquella música. La música con la que comenzó todo. Para ella, igual que para todos los de Pandemonium, guardaba un significado especial. Era casi como el himno no oficial, al nunca haber tenido ellos ninguno. Esa pieza musical de ópera alemana tenía un significado importante tanto personalmente como colectivamente para todos ellos. Para April, representaba el momento en que volvió a la vida. Liberada de aquella prisión de La Sombra,

Lo había estado hablando con Hans y Altros. La salud del Mayor Ansem había llegado a un punto crítico. Los doctores no le detectaban nada y le recetaban descanso, pero sabían a ciencia cierta que se estaba muriendo. Igual que Hans, ella prefería negarse aceptarlo, negarse a asumir que el final se estaba acercando. Pero a diferencia del capitán, ella no había guardado esperanza de que el Mayor se recuperaría. Sabía que más temprano que tarde habría llegado el momento de despedirse. Y el Mayor también lo sabía, habiendo arreglado ya cualquier cuestión sobre qué pasaría después de su muerte. Su legado continuaría, en manos de la Mayor Cuervo. El Mando Colegiado del Ejército de Pandemonium, colegiado entre ella y él, pasaría a estar en manos de una única persona. En las manos de Cuervo, la Vengadora de Naselia, que continuaría la misión suicida de  como fuera.

Había llegado el día. Podría decirse que todo comenzó con esta canción, y hoy, terminaría todo con ella. Había llegado el día, las señales eran demasiado obvias para ignorarlas. ¿El día de la caída de Ansem, y con él, Pandemonium? ¿O realmente sería capaz ella de continuar su legado? ¿Siquiera tendría fuerzas de ánimo para ello? ¿No era, al fin y al cabo, una empresa suicida? Lo sabía cuando firmó ¿por qué dudaba ahora, entonces? De algún modo, pensaba y sabía que no sería lo mismo sin Ansem, cosa que compartían todos. Fuera como fuese, ya tendría tiempo de preocuparse de su destino y el de Pandemonium más adelante. Ahora tenían por delante una invasión de Arcadia, algo que según la informaron ni Altros siquiera esperaba. Una última sorpresa del destino, tal vez no sería la última.

Si Altros no había podido preveer la inveasión de Arcadia, tal vez tampoco pudiera preveer la supervivencia del Mayor Ansem. Tal vez sí que hubiera esperanza, después de todo. Y si no la hubiera, lucharía para crearla. Hoy, lucharía. Pero por el momento, disfrutaría. Disfrutaría con aquella canción, con aquel símbolo de lo que les unió a todos, con la música que liberó a Cuervo y los Naselianos del yugo de la Sombra, con la música que les dio un propósito y una oportunidad de una agridulce venganza... con aquella música que tanto significaba para ella... Sí. Disfrutaría.


Como una ultima y merecida calma...
Antes del amargo final después de la tormenta de sangre Arcadiana.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Nov 08, 2016 2:54 pm

"¿Todavía sigues fumando?" susurró James mientras sonaba la música. Mami asintió y entonces James con toda la tranquilidad del mundo le metió la mano en el bolsillo del pecho de Mami y sacó una cajetilla de tabaco. La chica se puso superroja pero no le dijo nada, y Hockey, que lo había visto todo, se puso igual de rojo que ella. A este paso los ¿re?conquistaría a los dos y se liaría ahí mismo con ellos. Cuando iban los dos a decir (o gritar) algo, James se llevó el dedo índice a los labios y les pidió silencio: aquel momento era muy solemne para la secta, por alguna razón, y había que ser tonto para no darse cuenta.

Así que sacó uno de los cigarros, lo encendió con un mechero que le ofreció el propio Hockey, se tumbó sobre la silla y esperó...

[...]


"NAVE NO IDENTIFICADA APROXIMANDOSE A LAS INSTALACIONES. NAVE NO IDENTIFICADA APROXIMANDOSE A LAS INSTALACIONES"

Al mismo tiempo que la voz automática avisaba de ello, una gigantesca nave salió de hipersalto y apareció delante de sus narices, pudiéndose ver una gigantesca montaña, del tamaño de una nave insignia espacial.


Citación :
El Alexander.

"Qué... demonios... madre mía, ¿en serio?" A James casi se le cae el cigarro, si no fuera porque Hockey se encargó de cogerlo al aire antes de que cayera al suelo. Ford se había quedado absolutamente boquiabierto, al igual que Altros, que tampoco había visto nunca semejante nave tan de cerca. Parpadeó varias veces e inmediatamente se puso manos a la obra, teclando sobre la interfaz, desplegando en los monitores una vista lateral de la nave.


"La más importante. Se han traido lo más potente que tenían." comenzó a informar, ya con el auricular conectado, para que pudieran oirle todos los mandos y altos mandos que tuvieran acceso a la frecuencia de dirección de Pandemonium. "Se trata de la Nave Insignia del Imperio de Arcadia. La Joya del Imperio, y cuando digo que es la nave más importante de toda la jodida Arcadia es que ES la nave más importante del Imperio. Solo hay una, y se usa cuando el Emperador quiere hacer gala de su poderío. Pero no es sólo para obstentar ¿eh? Está jodidamente equipada. Estamos hablando de combates a nivel de combate espacial, maldita sea. Primera pregunta señores: ¿qué esperais que tenga toda nave espacial de batalla que se precie?"

Un silencio tímido se hizo en la sala, así que James miró directamente a Hockey, como preguntándole a él. "...¿Escudos?" "¡Bingo!" le señaló.

"Un jodido escudo impenetrable. Eso es lo que es esta nave. Sí, claro, le han instalado algunas baterías y armas, tampoco muy especiales a lo que a nivel ESPACIAL se refiere. Pero a nivel terreste, osea el nuestro, va a ser el equivalente a varios bombarderos. Sí vale, el blindaje búnker podría aguantar, y no habría problema porque nuestras baterías antiaéreas podrían derribarlos, si esto no se tratara de UNA MALDITA NAVE ESPACIAL. Para colmo, si se queda sin escudos, directamente su blindaje es pesado. MUY pesado. La nave es una montaña, lenta, lentísima, que lo único que las únicas maniobras que puede realizar son inclinaciones. No puede moverse, lo cual sería una ventaja para flanquearla si no fuera PORQUE NO TENEMOS FORMA DE HACERLO. ¡ESTA NO ES UNA BATALLA ESPECIAL!" exclamó muy, muy nervioso, y eso que siempre solía estar tranquilo. "Mayor Ansem, ¿me explica usted cómo diantres va a hacerle frente a ese mastodonte espacial sin naves espaciales, sino los insignificantes cazas que tenemos por aquí? Porque estoy seguro de que esta base no está equipada con montones de antenas inhibidoras, ni de que tenéis siquiera tecnologías anti-escudo. ¿He mencionado que como toda nave gorda que se precie tiene cazas para poder defenderse de otros cazas?"

Frunció el ceño y se levantó de la silla. Se puso delante del Mayor Ansem, y le dijo muy muy seriamente:

"Mayor Ansem, no retirarse sería un suicidio a todas luces. A no ser que Pandemonium tenga un arma secreta que yo y toda Business City desconozcamos, esta batalla no puede ganarla. Es una maldita nave espacial, con un escudo designado para bloquear ataques espaciales, y esta es una base terreste equipada con baterías antiaéreas, no antiespaciales."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 254
Experiencia : 152
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Nov 08, 2016 7:45 pm


"Esas son palabras sabias que deberían ser escuchadas. Vuestra rendición incondicional nos evitaría a todos un inútil baño de sangre."

Una inesperada voz profunda resonó por toda la sala, por los altavoces. James miró directamente en dirección a Hockey y Mami. La chica levantó las manos como diciendo  '¡Yo no! ¡Yo no he sido!' y Hockey, que estaba muy enfrascado con los controles exclamó rápidamente "¡Lo he conseguido! ¡Mayor Ansem! ¡James! ¡He abierto un canal de comunicación con Arcadia!" se giró entonces hacia ellos todo sonriente. Luego vio que el canal era solo de audio y no había video en pantalla. "¡Oh!" tras pulsar unos botones, abrió también la transmisión de video. Había varias interferencias visuales y auditivas, el sonido no era claro ni tampoco la imagen, ya que habían tenido que improvisar un transmisor híbrido con una gema. De hecho era todo un milagro que aquello funcionara, y el mérito no era de Hockey, desde luego, sino de James Ford y su ingenio Mac Giber. De hecho, realmente el mismo James murmuró entonces que no esperaba que fuese a funcionar aquello 'tan bien'. Se apartó entonces y volvió a su silla, empezó a escribir un texto que luego pasó a otra pantalla holgráfica diferente, una que se posicionó justo al lado de la del Juez Imperial. Esta contenía datos escritos por James ahora mismo sobre el Juez.





Citación :
Juez Zargabath

INFORME DE JAMES FORD:
Citación :
"Moderado y profesional, el Juez Zargabath es un general de la vieja escuela: profesional y serio, vetusto, con años y años de experiencia en liderazgo, burocracia, estrategia y táctica. De tropas y de naves. Para ser un especialista táctico no es un tipo belicoso, prefiere las soluciones limpias y rápidas. No como Bergan... o Ghis, que se les va un poco la pinza. Él es un tío de los que le gustan, Mayor Ansem. Leal al país, al país de verdad y no al cabecilla que lo controle. A la idea del Imperio, a sus gentes y a sus nobles por igual. Al Imperio y por extensión al Emperador, al Emperador siempre y ante todo. No a las familias, no a los nobles, no a los ministros ni al consejo. No es un tio que combata directamente, pero dicen que si fuera necesario sería capaz de pilotar él mismo cualquier nave con tanta pericia como sus pilotos. Yo no lo creo, no obstante. Al menos esa última parte, pues es un hombre que cree en su gente, en sus soldados, en sus pilotos, y aunque sabrá pilotar, seguro que no ha puesto al mando de su nave, y la nave más importante del Emperador a un mindundi, eso desde luego."

El Juez permaneció en silencio uno segundos mientras miraba a Ansem, tiempo suficiente para que James pudiera escribir eso y Ansem leerlo, aunque desde luego que el Arcadiano no podía ver qué escribian, sólo podía ver a Ansem con bastante zoom, igual que Ansem sólo a él. Altros era más bajito que Ansem (que como anciano ya era viejito, así que solo se le veian las orejas de gato y un montón de pelo).

Finalmente, el juez se quitó el casco, y con una seriedad inmutable, actitud formal y respetuosa se dirigió hacia Ansem.


"Imagino que le habrán informado, si es que no me ha reconocido directamente. Soy Zargabath, Juez del Glorioso Imperio de Arcadia. Llevo más de treinta años en mi puesto y en mi vida había sido testigo de semejante despliege de fuerzas para atacar a una sola base militar. Pero los crímenes de los que se le acusa a usted, Ansem, y a su ogranización, Pandemonium, son también los más altos crímenes que puedan cometerse contra el Imperio. Altra Traición. Ni más ni menos que el asesinato de dos miembros de la Casa Real, el Emperador y el Príncipe Heredero, además de ser sospechoso de la desaparición del segundo hijo. Deponga las armas y entréguese y yo mismo le garantizo a usted y sus hombres que tendrán un juicio justo."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   

Volver arriba Ir abajo
 
... Donde todo terminó.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: Dreamland :: Cavernas Yogur - Ratonera de los Squeakers-
Cambiar a: