Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 25/9/2017 ✪
Ahora el fondo no se repite ni mueve al hacer scroll.

Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
Prueba del Alma: Kablo
El Dia antes del Progreso!
¡Una cita a ciegas!
-QUEST- El Tren Infinito
Buscando empleo en la Posada del Viajero
Una salida entre amigos
Nacido de un Sueño
Día de Kablo
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
-Artículo- La flecha del destino
Últimos temas
» [Artículo] Se busca compañero de piso
por Mirmica Jue Nov 02, 2017 11:12 pm

» Una gasolinera al pie de la montaña
por Kablo Noreyino Mar Oct 31, 2017 10:51 pm

» -ARTÍCULO- ¡Tita Basteeeet!
por -Bastet- Sáb Oct 28, 2017 8:27 pm

» X marca el lugar
por Admin Bombermans Sáb Oct 28, 2017 7:12 pm

» Una salida entre amigos
por Shantae Sáb Oct 28, 2017 6:58 pm

» La Gran Universidad de Dreamland
por Waddle Dey Mar Oct 24, 2017 10:35 pm

» La esperanza es esa cosa con plumas
por Sparrick Vie Oct 20, 2017 4:11 pm

» -QUEST- El Tren Infinito
por Sparrick Jue Oct 19, 2017 1:43 pm

» Día de Kablo
por Kablo Noreyino Lun Oct 02, 2017 3:07 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 ... Donde todo terminó.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 01, 2016 12:23 am

¿Cuanto tiempo había pasado ya...? Desde que Weiss se liberó de su influencia. Desde que Aizawa Rosch le otorgó este nuevo cuerpo. Desde que encontró a Hans, Altros, y Cuervo. Desde que fundó este proyecto sin igual... Desde que creó... Pandemonium. ... Hmm... ¿Cuanto, cuanto tiempo...? Y verdad fuese dicha, que no tenia ni idea. En su memoria todo había sucedido tan deprisa, que muy pocas veces se paró si quiera a planteárselo. Simplemente, continuó adelante. Reclutando soldados, potenciando su flota, expandiendo su base, y por encima de todo... calentando las llamas. Preparándose para la próxima gran Guerra, para el próximo gran conflicto que asolaría la tierra. El ataque en la Base de Arcadis no seria suficiente... ¡Debían crecer mas! ¡Alimentarse de todas las escaramuzas posibles! Con tal de contemplar aquel infierno en la tierra. Con tal... de deleitarse en su cruenta poesía. Por lo tanto, aunque un año transcurrió desde los eventos de Naselia y el rescate de April Wilsh, el Major Ansem había permanecido prácticamente igual que el primer día. Sus objetivos y metas intactos, su férrea voluntad ilesa, y su visión de un mundo en llamas creciendo con cada dia que pasaba... Pandemonium se expandía, y con ella, todos sus sueños e ideales.

... ... ... O al menos, así había sido hasta ahora. Ninguna diferencia, hasta estas ultimas tres semanas. Hmph... algo raro comenzó a suceder con Ansem, en un principio, nada demasiado preocupante. Simples mareos de cuando en cuando, visión borrosa, perdida de equilibrio, y creciente cansancio. Los doctores de la base le recomendaron descansar, no detectando ninguna enfermedad o problema fisiológico... Y sin embargo, dichos síntomas no hicieron mas que multiplicarse, tornando el cansancio en debilidad, y la debilidad, en autentica fatiga... llevándolo al limite de pasar días enteros dormido, sin control alguno sobre cuando o como despertar. A veces, enterándose de que se había desmayado en medio de un discurso. O que sin haber recibido daño alguno por parte de sus enemigos, sus signos vitales caían en picado, cayendo debilitado...

Por supuesto, nada de esto era de conocimiento publico en su ejercito. Una milicia, que pese a haber comenzado como un simple grupo compuesto de criminales, prisioneros, y perros de guerra... hoy en día ya superaba los 2500 soldados. Atrás quedaron los tiempos de reclutar mercenarios, cuya única lealtad recaía en el dinero, o de utilizar las tropas ofrecidas por Aiza, cuya efectividad, venia en mano de una frialdad que ni él disfrutaba. Ahora, todos eran parte de una misma familia, con veteranos cuidando de los novatos, y expertos en cada campo, haciendo de aquella base militar subterránea, un lugar al que llamar hogar. Una familia... que aceptó los violentos ideales de Pandemonium. ¡Una familia! ¡Que había aceptado a Ansem como único guía! ... ... Así que, cabía al final preguntarse... ¿Que ocurriría si la verdad salia a la luz? ¿Que pensarían...? ¿Que decidirían...? Si se enteraban de que su preciado líder... director de aquella infernal orquesta...

¿Estaba muriendo?




Si... Tal vez no quería cavilarlo demasiado, ni hablarlo en voz alta delante de sus mas cercanos subordinados... y aún así, lo sabia perfectamente. Ya desde el primer desfallecimiento, en medio de una importante misión en el Desierto Soleado, supo que a que se debía todo esto. Que su hora, se hallaba próxima. No pudiendo otorgarse el lujo de sorprenderse, pues en el fondo, llevaba esperándolo desde el mismo comienzo. Aiza se lo advirtió, los científicos se lo advirtieron. Todo, culpa de su alma... Descrita por ellos, como un cúmulo sin forma, incoherente y confusa, que poco a poco se estaba desgarrando y rechazando a si misma. Aunque le diesen un nuevo recipiente que habitar, un nuevo cuerpo, resistente, moldeable... eso no evitaría que su alma buscase autodestruirse. Y que con ella, toda su existencia... desaparecería para siempre. No había manera de solucionarlo, ni de curarle, ni siquiera de aliviar los síntomas... ... ¡Jeje...! O mas bien, ¡Podía hacerse! Pero para ello habría que extraer el elemento que causaba a su alma actuar de aquella manera, y dadas las circunstancias... ¿Cual era este elemento...? ¿Si no su propio espíritu corrupto? ¡Jajajaja...! ¡¡AJ AJ AJAAJAJAJA!! ¡Promovía el Caos y el conflicto! ¡Y dentro de si mismo...! ¡Justo eso sucedía! ¿Que irónico... verdad? Jejeje... Je... Je... ... ... ... Huh.

Podía aceptar su propia muerte, no tenia ningún problema al respecto. De hecho, Altros ya estaba al tanto de todo, conociendo los detalles desde el mismo momento en que él lo supo. Ademas, cada cabo que pudiese quedar suelto en caso de una muerte repentina, llevaba atado también desde aquel entonces. April Wilsh heredaría el ejercito, las tropas, y el titulo completo de Major. La responsabilidad. La misión. Y toda la responsabilidad detrás de Pandemonium. Pues ella era la mas adecuada para sucederle, y a la que mas preparó, mental, y físicamente... Hm... Con lo cual, incluso si consciencia se perdía para siempre, moriría... feliz, sabiendo que su legado quedaría en buenas manos. Y que aquel mundo que ahora pisaba, tarde o temprano, como él haría pronto... seria pasto de las llamas, regresando a las cenizas.


. . .


... Y sin embargo, aún teniéndolo todo tan claro... ¿Por que no dejaba de sentir que algo estaba mal? Que parte de todo esto, que parte... de lo que había hecho... ... No... ¡Que todo...! ¡Todo! ... ... ¿No era gracioso? ¿Que estaba...? ¿Mal? ... ... ... No lo entendía. No entendía de donde venia este sentimiento percibía. Una emoción que llevaba sin palpar desde... ... no recordaba cuanto. ¿Así que por que? ¿Por que tenia dudas? ¿Por que la intranquilidad? ¿El malestar, la confusión...? ¿Por que...?



¿Toda esta melancolía?


. . . . . . . . .

. . . . . .

. . . .

. .

.





''... ... ... ¿Huh...? ¿Pero... que...? ... ... ¡Urgh...!'' Bajo el incesante pitido del intercomunicador, Ansem abrió lentamente su ojo, despertando de una vez de aquel pesado sueño que le había dado. Algo confuso, molesto, y no pudiendo evitar gruñir y carraspear con un par de tosidos... Pero aún así, desvelándose del todo. No tardado demasiado en alzarse, tomando su bastón, y echar a andar paso por paso a la próxima mesa, en las que tras apretarse un poco la frente, fruto de las migrañas que aún padecía, tomó el aparato, pulso el botón... y acepto la llamada. ''Aquí el Major... Major Ansem... ... ¡Cough, cough...! ¡¡COF, COF, COF!! ... ... ¡Umph! ¿Que sucede?''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 254
Experiencia : 152
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 01, 2016 4:20 pm

@Ansem escribió:
Atrás quedaron los tiempos de reclutar mercenarios, cuya única lealtad recaía en el dinero, o de utilizar las tropas ofrecidas por Aiza, cuya efectividad, venia en mano de una frialdad que ni él disfrutaba. Ahora, todos eran parte de una misma familia, con veteranos cuidando de los novatos, y expertos en cada campo, haciendo de aquella base militar subterránea, un lugar al que llamar hogar. Una familia... que aceptó los violentos ideales de Pandemonium. ¡Una familia! ¡Que había aceptado a Ansem como único guía!

{La secta la puedes dejar si quieres no pasa nada y has hecho un bonito tema y todo, pero pregunto, ¿No era eso de lo de que los soldados sean una familia lo que querías hacer con Aiza Big Boss? ¿No se pisa un poco? ¿Te da igual que sea un poco lo mismo?}

Citación :
El ataque en la Base de Arcadis no seria suficiente... ¡Debían crecer mas! ¡Alimentarse de todas las escaramuzas posibles!

{Veo que te refieres al tema del Resurgir de la Leyenda. ¿Entonces oficialmente Ansem ha traicionado a su aliado Arcadis? ¿No queda mejor que sea Arcadis quien traicione a Ansem, en base a que la IA quiere eliminar a los posibles aliados de Aiza?}



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Cuervo-
Vengadora de Naselia
avatar

Mensajes : 2
Experiencia : 2
Fecha de inscripción : 30/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 01, 2016 4:21 pm

"¿Mayor Ansem? Al parecer tenemos un intruso del Comando Pop'Star en el hangar. " era la voz de la Mayor Cuervo, al teléfono. Su segunda al mando, pero con el mismo rango que él. La heredera de Pandemonium, si a él le pasaba algo. Aquel día, si mal no recordaba, ella estaba realizando pruebas de vuelo con el personal de los cazas. "El Capitán Hans dice que tiene la situación bajo control, pero estoy en el aire, a varios kilómetros y no voy a poder volver a la base hasta dentro de aproximadamente media hora. ¿Puede encargarse?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 01, 2016 7:20 pm

''¿Un intruso? ¿Del Comando Po-? ¡COUGH, COUGH, COUGH...! ¡UAGH! ... ... ¿Del Comando Pop Star?'' Repitió Ansem nada mas escuchó la noticia de su sucesora, no pudiendo evitar unos cuantos tosidos de mas, golpeándose el pecho con el puño cerrado. ''Huh... ¿Que demonios hacen esos... 'Heroes', metiendo sus narices en nuestro hogar? ... ... De hecho... ¡¿Como demonios conocen nuestra ubicación?! Se suponía que este lugar era secreto...'' Y no exageraba al pensar aquello ultimo. Aquel asentamiento le fue entregado personalmente por Aiza Rosch, cuando aún eran buenos aliados, y Pandemonium tan solo era un sueño loco sin concebir. Un bunker militar subterráneo, que luego ellos expandieron y modificaron, convirtiéndolo en lo que era hoy en día. Y tan bien camuflado entre las grietas de Pradera Yogur, ¿Que en que mente cabía que alguien les encontrase? Mas tratándose... de los inútiles del Comando. ''... ¡Tsch! Si fuese un día común ordenaría a disparar a matar... ... Pero tu no estas presente, mi querida Fräulein... Así que seria aburrido finalizarlo tan deprisa. ¡Jajaja!'' Risa con la que apretó la empuñadura de su bastón, colocándose con la otra mano el visor de su ojo derecho. ''Muy bien, Major Cuervo. Me ocuparé personalmente de nuestro... invitado. No tengas prisa por regresar, pues estas nunca son buenas. ¡Cumple tu misión! ¡Y vuelve al nido sana y salva! Como siempre... tuya es mi suerte. Corto y cierro.''

Concluyendo la llamada, el anciano Ansem soltó el transmisor sobre la mesa, dejando escapar un profundo suspiro de entre sus labios, mezcla de cansancio, aunque también de animo. De enfado, aunque también de alegría. Y de rabia, aunque también de satisfacción... Pues habiendo pasado un año repitiendo los mismos eventos, una y otra vez... aquella intrusión podía resultar tanto una decepcion, como un regalo caído del cielo. Siendo el desconocimiento... ¡La sorpresa de lo que le acontecía el destino...! Lo que mas entusiasmaba su moribundo corazón. ''Jejeje... ¡Jajaja...! ¡¡AHAHAHHAAHHAA!! ¡¡AAAALTROS!!'' Acabo gritando, entre potentes risas, girando sobre si mismo tan deprisa, que casi pareció haber rejuvenecido veinte años. De hecho, hasta su rostro se veía entonado, dibujando una mueca sonriente, sonriente y marcada, en lo que echaba a andar al centro de la habitación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Sáb Oct 01, 2016 7:47 pm

Jijiji.

Aquel era el día.

Casi se sentía culpable. Casi. Porque sabía lo que iba a pasar aquel día. Bueno, no, no sabía lo que iba a pasar aquel día, pero sí lo que iba a pasar AHORA. Bueno, no AHORA exactamente, sino dentro de unas horas. O una hora. O media. ¡DABA IGUAL! Lo cierto es que aquel sería el día donde todo terminaría. "Hoy es el gran día, Mayor Ansem." compartió con una gran sonrisa, saliendo de un agujero en el espacio-tiempo justo a la derecha de Ansem, después de que le llamara. "¡El gran día y el peor día!" le agarró de las manos con una mezcla de entusiasmo y tristeza en su rostro. "También lo ha percibido ¿verdad? El cambio que andabamos esperando. ¿Para mejor? ¿Para peor? No puedo espoilarle, aunque le sugeriría que se preparara siempre para la peor de las circunstancias. Uy, no debi decir eso. O tal vez sí. ¡Jijiji!" El nekoboy le soltó y se sentó en la mesa, con una mano sosteniendo la otra.


"Hoy es un día en el que por fin habrá orden, y no tengo ni idea de qué consecuencias traerá esto. ¡No tengo ni idea! Podría perderle, o usted a mí, dependiendo de cómo se juegen las cartas, cartas repartidas por el caótico azar. ¡Hoy es un día en el que conviene vestirse de gala, ¿no le parece a usted? ¡Debería vestirse de gala! ¿Debería vestirme de gala? Oh no no, ¡debería vestirme de gala MAÑANA y no hoy! ¡Pero usted debería hacerlo HOY, y no mañana! Oh... oooh... ¡O mañana también!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 03, 2016 8:44 pm

Su mueca sonriente se extendió al ver aquella grieta dimensional, emergiendo de ella su fiel teniente, consejero, a veces ayudante, otras tantas amante... Altros. Aquel al que le debía tanto, tanto... ¡Tanta diversión! ¡Tanto disfrute! ¡Tanto placer disparatado de todas las clases imaginables...! ¡JAJAJAJA! {Malditasea,quetienelasrodillasrojas} Siendo instintivo, que lo primero que hizo al verlo, fuese acercarse a él y darle unas cuantas palmadas en la cabeza, a lo que asentía tan satisfecho como tranquilo, a todo lo que el gato cósmico eufóricamente le contó. ''Lo se, lo se... Ambos sabíamos que este día llegaría... este fatídico, pero al mismo tiempo esperanzador día... Este en el que todo nuestro trabajo seria puesto a prueba. Todos estos meses de entrenamiento... Todos estos soldados, vehículos, y recursos... ¡Todo cuanto hemos creado! ¡Todo cuando hemos fabricado...! ¡Todo...! ¡TODO! ¡PUESTO A DISPOSICIÓN DE UNA ULTIMA GRAN ORQUESTA! ¡Jejeje...! Que tal vez acabe en gloria... o puede que decepción... ... Pero cuyo resultado, SIN DUDA, sera decisivo. Para ti. Para mi. Y para Pandemonium en general.'' Al fin y al cabo, era esto lo que habían acordado, ¿Verdad? O mas bien... compartido en interés. Generar caos y conflicto, sin realmente buscar simple y banal victoria. Perder, sufrir, morir... tenia su gracia, no pudiendo Ansem evitar reír por lo bajo ante el peculiar pensamiento, la posibilidad de ver... arder, su gran proyecto hasta las cenizas.

''... Pero aún así... No debemos apresurarnos.'' Afirmó con seriedad, y mientras que Altros se subía a la mesa, él se dirigió a su armario, abriéndolo, sacando del interior su impecable, y reconocible capa capa negra. ''Tus predicciones... podrían ser equivocas, ¿Verdad? ¡Ese futuro que has visto...! Ese... eventual momento... Tal vez no sea tan exacto a como dices ver.'' Capa que en seguida se colocó sobre los hombros, enganchándola al traje, comenzando a ajustar su largo cuello. ''Si de algo me ha servido lo que sucedió en la Base de Arcadis, es de prueba para dicha inexactitud... Huumm... Que el futuro no esta del todo escrito. ¡Que NOSOTROS! ¡Miseros mortales...! ¡Lo dibujamos con cada acción que tomamos...! Y que solo pequeñas muescas, ecos de nuestros actos presentes... Son lo que tu ves.'' Acabando por darse la vuelta, lento, pero seguro... transmitiendo aquel sentimiento de tranquilidad absoluta, en el que con la prenda puesta, cubriendo su boca... casi hasta pareció alguien superior. Un hombre que a pesar de conocer el destino que le esperaba, estaba dispuesto a continuar hasta el final, sin dudas en su mirada, ni temores en su postura. Apretando con fuerza la empuñadura de su bastón, dando un seco golpe al suelo metálico... y tras un ultimo suspiro... ... mirando fijamente a Altros. ''Pues si este es el ultimo momento que vamos a pasar juntos... Me aseguraré de que lo recuerdes por toda la eternidad. Te divertiré... te entretendré... ¡Buscaré y hallaré la manera de sorprenderte...! ¡De ilusionarte para todo aquello que esta por venir...! ¡Jajajaja...!''


''Pues aunque yo muera hoy... Me desvanezca... Y regrese a la tierra como cenizas...''
''Las llamas de mi legado continuaran.''
''Devorando. Destruyendo. Arrasando con todo.''




''... Hasta no dejar nada.''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 03, 2016 9:31 pm

"Efectivamente, así es Mayor Ansem." respondió Altros, asintiendo solemnemente. "Suelo decir que el futuro cambia tanto como el pelo de uno al levantarse por la mañana." añadió, bajando de la mesa para posicionarse detrás de él y ayudarle a ponerse la capa. Le entregó el báculo que solía llevar, también, y le cepilló el pelo con sumo cuidado. Después, le ajustó bien los botones del traje y la capa, mientras que Ansem decía

Citación :
''Pues si este es el ultimo momento que vamos a pasar juntos... Me aseguraré de que lo recuerdes por toda la eternidad. Te divertiré... te entretendré... ¡Buscaré y hallaré la manera de sorprenderte...! ¡De ilusionarte para todo aquello que esta por venir...! ¡Jajajaja...!''


''Pues aunque yo muera hoy... Me desvanezca... Y regrese a la tierra como cenizas...''
''Las llamas de mi legado continuaran.''
''Devorando. Destruyendo. Arrasando con todo.''




''... Hasta no dejar nada.''

El chico gato entrecerró los ojos y le sonrió. "Ojalá que así sea, Mayor Ansem. Ojalá que así sea." Entonces le dio un fuerte abrazo, y permaneció así durante un pequeño rato. La habitación de Ansem no tenía puertas, ni ventanas, se trataba de un cubo hueco y mazizo, al que solo entraba el aire por unas rejillas de ventilación, por las que no cabía ninguna persona. Así que Ansem acostumbraba a llamar a Altros, quien siempre lo sacaba de la habitación atravesando las paredes, como si sencillamente no estuvieran ahí. A veces le agarraba de la mano, otras sencillamente lo empujaba, y algunas pocas el nekoboy se ponía cariñoso y lo hacía de forma romántica. Sin embargo, aquella vez, el abrazo duró un poco más. Prácticamente, era como una despedida adelantada. De repente Ansem se dio cuenta de que el chiquillo de hecho estaba llorando, muchas emociones juntas, no hacía falta preguntar por qué. Miedo, felicidad, angustia y anticipación... Muchas, muchas emociones todas juntas.

Normalmente, Altros le hubiera sacado de la habitación y ya está, pero por alguna razón, le llevó hasta el hangar directamente. Tal vez sabía que no había tiempo, y que cualquier segundo que pudieran ahorrar, mejor. Una pregunta no para de darle vueltas a la cabeza al pequeño. Una pregunta que eligió no hacerle a Ansem, y no cuestionar su seguridad frente a aquel deseo, pues sabía que era importante para él. También para Altros. Una pregunta: realmente... ¿se perpetuaría de verdad ese legado, o quedaría convertido en polvo?

Solo el tiempo lo diría.

"¡Ya estamos en el Hangar, Mayor Ansem!" exclamó sonriente y alegre de nuevo, secándose las lágrimas con el dedo. "¡Mirad, mirad! ¡Ahí delante, en la otra punta!" señaló poniéndose una mano en la frente como para ver mejor. "¡El Capitán Hans y... uh...! ¿El miembro del CPS? Qué cosa más extraña, en mi visión era Master Kirby, no... uh.. James Ford."

"¿Sigue siquiera ese tío en el Comando Pop'Star?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 03, 2016 11:14 pm

Hace menos de diez minutos


La mejor manera de infiltrarse, o al menos, la especialidad de James, era hacerlo siempre a simple vista. Un par de identificaciones falsas, un descaro impresionante, un trabajado estudio previo y poco más hacía falta para infiltrarse en cualquier base de cualquier enemigo. Y aquello siempre daba resultado, por lo que cuando, tras quitarse el casco vio frente a él a Hans Deng, supo que aquel era uno de esos días. Uno de esos días en los que por un cúmulo de circunstancias en su contra, ya fuera mala suerte o incompetencia de sus aliados (especialmente le pasaba cuando le echaba una manita al CPS) toda la experiencia no valía para nada y las cosas salían mal de verdad. Acababa de infiltrarse y ya le habían pillado. Hans Deng, delante de sus narices, mirándolo con los ojos muy abiertos en profunda sorpresa.


James suspiró. Negó con la cabeza y miró a los ojos a Deng. Luego extendió simultáneamente una mano hacia la izquierda y la otra hacia la derecha, mientras se inclinaba levemente hacia delante, en una especie de saludo y provocación al mismo tiempo. Y Hans Deng echó a correr hacia él.

James sonrió. Desenfundó su revólver, y empezó a hacer su acostumbrado juego de manos con él. Y luego sacó un segundo, y empezó a moverlo con la otra mano, y luego empezó a cambiarlos de mano. ¿Quién era el gato, y quién el ratón? ¿Quién realmente estaba acercándose, la presa, o el cazador? Movía ambos revólveres de mano a mano y de dedo a dedo con absoluta gracilidad y destreza, hasta el punto de que lo hizo tan rápido que Hans ya no podía ver en qué mano ni dedo se encontraba.

Inmediatamente los disparos comenzaron. Una bala rozó la mejilla de Hans, otra le dió en el hombro y otra en la pierna, pero para sorpresa de James, Hans Deng no dejó de correr. Inmediatamente frunció el ceño y dejó las florituras, y comenzó a dispararle completamente en serio, eso sí, evitando los puntos vitales. Era un blanco fácil, aunque había que reconocerle que unas cuantas balas las esquivó, y eso era todo un logro en sí mismo. De todas formas... ¡seguía corriendo! ¿¡Desde cuando tenía semejante constitución el tío!? ¿¡Había estado tomando esteroides!? De algún modo, parecía que el paso de los años no hubiera pasado por Hans. Al contrario, estaba más fuerte, más fuerte de lo que le había visto nunca. ¡Imagina si hubiera sido así en los tiempos mozos!

Pero se acabaron los juegos. Levantó una pistola y... disparó al aire.

La bala había cortado las cuerdas de una grúa que sostenía una viga. En pocos segundos, perfectamente calculados, una enorme viga cayó sobre la espalda de Hans. Tirándolo al suelo y noqueándolo. ...Esperaba no haberle hecho demasiado daño. No quería matarlo. Se acercó a él para asegurarse de si su amigo estaba bien. Y si no era así, le aplicaría los primeros auxilios y saldría de allí corriendo como alma que lleva el diablo. Después de todo, tenía una misión que cumplir.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Capitán Hans-
Exjefe de la Policía Secreta
avatar

Mensajes : 3
Experiencia : 3
Fecha de inscripción : 30/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Lun Oct 03, 2016 11:46 pm

Hans Deng acostumbraba a patrullar por aquí y allá, paseandose por toda la base. No esperaba encontrar nada realmente, sencillamente lo hacía porque era su forma de relajarse, dar un paseo, ver si todo iba bien y si necesitaban ayuda de su superfuerza en alguna parte. Así que cuando se topó delante de sus narices a James Ford, recién salido de una nave caza que acababa de aterrizar en el interior del Hangar, Hans Deng se quedó completamente paralizado, mirándolo, parpadeando, sin creerse lo que estaba viendo.


...


............

James Ford


En primer lugar, se alegraba de volver a verle. Mucho. Hans y James habían sido, después de todo, muy buenos amigos en el pasado. Mejores amigos. Los oficiales Deng, Mayne y Ford eran conocidos como el Azote de Business City, ya que los tres trabajaban codo a codo en la lucha contra el crimen, al servicio del Gobierno de Business City, como miembros de la Policía Secreta de la ciudad. Se habían confiado sus vidas el uno al otro y nunca se habían fallado. Hans era el agente de campo, James el agente infiltrado y Fremont era el agente responsable y coordinador de ambos. Cuando la vida del Presidente corría peligro, los tres estaban ahí para encargarse de las operaciones de contraespionaje y defensa del Presidente.


Hasta que un día James Ford les traicionó a todos, y estuvo a punto de asesinar al Presidente de Business City.



//Tema VS James Ford (2)//

Odio. Odio y rencor en el segundo lugar, ira, furia, sed de sangre, sed de justicia. Sus instintos caninos le decían que lo matase. ¡QUE SE VENGASE AHÍ MISMO! Le habían cargado la culpa del asesinato a él, voluntariamente, sí, pero aquello no quitaba que James fuese el responsable directo, o una parte muy importante, de los motivos por los que había caído en desgracia. Y seguiría en completa desgracia si el Mayor Ansem no le hubiera rescatado. En cuanto vio a James en las instalaciones de Pandemonium, infiltrado en la base delante de sus narices, supo que no podía dejarle escapar, bajo ningún concepto.

...Pero no porque quisiera matarlo realmente, no. No dejaría que la bestia dominara al hombre, que el salvaje dominara al civilizado.

.............Tenía que capturarlo porque si no, James Ford haría lo que había venido a hacer allí.


..............................Y de algún modo, lo sabía. Sabía perfectamente a lo que su excompañero había venido. No podía permitirlo.


..................................Pudo evitarlo la primera vez. Y lo evitaría una segunda.



..................................................No dejaría que asesinase al Mayor Ansem.


Echó a correr con todas sus fuerzas. Activó el pinganillo, e informó inmediatamente a la Mayor Cuervo de que estaban en máxima alerta, que un miembro del CPS se había colado en las instalaciones de Pandemonium, en el Hangar, y que estaba en proceso de capturarlo. No sabía si seguía en el Comando o no, pero era la forma más fácil y rápida de explicar la urgencia de la situación. Informar a su superior le distrajo, provocando que más de una bala le impactase, además de que la puntería de James seguía siendo tan precisa como siempre, no había empeorado con el paso de los años. De igual forma, Hans tampoco se había quedado atrás.

Había conseguido dominar a la bestia de su interior. Aceptarla, dejar de reprimirla, dejarle su sitio en su psique, dejar que fuera parte de él, y no otra personalidad separada. Se lo debía al Mayor Ansem. No iba a fallarle. No dejaría que lo matasen. Cada vez estaba más cerca de James, hasta el punto de que éste había dejado las florituras a un lado y empezado a disparar de verdad. Pero aunque las balas le impactasen, el Capitán Hans continuó su carrera. Su sangre hervía, su corazón latía cada vez más fuerte, y sus músculos empezaban a hincharse. Sus ojos se tornaron rojos, y el vello de su piel comenzó a erizarse.

Se estaba transformando en Hombre Lobo una vez más.

Una viga cayó sobre sus hombros, tirándole al suelo y noqueándolo en el acto. Pero la transformación ya había empezado, y cuando James se acercó y le echó encima un spray mezcla de poción roja y naranja, Hans Deng se levantó de inmediato, completamente transformando en hombre lobo, soltando un bramido mitad humano y mitad bestia. Estiró el brazo lleno de pelaje gris y le agarró del cuello, levantándolo, apretujando cada vez más y más fuerte.

¡¡JAAAAMESSSSS!! gritó el hombre lobo, enseñando los dientes con furia, estrujando, estrujando al traidor...

Hans parpadeó. Sus ojos volvieron a su color celeste, y el Capitán Hans soltó a James, dejándole que tosiera y se recuperara, para luego levantarle de la camisa.


"COUGH... COUGH... Yo también me alegro de volver a verte, amigo mío...
...Te veo un poquito cambiando... ¿has estado llendo al gimnasio, tal vez?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 12:06 am

Tras su decidida y concluyente respuesta, Ansem permaneció pensativo, con el ojo puesto en ningún lugar particular, simplemente... mirando al infinito, dejándose llevar por las locas e infinitas posibilidades que aquel día guardaba en su regazo, desconocidas incluso para alguien de la talla de Altros. ¿Cual seria el resultado? ¿Cual si quiera el desencadenante? Hmm... Sin duda, con tanto en juego, con tanto interés en que aquello terminase como deseaban... Las dudas se acumulaban, igual que la sorpresa de un futuro sin dibujar. ''... ¿Uh?'' No por nada, comenzando con aquel repentino abrazo, el Major parpadeó en asombro, dejándose estrujar y estrujar por el pequeño rubiales, antes de acabar suspirando... comenzando a acariciar su cabeza. Pasando los dedos entre sus orejas, rascando y palmeando con cuidado, cariño, afecto... aunque también respeto. Pues en el fondo, pese a toda esa densa nube de locura caótica... ambos se apreciaban el uno al otro. Por lo que eran. Por lo que habían hecho. Y por lo que podrían hacer en el futuro... ... ... en caso de que todo saliese bien.

''... ... Hmph...'' ... Si... Tal vez a Ansem no se le escapó ninguna lagrimilla, ni rompió del todo su estoico rostro... pero eso no evito que entendiese perfectamente la reacción que Altros tuvo, y que en lo mas hondo de si mismo, en aquello que podía considerar todavía un corazón... hasta lo compartiese. Su lastima, su miedo... su desconcierto... Sentimientos que le recordaban que debajo de esos nombres, de esos actos, de esa piel de monstruos y demonios... seguían siendo personas. Hans, Cuervo, Altros, e incluso él... Sentimientos que... no debía olvidar... porque... ... porque... ... ... ...... ''... ... ... Tsk.'' ... ... ... Tal vez... tal vez se estaba pasando de melancólico, ¿Verdad? Ya hasta empezaba a dolerle la cabeza... ... ¡Ugh...! ¿Por que demonios se estaba volviendo tan blando de repente?

Pero en fin... fuese por un motivo o por otro, Ansem permaneció en silencio durante el trayecto hacia el hangar, el cual tampoco fue muy largo, pues Altros directamente comunicó la grieta con este. Pasando con cuidado, guiado con su mano derecha por el gato de Chesire, y apoyado con la izquierda por el bastón, andando y andando... hasta que entonces el Teniente se detuvo, y señalando hacia el frente, apuntó a aquel que debiera ser el intruso del Comando. Un... guaperas de pelo castaño, cuyo nombre debía ser... ¿Master? ¿James... Ford? ... ... No prestó mucha atención, demasiados pensamientos juntos... Así que se referiría a él como 'Intruso', visto que era su único papel en esta obra de teatro.

''¡Cof, cof...! ¡Capitan Hans! Me alegra saber que, como siempre, su labor ha sido de sobresaliente. Buen trabajo.'' Comentó, tanto a modo de saludo como de felicitación, acercándose a paso lento hacia el dúo de hombres, fijando primero la vista en su fiel soldado, para luego pasarla con disimulo hacia inconveniente invitado. ''El lobo ha atrapado a la rata. Una bastante grande y fisgona, deseosa de meter su nariz donde no le llaman, arrastrándose con sus patas hasta lo mas profundo de nuestro agujero... Y si he de ser honesto... ... no hay nada que odie mas que los fisgones... ... ... ¡O bueno, si que lo hay!''



''Verdaderamente, aborrezco las ratas.''


Tan cerca del intruso que estaba, Ansem estiró su espalda hasta mirarlo desde arriba, haciendo chasquear el suelo que su bastón apretaba, generando pequeñas chispas calientes, rozando metal con metal. ... ... Pero eventualmente, dicha postura se relajó, al igual que su gesto y faz, mostrando una pequeña sonrisa cordial. ''... Pero no dejemos que esas trivialidades se interpongan en nuestro camino, ¿De acuerdo? Si nos cuentas que te trajo hasta aquí, mas todas esas preguntas que Hans debería ahora hacerte... ... Tal vez te devolvamos a tu nido. ... ... Y luego le prendamos fuego. ... ¡No lo se! Acabo de despertarme, y me noto un tanto espeso... ¡Jejeje! ¡... Cough, cough...!'' Finalizando con unos cuantos tosidos secos, golpeándose el pecho con la empuñadura del bastón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 12:44 am


Entrecerró los ojos tanto que pareciera que los tenía cerrados. "¡Vaya vaya! El famoso Mayor Ansem, ¿debo suponer? Madre mía, no se parece en nada a como me dijeron que se parecería. Ni tampoco a como decían los rumores. Me dijeron que sería un hombre rechoncho con gafas. Los rumores decían que usted era todo lo contrario, un hombre alto, fuerte y peligroso. ...Bueeeeno, viéndolo más de cerca, peligroso sí que parece, pero lo demás..."

El Capitán Hans soltó un gruñido y agitó a James, instándolo por las buenas a que colaborase, y enseñando los dientes una vez más mientras que sus ojos destelleaban en rojo por unos segundos, haciéndole saber que, si no colaboraba... estaría más que dispuesto a obligarle a hacerlo.

"...Vaya vaya..." repitió, soltando una risita, y abriendo entonces los ojos. "Supongo que la rata se ha quedado sin trucos ¿hum? Hablaré, hablaré." entonces miró a Ansem con absoluta seriedad y frialdad, dándole a entender que no había tortura ni amenaza que le fuese a hacer cambiar de opinión. "Pero sólo diré lo que puedo decir."

¿Qué causa podría valer tanto como para no importarle morir por ella? Viendole así, si que parecía del CPS, aunque desde luego, que lo que había venido a hacer allí jamás lo haría ni aceptaría hacer el Comando.

"He venido a matar a Ansem y a rescatar a Hans Deng, pero parece ser que él no quiere ser rescatado. Y en cuanto a lo primero... Bueno, no puedo decir que haya fracasado... Con todo el respeto, famoso Mayor Ansem... Tiene usted un aspecto lamentable. Heh... Mucho me temo que yo no hacía mucha falta, que digamos..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 2:11 am

Cierto es que el Major era un hombre de muchas caras, como también de muchas facetas y matices... Podía ser un elocuente chaval, capaz de pasar desapercibido en casi cualquier situación. Un robusto gigante, lo suficientemente fuerte como para tumbar de un puñetazo hasta al mismísimo Hans. O como había mencionado James, un simple y sencillo gordinflón, tan carismático como discreto... Pero de entre todas esas formas, esas apariencias, esos cuerpos y nombres idealizados... era este, el de un anciano moribundo, que aún así radiaba mas vigor que muchos vivos... la que mejor representaba como era en realidad. Un hombre, a la par que un monstruo. Un Dios de la Guerra, como también un Demonio del Exterminio... Cuyos hombros cargaban con todo el peso de aquel ejercito, de aquellos muros, de aquella base en la que el 'Intruso' ahora estaba atrapado... Asegurándose Ansem de recordárselo fervientemente, optando por una postura severa, con la espalda recta, apoyando ambas manos sobre la empuñadura de su bastón. Mirando a los ojos de James. Fijamente. Sin desviar la vista ni por un instante. Asintiendo una por una a todas las palabras que escapaban de entre sus labios... Incluyendo aquellas que debería considerar ofensivas... ... Incluyendo aquellas que debieran molestarle en sobremanera... ... .. Optando en su lugar por sonreír cordial.

''Jajaja... ¡Ajajajaja...! ¡Interesante, interesante...! Así que donde tu sigilo te falló, y tu destreza quedó indispuesta, ¿Pretendes ahora aplicar carisma? ... ¡AJAJAJAJAJA!'' Comentó entre potentes risas, cargadas de energía y de entusiasmo, como también de sarcástica ironía. ''¡Ay, ay...! ¡Cough, cough...! ¡Uff...! Si no fuese porque, efectivamente, estoy en las ultimas... Seguiría riéndome contigo toooooda la tarde... ¡Pero tu mismo lo has dicho, ratita! Yo, Ansem, Major de Pandemonium, aquel al que... ¿Has venido a asesinar? ¡Tan solo dispone de unos cuantos ratos entre los vivos! ... ... ¿Irónico, no crees?'' Palabras que complementaba con suaves golpes en el suelo, meciendo el bastón, de arriba a abajo, comenzando a andar un poco, rodeando tanto a James como a Hans, observándolos a ambos.

''Por tanto... Ni yo tengo tiempo que perder, ni tampoco lo tienes tu... Mucho menos a manos de quien ahora te sujeta. ... ... Uhh. Imagino que ya os conocéis, ¿Verdad?'' Cuestionó, sirviendo de respuesta a la ultima afirmación de James. ... Sonriendo otro poco frente a su cara. ''Jejeje... Esa rabia que siento venir de ti, Hans... Tan profunda y personal... ¡Nunca antes la habría imaginado...! ... ¿Y en que lugar te deja eso a ti, ratita? ¿Pretendes decirme que matarme era tu sola prioridad, al igual que salvar a mi preciado Capitán...? ... Pero lo dudo mucho. ¿Pues para que si no presumirías de tanta resistencia...? ¿Tanta paciencia...? ... Ocultas algo. Algo mas que los nombres de quienes te enviaron. ¿A que si...?'' Rebajando su tono suaves susurros... acercándose y alejándose de la oreja de James... sin dejar de caminar. ''Si, si, si... ¡Tal vez desprendas lealtad por tu misión...! ¡Por aquellos con los que trabajas...! ... Pero como yo... ¡Como yo...! ... ... Sigues siendo un pobre mortal.''


''Con la muerte rondando sobre su cabeza.''


... Y nada mas se situó a espaldas del intruso, allí en donde sus ojos no podían verle sin primero virarse, ... Ansem levantó la mano izquierda, y con una fiereza y brutalidad comparable a la de Hans, agarró la cara de James desde detrás. Apretando, oprimiendo su piel... tirando hacia arriba, cruzando los dedos justo encima de sus parpados, obligándolos a permanecer abiertos. A conservar esa mirada tan directa que le echó... ... Para entonces, sin previo aviso... ... dejar que su mano se recubriese por aquella negra neblina. Pura magia oscura.


Citación :
--> Castigo //1PA - 5PM//
Recubre sus puños o su arma con una niebla de color negro, muy espesa, y con aspecto llameante. Esto podría considerarse Oscuridad Pura, y potencia el siguiente ataque físico que se haga. Ademas, la niebla provoca un intenso dolor si entra en contacto con piel ajena, sobretodo si es alguien no adaptado al susodicho elemento, por lo que es muy útil a la hora de torturar.




Su tacto era frio, aunque al mismo tiempo cálido y ardiente... dejando una sensación de creciente quemazón por toda su cara, afectando y extendiéndose en cada nervio y vena, fluyendo hacia los poros de su piel... ... no tardando demasiado en introducirse de lleno en... las cuencas de sus ojos. Dejando una sensación similar a la de un liquido corrosivo, que trataba de abrirse paso al interior de su cabeza. Por supuesto, solo era eso... dolor. No causaría daños físicos reales. Pero a menos que James tuviese un informe de todas esas habilidades que Ansem detentaba... ¿Como iba a reconocer la diferencia? ¿En una situación tan tensa como aquella?

//17PM - 5PM = 12PM//

{Torture ftw. Y pensar que la puse para cuando Ansem iba a ser un Volgin y torturar Kass. D: Menos mal que ahora es waifu (?)}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-James-
I'M CIA
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 7
Fecha de inscripción : 03/10/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 7:23 pm

"¡¡AAAAAAAGGGGHH!!"

¿¡Cómo describir la sensación de ácido entrando a través de tus ojos!? ¡Desde luego que no era agradable, sabía, imaginaba, esperaba, suponía, que NO era real, pero el dolor, MALDITA FUERA! ¡LA SENSACIÓN, ERA TAN HORRIBLE!

Nah, en realidad tenía unos protectores anti magia en forma de anillo en los dedos que-

...


........


¿Qué estás haciendo, Hans? ¡NO SE TOCA! ¿No, nononono... no irás a romperlas, verda-?

"AAAAAH A-A-¡¡AAAAAAAAARGH GHAAAAAAAHH!!"

"¡¡UNA FLOTA!! ¡¡UNA FLOTA DE NAVES DE BUSINESS CITY, Y UN EQUIPO DE ASALTO ARMADO, PARA CUMPLIR LA MISIÓN SI YO LA FRACASO!! ¡¡AAAHHHHGHHH!! ¡¡AAAAAAAHHH!! ¡¡POR FAVORR!!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Capitán Hans-
Exjefe de la Policía Secreta
avatar

Mensajes : 3
Experiencia : 3
Fecha de inscripción : 30/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 7:42 pm

"Suficiente. Por favor, no le mate." el hombre lobo posicionó una garra en el hombro del Mayor Ansem, pidiéndole que cesara con la tortura. Con la mano libre sacó unas esposas, soltó a James lanzándole al suelo sin más, y luego le esposó las manos y arrebató las pistolas. Finalmente, lo levantó otra vez, se lo cargó a la espalda como un saco de patatas, ignorando sus quejas, y se giró al Mayor Ansem. "Si es así, Mayor Ansem, tenemos que evacuar la base de inmediato."

Echó una mirada afilada al Teniente Altros.

"Sabías que ocurriría esto, y cuándo, ¿verdad?"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 7:48 pm


"¿Quien, yo?"


"Pueeeeeeeeeeede..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 10:42 pm

''¡Ahahaha...! ¡Jajajaja! ¡HAHAH AHAHAHAHAHAH AHHAHAHAHA!''

James gritaba, y Ansem reía tras su espalda, ambos a un volumen ensordecedor, chillando como animales, inundando el hangar de un eco salvaje y terrible... Sin duda... ¡Sin duda alguna...! Haciendo disfrutar muchísimo al Major, que con una frialdad digna de cirujano, se tomó su tiempo y libertad con aquel jueguecito. Soltando la cara del Intruso, agarrando en su lugar su nuca, apretando el puño ennegrecido justo encima de sus ojos, dejando que la neblina liquida penetrase hacia su cuencas, inundando su lagrimal, fluyendo por el interior de sus cavidades nasales... A nada de que empezase a respirar y toser oscuridad, poco para que este se extendiese por su cuerpo, como un terrible veneno. Gota a gota, pizca a pizca... Obligándolo a mantener los ojos tanto tiempo abiertos, que estos ya habían comenzado a enrojecerse, culpa del esfuerzo y la presión... E igual que si Ansem buscase conocer el limite de su resistencia, de cuanto sufrimiento necesitaba para desmallarse o sufrir un infarto...  La tortura continuó incluso después de que James revelase la información. Obteniendo como única respuesta una alargada mueca sonriente, bien visible por su seca mirada. Una crueldad sin final. Que se extendió, y extendió, y extendió... ... ... Hasta que Hans le puso la mano sobre el hombro.


"Suficiente. Por favor, no le mate."


''... ... ... Muy bien.'' La misma brusquedad con la que empezó fue empleada para finalizarlo, apartando ambas manos de James, dejándolo caer en brazos de su Capitán, que inmediatamente lo esposó y cargó sobre sus hombros. No obstante, nada de eso pareció interesarle a Ansem, que una vez terminó su acto, se alejó un par de pasos, fijando la mirada en las naves y transportes que allí habían ancladas. Tosiendo con sequedad. ... Suspirando con ironía. ''Cough... Cough... TODOS sabíamos que tarde o temprano esto ocurriría. Que algún día encararíamos una situación como esta...'' Pronunció, en respuesta a la expresión de Hans. ''Que este... ¡Mundo! Trataría de destruirnos, no en una batalla convencional... si no en un exterminio total y absoluto...'' Expresión severa a la que él miró con otra sonrisa, mas tranquila y placida. ''Pues esto es Pandemonium. Hogar de monstruos y demonios. Odiados y repudiados. Despreciados e incomprendidos...''


''Por lo que en respuesta a su terrible, aunque comprensible atrevimiento...''
''... Solo hallaran fuego y destrucción.''


Tal vez empleó una entonación poética, y aún así dejo bien clara cual seria su decisión, remarcándola con un bastonazo en el suelo, terminando por girarse del todo hacia su Capitán y Teniente. ''Si Business quiere luchar, lucharemos en NUESTROS términos. En NUESTRA guerra. Dado que este es nuestro hogar, y es lógico tratar de defenderlo, ¿Cierto, Hans?'' Cuestionó, levantando un poco la mano, abriendo y apretando el puño. ''¡COUGH, COUGH...! ... ¡Ademas, me estoy muriendo...! ¿Que mejor oportunidad de presenciar un espectáculo de tales características? Una ultima orquesta... ¡Presidida por MI! ... Jeje...''

Andando paso por paso hacia Hans, Ansem se detuvo junto a este, mirándolo de reojo, observándolo a los ojos... Antes de posar su mano sobre su hombro. ''No vamos a huir. Lucharemos...'' Declaró, como única y ultima orden, que ambos entendieron que no iba a cambiar. ''Prepara las tropas. Si nuestros atacantes iban a entrar en acción en caso de James fracasara, aún tenemos tiempo de organizarnos antes de que se den cuenta de lo sucedido. Con suerte, hasta que Cuervo regrese...''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Capitán Hans-
Exjefe de la Policía Secreta
avatar

Mensajes : 3
Experiencia : 3
Fecha de inscripción : 30/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 11:21 pm

Aguardó con paciencia mientras Ansem torturaba a James Ford, dejándo al Mayor disfrutar de su lado salvaje como si fuera algo absolutamente normal, ya que para él, de hecho, lo era. Sólo le paró cuando creyó que de verdad había sido suficiente. Después, de esposar a James y cargarlo como un saco de papas, se dio cuenta de que éste había caido inconsciente. Le comunicó al Mayor Ansem con urgencia que debían empezar las evacuaciones de inmediato. Definitivamente tenían que escapar, sí, si se ponían en marcha ahora mismo con la evacuación, tal vez tendrían tiempo para evacuarlos a todos. Bastaría con avisar a las tropas y poner en marcha el protocolo de emergencia y...

...

Cuando Ansem comenzó a dar aquel discurso, gimió como un perrito triste. {:<} Obviamente se intuía la respuesta. No iban a huir, sino a luchar. Sino a defender lo que era suyo. Después de todo, según él mismo al Mayor Ansem le quedaba poco tiempo de vida. Mucho menos del que Hans creía que quedaría. Ese chico gatuno... el Mayor Ansem y hasta James Ford se comportaban como si este fuera el último día de la vida del Mayor, y aquello no le hacía ninguna gracia. ¿Qué sería de Pandemonium? La Mayor Cuervo heredaría su puesto, y su misión. Pero... pero... ¿qué sería de él?

"Con el debido respeto, señor, no creo que sea buena idea. Estamos acorralados, en plenas pruebas de vuelo y las tropas no están listas. Además, su salud está delicada y..."

''No vamos a huir. Lucharemos...''


"..."

''Prepara las tropas. Si nuestros atacantes iban a entrar en acción en caso de James fracasara, aún tenemos tiempo de organizarnos antes de que se den cuenta de lo sucedido. Con suerte, hasta que Cuervo regrese...''

"Sí, señor."

Asintió. Obedecería. O Ansem subestimaba el poder de la ciudad estado de Business City, o sencillamente, estaba preparado para luchar y morir por su gente, y más si aquel era, realmente, su último día. Se preguntaba qué lado de Ansem, qué mitad, había dedicido quedarse a morir con su gente. ¿La salvaje, o la civilizada? Ambas, probablemente. Hans temía más por la vida del Mayor que el Mayor mismo, tal vez porque se había negado a aceptar que los días de este habían terminado.

"Pase lo que pase, Mayor Ansem..." dejó a James en el suelo un momento, cerró los ojos, y empezó a destransformarse lentamente. Después, ya como un hombre de nuevo, le estrechó la mano a Ansem y con la mano libre le dió un corto semiabrazo de dos segundos. "Pase lo que pase hoy, quiero nuevamente darle las gracias. Por... por todo." Unió ambas manos y le dió una reverencia. "Namasté."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
-Altros-
El Gato de Schrödinger
avatar

Mensajes : 7
Experiencia : 8
Fecha de inscripción : 18/05/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Mar Oct 04, 2016 11:34 pm

Sonrió como un niño que adora a los malos mientras que Ansem soltaba su diabólica risa y torturaba a la pequeña ratita. Y no dijo nada, disfrutando del espectaculo. Cuando Ansem empezó a soltarle aquel pequeño discurso a Hans, Altros se aseguró de pulsar el botón de grabado de su smartphone grabadora. Y no dijo nada, disfrutando del espectáculo. Cuando Hans le preguntó si sabía sobre ese asuntó, le respondió con una sonrisa de oreja a oreja, ciertamente dando a entender que sí. Y no dijo nada más, disfrutando del espectáculo.

Verdaderamente, aquel iba a ser un día para recordar. No fue sino hasta que estuvo de nuevo a solas con el Mayor Ansem, que el teniente le preguntó: "¿Y bien, Mayor Ansem? ¿Qué planes tiene? ¿Los aviones llegarán antes de que Cuervo regrese, eso se lo puedo adelantar. ...Lo demás..." levantó ambos brazos. "¡Podría ser cualquier cosa! Las variaciones ya han comenzado, ¿no lo nota? ¿Qué papel tomará el director en su orquesta? ¿Se sentará a esperar el final de la función? ¿Tomará parte? Y si es así ¿cómo? ¡Cuénteme, mi querido Mayor Ansem!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ansem

avatar

Mensajes : 12
Experiencia : 11
Fecha de inscripción : 29/09/2016

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Miér Oct 05, 2016 12:29 am

Ansem sin duda agradeció la sinceridad en las palabra de Hans, tanto antes como después de aceptar su decisiva decisión. Al fin y al cabo, él era su Capitán, miembro de Pandemonium incluso antes que Altros o Cuervo ingresasen, y un fiel compañero dentro y fuera del campo de batalla. Tal era la filosofía que compartían, esa idea de equilibrio entre la humanidad y la bestialidad, que ni siquiera se molestó en convencerle con palabras bonitas, o ideas de que aquel plan saldría a la perfección. No hacia falta. Ambos entendían la realidad de la guerra, del autentico y verdadero conflicto... Y mas en un caso tan especial como aquel, con tanto... ¡Tanto en contra...! La posibilidad de una cruenta derrota era mas que realista. ... Aceptándola aún así. Abrazándola... con todas sus consecuencias. ¿Pues que era un director sin su banda? ¿Y que era esta, sin un concierto en el que tocar su melodía?

''... Hmmm...'' ... No obstante, debía admitir que al verle reverenciar con todo ese orgullo... puesto en sus palabras, en su postura... en el respeto que le transmitió... ... ... Algo dentro de Ansem chasqueo momentáneamente. Algo... profundo, muy profundo. Posible relación con la melancolía que había sentido a lo largo de aquel fatídico día... Y que alterando la expresión de su rostro, de su gesto y mirada... ... El hombre le imitó. Uniendo ambas manos. Apretándolas entre si... E inclinando la cabeza hacia él. ''... Soy...  Yo el que tiene que darte las gracias, Hans. ... De no haber sido por ti... de tu leal ayuda... Pandemonium jamas habría llegado a ser lo que es hoy... Y yo, posiblemente... habría pasado sin pena ni gloria, en este mundo... que... ... ¡Cough...! ¡Cough, cough! ¡COF, COF!''

... Pero la realidad volvía a chocar con su idealismo. Con su debil añoranza... Golpeando su pecho con tanta fuerza, que habiendo soltado el bastón, tuvo que apoyarse en el hombro de Deng para no caerse por culpa de los tosidos. Tardando unos cuantos segundos en recuperar la normalidad, respirando profundo, agitado... ... Pero sonriente. Como siempre, riéndose en la cara de la muerte. ''... Ah... Esta sera nuestra ultima batalla juntos, mi Capitán... ... Sorprendeme.'' Pronunció, en voz baja, cerca de su oído, como una declaración personal, mas que la de un simple jefe hacia su subordinado. ''Quiero ver brillar todo tu potencial. Quiero saber... que este año que hemos pasado juntos... te ha servido para superar tus propios limites. ¡Jejeje...!'' Suaves carcajadas con las que retomó su bastón y equilibrio, dándole unas ultimas palmadas en el hombro, dejándolo marchar a cumplir lo mandado.


Las tropas debían movilizarse... Los demonios debían preparar sus tridentes.


''Eso no importa en lo mas mínimo, Altros... ¡Antes, después...! ¡O incluso en medio del ataque...! Usaremos lo que surja, improvisando al ritmo de la batalla.'' Contestó a la predicción de su Teniente, caminando hacia él. ''No solo por falta de tiempo, o de recursos, o personal... Si no porque así no habrá manera de esperárselo. Ni ellos, ni nosotros... ¡Tendremos un guion que seguir! Y aunque eso estratégicamente sea un suicidio... ¡Jejeje...! ¡AJAJAJAJA! ¡¿No es eso lo que nos diferencia de ellos?! La sorpresa... ¡El desorden, el caos...! Te prometí un espectáculo, y te lo daré, mi querido Teniente. Ya lo veras.'' Y tras pasar su mano por la cabeza del chico, Ansem extendió su sonrisa, continuando caminando rumbo al ascensor, a ritmo ligero.... o por lo menos, tan ligero como su condición le permitía. ''¡Cof, cof...! Por supuesto, mi posición dependerá del ritmo que tome la batalla... Pero el Puente de Mando sera un buen en el que comenzar. Desde allí organizaré nuestras tropas. Y veremos que tan bien se le da al enemigo. ¡Jejeje...!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Bombermans
Administrador
Administrador
avatar

Mensajes : 254
Experiencia : 152
Fecha de inscripción : 17/12/2015
Edad : 24

MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   Jue Oct 06, 2016 9:46 pm

Los soldados se pusieron en posición firme en cuanto vieron a Ansem salir del ascensor, saludándolo militarmente. Y nada más pisar el suelo de la sala de mando, muy oportunamente empezaron a sonar las alarmas. "¡Señor!" le avisó el oficial de comunicaciones, 'Hockey', que debía tener más o menos la edad que Altros aparentaba, unos veintiún, veinte o diecinueve años. 'Hockey' se había ganado ese pseudónimo entre las tropas debido a que acostumbraba a jugar a un juego de ordenador en la sala de control mientras no pasaba nada de interés, y el juego, cómo no, era de hockey sobre hielo.

"¡Una nave no identificada acaba de salir de hipersalto delante de nuestras narices, señor. Llegará en diez minutos. Aún no tenemos muchos datos sobre ella, nada más que una estimación del tamaño. Es... inmensa, señor. Del tamaño de una nave insignia espacial, ¡del tamaño de una montaña!" exclamó el oficial de comunicaciones Hockey, bastante sorprendido. "¿Es una de sus nuevas adquisiciones, señor?"

"¡Utiliza el jodido periscopio, Hockey!" le gritó la compañera de la mesa de al lado, la oficial del rádar, que le dio un empujón por atribuirse el mérito de SU descubrimiento. La oficial Mami, que desertó del ejército de Business City porque según ella 'se aburría de que nunca pasaba nada'. Era mucho más mayor que Hockey, aunque probablemente su edad no llegase a los treinta. "A ver..." pegó sus ojos al visor, similar al de un submarino, y comenzó a moverlo. "¡JODER, MAYOR ANSEM, TIENE QUE VER ESTO!"

"Ah, se trata de una nave de guerra de Business City, ¿verdad?" preguntó el Teniente Altros, con las manos pegadas a la espalda.

...


"Negativo, Teniente..."


"..........Se-se trata de una nave insignia... de-del Imperio de Arcadia..."


"..........Y viene directa hacia nosotros."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ... Donde todo terminó.   

Volver arriba Ir abajo
 
... Donde todo terminó.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: Dreamland :: Cavernas Yogur - Ratonera de los Squeakers-
Cambiar a: