Foro temporal del Comando Pop'Star Rol
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Navegación
Copia Offline del Foro
Tiendas del Foro (Offline)
Índice
Miembros
Perfil
FAQ
Buscar
Reglas
Biblioteca CPS
Cómo Jugar
PV y PM
Daño
Nivel
Argumento
Sistema de Fama/Infamia
Cristal de la Experiencia
Cristal de la Influencia
Características del Personaje
Habilidades y Debilidades
Dream-Dex
Diccionario
Enciclopedia de Enemigos
Enciclopedia de Mini-jefes
Enciclopedia de Jefes_Finales
Noticias
✪ 25/9/2017 ✪
Ahora el fondo no se repite ni mueve al hacer scroll.

Pop’Star Times
~ ~


Ampliaremos...
Temas más activos
Prueba del Alma: Kablo
El Dia antes del Progreso!
¡Una cita a ciegas!
-QUEST- El Tren Infinito
Buscando empleo en la Posada del Viajero
Una salida entre amigos
Nacido de un Sueño
Día de Kablo
En el tercer cajón del escritorio de Pete McRich
-Artículo- La flecha del destino
Últimos temas
» La esperanza es esa cosa con plumas
por Sparrick Vie Oct 20, 2017 4:11 pm

» La Gran Universidad de Dreamland
por Mergan Jue Oct 19, 2017 7:59 pm

» -QUEST- El Tren Infinito
por Sparrick Jue Oct 19, 2017 1:43 pm

» Una gasolinera al pie de la montaña
por Bombergirl Miér Oct 18, 2017 2:12 pm

» -ARTÍCULO- ¡Tita Basteeeet!
por -Bastet- Sáb Oct 14, 2017 12:49 am

» Una salida entre amigos
por -Aqualady- Miér Oct 11, 2017 1:51 am

» Día de Kablo
por Kablo Noreyino Lun Oct 02, 2017 3:07 pm

» Prueba del Alma: Kablo
por Kablo Noreyino Sáb Sep 30, 2017 12:55 am

» X marca el lugar
por -Squeak Squad- Jue Sep 28, 2017 11:47 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Dom Sep 10, 2017 1:14 pm.

Comparte | 
 

 Encuentros clandestinos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Encuentros clandestinos   Miér Feb 03, 2016 9:59 pm

La noche había comenzado. Pasadas ya las horas del crepúsculo un cielo oscuro y azulado recubría toda Business City, con sus negras nubes amenazantes de tormenta pero con su aura alejada por la exuberante iluminación de la ciudad. En el territorio sudoeste, cerca del Área residencial y los negocios especializados de la zona tranquila. Un lugar tranquilo donde desde los herreros hasta los modistas hacían sus cosas sin molestar, y todos podían ser encontrados para cualquier trabajo.

Bajo un bloque de edificios que conformaban una manzana de departamentos, ubicado en la esquina entre las calles Cocavenue y Rendición, había un pequeño emprendimiento de bebidas. Un café-bar que en los fines de semana funcionaba como pista de baile, pero en días comunes, un simple lugar de encuentro con acceso a Wi-Fi. De decoración rústica con colores de madera, recordando el ambiente de una posada con una muy fuera de lugar luz azul como iluminación principal. Lo que le daba un aire calmado, seguro e incluso somnoliento. La gente allí hablaba en voz relativamente baja, siendo la televisión que mostraba una entrevista a un cantante de pop de hace muchos años, ya viejo, la mayor fuente de audio.

Allí, un sujeto esperaba hamacando su silla. Sus mocasines café resaltaban con sus jeans que se perdían con la luz, y su camisa a cuadros que combinaba con su gorra. Era como un vaquero, un vaquero con gafas. Había acordado que el encuentro sería a las 08:30, la hora perfecta para una charla rápida, sin demoras, y una vuelta a casa segura. Pero nunca se sabe qué te puedes encontrar en una gran ciudad...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Vie Feb 05, 2016 6:27 am

Un café como aquel, situado en una calle tan tranquila, de un barrio simple y modesto, sin duda no podría esperar mucha variedad en su clientela, siendo la mayoría los propios trabajadores y habitantes de la zona, con algún que otro forastero casual de vez en cuando, que tampoco alteraba demasiado el ambiente, dado lo pesadamente manso que era. Los tonos rústicos de las paredes y el suelo, los muebles simples y sencillos, y sobretodo, esa luz azulada, suave, y hasta algo letargada, que se tragaba todo lo que se encontraba en su interior, difuminando los colores del publico, sus ropas, caras, y por tanto, sus identidades al completo. Era el culmen del sosiego y la calma, algo de lo que hasta el pueblo de Dream Land, con su eterna tradición de vaganc- ... serenidad, envidiara. Generando pues el escenario perfecto para una reunión a las puertas de la noche, momento en el cual, la azulada iluminación reposaba mejor, casi invitando a echarse un sueñecito sobre la mesa, ... aprovechando el calmado siseo, ... ... aunque fuese por un momento... ... ...

*PLAF*

... Pero entonces, a nada de acabar la entrevista de la tele, en un corto espacio puramente silencioso... La puerta se abrió de par en par. Con rudeza. Sin llegar a sonar como un golpetazo, pero casi. Debiendo llamar la atención de los residentes, lo justo para motivarlos a levantar sus miradas y observar al recién llegado, ... ... o por lo menos, intentarlo. Y es que, con los ojos acostumbrados a la penumbra azulada, ver como algo similar a un resplandor dorado se colaba en la taberna, seria difícil de asimilar. Necesitando el recién llegado avanzar unos cuantos pasos, firmes y duros, solo para que quedase claro... que se trataba de una chica.

''¡Fiu...! En esta ciudad siempre hay nubes, pero nunca llueve. ¡No se ni para que me preocupo en preocuparme por no tener paraguas!'' Vistiendo ropas de colores vibrantes, típicas de un día de verano, y llevando unas anchas gafas de sol, que remarcaban la amplia mueca sonriente que traía consigo, la recién llegada camino directa hacia la barra, sin miramientos a ninguno de los extrañados clientes, tal y como si nos los estuviese viendo, tal y como si no formase parte de la misma escena... Pues aun con las lamparas justo encima, la irradiación natural de su figura continuaba, centrada sobretodo en su larga melena rubia, la cual conservaba todo su color, como si tuviese luz y brillo propio, contrarrestando el ambiente azulado a su alrededor.  

''¡MESERO!'' Exclamo en voz alta, con voz impetuosa, plantándose de pie frente a la barra. ''¡Quiero dos cafés bien cargados! ¡Con leche! ¡¿Capisci?! ... ... ¡Ah! ¡Y aparte, también póngame...! ... Erh... ... ¿Como demonios se llaman esos cubitos de azúcar que saben tan ricos? O sea, ¡Los que se ponen en las bebidas! Que flotan y se van deshaciendo... ¿Tienen nombre, no?'' Dejo como dudosa cuestión... solo para que final, sin previo aviso, sus manos se posaran sobre la barra en un seco porrazo, mirando tras las oscuras gafas al mesero. ''... Pues si ya sabe de lo que estoy hablando... ¡¿Entonces a que esta esperando?! ¡PREPARE MI PEDIDO! ¡Deprisa, deprisa!'' ... Un gesto en el que su mano derecha se echo hacia adelante, dejando al apartarla unas cuantas esferas estelares. Unas cuantas... ¿De mas? Uh. Sin duda eran mas de lo esperado para su pedido. //50 Esferas// Y por como estiro su sonrisa, a modo de mueca satisfecha, tenia toda la pinta de que fue a posta. No por nada, la chica se dio la vuelta después de aquello, poniendo su atención en un posible asiento libre. Al cual... enfoco casi al segundo.

Andando en linea recta, la recién llegada se acerco a la mesa del vaquero, y sin mirar ni decir nada, saco una de las sillas, y se dejo caer sobre esta. Quedando sentada de lado, con el brazo apoyado en el respaldo, la espalda estirada hacia atrás, y sus piernas... subidas en la mesa. Una fanfarrona pose a la que el vaquero fue testigo por los mas de cuarenta segundos que duro el desdeño de la mujer, terminando al girar ella su cabeza, mirando prácticamente de reojo al hombre. Sonriente, orgullosa, y despreocupada. Hasta que al final... ... ... ''Bonita gorra.'' ... Le comento, volviendo a dirigir su mirada al fondo de la taberna.

... ... ¿Era esta la persona por la que estaba esperando? ¿Aquella con la que tenia que reunirse? ... O al contrario... ¿Solo era una extraña que había invadido su intimidad? ¿Otro loco mas de la ciudad? El caso es que irrumpió en escena. Y no tenia pinta de importarle demasiado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Sáb Feb 06, 2016 12:02 am

Apenas la entrevista finalizó, el programa gozó de esos gloriosos 5 segundos en que la transmisión se va del vídeo en vivo y pasa a ser otra vez al estudio y todo es silencio. Tan bueno era el ritmo de nuestra protagonista, que llegó en esos cinco segundos a dar un portazo que hizo que todos en el lugar levantaran la vista hacia ella. No fue un golpe fuerte, pero en el profundo silencio había sonado como una onda expansiva que puso a todos en guardia. La miraron con el desprecio de quién es despertado contra su voluntad, e incluso algunos instintivamente llevaron sus manos a sus cinturas, como si fuesen a sacar un arma... Pero no, solamente volvieron molestos a sus asuntos.

No era más que una mimada niña con dinero y ganas de llamar la atención. Quizás el ambiente del lugar, la tenue luz, y la indiferencia de la clientela la hicieran calmarse. Aunque todos estaban reprimiendo la molestia que les causaba ese brillante y dorado cabello a la luz.

"Se llaman terrones, terrones de azúcar." Escupió el dueño del local. Ciertamente no quería buscapleitos, y menos gente que le hiciera gestos abusivos, que lo apurase, que rápidamente intentase pasar sobre él. Tomó 5 esferas de la bolsa, y luego la dejó donde estaba. Nadie quería su sucio dinero.

"Bonito cabello." Respondió el vaquero urbano. Se levantó la gorra, sus gafas ocultaban sus ojos aún más con la tenue luz. Pero era obvio que se trataba de alguien joven, con el cabello recogido bajo la gorra y con un pañuelo que le cubría el cuello. El joven bajó sus pies de la mesa, y apoyando un codo en la misma, habló calmadamente... Junto a los pies de ella. "Sí que sabes hacerte notar, ¿Eh? No por nada te llaman el Desastre Dorado, o la rubia del desorden, ¿Cómo era? ¿Blondy Mess? Sí que te haces una reputación por estos lugares..."


Con la poca iluminación no se podía ver si él la estaba mirando a los ojos o no. Pronto el mesero se acercó con las tazas, y dejó los cafés sobre la mesa para retirarse sin decir una palabra. Aquél a quién ella venía a ver comenzó a tomar de a sorbos, sopló, y jugueteó con la taza en sus manos.

"Bueno, creo que todos se han enterado de que eres una chica con dinero. Pero venimos aquí a hacer negocios, ¿Verdad? Tú querías información, y yo quiero mis esferas. Así que mientras hagamos esto más rápido, mejor. Pues no les va bien a la gente con dinero por aquí..." Se acercó un poco más, e intentó hablar más bajo. "Porque ahora todos saben que tienes algo que vale robar, y que yo tengo algo que vale saber. Así que será mejor que nos demos prisa, nos preparemos para los problemas... ¿O prefieres ir a hablar afuera?" Señaló con la cabeza el callejón al lado del local. Un lugar estrecho, nada profundo, con un bote de basura y una reja.

Lo cierto era que sí se sentía cierta tensión. Como una furia calmada. Quizás sea por la luz que la gente parecía adormecida, sin embargo, ahora hablaban mucho menos, y los miraban disimuladamente cada tanto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Dom Feb 07, 2016 7:43 pm

Con la espalda acomodada en la silla, los pies sobre la mesa, y su cabeza virada en otra dirección, el sentimiento que transmitía la chica era de todo menos intranquilo, conservando esa sonrisa alargada, soberbia y vanidosa, que no hacia mas que incrementar el indignado sentimiento de los clientes. Era igual que estar rodeado de hienas, acechando bajo las penumbras azuladas de la taberna, afilando sus uñas, y esperando a la oportunidad ideal para atacar. ... Aunque al final, esta misma penumbra ofrecía cierta protección a la recién llegada, pues portando tales gafas de sol, resultaba imposible discernir hacia donde miraba o lo que pretendía, de una manera similar a la de su interlocutor, el Vaquero urbano, el cual, al tanto del peligro que corría, no tardo mucho mas en dar inicio a la conversación.

''... ¡Hey! ¡No metas a mi pelo en esto!'' Contesto en seguida ella, girando bruscamente su mirada, pero sin borrar la sonrisa. ''Si tienes algo que elogiar, que sean mis gafas. ¡Son nuevas! ... Y bastante caras.'' Gesto con el que por fin dirigió su atención hacia el hombre, inclinando el asiento, a la par que apartaba un tanto los pies, ... para dejar espacio a la cara de él. ''¡Pfff...! ¿Y que esperas que haga? ¿Que me vista con una faldita, me ponga maquillaje, y me haga la dulce señorita, que acabo sin querer en la pocilga mas... azulada de Business City? ¡JA! ¡Si, claro...!'' Le contesto irónica, soltando un chistoso suspiro. ''Por poder podría, no te diré que no. ¡Y lo haría muchísimo mejor que cualquiera de las fulanas que hay en esta ciudad! ... Peeeero, te recuerdo que trabajo en la industria del boxeo, y allí no llegas muy lejos si solo te limitas a partir narices, y ganar combates. Lo primero es crearte una imagen, e interpretarla como es debido, dentro y fuera del ring. ¡Y cuanto mas exagerada sea, MEJOR! Así los sponsors se fijan en ti, te hacen buenos contratos, y te pagan muchos cheques. Y si después de muchos años te sale todo bien... ¡Podrás llegar a vieja con una mansión, un yate, y muchas figuritas con tu hermosa clara! ¡HAAHAHAHA!''

Un animado discurso en el que no se corto al subir el volumen de su voz, bramando y riendo, con unas carcajadas finales que sin duda tuvieron que oírse desde fuera del café, eclipsando los murmullos. Y es que la chica continuaba a lo suyo, terminando por darle un empujón suave a la frente del vaquero, usando su bota, para así bajar las piernas, colocarse bien sentada, y apoyar los codos sobre la mesa.
''Y es por eso que te digo, que si te piensas que con 'besos' en mis botas vas a convencerme de aumentar el precio, ¡Estas muy equivocado, chaval!'' Le advirtió, echándose hacia adelante. ''... Doscientas esferas por la información. Ni una menos, ¡Y sobretodo...! ni una mas. ¿Entendido?'' Y levantando un poco el dedo indice, la chica agarro la pata de las gafas, tirando de ellas hacia arriba, destapando por fin sus ojos... Y su mirada salvaje.

Eran de un color rojo intenso, vibrante, y reluciente como sus cabellos, compartiendo la misma alegoría al fuego, a modo de una suave, pero notoria agitación en su iris, igual que si el tono proviniese de llamas crepitantes, alrededor de una pupila negra, mas alargada que circular. ... No obstante, si el vaquero era digno de su fama perceptiva, sin duda se daría cuenta de que, al menos en estos momentos, no se trataba de una vista peligrosa. Al contrario... Era calmada, tranquila... y casi hasta amistosa, contrastando con el tono y actitud que había traído consigo la chica. No por nada, acercándose con disimulo, ella busco rebajar su voz lo mas que pudo, soltando un fino suspiro.

''En serio... no me tomes como rácana malnacida... Te juro por mi licencia de boxeo, que si pudiese, te pagaría mas. ... ... Pero es que no tengo nada mas.'' ... Le confeso, sonriendo, ... con resignación. ''Esas doscientas esferas son el único dinero que traje conmigo. Todos mis ahorros para la moto, Tsch, Tsch...... ¡No te haces idea de lo jodido que es viajar en el transporte publico! Las colas, los empujones, los viejos verdes tocándote el culo... ¡AGH! Y ya ni siquiera puedo permitirme viajar de legal. Con solo decirte que hoy tuve que colarme para venir hasta aquí, y que para volver a casa deberé hacer lo mismo... ¡Pues como que no estoy para permitirme regateos!''

Habiendo marcado la sinceridad en ese paréntesis, la chica no guardo mucha mas quietud tras acabar de hablar, ya que agarrando su taza, le dio un buen trago al café..., aun caliente, viéndose obligada a dar varios y ruidosos tosidos, que de nuevo, la llevaron a inclinarse con la silla, haciendo que las gafas cayesen sobre sus ojos, y que su actitud general, con mueca incluida, retornase vivaz e impecable. ''¡Cough, cough...! Fuf.... Bueno, ¿Que decías? ... ¿... Irnos? ¿DE AQUÍ? ... ¡Hahaha! ¡¿Y para que?! Allí fuera hace mucho frío, y el café, aunque seco, tampoco esta tan malo.'' Le contesto a su propuesta, en voz alta, por supuesto. ''Ademas, ¿De verdad vas a despreciar así de rápido una cita conmigo? YO recomendé el venir aquí. ¡Y seré YO quien diga cuando nos vayamos! ¿No te parece justo? ¿Eh? ¿Eh? ¡¿EH?!'' En eso no mentía. Cuando acordaron el lugar, fue ella quien propuso ese bar. Menciono algo acerca de 'trabajo pendiente', o algo por el estilo... ''... Pues ya esta. ¡Sienta el culo! ¡Bebe tu maldito café! ¡Y disfruta de mi compañía!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Miér Feb 10, 2016 10:02 pm

El vaquero tomó su café despacio, sorbiéndolo, cuidando de no quemar su delicada boca. Oyó la historia de la chica y sonrío muy ligeramente. Se sentó firme, observó alrededor, y miró furtivamente.

-Todos nos miran como si nos fuesen a saltar al cuello…-

Habló con calma y en voz baja.
“Aún así. No estás aquí para boxear, estás aquí para hacer cosas de civiles. En civilización. Civilizadamente. Tienes que aprender a vestirte normal, mimetizarte, usar un nombre falso, ocultarte tras un buen par de gafas. El día de mañana, te veré en las calles y sabré que estuve contigo. Pero tú no me verás entre la gente. Llámame John, John Blue.”

Dio otro sorbo, y continuó.

“Realmente estás llena de energía, ¿Eh? No tengo intenciones de besarte las botas… Pero no me molestaría besarte en alguna otra parte.” Observó como ella se quitaba las gafas. Esa mirada… Esos ojos rojos debían ser lentillas de color, pues eran demasiado fuertes. Demasiado reales para ser de fantasía, pero demasiado fantásticos para ser algo real. Bajo la luz oscura costaba vislumbrarla. Pero esa mirada se notaba a kilómetros. Es una mirada que te perfora la espalda si te mira desde atrás. El informante se preguntó; ¿Cómo sería ver esos ojos en otra situación? ¿Con las pestañas por cerrarse, dando una pícara mirada? ¿Con los ojos semi-cerrados, despertándose por la mañana? ¿Con la pupila empequeñecida por un miedo aterrador a un evento que ella sabe que pasará pero aún no asimila que está por suceder…?

Ladeó la cabeza. Tenía cosas más importantes que hacer. Sacó de su bolsillo una hoja de papel, y de su camisa una lapicera. Con ellas escribió algo en la mesa. Con lujo de detalles, incluso un dibujito, se tomó su tiempo para terminar el papel. Y luego se lo pasó deslizándolo por la mesa, tomando la bolsa de las esferas y guardándolas en el bolsillo interior de su chaqueta. La cual estaba escondida en el respaldo de la silla, muy camuflada con la luz.

“No te preocupes, querida… En esta economía es difícil. Somos gente de aventuras, todos nosotros. El negocio no está tan vivo como solía estarlo hace unos años. Somos gente de emociones fuertes y situaciones complejas. Creo que tú y yo nos parecemos más de lo que crees.”

La gente había vuelto a la normalidad. Sin embargo, cuatro figuras sombrías esperaban fuera de la puerta. Y cada tanto éstas captaban la atención de la gente. Sobretodo el cantinero, que las miraba incómodo.

“Bueno… Colarse es algo que está mal. Mira, estacionado aquí cerca tengo un jeep. Si quedas de paso, puedo llevarte. Pero tampoco puedo prometerte llevarte, es prestado, y mi jefe me mataría si le hago un rasguño… Sobretodo porque es prestado sin su conocimiento je je…” Lamentablemente, con la luz que había, una lapicera azul no se dejaba leer con facilidad. Había que salir a las luces blancas y amarillas de la calle. Y con el ambiente calmado del bar, ya daba gusto quedarse, o salir.

Tomó un gran sorbo, posiblemente terminando su taza de café. “Aunque siendo sinceros, estoy disfrutando mucho de tu compañía. La cita no está nada mal. Y el lugar que elegiste me gusta, es cómodo, es suave, faltaría un poco de música relajante y creo que podría caer dormido. No me molestaría quedarme aquí y oírte un poco más, cuéntame qué haces para vivir, con quiénes trabajas, dónde vives, ¿Prefieres salir o quedarte en casa? ¿Animales o seres inteligentes? ¿No te opondrías a una relación extraterrestre? ¿Conoces otros lugares para pasar el rato por la zona? ¿Saldrías conmigo a caminar en otra ocasión?”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Lun Feb 22, 2016 1:58 am

''¡Pfff...! ¿Civilizadamente? ¿En Business City? ¡¡AAHA HAHAH HA!! ... ¡¿Pero tu te estas oyendo?!'' Contesto en seguida ella, dándole unas cuantas vueltas a la taza, antes de volverla a poner sobre la mesa de un seco golpetazo. ''Esta ciudad esta tan podrida que poco le falta para derrumbarse sobre si misma. ... O por lo menos, esa es la impresión que se tiene por aquí, en los barrios de poca monta. ¡Tsch...! En la tele salen todos hablando de lo bien que va la economía, de lo rápido que esta creciendo la industria y la tecnología. ¡Que si chorradas de ciencia que ni yo ni nadie entiende! ¡Que si programa espacial! ¡QUE SI INDUSTRIAL STARS! ¡QUE SI LA FAMILIA WELLS! ¡¡BAH!! ¿Pero tu acaso ves a alguien preocupándose de los que de verdad mueven el culo? ¿Los que se levantan cada mañana, en sus casas a medio hacer, solo para alimentar los engranajes de esta economía sin futuro? ... Por supuesto que no. ¡Pues a los ricos no les importa! ¡A la prensa tampoco! ¡Y a la propia gente trabajadora, todavia menos! Son todos unos... unos... ... ... ¡¿COMO COÑO SE DICE?! ... ... Ah, si. ¡Conformistas! ¡Eso es lo que son! ¡UNA PANDA DE INÚTILES CONFORMISTAS!''

Continuo argumentando, con voz molesta y cabreada, sacudiendo la silla de delante hacia atrás en pura irritación. ''¡Grr...! Y si me dijeses que al menos ese conflicto de poderes entre los Wells, Industrial Star y el Presi, sirviese de algo... ¡Pero no! ¡Los tres apuestan por los mismos intereses! Llenarse los bolsillos de dinero. Seguir permitiendo que las empresas mas cabronas, y las mafias mas feas, se lleven una parte... ¡Y hala! ¡A pisotear al ciudadano medio! Que total. Nunca se va a quejar, porque no tiene ambición. Con tal de llegar a fin de mes harán lo que sea... ¡Incluso entregar su orgullo al mejor postor! Y eso, señor mio. ¡Es algo que YO, no estoy dispuesta a hacer! ¡PUES SOY UNA BOXEADORA! En el ring, y fuera también.'' Y en medio de uno de sus movimientos, Ashelia se reclino de golpe hacia adelante, golpeando la madera contra el suelo, hasta quedar frente a frente con el vaquero, haciendo brillar ese iris rojizo, justo por debajo de las gafas de Sol... ''Así que si quieres besarme algo, que sean mis puños cerrados.''

Su voz de aquel instante resulto igual que una cuchilla afiladísima, ... que por si fuera poco, estaba ardiendo. Cortando a través de la paz mutua por unos cuantos segundos, antes de volver a sonreír, y devolver la espalda a su asiento. Momento tras el cual ambos intercambiaron sus intereses, observando como el Vaquero escribía en un papelito, que acto seguido le paso con disimulo sobre la mesa. Gesto al que Ashelia respondió, lanzandole su bolsa de esferas desde debajo. Todo, mientras bebía un sorbo de café, suspirando relajada. ''¡Pero no te preocupes, John... Blue! Siempre y cuando no te metas en mi camino al éxito, o tu cara figure en algún sustancioso cartel de 'Se busca'... ¡Jamas tendrás que perder las muelas! De eso ya se encargara la vejez. ¡¡JUAJ AJAJA AJAJAJA!!'' Riendo a carcajadas, la chica procedió a echarle un vistazo al papel, ... causando que su ceja se levantase, y que su boca se cerrase en decepción. ''... ¡Agh! ¡Mierda...! Ya podrías haber escogido otro color... ... Y no, no hablo del boli. Si no de tu nombre. ¡Jojojo!'' Aunque ella en seguida trato de revertir su humor, guardándose el papelito en el bolsillo frontal de su chaleco, optando por leerlo en otro momento.

Después de ese enciso, John el Vaquero menciono a la economía, y también un no se que de que se parecían porque a ambos les gustaban las emociones fuertes, frase a la que ella contesto levantando el dedo gordo, y tomando otro trago, pero apartando la taza ante lo que dijo después.

''... Vaya. Te digo que esto es una cita, ¿Y ya estas tratando de llevarme en tu coche? ... Ah no, que es 'prestado'. Pero si no puedes prometerme llevarme, ¡¿Entonces para que lo mencionas?! ¿Es que esperas que me quede a vivir en el jeep? ¿Eh? ¿EH? ¡... Jejeje!'' Bromeo, ... o dijo en serio, a saber. La cosa es que se estaba riendo con ironía mientras lo decía, hasta que soltó un suspiro y ladeo la mano, en negativa. ''¡Nah! No te ofendas, pero yo me tomo el dicho de no irte con desconocidos muy a pecho. Y pese a que me encantaría evitar los apretamientos nocturnos del metro... Creo que voy a elegir lo segundo. A ver si hoy tengo suerte, y puedo pillar a otro carterista desprevenido. ¡Haha...!''

Terminando por beberse la taza, Ashelia se quedo con el vaso en la mano, mirando a las musarañas, hasta que su acompañante con sombrero la bombardeo a preguntas. Algunas... un tanto imprudentes, y que muchos describirían hasta de inapropiadas, pero que la chica se lo tomo como algo normal, bajándose las gafas para mirar mejor al Vaquero. ''¡Menudo interrogatorio! Con razón eres informista, ¿No? ... O como coño se diga... ... ¡Pero ejem...! ¡Muy bien! ¡Responderé gustosa a tu entrevista! Total, si hay algo que se me da mejor que boxear, ¡Es hablar de mi misma!'' Y retirando los pies, para así acomodar los codos en la mesa, la chica entrecerró la vista, y estiro su mueca, procediendo a contestar.

''Mi primera y principal profesión es la de boxeadora profesional. Durante mas de cinco años he ganado varios títulos a lo largo y ancho de Pop Star, ¡Y no pienso parar! ... No hasta que al menos me lleve mi merecido triunfo en Dream Land. Donde se organiza, ya no uno, ¡Si no el mas importante torneo de lucha de todo el mundo! ... Y no, no hablo de ese fracaso que fue el Torneo Smash. En mi vida habré visto un evento tan mal organizado... ... ¡Pero bah, historia pasada! ¡SIGUIENTE PREGUNTA! ¿Con quien trabajo? ¡Pues aunque me encantaría ser independiente! Tanto en el boxeo, como fuera, dependo del bueno de Beliel. ... Imagino que ya sabrás quien es, ¿No?.'' {No, Kablo, no lo sabes, así que aquí viene explicación claramente no forzada (?)}

Si, Beliel... Era el propietario de un Bar del centro llamado Succubus's Eyes. Un local con estética gótica, buena música, fantásticas bebidas, y sin duda, las mejores bailarinas ... no stripers, que podía ofrecer esa zona de la ciudad. Aparte, el sitio era bien conocido por su tienda de armas semi-legal, de las que se decía, que eran fabricadas con materiales sobrenaturales, salidos del mismísimo Infierno. Y por si fuera poco la alegoría, era bien sabido que existía gente desesperada que iba a pedir favores al siempre cortes Beliel, que, a base de contactos y extrañas medidas, lograba cumplir el cien por cien de sus encargos. ... El problema venia, que como pago para estos favores, su gusto no quedaba complacido con simple dinero, y solía pedir retribuciones que hasta el ricachón mas confiado, terminaba suplicando por no pagar. No siendo de extrañar que muchos terminasen desaparecidos al par de días, fuese por mano del propio Beliel, o por... sus muchos agentes. ... ... Entre los cuales, parecía estar esa chica rubia. Que sonreía tan tranquilamente. Jugando con lo que quedaba de café.

''De vez en cuando me da trabajitos que hacer. Casi siempre fuera del bar, pues soy muy torpe para repartir platos, Jeje... ¡De eso se encarga Robina, la camarera! ¡O Kaliel, la hija de Beliel! Aunque ella es como yo, y prefiere salir a patear traseros por ahí. ¡Y vivo en el propio bar, obvio! En una de las habitaciones de arriba. ¡SE ESTA GUAY! ... Excepto por el ruido cuando hay fiesta. Así que paso mi tiempo fuera por ahí. ¡Excepto cuando tengo sueño! Que suele ser un día a la semana. Pero no, no tengo animales. ¡Se me da fatal cuidarlos! ¿Y seres inteligentes? Bueno... Kaliel es amiga, ¿Cuentan los amigos como pseudo-mascotas? Y nah, no me opondría, ¡Porque no me van los hombres! ... ... Ni las mujeres, no te hagas ideas raras. No estoy por la labor de entrar en una relación con nadie en estos momentos. Se me darían igual de mal que los animales. ¡Y hay muchos sitios donde pasar el rato! Tienes las recreativas, la bolera, la discoteca, ... aunque a mi ese sitio no me va, porque odio, ODIO, bailar. ¡Y yo que se! ¡Comprate un mapa! ¿Y pa' que quieres salir a pasear conmigo? Ademas, yo no camino, ¡Yo corro! Pero hey, si puedes mantener el ritmo, pues como quieras. Luego no te quejes si te cansas, o te cae algo encima por seguirme a lugares peligrosos. ¡JUA AJ AJ AJ!''

Despachándose todas las preguntas a una velocidad de vértigo, Ashelia acabo resoplando, pero con rostro animado, preparada para mas charla. ¿Es que la cafeína le entro en efecto? ¡A saber! ''¡Bueeeeno! ¡¿Algo mas?! ¿O prefieres contarme algo sobre ti? ... ... Oh, es cierto. ¡No puedes porque eso destaparía tu identidad! ¡UNA LASTIMA! ¡Pero como quieras! ¡Contar o preguntar! Lo mismo me da. ¡Heh!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Lun Feb 22, 2016 7:44 pm

'John Blue' escuchaba atentamente. Parecía genuinamente interesado en lo que ella le estaba contando. -Definitivamente no me molestaría besar esos puños...- Pensaba, mientras ignoraba el hecho de que la gente comenzaba a correr sus mesas disimuladamente lejos de la energética y posiblemente violenta chica.

Finalmente había comenzado a llover, y el sonido de las gotas retumbando en el pavimento llenaban el ambiente de un calmo sonido constante. Solo igualado o incluso opacado por los gritos y exaltaciones del huracán rubio que hacía desastres audibles en el local.

"Así que una matona, ¿Eh? No he conocido muchas como tú. Cazarrecompensas, sí, pero no matonas a pedido. ¿No estarás interesada en quizás alguno que otro trabajo para mí por dinero, no?" Aguardó un segundo y continuó "No necesitas saber quién soy para saber cómo soy. Me gusta conocer gente, me gusta escuchar sus historias. Me gustan las aventuras, las personas interesantes, me gustan las personalidades excéntricas y las actitudes fuertes... Y por consiguiente, me gustas tú."

A pesar de que su ligue era totalmente innecesario, fuera de lugar y seguramente inútil, no se podría saber. Ya que fue completamente interrumpido cuando la puerta se abrió de un portazo. Cuatro sombras entraron por la puerta, difícilmente visibles. Un relámpago los dejó vislumbrarse un instante, hasta que la luz del local se adecuó a ellos.

Cuatro caballeros, tres del tamaño de un Kirby, y uno en particular de un tamaño humano, pero muy, muy fornido.

Respectivamente, un Sir Kibble, un Heavy Knight, un Blade Knight y un Sword Knight. Todos desarmados y con sus armas envainadas.

"Señorita, nos ha llegado la información de que está causando problemas." Comenzó el Heavy Knight.

"No queremos buscapleitos." Continuó el Sir Kibble.

"Por favor acompáñenos." Finalizó el Blade Knight, y al hacerlo, los cuatro se llevaron las manos a los sables en sincronía. Listos para desenvainarlos ante cualquier eventualidad.

Por su parte, el acompañante de Ashelia se había levantado y se quedó pasmado, sin saber exactamente cómo reaccionar. Más bien, expectante, a ver cómo ella reaccionaría.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Mar Feb 23, 2016 7:11 am

Envuelta en esa actitud tan altiva y optimista, Ashelia permaneció tranquila en su sitio, sin prestar demasiada atención a lo que sucedía a su alrededor. Fuesen los movimientos de sillas y mesas, los murmullos huidizos de los clientes, sus miradas incomodas, o esas misteriosas figuras que aguardaban en la puerta... ella prefirió ignorarlo todo, girando sus ojos a la ventana de al lado, observando, con mueca molesta, como la lluvia torrencial hacia presencia. No obstante, nada mas escuchar la respuesta del Vaquero, las cejas se Ashelia se levantaron instintivamente, mirándolo otra vez. ''¡Yo no soy ninguna matona! ... ... O bueno, ¡Si! ¡Aunque tampoco mucho! Solo trato de ganarme la vida con aquello que se me da mejor: ¡Meter puñetazos! Pero no por eso soy una malosa agresiva que le roba el dinero del pan a los niños pequeños. ... ¡Y que lo haga con los adultos no tiene nada que ver!'' Dejando por fin la taza sobre la mesa, la chica ladeo la cabeza ante la propuesta de John Blue, soltando un fino bufido. ''¡Buf...! ¿Y de que va ese trabajo? Yo no soy de las que aceptan por aceptar, eh. Primero necesito detalles, descripciones, buenos motivos, y una recompensa jugosa que me haga mover el culo. ¡Si no, paso! ... ... ¡Pero hey! ¡Gracias por el cumplido! ¡Yo también me gusto mucho! ¡AJ AJ!''

Riendo a base de carcajadas que resonaron por todo el café, Ashelia tardo en darse cuenta del repentino giro de acontecimientos que dio lugar en el mismo, cuando las cuatro figuras decidieron aproximarse, girando la vista hacia ellos al escuchar sus voces, que si bien no la sobresaltaron, si que la hicieron detener su risa, tornando a un rostro algo mas formal.

''... Uh, vaya. ¿Son amigos tuyos?'' Le pregunto en voz baja a su acompañante, que como era de esperar en alguien con tanto que perder..., se había quedado aturdido, de pie frente a la mesa. Gesto que la mujer se tomo como respuesta, ajustándose las gafas sobre los ojos, haciendo crujir tanto los nudillos, como su cuello, para finalmente, levantarse del asiento. No obstante, trato de mantener un aire corriente y civilizado, sin prisas, sin movimientos bruscos, y portando mucha, mucha paciencia. ... No por nada, hasta empujo la silla hacia la mesa, andando hasta quedar a unos pocos metros de los Guerreros, mirándolos de arriba a abajo, en una rápida inspección... que termino con su sonrisa.

''¡Hey, hey, HEY! ¡No vayáis tan deprisa! ¿Desde cuando las autoridades de Business City son tan rápidas para detener a la gente? ... ... Bueno, desde que instalaron las cámaras de vigilancia urbana... ¡Pero eso no prueba nada! ¿O acaso alguno de vosotros ve algo extraño en el local? ¿Eh? ¿EH? ... ¡Y no! ¡El aspecto hortera no es cosa mía! ¡Ya estaba así cuando llegue!'' Contesto en seguida ella, dejando una de las manos pegadas a su cintura. ''¿Y quien os ha dado la información? ¡Porque eso es importante! ¿Acaso fue alguien de aquí? ¿El camarero? ¿El dependiente? ... ¡Porque si es el dependiente, me voy a enfadar! ¡Que encima que le doy propina gorda, va y me la rechaza! ... ... ¡Aunque allá él! Lo importante es vuestra actitud. ¿O acaso veis razonable esa pose? Con la mano en la espada... Como si estuvieseis delante de algún monstruo feo que... ... ¡Espera! ¡¿ACASO OS PAREZCO ESO?! ¡¿UN JODIDO MONSTRUO FEO?! ¡¿EEEEEEEH?! ... ... ... Pues que panda de insensibles. ¡Solo os falta decirme que estoy gorda! ¡Huh!''

Al meter ese ultimo grito, sus cabellos dorados se encendieron en un rápido, pero breve destello, que se calmo igual que su actitud, moviéndose la melena con la mano. ''Meh... Una solo viene a pasar la tarde bebiendo café con sus amigos, y tienen que venirle con semejantes acusaciones. ... Pero en fin. Vosotros solo estáis haciendo vuestro trabajo, ¿verdad? Como policías que velan por el orden y la ley, ¿verdad? Que buscan la paz ciudadana, sin desearle ningún mal a nadie, ¿verdad? ¿verdad?... ... ¿Verdad?'' ... Aunque su ultima pregunta, pese a no resultar agresiva, si que sonó punzante y afilada, rematada ademas por el gesto de ese mismo brazo, al apuntar sin mas a los Guerreros, señalándolos con el dedo indice.

''Lo siento, pero no. Un uniforme de los Meta Knight lo puede conseguir cualquiera hoy en día. ... ¡Demonios! ¡La semana pasada vi uno subastándose por EDey! ¿Así que quien me asegura que no sois un grupo de farsantes, que disfrazados de policías, tratan de asaltar a una joven y atractiva muchacha, sacándola de su lugar de ocio? ... No, no, no. ¡No vais a arrestarme! No, al menos, hasta que me deis UNA PRUEBA FIABLE de que sois quienes afirmáis ser. ¡De no hacerlo...! ... Bueno. ¿Veis a este tío de aquí?'' Cuestiono, moviendo la cabeza hacia John Blue, al cual termino por agarrar del brazo, acercándolo a ella. ''¡Pues aunque no lo aparente! ¡Tiene grandes y fiables contactos EN WOLF SOLUTIONS! ¡Jojojo...! Y no creo que os guste que la competencia venga aquí a liarla parda, ¿Verdad? ... Eso en caso de que digáis la verdad, porque si no... ... ya os podéis hacer una idea de lo que sucederá.''

Con esa ultima amenaza, Ashelia le dio el turno a John para que rematase su argumento, colocandolo enfrente de ella. ... No obstante, aprovechándose de la tenue luz azulada, y de que su rostro quedo cubierto por la figura del hombre y su sombrero, ella procedió a acercarse otro poco a él, lo suficiente, como para que aquello que le susurrase, no quedase advertido por nadie mas si no él. ''Hey, necesito que me hagas un favor. ¿Ves donde están situadas las bombillas del techo?'' Le pregunto, empujándolo un poco hacia adelante, dejando toda la atencion puesta en él y en lo que estuviese diciendo. ''... Pues cuando te de la señal, las rompes. Me da igual como. Solo hazlo. Luego nos largaremos de aquí, ... ... en tu jeep, claro.''

Seria difícil imaginar que clase de plan tenia la rubia en mente, pero al mismo tiempo, resultaba igual de difícil negarse. Era obvio que esos policías tenían sus ojos puestos en John, por lo que si Ashelia era detenida, él no correría mejor suerte. La opción mas rentable era la de colaborar, ... al menos de momento. Luego, ya se vería...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Mar Feb 23, 2016 7:45 am

Ashelia parecía tan inmune a sus encantos como lo fuera cualquier chica con dos dedos de frente. O una loca desquiciada, ambas cumplían la misma función. Aunque definitivamente se trataba del segundo caso.

Después de todo, solo una loca lo usaría a ÉL, siendo más frágil que ELLA, como escudo humano para distracción. ¿¡Cómo pensaba ella que él haría para romper lo focos!? ¡No podía usar sus poderes, o ella lo descubriría! ¡Tenía que idear algo...! Podría tirar a la mierda la fachada de vaquero urbano... ¡O podría tirar otra cosa!

"Señores, señores, no hay por qué perder la calma..." Sin soltarse de Ashelia, o más bien, sin moverse de donde ella lo sostenía, se estiró levemente para tomar su chaqueta del respaldo. Los guardias reaccionaron con mala cara, pero él continuó "La chica solo estaba emitiendo una opinión, ¿Acaso no hay libertad de expresión? Somos solo dos amigos compartiendo una cita de charlas y bebidas... No hay por qué alarmarse... ^^" Se puso la chaqueta. Se notaba que detrás de ella había algún tipo de cetro, o báculo que emitía una extraña luz. "Ya nos vamos, ¿Ve? Sin ningún problema. Nos retiramos y nadie tiene que salir herido."

"Señor, lo lamento. Tiene que acompañarnos. Denos el carné."


"Oh, sí, el carné, lo tengo por aquí..." Fingió buscar en sus bolsillos, y enseguida se quitó los lentes... ¡Y los lanzó al foco de la luz, haciéndolo explotar! "¡Con esta oscuridad no se ve nada, déjeme encender la luz!" Con un rápido movimiento bajó las gafas de la chica otra vez a sus ojos, cerró sus propios ojos, y sacó su cetro y lo encendió. ¡Iluminando a todos con un flash repentino de luz de día que habría cegado a cualquier idiota que estuviera con la vista acostumbrada a este lugar!

//PM 110 - 2 = 108 PM//

Tomó a Ashelia de la mano y rápidamente salieron corriendo del lugar en dirección oeste.

"¡PERO QUÉ COÑ-"


"¿DÓNDE FUERON?"

"IDIOTAS, SALIERON POR ALLÍ! SIGAN MI VOZ!"


A golpes y tropezones, los cuatro matones salieron del local y comenzaron la persecusión de los dos, ahora, fugitivos de la ciudad.

"¡Sigue corriendo! ¡Si no los perdemos en la lluvia, los perderemos en la carretera!"


Sería el colmo que a ella ahora se le ocurriera parar y pelear. No obstante, no le molestaría para nada algo que les dificulte el paso. Como tirar un bote de basura, un puño gigante proyectil hadouken, o algo de ese estilo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Miér Feb 24, 2016 10:10 pm

Su sonrisa se había estirado bastante en esos últimos segundos, preparando las piernas y los brazos, con sus puños semi-cerrados, que retrocedieron hasta la espalda del Vaquero en cuando este comenzó a hablar. Jejeje... Lo tenia todo perfectamente planeado... Nada mas John rompiese las bombillas, y el establecimiento quedase a oscuras, ella cargaría hacia adelante... ¡Y patearía a todos de lo lindo! ¡¿Pues que mejor forma de combatir a unos Guerreros, que con armas de fuego, y ardientes llamas?!

... ... ... Pues por lo visto, con unas lentes. ¡Ya que eso fue todo lo que le hizo falta a John para liarla parda! ... O bueno, fue todo lo que ella pudo ver.

En un segundo, las bombillas estallaron, y Ashelia se dispuso a arremeter contra el grupo enemigo, ... siendo bruscamente detenida por sus propias gafas de sol, que cayéndole sobre los ojos, la protegieron del repentino haz de luz que resalto por todo el local. Obviamente, dejando al resto de presentes confusos y cegados, ... excepto al vaquero urbano, que la agarro de la mano, y arrastro sin mucho esfuerzo al exterior, corriendo como alma que lleva el diablo hacia vete tu a saber donde. Todo, mientras que la chica aun se recuperaba del sobresalto, necesitando que las gotas de lluvia le golpeasen varias veces en la cabeza, para por fin recobrar la noción de la realidad.

''... ¡¿Eh?! ... ¡¿Eh?! ¡¿EEEEH?! ¡PERO QUE...! ¡¿QUE HA PASADO?!'' Rugió ella en confusión, aunque sin parar de correr. ''¡Se suponía que iba a abrirles una segunda boca con mis puños! ¡NO SALIR HUYENDO SIN MAS! ... ¡Grrr...! ¡¿Y por que no me dijiste que tenias granadas cegadoras a mano?! Comprendo que te las quieras dar de misterioso, ¡Pero joder! ¡Esto es serio!'' Al parecer Ashelia no se dio cuenta del cetro del Vaquero, o tal vez lo vio, pero no entendió ni lo que era ni lo que hacia. No obstante, mejor así, pues no estaban para mas jaleos, sobretodo, cuando los ojos de la chica miraron hacia atrás, captando que estaban siendo perseguidos.

''... ¡¿Seguir corriendo?! ¡¿Pero tu estas...?! ... ... ¡AGH! ¡¡A LA MIERDA CON ESO!!'' Y entonces, nada mas pisar la acera de frente, Ashelia detuvo la marcha en seco, girando su cuerpo entero hacia atrás, con los puños levantados, y las piernas un poco separadas. ... Diantres, ¡¿Es que iba a pelear contra ellos?! ¡¿A quedarse ahí, esperando a que les alcanzasen?! ¡Porque tenia toda la pinta de que...! ... ... O bueno, no... Pues aun bajo esa densa cortina de lluvia, John vio como sus muñequeras se estiraron y abrieron de golpe, adquiriendo el aspecto de unos guanteletes, rematados con un pequeño cañón en el frontal. Cañón que comenzó a iluminarse... al igual que la melena, los ojos, y el aire que rodeaba a la muchacha. En una estampa similar al de fuego avivándose. Calentándose, creciendo... ... Hasta que al final, de un puñetazo con el brazo derecho. todo fue lanzando hacia adelante, a modo proyectil de fuego, que a medida que se alejaba del brazo de Ashelia...

... Tomo la forma de un Ave en llamas.




Citación :
--> Flying Phoenix PUNCH!! //3PA - 12PM// Versión alterada de la técnica característica del 'General Falco'. Cargando el brazo durante unos segundos, Ashelia termina liberando la energía como un proyectil en llamas, el cual explotara al entrar en contacto con el objetivo. A medida que el proyectil se aleja de su mano, ira pasando a adquirir la reconocible apariencia del Fénix Llameante, ¡Chillando con las alas extendidas! ¡EN HONOR A LA JUSTICIA! Aunque esto no afecta en nada a su efecto. Tan solo... ¡ES MAS GUAY!

//12PM - 12PM = 0PM//


Pájaro que chillo, que aleteo sus alas, y que salio disparado a una velocidad brutal hacia la zona de donde venían. ... Sin embargo, su objetivo no fueron los cuatro guerreros que les perseguían. No, no, no. Tal vez Ashelia era impulsiva, pero hasta ella sabia que a esa distancia, y con tanta lluvia delante, no seria capaz de encajar un ataque directo. Así que en su lugar, apunto a aquello a lo que mas probabilidades tendría de golpear, ... y si tenia suerte, hasta de hacer explotar: La hilera de coches frente al café.

''... ¡Buf...! ¡Buf...! Tanto frío... tanto frío...'' Sin embargo, Ashelia no se paro a observar el resultado de su ataque. Acertase o fallase, ella se dio inmediatamente la vuelta hacia John, le miro durante un segundo, chasqueo los dientes, ... y lo agarro de la cintura, levantándolo.

''¡CORRES COMO UNA MALDITA NENAZA!'' Le recrimino, echando a correr de nuevo hacia adelante, ... aunque no sin antes cargarse al vaquero a su espalda, cual saco de patatas. Una acción que para cualquiera de su complexión resultaría extremadamente difícil y extenuante, ... pero que a medida que aceleraba, dando largas zancadas, mas daba la impresión de que ni le estaba costando. {Shantae se sentiría orgullosa. T_T}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Jue Feb 25, 2016 11:17 pm

Era algo contradictorio como Ashelia le había dicho a su nuevo compañero que hiciera una distracción para salir corriendo, y luego de la distracción intentar lanzarse a la batalla... Mientras esperaba que su compañero no saliera corriendo. Pero eso estaba bien, el vaquero necesitaba una prueba de que era realmente una mujer y no un alien u monstruo fingiendo ser una.

O un hombre.


Cuando Ashelia lanzó su devastador ataque en llamas, no le apuntó a sus enemigos... Si no a los autos de pobres víctimas inocentes que no tenían nada que ver en la escena.



El sonido de las alarmas de muchos autos comenzaron a sonar. En unos instantes las personas comenzaron a asomarse por puertas y ventanas. Muchos de ellos llamando a la policía, alarmados por el caos. Unos hombres en especial gritaban y lloraban por haber perdido sus autos que con mucho esfuerzo habían conseguido y mantenido...

Eso debió haber sido suficiente para haber liquidado a los cuatro gorilas que los perseguían.

"¿¡PERO QUÉ ACABAS DE HACER!?" Gritó el también alarmado acompañante mientras era tomado contra su voluntad y hecho jinete de boxeadoras caóticas "¡ERAN SOLO CUATRO, PODÍAMOS CON ELLOS SIN TANTO ESCÁNDALO!" Miró a su hombro, casi podía notar las tres estrellas de la policía que señalaba que ahora estaban siendo buscados. "¡¿Y para qué corres?! ¡Ya está, están muertos! ¡Nadie puede sobrevivir a eso!"

Un sonido de fuerte motor se hizo presente en el ambiente. Ambos fugitivos miraron hacia el fuego, impávidos de lo que eso podría significar...



Desde las llamas de la explosión y el fuego, apareció el Blade Knight, blandiendo su espada y haciéndola girar en el aire como si la maniobra de Ashelia no hubiese perturbado su plan en lo más mínimo. Seguido de él apareció el resto de la banda, todos cruzando el fuego en motocicletas estridentes como si no les importara.

O ya tenían eso planeado de antemano, o el ataque y explosión de la rubia habían sido tan extremadamente badass que de alguna forma les había dado motocicletas a los matones y habían hecho que suene una banda de rock de fondo mientras seguían con su emblemática persecución. Ah, y también ahora sus espadas estaban en llamas. Porque razones.

"Uh... Oh, no dije nada." Tomó su cetro una vez más y comenzó a disparar a los bandidos en motocicleta que los perseguían, sin sentido, pues con el caos de la situación y lo inestable que era una Ashelia en movimiento era imposible apuntar.

"¡El jeep está doblando la esquina, dentro del pasillo izquierdo!"

"... ¿Quién de nosotros conduce?"

Sea como sea debían apurarse, pues comenzaba a sonar en la lejanía la sirena de la policía...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Vie Feb 26, 2016 11:13 am

''¡¿QUE QUE ACABO DE HACER?! ¡SALVARNOS EL CULO, IDIOTA! ¡¿ME VAS A CRITICAR AHORA POR ESO?!'' Respondió ella, alterada y rabiosa, pero con una mueca sonriente en la boca, que se extendió todavia mas tras escuchar al Vaquero insistir en que sus persecutores estaban muertos. ''¡¡AJ, AJ, AJ!! ¡SI, CLARO! ¡¿Es que nunca has visto una peli de superhéroes?! ¡¿Leído un cómic?! ¡¿O visto dibujitos?! ¡Heh! ¡¡ESA CLASE DE VILLANOS NUNCA MUEREN!! ¡Al menos no fuera de pantalla!'' Pisando con mas fuerza el suelo, las largas zancadas de Ashelia aceleraron su ritmo, alejándose y alejándose de la escena, como si ya supiese que pese a la brutal explosión, aquello no había hecho mas que comenzar.

...

''... Un momento... ¡Ese sonido...!'' ... Aunque de todas formas, ni siquiera ella se espero la forma en que todo continuo, pues girando la cabeza junto con John, ambos se quedaron patidifusos al ver como sus persecutores emergían de entre las llamas, subidos en motocicletas a juego con sus armaduras, portando espadas en llamas, con heavy rock de fondo, y muchas luces de discoteca emergiendo de cada ventana. ... Bueno, eso ultimo no. ¡PERO SOLO HUBIERA FALTADO! Porque de resto, parecía un spot de televisión. ... Uno que iba directo a por ellos. ¡Con intenciones homicidas!

''¡¡Aaaaargh...!! ¡¿Por que unos minions de mierda pueden tener motos y no yo?! ¡YO SOY LA PROTAGONISTA, JODER!'' Se quejo mientras corría, manteniendo la vista hacia el frente, tanto para evitar posibles obstáculos, como para no cabrearse mas al ver motocicletas que no eran la suya. ''¡¿Y DESDE CUANDO LOS PROTAS VAN CORRIENDO COMO POSESOS BAJO LA LLUVIA?!'' Aun así, supo estar atenta, y en cuanto el vaquero le dio las instrucciones, ella giro la cabeza y el resto de su cuerpo, tomando la ruta indicada, todo a la izquierda. Y nada mas ver donde estaba situado el jeep... ''¡¿Me ves cara de chófer?! ¡Tu eras el listillo que presumía de coche! ¡Así que venga! ¡CONDUCE!'' ... Ashelia freno en seco, agarro a John por la espalda, y lo arrojo cual pelota de fútbol frente al vehículo. ¡El vaquero hasta creyó oír la ovación eufórica del publico! Pero posiblemente, solo fue su imaginación.

En el mejor de los casos, John caería erguido y de pie. En el peor, chocaría su culo contra el pavimento. Pero fuese como fuese, Ashelia se quedo atrás, dándose la vuelta, para así encarar una vez mas a los matones motorizados. ''¡Enciende el coche! ¡Tratare de ganarnos un poco mas de tiempo!'' Le grito, comenzando a sacudir sus brazos hacia delante, lanzando munición a diestro y siniestro por sus guanteletes. El izquierdo, una mini-metralleta, con la que rociaba balas a las ruedas de las motos. Y el derecho, una escopeta, con la que disparaba hacia los coches de delante, tratando de hacerlos explotar y cortar el paso de donde vinieron, dejando libre la ruta de escape.

Ashelia no parecía estar dándose cuenta de los grandes destrozos que estaba causando, y eso que, entre las gafas de sol, y la bufanda subida hasta la boca, parecía una terrorista de poca monta. Tal vez, en su lógica, el mundo seguía las mismas normas que sus series de superhéroes favoritas, en donde la ciudad podía explotar durante la batalla contra el villano de turno, y al día siguiente, estar otra vez como nueva. ¡Sin mayor consecuencia para sus habitantes o su economía! ... ... O eso, o simplemente le importaba todo un rábano. ¡Lo mismo era! Ya que para el caso, hasta lo disfrutaba. ''¡JUAJA JA JAJAJA! ¡¡AHAH AH AHAHAAHA!! ¡¡COMED PLOMO, IMBÉCILES!!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shantae
1/2 Genie Hero. Pelo Pantene. ¡NO SOY EL PRIMO ESO!
avatar

Mensajes : 238
Experiencia : 259
Fecha de inscripción : 18/02/2016
Edad : 24
Localización : En el desván de la Posada del Viajero.

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Vie Feb 26, 2016 1:24 pm

Ashelia escribió:
, ella se dio inmediatamente la vuelta hacia John, le miro durante un segundo, chasqueo los dientes, ... y lo agarro de la cintura, levantándolo.

''¡CORRES COMO UNA MALDITA NENAZA!'' Le recrimino, echando a correr de nuevo hacia adelante, ... aunque no sin antes cargarse al vaquero a su espalda, cual saco de patatas. Una acción que para cualquiera de su complexión resultaría extremadamente difícil y extenuante, ... pero que a medida que aceleraba, dando largas zancadas, mas daba la impresión de que ni le estaba costando. {Shantae se sentiría orgullosa. T_T}

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Vie Feb 26, 2016 9:15 pm

El jeep en cuestión era un Wrangler descapotado de color azul oscuro, con pequeños puntos brillantes en blanco que le daban la ilusión de brillar cual cielo azulado. En ambas puertas traía un logo: El símbolo del planeta sobre el nombre 'Comando Pop'Star'. El interior era negro, alfombrado y con los asientos acolchonados. Pero eso no mitigó el dolor que sintió John cuando chocó contra el respaldo de la silla.

//15 Daños//

//440 PV - 15 = 425 PV//

"¡PERO SI SERÁS...!" Estaba a punto de insultarla entre su lamento del dolor de cráneo, pero se detuvo ya que había cosas más importantes que hacer. Se acomodó en el asiento, se abrochó el cinturón y arrancó.

Avanzando a poca velocidad sin notar los autos de enfrente, que para su conveniencia, estaban siendo DESTROZADOS A ESCOPETAZOS.

"¿¡Qué esperas!? ¡Vamos, vamos! ¡No te quedes ahí para- HOLY SHIT!"



Dos autos no tardaron en encenderse y empezar a emitir fuego vivo hasta estallar, explotar y llevarse con ellos dos autos más y una moto, la cual salió volando por los aires hasta estamparse en una pared y explotar junto a ella. ¡Qué conveniente que todos los tanques estuvieran llenos al máximo! John no podía creer la cantidad de desastre que estaban causando...

Los cuatro motociclistas avanzaban con voracidad. Las balas de Ashelia no dieron en su objetivo, pero lograron que bajasen la velocidad por miedo a pinchar sus ruedas e iniciar maniobras evasivas en el angosto espacio del callejón.

El Sir Kibble tomó la cuchilla de su casco y la lanzó directo a Ashelia. En línea recta, de forma que si lo esquivaba iría directo al jeep.

"¡CORRE!"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Lun Feb 29, 2016 2:10 pm

Con una sonrisa de oreja a oreja, Ashelia contemplaba entusiasmada el espectacular evento de fuegos artificiales que causaron sus puñetazos, deteniendo los escopetazos por un momento, solo para observar la escena con mayor detalle. ''¡Hehehe...! ¡¡HAHAH AH HAHAHAHA!! ¡Y por esto me encanta la ciudad, joder!'' Exclamo, poniendo aun mas ahincó en los disparos de su metralleta, moviendo la mano de derecha a izquierda, rociando balas por todo el pavimento. ''¡TODO EXPLOTA CON DEMASIADA FACILIDAD! ¡¡AH AHAH H- ¡¡OH SHIT!!'' ... Sin embargo, su 'explosivo' sentido del humor no le evito el sobresalto cuando una moto salio volando, estallando a pocos metros de ella, entre la pared y otro coche. Aviso de lo que podría suceder si no tenia cuidado, ... ¡Y no se piraba ya de ahi! Así que, en cuanto el Vaquero se trajo su jeep, deteniendo la marcha a su lado, Ashelia se limpio el sudor de la frente, y se dispuso a montarse, ... pero no sin antes echar un vistazo completo al vehículo.

''... ¡Hey! ¡Pues no esta tan mal! Pensaba que seria una horterada, por como vas vestido y tal... ¡PERO MOLA! Parece el coche de un superhéroe, con su logo, y su fondo de estrellas.'' Comento, tan tranquila, molestándose incluso en mirar el capo y la zona trasera del auto, rascándose la barbilla de mientras. ''... Aunque no me malinterpretes. ¡Si esta mierda fuese mía! ¡Seria muchoooo mejor! O sea, le falta color, y estilo. ¿Has pensado en ponerle detalles dorados? ¡El dorado mola, tío! ¡Sobretodo si es dorado, dorado! ¡COMO EL ORO!'' Comentaba, sugería, y volvía a comentar ella, tan ensimismada en dar su review del coche... ''Pero oh, es cierto. El jeep no es tuy-'' ... Que por poco no ve el cuchillo del Kibble acercarse. ''... ¡JODER, JODER!''

No tuvo tiempo para razonar que si esquivaba la cuchilla, impactaria contra el coche. ... Aunque realmente, tampoco lo tenia para esquivarlo. Asi que Ashelia, en puro instinto de boxeadora profesional, hizo lo que haria ante cualquier golpe directo: Poner los brazos frente a su cara, encoger un poco el cuerpo, e intentar bloquear el cuchillo a las malas con los propios guanteletes. Como si de un escudo se tratara.

Citación :
--> Protección de Acero //3PP// Aunque su principal empleo es ser utilizadas como armas de fuego, el recubrimiento del que están hechos los Guanteletes ofrece la adecuada resistencia para ser usadas también como escudo protector. Juntando los brazos en posición defensiva, y manteniendolos rígidos hacia el frente, es posible bloquear desde golpes, cortes, y hasta disparos directos, sin romper o penetrar la guardia. Aunque hay que tener cuidado, pues la protección solo llega hasta donde los guanteletes recubren, siendo necesario ir moviendo los brazos en caso de necesitar proteger otras zonas del cuerpo.

Tras esto, no perdió mas tiempo. Se lanzo de un salto al interior del coche, cerro la puerta tras de si, y en cuanto giro la cabeza hacia John, ... le dio un puñetazo en el hombro. Lo suficientemente fuerte como para que doliese. Lo suficientemente flojo como para no partirle el omóplato. ''¡VENGA! ¡ARRANCA!'' Le grito, apretando los puños y los dientes, con la vista al frente. ''¡¡A TODA PASTILLA PA' LA AUTOPISTA!! ¡EN CUANTO NOS LOS QUITEMOS DE ENCIMA, TE DIRÉ A DONDE IR!'' No obstante, su sonrisa se mantenía bien fija en su sitio. Una mueca brillante, propia de una niña pequeña emocionada por la situación en la que se encontraba. ''... ¿Y donde cojones esta la calefacción? ¡ESTOY EMPAPADA, JODER! ¡NECESITO CALENTARME, O ME ENFADARE DE VERDAD!'' ... E igual que una, pronto encontró algo con lo que entretenerse, comenzando a pulsar y tocar botones del salpicadero.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Lun Feb 29, 2016 6:13 pm

//440 PV - 25 Daños = 400 PV//

"¡¡PERO SI YA HABÍA ARRANCADO!! ¡¡MALDITA SEA, LA PRÓXIMA TE GOLPEO YO!!" John no estaba muy feliz con los golpes de Ashelia, pero no tenía tiempo para seguir refunfuñando, aceleró y se encaminó hacia la autopista. Cuyo camino había sido gentilmente preparado por los guanteletes escopeta de la rubia.

Los escombros del edificio cayeron y se desperdigaron por el suelo. Dificultando el camino de los perseguidores, pero haciendo que el jeep saltase de un lado a otro mientras pasaba por los mismos.

El cuchillo en llamas del Sir Kibble cayó en el jeep, luego de Ashelia haberlo interceptado como una pr0. Ahora con la luz de su cabello podía ver bien lo que había en el interior del jeep, y la cuchilla había caído entre bolsas de Jerky, walkie-talkies, una caja de explosivos y gafas de sol, estuches de armas, dos máscaras de Meta Knight, un par de revistas porno y unas bolsas de semillas y frutos secos. ¡¿Pero para quién trabajaba este vaquero?!

"¡¿QUERÍAS CALEFACCIÓN?! ¡AHÍ LA TIENES! ¡BUSCA UNA FORMA DE APAGAR EL FUEGO O EXPLOTAMOS!" La lluvia no mitigaba el fuego de la cuchilla que se expandió rápidamente entre las revistas y las bolsas naturales. Para empeorar la situación, el Sir Kibble se había adelantado al resto, sin ningún tipo de cuidado con los escombros. Los demás se acercaban ya al jeep, saltando entre los escombros, haciendo rugir las motocicletas en medio de un profundo callejón que ya estaba a punto de terminar...

Y las sirenas se escuchaban cada vez más cerca.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Mar Mar 01, 2016 7:22 pm

''¡AH, ¿PERO QUE ESTO NO TIENE CALEFACCIÓN?! ¡¡MENUDA MIERDA!! ¡¡AL FINAL LLEGARE A CASA RESFRIAD- ¡¡AGH!! ¡¡DEJA DE DAR BOTES, JODER!!'' Todos esos escombros por el suelo no dejaban de hacer temblar el coche, y por consecuencia, también a Ashelia, que aun sujeta al asiento, se sacudía de arriba a abajo, no siendo capaz de abrir mucho la boca por miedo a morderse la lengua. ''¡Ugh...! ¡¿Explotar?! ¡¿Pero de que estas...?!'' ... Aunque esto no evito que sus ojos echasen un vistazo al asiento trasero, vislumbrando para su sorpresa, toda la cantidad de cosos y trastos que habían allí acumulados. ''... ¡Fiu! ¡Cuantas mierdas! Gafas de sol, frutos secos..., ¡Anda, JERKYS! ¡ME ENCANTAN LOS JER- ... ... Ewww, una revista porno. ¿Es que eres repartidor, o algo así? ¡Porque menuda indecencia! ¡Masturbándote en el coche de tu jefe! ¡AJ AJ!'' Y sin cuidado alguno, la rubia se metió por el hueco entre los asientos, rumbo a la parte de detrás, golpeando en el proceso la silla del Vaquero con una patada. ¡Que claramente fue sin querer! ... Mas o menos.

''¡DEJA DE DARME ORDENES! ¡No soy yo la que puso estos explosivos aquí sin cubrirlos con algo!'' Se quejo, revolviendo entre las bolsas para tratar de sacar el maldito cuchillo, que por mas que le cayese agua encima, no se apagaba. ''... Deben haberlo cubierto con brea... ¡Aggh...! ¡¿Y que coño se supone que tengo que hacer?! ¡No puedo apagar el cuchillo! ¡No puedo apagar las bolsas! ¡¡NO PUEDO HACER NADA!! ... ... ... Excepto...''

... La bombilla se ilumino en su cabeza. Literalmente, encendiendo en color y brillo sus cabellos. Y como todas las buenas ideas, en una situación de vida o muerte, Ashelia no espero segundas opiniones o comentarios de nadie. Tan solo agarro las bolsas en llamas, las levanto fuera del jeep, y las dejo caer hacia atrás, una tras otra. ... ¡Y si, claro! Como el resto de obstáculos en el camino, esos malditos pesados las esquivarían. ¡Ella ya lo sabia!... ... Pero ahí entraba el plato fuerte. La razón de que su sonrisa se hubiese estirado tanto. Y de que hasta el vaquero pudiese oír su pequeña risa de fondo. ''¡Jujuju...!'' Pues tomando la bolsa de explosivos, sus brazos la arrojaron con mucha fuerza hacia atrás, directo a la pared del edificio. ... Y en cuanto noto que impactaba con esta...

''SEE YOU IN HELL, BITCHES!!''

... Le metió un tiro al saco. Con ambas muñequeras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Jue Mar 03, 2016 5:14 pm

"¡No son mías! ¡Casi nada de esto es mío! ¡No necesito porno cuando teng- HEY HEY HEY ESA BOLSA ES MÍA! ¡Y ESOS SON LOS EXPLOSIVOS DE-!"



Otra sonora explosión se hizo presente en la ciudad. Era una bolsa completa de explosivos, que había explotado en el mismo pasillo donde antes un grupo de autos y una motocicleta habían explotado.

Ambos aquellos que huían pudieron observar a sus perseguidores esquivando hábilmente las bolsas en llamas... Pero vieron su expresión de terror cuando vieron que Ashelia apuntaba a esa bolsa del medio. Sus ojitos sobresalientes por los cascos se achicaron, y en un segundo, ya no se veía más que un haz de calurosa luz rojiza y amarillenta en un estruendoso tronar.

A John casi se le cae la mandíbula del asombro, pero no dijo absolutamente nada. Tenía la impresión de que todo con esta mujer tenía tendencia a ser explosivo y peligroso... Lo cual era algo malo para alguien que supuestamente debía hacer cumplir la ley.

El pasillo se llenó de humo y ya no se vislumbró ni oyó a los motociclistas. Un casco salió volando hacia el jeep, directo hacia Ashelia. Era el casco de un Blade Knight, quemado y partido.

John continuó en el silencio unos segundos más, y luego comentó: "Puedes usar las dos máscaras para sacar la cuchilla del jeep... O el casco, no sé..."

Cuando el humo se disipó, lograron ver el final del largo pasillo que daba a una autopista directa. La autopista Wellsington. John no encontró problema en derrapar y girar en L, puesto que a esas horas de la noche no había mucho tráfico. Suspiró e intentó encender el radio. Algo de musiquita quizás animara el ambiente y mitigara el sonido de los dos demolidos edificios desomoronándose, los gritos de la gente en pánico y dolor, y las sirenas que se oían de frente.

"- QTC al encargado! ¡Y pidan M en prioridad a la McKenzie!"
"QSL"

Eso no era la radio. Era la frecuencia policial, lo cual hacía saltar la duda, ¿Por qué tendría un jeep un radio con la frecuencia policial?

"Central, uni 14"
"QRV"

"Entonces, ¿A dónde querías ir?" Preguntó el conductor a su acompañante, mientras aguardaban oír la conversación en código.

"¡En vista el Clave 2!"
"¡Toda unidad QRX! ¿¡Uni 14, QTH!?"
"¡Ruta Wellsington, derecho a Bound Street!"
"¡Unidades 12, 15 y 7 en prioridad! ¡Los demás realicen un vallado y corten las salidas de la Bound a la DeDeDe!"

"... Porque vamos a tener que apurarnos."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashelia
"¡No metas mi pelo en esto!"
avatar

Mensajes : 66
Experiencia : 77
Fecha de inscripción : 21/12/2015

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Sáb Abr 09, 2016 5:39 am

La bola de fuego en mitad de la lluvia. Las paredes agrietándose. Trozos de hormigón y cemento cayendo como nieve. ¡El tremendo sonido! ¡La onda expansiva! ¡EL CALOR! ¡¡LA SENSACIÓN!! ''¡¡AAAAAAAAAAAAAAAAGH~!!'' ¡Demonios...! ¿Era esto lo que se sentía en un orgasmo? ¡¡POR QUE ERA JODIDAMENTE FENOMENAL!! ¡TAN GENIAL! ¡QUE HASTA LE DABAN GANAS DE CANTAR! ... Pero no lo hizo, pues Ashelia permaneció atenta a ver que fue de los tontacos que la perseguían , aguardando al sonido de sus motos, el reflejo de sus luces, o algún intento de ataque entre la aún presente llamarada. ... ... ... Pero lo único que sucedió, es que uno de los cascos salio volando hacia el Jeep, cayendo frente a la rubia. ''... Uy.'' Esto, unido a la desastrosa visión que dejo tras de si la explosión, con el edificio derrumbándose, un par de alcantarillas soltando agua, y un claro tufo a... carne quemada, terminaron por borrarle momentáneamente la sonrisa, sacudiendo la mano frente a su cara. ''¡Buuuf...! Creo que me he pasado con el hornillo. ¡... Hehe! ¡PERO ME SIRVE!'' Exclamo, dándole un golpetazo dichoso al asiento de John.

''¡Pues hala, señora Blue! Le acabo de salvar el culo. A usted, y a su mercancía. ¡Deme las gracias y tal!'' ... Aunque nada mas dijo eso, sus ojos le echaron un vistazo a las bolsas que quedaban allí, no siendo mas que las de gafas de sol, las de semillas, y por supuesto, la de Jerkys, en la cual se fijo Ashelia, extendiendo su mueca un poquito mas. ''¡Jojojo! Creo que con todo el ESFUERZO me merezco un aperitivo, ¡Así que si no te importa...!'' Y sacando un par de Jerkys grandes, ... Ashelia se los metió todos a la boca, sin cuidado alguno. ''¡ÑOM, ÑOM, ÑOM!'' ... En fin. Al menos se había quedado satisfecha, haciendo finalmente caso al consejo de John, al que con su pulgar hacia arriba asintió, metiendole un golpetazo al cuchillo en llamas usando el casco, ... que por supuesto se quedó, dándole un par de vueltas, en un vistazo contemplativo. ''¡Esto es pa' mua! ¡Juejeje! Siempre he querido tener un casco chupiguay, ¿Sabes? ¡Pero nunca he podido ponerme uno porque me dejan fatal el pelo! Aunque al menos, puedo ir coleccionándolos. ¡Este lo pondré junto al de que aquel Capsule J que hice estallar el mes pasado!'' Contó, regresando a su asiento delantero, acomodándose con las piernas subidas en el salpicadero.

''¡Bueno, bueno, bueno! ¡Tanta prisa ahora de repente...!'' Ladeando la cabeza, sus gafas se reposicionaron sobre sus ojos, brillando un poquito, como su dentuda sonrisa. ''Si no tuviese ganas de marcha policial... te diría que pusieses rumbo al Bar de Beliel, por supuesto. ¡No tengo ni puta idea sobre calles! ¡MUCHO MENOS EN LO QUE RESPECTA A ESTA CIUDAD! ... Pero... si mi memoria no me falla, se llega por la autopista general, cruzando un par de calles, hacia la sector neutra del norte de aquí. Una vez allí, debería ser capaz de guiarte de vista.''

Dado el complicado panorama político, industrial, y comercial de Business City, la ciudad se encontraba dividida no solo en calles o distritos, si no en sectores completos, cada cual dominado por uno de los tres organismos prominentes de dentro de la ciudad. Por un lado estaba el propio Gobierno, pero a su misma altura, también estaban Industrial Stars, y Wolf Solution. ... Aparte, si se tenia en cuenta los últimos acontecimientos... Arcadis había entrado fuerte con sus intentos de invasión, reclamando, poco a poco, trozos de sectores, usualmente pertenecientes a zonas descontentas, que no se molestaron en luchar contra la ocupación extranjera. No obstante, en una ciudad tan enorme como aquella, también existían sectores en los que nadie tenia control. Sectores neutrales, donde la policía o guardia privada, no se molestaba demasiado en entrar, convirtiéndose en un refugio para el crimen organizado, y para el caso que les atendía... el Bar de Beliel.

''Allí podremos tomar unas bebidas sin tanto problema... ... ¡Tsk...! Aunque se suponía que tenia que partirle la cara a un deudor en aquella cafetería. ¡Beliel se va a cabrear cuando le diga lo que paso! ... ... Así que hazme el favor, y dile que TODO ESTO, fue idea tuya.'' Propusó, o mas bien... ordenó, sacudiendo el brazo con molestia. ''¡A ver si así! ¡Por tu cara bonita! ¡Me lo deja pasar! Estoy harta de sus subidas de alquiler. ¡Ni que fuese una criaja, por el amor de dios!''
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kablo Noreyino
¿Kárbol? No soy Kárbol. Soy un ent. ........... *Te besa*
avatar

Mensajes : 233
Experiencia : 232
Fecha de inscripción : 04/01/2016
Edad : 22
Localización : En la base SN

MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   Sáb Abr 09, 2016 3:11 pm

¿Pero qué se pretendía esta mujer? La policía los estaba buscando, había matado a cuatro seres vivos, pensantes, con historia y años detrás... Y estaba feliz. ¡Y hasta presumía haberle hecho lo mismo a un Capsule J hacía tiempo! No le interesaban las vidas de los demás... ¿Por qué habría de interesarle la suya propia? ¿O la de él? ¡O los Jerkys de Lorekeeper, si vamos al caso! Como sea, seguramente se interesaba en el dinero, así que si podía charlar con ella tranquilamente podría ofrecerle un trato interesante.

"¿El Bar de Beliel, eh? Creo recordar haberlo visto en una zona neutral. Creo que podría ubicarme en el camino... Pero hay un problema."

Abrió el guantelete del jeep, sacando un mapa. No necesitaba ver el camino por el poco tránsito, sin contar los semáforos que daban un segundo para respirar.

"Ahora estamos como por... Aquí. La policía nos está buscando en esta dirección, y el camino más corto para llegar es... A través de esta barricada."

Señaló una calle en diagonal que iba directamente al Bar. Una avenida larga y desolada. "Si no, podríamos rodearlo, pero tendríamos que lidiar con otra absurda persecución... A menos que creas que podamos volar una barricada de policía nosotros solos."

John tenía sus armas y sus poderes. Pero ya no tenía explosivos... ¿Quizás el halcón de Ashelia? ¿O tendría algún tipo de explosivo oculto en su ropa? ¿Cabello ignífugo? ¿Escopeta explosiva? Algo debía ocurrírseles o estarían dando vueltas como un carrousel en la ciudad para evitar terminar en la cárcel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Encuentros clandestinos   

Volver arriba Ir abajo
 
Encuentros clandestinos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Comando Pop'Star Temporal :: General :: Los Archivos-
Cambiar a: